"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Tan lejos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 3:14 pm

Encontrar un lugar para estudiar, últimamente no era cosa sencilla. El regreso a clases tenía a todos en un nivel inesperado de estrés y Ulysses siempre había sido demasiado receptivo de las vibras negativas estudiantiles, así que se ponía de nervios. En la biblioteca se respiraba un aire tan solemne y tan tenso, que el único camino que, aunque hubiera silencio rotundo –en su mayoría- no era precisamente el lugar en donde se sintiera más cómodo. Por fortuna, Brigantia contaba con muchísimo terreno para encontrar un lugar en donde estar en paz, sin necesidad de compartir su espacio vital con nadie.

Al final su intento de estudio terminó convirtiéndose en un inesperado paseo que se había alargado ya durante casi media hora, un récord de tiempo para Ulysses considerando que era del tipo de persona que prefería estar rodeado de gente, siempre y cuando no estuvieran involucradas en alguna cuestión académica.

Terminó rodeando el lago, quedando en el extremo contrario a donde se alzaban los edificios de las facultades. Ahí hacía más calor conforme más te acercabas a la orilla, por lo que el clima resultaba completamente contrastante con el frío de invierno que todavía alcanzaba a calar algunos huesos. Durante la caminata había estado pensando en esa idea de Cillian que, sorpresivamente, involucraba una fiesta, aunque Ulysses no tenía intenciones de que tal cosa se convirtiera en un fracaso y sus compañeros más cercanos, lo sabía, andaban con todo menos con ánimos de festejar cualquier cosa. Así que lo tenía que pensar bien, además era políticamente medio adecuado, una fiesta en la que se admitiera a “casi” todos –tampoco pensaba ser absurdamente permisivo con sus cosas- que seguramente calmaría los ánimos brigantes. Y siempre era buena una fiesta.

Pero todas esas tonterías las tuvo que desechar apenas encontró donde sentarse, no muy cerca de la orilla pero lo suficiente para sentir un poco del calor que emanaba. Abrió el pesado libro en la página 502 y comenzó a leer en absoluta concentración sin nada más que el sonido de algunos animales que ni de chiste podría identificar, y del mismo susurro del lago, al menos hasta que algunas pisadas lo hicieron levantar la vista. Entrecerró los ojos y se puso la mano a modo de visera aunque no había sol.

-¿Othilia? ¿Qué haces aquí? Esto está muy lejos de tu facultad, y de tu prometido, y del ojo atento de Holland.

Se permitió burlarse un poco, no de su facultad, mucho menos de su tío, pero si de ese asunto de la boda, aunque no era tampoco como si estuviera carcajeándose o siendo el más descarado de la tierra. La había visto alzar la varita, compartían una Marca y eso significaba algo, no era tonto como para calentar los ánimos de un compañero solo porque sí. A veces.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Ene 17, 2013 3:42 pm

El agobio general parecía resbalar en apariencia a Othilia que había decidido pasar ese día leyendo en lago, lejos del murmullo general en la biblioteca y sin compartir su espacio vital con la mayoría de gente indeseable. Si bien debían guardar las apariencias según Holland, ella llevaba francamente mal no poner caras a ciertas personas o tener pensamientos asesinos cuando alguien rozaba sin querer su impoluta túnica, ansiaba y necesitaba recuperar el confortable espacio de su burbuja personal, el placer de sentirse sola y sin compañía aunque había aprendido a compartir su día a día con Charles pero ahora el inglés pasaba más tiempo en el ministerio como pasante así que no quedaba de otra que acostumbrarse de nuevo a las compañías esporádicas.

Llevaba un grueso libro sobre cooperación mágica internacional sujeto contra su pecho por su brazo derecho y la sombrilla oscura cubriendo su cabeza de los rayos solares, pese a que fuera invierno, podían llegar a quemar su sensible piel. Una túnica malva cubría un vestido negro e iba acompañada de sus incondicionales tacones y guantes, no quería tocar ni por casualidad la mugre de aquel castillo. Fue acercándose poco a poco a la orilla del lago, paso ligero y distraido pero su gozo fue a un pozo cuando vislumbró una figura que conocía desde hacia años por familia, no había que ser muy audaz para clasificar aquel pelo rojizo como Murdstone, el sobrino de Holland. Chasqueó la lengua en la distancia, cerró los parpados y soltó un suspiro resignado dispuesta a darse la vuelta para ir hacia otro lugar pero Ulysses levantó la vista y la cazó en pre fuga. No quedó de otra que voltear de nuevo su cuerpo hacia el muchacho, clavar sus ojos azules en él y parpadear con tranquilidad ante su burla.

Tomó tiempo para contestar, fulminando el chico con la mirada, Othilia era más de miradas y gestos aunque solía acompañar sus expresiones con frases lapidarias que completaban esa actitud hosca – ¿Crees que has comprado la Universidad? – añadió sacando un pañuelo de seda de su bolsillo para tenderlo en el suelo antes de sentarse encima con cuidado de no enseñar mucho y manchar su túnica – Holland puede ser tu tío pero yo aún soy libre para ir donde me plazca – paso la mano por la fina y cara tela, alisando su indumentaria – Si preguntas por mi prometido, Charles, esta muy bien, gracias – aunque el gracias casi se le escapó entre dientes. Miró hacia el frente un par de minutos, compartía marca con Ulysses así que eran compañeros de misión o algo así, no sabía clasificar la relación que mantenía con él – nos casamos el veintiún de marzo. ¿Vas a querer venir? Puede que te encuentre un lugar como niño de las flores. Por cierto, buenos días, Murdstone

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 4:22 pm

No pudo evitar dibujar una media sonrisa apenas con el primer comentario –pregunta punzante, que acompañaba perfectamente su mirada asesina. Othilia era muy transparente, demasiado, pero eso no significaba un defecto en lo absoluto, al menos para él, que le gustaba poder leer bien a las personas con las que estaba, o sentirse capaz de jactarse de ello. La sonrisa se ensanchó cuando mencionó su parentesco con Holland, que no era algo de lo que soliera presumir en realidad, más que cuando la situación lo ameritaba con creces, o cuando eso le abría las puertas para algo complicado de conseguir.

-Ah, pero estamos a poco…muy poco.

De jefe de aurores a decano, esa era la tirada. Holland sabía que para hacerse del nodo mágico, no lo iba a lograr con el simple puesto de profesor, o con cualquier ayuda interna que no lo involucrara directamente y que mientras Suberland e Immëndorff estuvieran vigentes, sin competencia, aquella empresa se iba ir haciendo más y más difícil. Podía ser héroe nacional, pero eso no implicaba que, automáticamente, su currículum fuera de oro.

-Pero no te preocupes, te dejaré ir donde te plazca, aun cuando sea el dueño.

Se rió, dando a entender que no era un alarde de niño rico, sino una broma tonta. La observó siendo minuciosa y dedicada en cada pliegue de la tela, incluso en la manera en que se sentaba. Volvió a sonreír a medias cuando le decía que Charles estaba bien, encantado por el tono del “gracias”.

-Por supuesto que voy a querer ir, estoy ofendido de que no se me haya invitado hasta ahorita. Me encantará ser el niño de las flores. Buenos días, Othilia.

Respondió, cerrando el libro de golpe y mirándola con los ojos entrecerrados.

-¿Sabes qué te hace falta? Imagínate este panorama…

Se hizo un poco hacia adelante, como para hablarle más de cerca y fue muy explícito en sus movimientos de manos, en sus gestos.

-…salimos de la universidad, nos vamos a un escondrijo muggle de esos a los que les encanta ir, con ruido y tal. Sembramos el pánico y luego dejamos unos cadáveres aquí a la puerta de la universidad, como advertencia. Anda, se ve que eres de esos tipos de planes.

Le guiñó el ojo y volvió a hacerse para atrás. No lo estaba diciendo en serio. Se imaginaba a sí mismo perfectamente colándose a uno de esos hoyos, bailando un poco y mezclándose entre la gente para luego cobrarse cualquier cosa, ¿pero Othilia? Jamás. Por eso cambió de tema rápido, a algo más real y más presente.

-¿Dónde se van a casar?
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Ene 17, 2013 4:51 pm

Imitó el gesto del pelirrojo cuando entrecerró los ojos, ladeó mínimamente la cabeza y rasco un poco el labio inferior con los dientes superiores aunque retiró su cuerpo hacia el otro costado con suavidad cuando Ulysses invadió mínimamente su espacio personal, eso sí, escuchó atenta su plan, muy directo y práctico. Faltó muy poco para que mostrara una sonrisa en sus labios, quizás pudo percibir como la comisura de sus labios tiraban pero esos gestos en la rubia eran caros y a esas alturas de su vida pocos eran los que podían jactarse de poder disfrutar de ellas como Charles o Milou.

- ¿Te llegó la información? – parpadeó lento y giró la cabeza hacia el lago, acomodando la sombrilla sobre su hombro y dándole una vuelta con las manos cubiertas por los guantes de encaje negro. Sí, había participado en la tortura de Leslie Ayres y por supuesto se jactó de su muerte cuando leyó la noticia en el Profeta, los trabajos bien hechos eran maravillosos. Sin embargo, ella no iría a un antro de esos por voluntad propia, quizás si era cuestión de misión o por la marca podía atreverse pero desde luego si querías buscarla jamás fueras a aquellos lugares, era chica de biblioteca o casa, nada de fastuosas fiestas y descoque universitario – No corras más que los futuros casados – añadió abandonando con una mano la varilla de su sombrilla para acariciarse con los dedos uno de los mechones rubio platino que caían en onda sobre su torso – No sé, creo que será en la casa de mis abuelos en Holanda o en el castillo Luttrell pero no estoy segura, no he hablado aún con Charles, esta liado con su nuevo trabajo en el ministerio.

No quería interferir en su carrera profesional así que dejaba que hiciera cuanto quisiera aunque seguía sin entender el motivo por el cual debía compaginar estudios con trabajo, tenían dinero de sobras para costearse la vida hasta que estuviera licenciado. Igual, no era la típica novia loca por los ornamentos, vestidos de boda, invitaciones y tartas nupciales, estaba aplazando todo aquello porque odiaba meterse a ojear catálogos ostentosas de novias brujas prefería leer cualquier libro o dedicar su tiempo a la carrera, aunque tarde temprano, debería hacerlo.

- Te llegará la invitación, supongo, creo que no te llevas bien con mi futuro marido – ladeó un poco la cabeza, no estaba convencida, todo eso de las relaciones no importaba demasiado a la holandesa – ¿Irás solo o apunto como acompañante a tu querido tío? – parpadeó de forma inocente, dibujando una sonrisa ahora sí, maliciosa en su rostro – Juntos para que vayan haciendo oficial esto del dominio brigante en sociedad. ¿Cómo te enteraste que ya habíamos hecho la boda oficial? – aún no había nota de prensa pero Othilia entendió de inmediato – ah, mi abuelo, esta demasiado feliz con la noticia.


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 5:04 pm

Se tuvo que reír por ese “no corras más que los futuros casados”, aunque tampoco fue una carcajada, fue más la sonrisa de quién descubre que su interlocutor no carece de humor, aunque fuera uno tan sutil. También alzó las cejas ante la mención del trabajo de Luttrell en el ministerio, porque no se imaginaba la necesidad de planear una boda, estudiar una carrera y meterse a trabajar al mismo tiempo, debía ser uno de esos tipos que necesitaban a fuerza ocuparse en algo. Tan jóvenes y tan estirados, siempre se lo decía a Cillian.

Abrió todavía más los ojos cuando Othilia parecía afirmar que no se llevaba bien con Charles. Luego hizo un gesto como de niño que no quiere tomar aceite de ricino y finalmente terminó con un movimiento de la mano, de quien le resta importancia a algo.

-Ni siquiera lo conozco bien, no sé de dónde salió ese chisme.

Pero le daba igual, tampoco era algo que le interesara limpiar para evitar que se acumulara el cochambre, ni le interesaba hacer convenientes relaciones sociales, aunque en su círculo eso pareciera tan importante.

-No, supongo que mi tío no querrá presentarse en sociedad conmigo todavía, es tímido.

Otra vez, Othilia dejando relucir un ligero toque de sarcástico humor, como de aguijón. Se encogió de hombros y recargó la espalda en la piedra contigua, donde hubiera estado antes de incorporarse para ver quién caminaba hacia ahí, mientras asentía a que sí, que había sido el abuelo de Othilia quien amablemente y, en efecto muy feliz, había compartido la noticia con él y con sus padres apenas el fin de semana anterior.

-Pero en palabras suyas, te juro, dijo…”me hubiera gustado que fuera contigo, muchacho, pero…” y lo dejó al aire. Tuve que hacerme el tímido también.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Ene 17, 2013 5:36 pm

Tiró hacia atrás su cabeza junto a la sombrilla para vislumbrar el claro día a través de sus ojos entrecerrados, usando una mano como especie de sombrilla antes de volver a bajar la mirada para posarla sobre Murdstone, frunciendo un poco el ceño ante la mala imitación de su abuelo y apretando los labios hasta que desdibujar su arco natural y quedaron como una fina línea pintada en rojo intenso. Esperaba que fuera una broma aunque van Lieshout no entendía de esas cosas. Cerró y abrió la mano libre embargada por ligero quemazón que amenazaba con descargar contra le mejilla del muchacho pero se contuvo, volviendo a girar la cabeza hacia el frente y apretando la mano contra la varilla de la sombrilla.

- Dudo que mi abuelo crea que eres mejor partido que Charles

Primero porque fue él mismo quien eligió a Luttrell por delante de todos los candidatos, incluso Murdstone y segundo porque Othilia no iba a cambiar de opinión, no después de sus vacaciones en los Alpes. Charles era ya su marido pesara a quien pesara y aunque su abuelo ahora digiera que no, iba a ser un sí, no había otra salida, además, la holandesa era obcecada y tozuda como su padre, no cambios de última hora o iba a desencadenarse su ira como nunca antes en casa los van Lieshout. Echó una rápida ojeada por el rabillo del ojo a su compañero de marca e inspiró una gran bocanada de aire, relajando su fuero interno que era un hervidero de sospechas. ¡Claro que tenía miedo! Había casi creído las palabras de Ulysses y aunque conocía a su abuelo, también sabía que un van Lieshout siempre iba tras el mejor postor en cuanto a negocios, solo esperaba que todo aquello fuera una broma, ahora estaba enamorada de Charles y no, no quería cambiar nada, tres años para adaptarse y un montón de discusiones con Luttrell no podían no significar nada.

- Nunca me casaría contigo

Completó para zanjar el tema, ahí estaba, Murdstone no era más que un compañero o amigo pero nada más y no era un capricho de niña malcriada (qué también) había cierto tono de recelo y amenaza bajo el tono pausado de su voz. Nuevamente miró hacia el frente, levantó su trasero del suelo y sacudió su trasero por detrás, sacando la varita para hacer levitar el pañuelo hasta su altura a fin de poder doblarlo para guardarlo de nuevo en el bolsillo de su túnica, el libro seguía bajo su brazo.

- ¿Vienes a pasear o te vas a quedar toda la tarde sentado?

Empezó a caminar sin esperar respuesta, enojada y molesta con la amistad de su abuelo con aquella familia, claro que también preocupada, dando vueltas a la cabeza con rostro impasible mientras miraba hacia el frente.


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 6:06 pm

Pues claro que seguramente su abuelo no lo creía, y que seguramente solo había sido amable porque el señor Murdstone lo había proveído de un giratiempos ilegal o algo así, pero eso era lo de menos. En realidad tampoco eran ese tipo de familia que esperaban la llegada de una buena esposa y una buena dote, o que creyeran que la pureza de sangre se mantendría a través de un matrimonio, confiaban en que, si tenía hijos, serían sangre limpia y ya estaba, fueran con quien fueran, aunque no fuera una señorita de la alta sociedad, siempre y cuando fuera bruja…y fuera educada y talentosa. Una ideología similar a la de ellos, o una Marca Tenebrosa, sería el plus más adecuado de todos los tiempos, pero no pensaban hacer ningún arreglo con ninguno de sus hijos.

-Yo también lo dudo.

Ni le interesaba tampoco ser ese tipo de chico, para muestra, que no encajaba ni físicamente en el prototipo de esas costumbres. Soltó una carcajada con la rotunda declaración de Othilia, de que nunca se casaría con él, aunque no fue una carcajada burlona, ni para molestarla, sino una risa genuina que poco tenía que ver con sentirse como un cachorro herido o algo así.

-Yo tampoco me casaría contigo.

Aunque eso era una rotunda mentira, porque siendo sinceros, ¿quién se podría negar a casarse con Othilia van Lieshout? Solo un retrasado mental, naturalmente. Arreglado o no arreglado, era el tipo de chica que cualquiera se sentiría afortunado de tener, excepto, quizá, por esas manías de ser tan quisquillosa. Se levantó de golpe, tomando su libro y su mochila, echándosela al hombro por comodidad de no estar concentrado en un wingardium todo el camino.

-Oye, ¿Estás molesta? Claro que no soy mejor partido que Luttrell, él es correcto y yo soy un vago.

No era un vago, pero a que sonaba una cosa buena para decir y todo. Mientras alcanzaba su paso, cometió el seguramente craso error de tocarla dos segundos por el codo, buscándole la mirada, ladeando ligeramente el rostro.

-Pero eso sí, yo podría matar por ti cuando fuera necesario, por ejemplo.

Ahí, a solas, hizo la bromita de levantarse la manga de su suéter y mostrarle, no la Marca Tenebrosa, sino el tatuaje de una espada que tenía en el antebrazo contrario.

-Ah no, me equivoqué de brazo, ahí no la tengo, ese no era.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Ene 17, 2013 6:30 pm

No exactamente molesta con él sino molesta por que su abuelo fuera largando esos comentarios a todas las familias como si fuera un trofeo que regalar a quien ofreciera el mejor precio. Había superado la parte de repulsión con su compromiso con Charles y a mirar más allá del pacto entre van Lieshout y Luttrell para darle una oportunidad que bien se había merecido pero ahora conocer la noticia y que Ulysses no argumentara que era una broma, bien, enojaba a Othilia de una manera demasiado bárbara, Mathias iba a escucharla la próxima vez que decidiera pasar por su mansión holandesa. Igua, ni hizo caso a su pregunta sobre si estaba o no enfadada, continuó caminando con ese paso grácil,cubierta por la sombrilla, bien erguida y haciendo malabares con sus tacones para no torcerse los finos tobillos hasta que el muchacho tocó su codo.

¡Los Dioses sabían que Othilia repudiaba el contacto! Era un mecanismo de defensa, no podía tolerar un roce tan directo y sin avisos, necesitaba tiempo y digestión. Reaccionó acorde a su naturaleza, dando un respingo que casi hace perder el equilibrio y apartando con brusquedad el brazo, abriendo los ojos sin creerse aquello por su parte y pegando los labios aún más mientras él soltaba la bromita sobre matar, buscando en sus brazos a saber qué cosas que ni interesaban a la rubia ni iba a permitirle, fueran la marca tenebrosa o no que ella sabía de sobras que estaba ahí pero para todo había un límite y una necesidad. Dejó caer el libro en el suelo, sacó la varita de la manga de su túnica para en un movimiento ágil clavarla bien fuerte bajo el cuello de Murdstone.

- No vuelvas a tocarme sin mi permiso

La voz era fría tan helada que laceraba pero terminó apartando la varita tras una profunda respiración, guardándola de nuevo, agachándose a por su libro con toda la elegancia que pudo. Una mirada hiriente como cien cuchillos y continuó con el paso lento, esperando que la siguiera o no, allá él, la cosa radicaba que ella quería respeto, el respeto que ella guardaba a Ulysses por no ir arrancándole de raíz aquellos condenados pendientes que tan mal sentaban a su cara. Negó con la cabeza, acomodando su pelo como si no hubiera ocurrido nada y a paso firme gritó sin girarse.

- ¡No me enseñes el otro brazo!

Más que nada, una marca no podía irse mostrando como si nada en medio de una universidad teóricamente abierta a cualquier persona, discreción, eso había pedido el tío del muchacho.

- No te quiero ver más piel de la necesaria – y si, todos eran noes con Othilia.


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 6:47 pm

¡Y él que casi se agacha a recogerle el libro pensando que la tonta lo había tirado sin querer! Por supuesto que se vio sorprendido para mal cuando sintió la varita de Othilia apuntándole el cuello por una cosa tan trivial y tan de la vida cotidiana como era tocar a alguien, ni siquiera era como si le hubiera dado una palmada en el culo. Su respiración también se volvió irregular, pero la miró directo, aunque con los ojos un poco entrecerrados, tal vez más desafiante de lo que debería considerando que, poniendo las cosas en perspectiva, su varita, en el bolsillo de su pantalón, estaba totalmente fuera de su alcance si tomaba en cuenta que Othilia podía lanzar un ataque rápido. Lo único que le quedaba era intentar usar la fuerza bruta para manotearle la varita y ponerle las cosas claras, pero no hizo nada de eso y al final, ella dejó su loca idea de amenazarlo a punta de varita solo por haberla tocado. Se tuvo que reír, aunque la risa no llevaba ni pizca de la jovialidad con la que acostumbraba reírse.

La miró cuando se apartaba, intentando corresponder a su mirada gélida aunque no le salió tan bien. Ni siquiera pensaba que fuera una cuestión de respeto, sino una cuestión de manías de demente de Othilia. Se quedó de pie, sin darse cuenta de que había apretado tanto su puño que se hacía daño en la palma sin querer hasta que ella rompió el…¿encanto?...con un mandato firme de que no le enseñara el otro brazo, donde llevaba la Marca. Hubiera vuelto a sonreír de no estar tan contrariado.
Apresuró el paso para volver a alcanzarla, aunque no se apresuró a decir nada como era su costumbre. Hubiera tenido algún tipo de respuesta punzante a eso de la piel pero estaba como un papel en blanco.

-¿Cuál es la manera adecuada de pedirte permiso para tocarte sin que te pongas como una loca? No te preocupes, me han pedido que sea discreto con esta Marca y es lo que me toca hacer. Pero tú eres tú, tú la tienes, y verla en alguien más…¿no te gusta? La manera en que se proyecta en la piel de otra persona, aunque te pongas como banshee por un roce, no es como si te hubiera tumbado en el pasto para manosearte.

Negó con la cabeza y ahogó una risa más, mientras metía las manos en los bolsillos, ahora sí, haciéndose al menos con el mango de su varita para que no lo volviera a agarrar desprevenido, especialmente porque de pronto había adquirido una necesidad casi grosera de llevarla al límite solo por comprobar algo.

-Vaya, y yo que querría ver toda la piel que fueras capaz de mostrar.

Se encogió de hombros, caminando a una distancia prudente, pero sin dejar de mirarla de reojo.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Ene 17, 2013 7:08 pm

Una mirada de soslayo cuando el chico se incorporó a su paso, negó con la cabeza y puso los ojos en blanco. ¿Cómo podía pedirlo? Educadamente. Un “por favor” y usando sobretodo un tono de pregunta nada de cosas bárbaras y bruscas pues Othilia no funcionaba como la mayoría de las muchachitas que ya estarían deshaciéndose por dentro a raíz de los roces furtivos, ella tenía un mecanismo completamente distinto que hasta el momento solo Charles había sabido descifrar.

La paciencia era una virtud que la holandesa apreciaba y el pelirrojo no parecía tener, tan a la ligera, mencionaba que necesitaba ver la marca en otras personas pues en su caso, desgraciadamente, iba a quedarse con las ganas. Ella también llevaba impresa la marca en el brazo pero solía maquillarla con un hechizo para evitar conflictos dentro la universidad. Negó otra vez con la cabeza, era incluso más imprudente que ella.

- Si me hubiera tumbado en el pasto ahora mismo estarías retorciéndote de dolor

Matizó en tono firme para dejar claros los límites infranqueables por si tenía un arranque de locura y decidía echarse encima. Estaba ya pensando en hacer una lista cuando Ulysses soltó el comentario, un conjunto de palabras que detuvieron a la rubia en el lugar antes de girar lentamente la cabeza hacia él, grado a grado, hasta fijar sus orbes azules en su rostro enmarcado por aquel color tan exótico. ¿En serio estaba retándola? ¿Es qué no veía el anillo de su mano? Estaba prometida, esos comentarios no se hacía a alguien que estaba a punto de casarse.

- ¿Cuál es tu problema, Murdstone? – avanzó hacia él, acotando las distancias pero sin tocar ni un solo pelo del chico. Tomó tiempo, aprovechando que estaba bajo la sombra de unos árboles, para bajar la sombrilla y cerrarla. Una vez guardó el libro y la sombrilla bajo el brazo izquierdo, miró sus dedos un segundo antes de retraer la mano para plantarle una bofetada en la cara, sorda por la tela del guante - ¡Estoy prometida! ¡Deja de decir esas cosas! – la sacaba de las casillas. Primero que si compromiso, luego que si pasto y ahora eso – y no me trates como una cualquiera.

No sabía a que mujeres estaba acostumbrado el muchacho pero desde luego iba muy errado comportándose de ese modo con Othilia. Sacudió el pelo hacia atrás y empezó a caminar de nuevo, enrabietada y a punto de sacar la varita para lanzarle algún hechizo mayor, si, una imperdonable que terminara de una buena vez con aquella osadía.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 7:39 pm

No le iba a contestar amenazas baratas que seguramente estaba acostumbrada a escuchar, tal vez no de sus amigos cercanos, pero sí de algún gañán que se creyera lo suficientemente importante o invencible por estudiar Artes Oscuras o alguna barrabasada de esas. Y sí, veía el anillo en su mano, pero al mismo tiempo la tachaba como una chica imposible de corromper en todos los sentidos, y eso para él en su mayoría no significaba una cualidad precisamente atrayente, de no ser porque el molestarla parecía estarse convirtiendo en una curiosa afición que seguro no lo iba a llevar a ningún lado. Su idea no era menospreciar su matrimonio –o pudiera ser que sí, un poco- y tampoco faltarle al respeto terriblemente, ni mucho menos. En realidad, pensándolo fríamente, todo había ido a parar ahí porque le había sacado de quicio, al ser tomado por sorpresa, esa actitud exagerada solo por tocarle el brazo.

-¿MI problema?

Preguntó incrédulo sin moverse ni un solo paso cuando ella parecía avanzar a él en tono amenazante. ¿Su problema? Era ella la que estaba enloqueciendo por un toque común y corriente. Vale, la broma de la piel había sido intencional pero tampoco era para tanto.

-¡YA SÉ QUE ESTÁS PROMETIDA!

Le gritó sin poderlo evitar, sintiéndose un poco menos él mismo que de costumbre, porque no era de los que solían perder el piso fácilmente. El tiempo que ella se tomó acomodando sus cosas, él lo usó para respirar y no perder la cabeza. Le sentaba mal estar en esa posición inesperada solamente por no saber cómo manejar las cosas. Recibió la bofetada con estoicismo, ladeando el rostro que enrojeció de inmediato porque era muy blanco. Ni siquiera se tocó la cara y solamente se dedicó a mirarla, entornando los ojos pero intentando que su tono no fuera el de un desquiciado.

-Oye, escúchame.

Pidió adelantándose un paso más, alargando la mano para de nuevo, tocarla, pero manteniendo su distancia de último minuto al acordarse de que ella no quería que él hiciera semejante cosa sin su permiso. No iba a andar tras ella todo el día, pero al menos esperaba que las cosas quedaran claras.

-No te trato como una cualquiera, escúchame. No eres una cualquiera, eres mi compañera, ¿entiendes? Un roce en el codo no es nada, no es nada. Yo soy el que no entiende cuál es tu problema, pero no lo volveré a hacer, ¿está bien?. Basta, no te comportes como una chiquilla idiota, precisamente te vas a casar, ¿no? Y tienes un deber político, ¿no? Ya no eres una niña malcriada, deja de comportarte como una.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Ene 17, 2013 8:06 pm

Otra vez la dichosa mano hacia ella.

Othilia retiró su cuerpo de la trayectoria pese a que Ulysses fue más sabio manteniendo las distancias, igual, alzó la mirada, fría y soberbia, mirándolo con un deje desmedido de odio irracional fruto del enojo acumulado, desde la primera palabra cerca del lago, él no había parado de buscarla para sacarla de sus casillas, era como si disfrutara cuestionándole su matrimonio e inquiriendo en esas bromas sobre prados verdes y pieles a la vista.

Una jugada tampoco muy inteligente fue buscarle las cosquillas en aquel estado alterado, hurgando sobre si era o no una niña malcriada, fuera eso cierto, ella estaba cumpliendo cada una de sus obligaciones con la máxima diligencia posible y eso a pesar de contar con dieciocho años, era mucho más madura que él con sus horribles agujeros en la cara y esos endiablados tatuajes que nada tenían que ver con la marca tenebrosa.

- ¡Odio que me toquen sin mi permiso! – añadió furiosa, indignada por sus palabras y palpando la manga a la búsqueda de la varita que por desgracia no encontraba por el estado alterado de nervios – No. Me. Gusta – enfatizó palabra a palabra por si eso no había quedado claro y cuando encontró la varita, enarboló el trozo de madera hacia él. Pensó realmente en un dichoso crucio pero luego la imagen reprobatoria de su abuelo vino a la mente y sabía que estaría en problemas, tanto que no quería dejar a la volunta del van Lieshout mayor a cambios inesperados en sus contratos nupciales. Tragó mucho aire, profundamente, cerró los ojos y bajó lentamente la varita, convencida que no, no sería buen movimiento ni el más inteligente pero luego recordó las palabras, osadas y altaneras, de Ulysses, no pudo reprimir el lanzarle un depulso para empujarlo hasta la mugrienta agua.

- ¿Sabes tu problema, Murdstone? No aceptas un NO. NO me gusta que me toquen, es FÁCIL. Ah, e idiota tú.

Caminó hacia la orilla echa un basilisco o una banshee como mejor quisiera definirla. El problema planteado era el roce y el preguntó el motivo por el cual ella no quería ese tacto, fue correcta y respondió, era así desde hacia mucho tiempo, reticente y recelosa, si no entendía su problema entonces el que tenía el problema era él. Guardó la varita de nuevo en la manga de su túnica y aguardo a brazos cruzados que saliera del agua, la discusión no iba a terminar ahí después que la calumniara con sus niñas mimadas.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Jue Ene 17, 2013 10:58 pm

Pues no importaba lo que Othilia dijera, su odio y su locura le parecían completamente irracionales. Y tal vez por eso se empeñaba tanto en hacerle ver que no eran más que tonterías. Ya había sacado la varita de su bolsillo pero ella fue mucho más rápido y al final se encontraba con la estupidez de que no podía atacar a una chica así como así. A ESA chica para ser exactos, porque seguramente no habría tenido las mismas consideraciones con cualquier otra que no cumpliera con los lineamientos que caracterizaban a Othilia, desde la sangre hasta los modales que, realmente eran menos de los que presumía.

-PUES ES UNA ESTUPIDEZ.

Si el camino de la paciencia y la dedicación desmedida era el que se necesitaba para obtener el sagrado privilegio y permiso de siquiera rozarle el codo, era algo que definitivamente no se iba a encontrar en él. Era obstinado y cuando pensaba que algo estaba mal, lo estaba y punto. ¿Y quién podría llevarle la contraria en este caso?.

El golpe contra el agua fue duro pero al menos no estaba helado y lo envolvió la calidez de las aguas termales. Lo único jodido era que el libro que había llevado en la mochila se había estropeado de seguro y necesitaría de muchos hechizos para poder devolverlo a la normalidad. Salió tosiendo y tallándose los ojos, sintiéndose algo ciego, escuchando las palabras de Othilia como en un eco. Se sacudió la cabeza y tanteó su varita para luego apuntar a la chica y tomar su venganza.

Le conjuró a Othilia un mobilicorpus para moverla con moderada violencia y hacerla, como no, caer al lago con él pero con mayor delicadeza que el empujón golpe que ella le había dado con el depulso. Era solamente hacerla darse un chapuzón, tampoco iba a quedarse ahí sin cobrarse nada.

-¿Y que te mojen, eso tampoco?

Preguntó con sorna. Al final iba a resultar que estaba dotado de una paciencia sardónica que seguramente no podía considerarse una virtud.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Vie Ene 18, 2013 9:55 am

Ese hombre estaba tentando el maldito diablo con sus acciones. Othilia estaba distraída alisando la túnica con las manos para que su indumentaria fuera perfecta tal como su madre había requerido siempre cuando el condenado pelirrojo la atrapó con la guardia baja, la pobre solo reaccionó una vez el hechizo fue efectivo contra su cuerpo. El viaje fue eterno, pese a que duró un par de segundos, la rubia deseo con todas su alma terminar con la mediocre vida de aquel condenado ser usando hechizos lentos y tortuosos solo por el atrevimiento de lanzarla a ese lago, lleno de agua asquerosa (¡a saber que cosa se había bañado ahí! Además de Murdstone) y seguro bien infectada con mil enfermedades.

Un “chof” y Othilia estaba en el fondo del cálido lago. Emergió a los segundos, echa una banshee, pasando las manos por su rostro para retirar el agua y aprovechando el momento para echar el largo pelo rubio platino hacia atrás. Un parpadeó como el aleteó de un colibrí para eliminar las gotas que estaban pegadas a sus largas pestañas y con el campo visual libre, clavó la mirada iracunda en Murdstone, el cual se había propuesto ese día molestarla hasta el odio – ¡TE VOY A MATAR MURDSTONE! – y amenazas, puras amenazas que pensaba cumplir. Las mangas de su túnica pesaban horrores por el plus del agua pero logró alzarlas para buscar la varita que por desgracia no estaba, apretó los labios y resopló, seguro estaba en el fondo del lago, entre el barro y la mugre.

Relax, necesitaba relajarse. Una bocanada de aire profunda y conciliadora, deshizo los botones de su túnica y quitó la prenda para dejarla a la orilla del lago, empapada. Luego se agachó como pudo en el agua (gracias a Dios solo cubría hasta sus hombros) para desprenderse de los tacones que estaban hundiéndose en el fondo pantanoso y los lanzó junto la tela. Bien, más cómoda, solo con el vestido negro bien ceñido al cuerpo, empapado, empezó a caminar/nadar hacia él hasta colocarse delante suyo y sin dilación, usando toda la palma de su mano, empezó a golpear su torso – Estás mal, mal, mal de la cabeza. Demente, ¿Qué te pasa? – aprovecho para repretujar la tela de su camiseta entre las manos para acercarlo a ella y que apreciara la ira en sus ojos – Busca. Mi. Varita – pausa y reiteró con voz firme - Ahora – soltó la tela y propinó un nuevo empujón sobre su torso – ¡Y ayúdame a salir que voy a cruciarte en un lugar donde tu tío pueda recogerte! – solo que recuperara su varita, iba a batirse en duelo con él en aquel lugar.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Vie Ene 18, 2013 11:58 am

Lo que provocó esa frase de “te voy a matar, Murdstone” fue una sonora carcajada que seguro hasta asustó a algún pájaro. Había que decir que lo que menos hubiera imaginado en la vida era ver a Othilia en ese estado infantil –de su parte, de la de él también- toda empapada, profiriendo amenazas y con la pesada tela ganándole al peso de su propio cuerpo. Con el fantasma de la risa, se hundió un par de veces más, mientras ella se deshacía de su túnica y de los tacones. Algo de MUY atractivo había en eso, aunque técnicamente siguiera completamente vestida, aunque ese pensamiento, precisamente, no lo externó en lo absoluto porque, era cierto, estaba comprometida y era un pensamiento generado de la sinceridad, como para decirlo así como así. Cuando sacó la cabeza, ella ya estaba a su altura y comenzó a golpearlo en el torso, enojadísima y odiándolo como nunca, se le notaba en la mirada.

-¡Tú empezaste!

Se defendió, todavía sonriendo un tanto aunque borrando la sonrisa después para no sacarla demasiado (más) de quicio. Bajó la vista hacia sus manos, a la manera en que apretaba la tela de su camisa y estuvo, de nuevo, a nada de tomarla por las muñecas, al menos para alejarla, pero en lugar de eso, nada más hizo el amago. Sus manos quedaron a escasos centímetros de las muñecas de Othilia, y hasta la miró como diciéndole “¿Ves? No te estoy tocando, pero esto es lo que haría si pudiera”. La posición era ideal para darle una lección al menos tomándola por la nuca para plantarle un beso escandaloso, pero lo dicho, estaba bien consciente de que era una chica comprometida, por más bromas que se aventurara a hacer al respecto y también que no era cualquier otra.

-Oye, no menciones el nombre de mi tío en vano.

Le dijo tras hacerle una falsa reverencia a Othilia y sumergirse al fondo del lago –que no estaba muy lejos- en busca de su dichosa varita, aunque no tuviera responsabilidad alguna en eso, lo consideró un gesto amable, hacerle caso y buscársela. Seguía agradeciéndole a la magia que aquella agua estuviera caliente. La dichosa varita estaba clavada en el fondo y Ulysses la recogió sin problemas. Cuando emergió, un poco más lejos de Othilia de lo que pensaba, le mostró el pedazo de madera que luego aventó un poco más lejos de la orilla. Empapado, se impulso de la orilla para salir del lago, caminar y recoger la varita de donde la había dejado.

-¿Cómo quieres que te saque de ahí? ¿Con magia o te ayudo a impulsarte? Tendría que tocarte pero no correrás riesgo de que mi mobilicorpus salga mal y te partas algo. Eso, o puedo volver a acompañarte y dejamos las varitas aquí para arreglarnos como buenos compañeros que somos en las aguas termales. Ya, piénsalo así: si no te habías metido al lago de Brigantia, no habías vivido la aventura completa del día a día universitario.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Vie Ene 18, 2013 12:29 pm

Un parpadeo tranquilo después de la frasecita sobre la mención innecesaria de su tío, Othilia respetaba a Holland como su superior pero no tenía miedo a su presencia, eso sí, la muchacha suspiró aliviada cuando el pelirrojo se metió nuevamente en el lago y mientras buscaba su varita, dedicó su tiempo a evaluar las posibilidades de salir allí por cuenta ajena, desestimó la idea casi inmediatamente no tenía fuerza en los brazos para impulsarse fuera del lago.

Escuchó un chapoteó a sus espaldas, Othilia miró por encima de su hombro, frunció el entrecejo cuando Ulysses mostró la astilla de madera en su poder pero después del osado movimiento, ese que lanzó su varita como si fuera papel de envolver a la otra punta de la orilla, abrió los ojos como naranjas y la boca se abrió mecánicamente para protestar. ¡Más respeto por sus cosas!

Lentamente, tomándose todo el tiempo del mundo, levantó la vista hacia Murdstone mientras escuchaba su discursito. Giró un poco su cuerpo, unos grados solo, hacia donde estaba posicionado, rodó los ojos y cruzó los brazos por debajo su pecho, empezando a notar la fría brisa hacer contraste contra su piel mojada por encima de sus hombros, incluso hubo un temblor en sus labios, iba a congelarse cuando saliera y todo por culpa del condenado perturbado.

- ¿Es qué hay un protocolo de tradiciones universitarias? – negó con la cabeza aún malhumorada, metiéndose de nuevo en el agua para sentir calor y emergiendo mientras pasaba las manos por su pelo, quitando el agua – No me ofrezcas tu ayuda, puedo yo sola- era autosuficiente en todos los aspectos de su vida desde temprana edad por cuestiones familiares, aprendió a vivir sin el apoyo ni paternal así que podía salir por sus propios medios de un dichoso lago que pretendía tragar sus pies con su asqueroso fango. Lanzó una última mirada envenenada a Murdstone, caminó como pudo hasta la orilla, clavó las manos aún con guantes en la hierba y empujó con sus pies contra el suelo para salir pero nada, el barro del fondo hizo que resbalara y terminara cayendo con otro “chof” en el agua.

Lógicamente salió más enrabietada, golpeó con las manos la superficie del agua, chapoteando y nadó hasta la orilla de nuevo, mirando a Murdstone con toque de desafío, podría hacerlo…. – Está bien, dame la mano – no, no se estaba trangando el orgullo (que tenía mucho). Puso la mano delante del pelirrojo y esperó a que la tomara para ayudar a salir, entonces con toda su mala fe de harpía, dejó caer todo el peso de su cuerpo hacia el agua y se llevó a Ulysses con ella con otro sonoro chapoteo. Salió a los segundos con una sonrisa malvada en los labios – Ya, me ayudas.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Vie Ene 18, 2013 1:19 pm

Con paciencia, esperó a que Othilia intentara salir del lago. Por un momento pensó que sí lo iba a lograr pero resultó ser que no. Evitó sonreír con suficiencia, pero sí la miró con ojo crítico. No se iba a poner a darle lecciones de lo importante que era estar bien con los suyos. Se cruzó de brazos y esperó a que saliera, evitando una carcajada cuando la tonta cayó de nuevo al lago por un resbalón y un mal impulso. Se acercó más a la orilla, sin saber si se enternecía o qué por el berrinche que hacía cuando emergió de nuevo, chapoteando.

Se acercó para tomar su mano, sintiendo por alguna estúpida razón que estaba teniendo un pequeño triunfo en a saber qué cosa y se agachó apenas sintió el contacto, dispuesto a hacer fuerza con el brazo para ayudarla a salir cuando sintió el tirón y calló de cara al agua otra vez. Tosió muchísimo por haberse tragado una cantidad considerable y volvió a tallarse los ojos con insistencia mientras seguía echando un poco de agua por la boca.

-Infeliz…

Sonreía a medias. Quería creer, en algún punto, que si Othilia estaba haciendo eso era porque había soltado las riendas de su infinito orgullo un poco y que había encontrado el extraño placer de la maldad infantil como algo para hacer de buena gana ese día. Azotó la mano en el agua solo para mojarla más –aunque ya estuviera particularmente mojada- y luego le hizo gestos, pero no salió del lago.

-Así que la venganza te pone de buen humor.

Lo decía por la sonrisa, que no era la de alguien precisamente inocente pero que se agradecía después del agitado episodio furioso. Se le quedó mirando más, sin decir nada, dedicándose solamente a medio nadar en el lago, observándola con curiosidad. Hasta el momento solo se había creído que era una chica consentida, gruñona y elegante casi hasta el absurdo, pero en la gente siempre solía haber más, aunque eso solo se pudiera ver en destellos miniatura.

-El protocolo también incluye una fiesta, ¿ya has ido a alguna? No a las que se incendian, claro, ni con esa gente.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Vie Ene 18, 2013 1:47 pm

Después del chapoteó de Ulysses que Othilia enfrentó con pasividad solo pasando una mano por su cara, dedicó toda su atención a enrollar su pelo rubio en un enorme tirabuzón para estrujarlo hasta exprimir la última gota de agua del lago, luego dejó que cayera de nuevo en cascada sobre su espalda, pasó las manos por la cara terminando de quitar el aguay luego otra vez por el pelo para fijarlo hacia atrás – La venganza me pone de buen humor, efectivamente – su padre siempre había dicho que mejor servirla en frío así como él estaba hurgando todo un plan maquiavélico para terminar con la rama de los Brackminster que teñían de oscuro el impoluto linaje de su sangre, Othilia había aprendido muchas cosas de él y su carácter era derivado del de Jev, así como también la venganza, amaba devolver los golpes con inteligencia y elegancia.

Metió las manos bajo el agua para buscar el filo de la falda de tubo que llegaba a medio muslo y arrastró la tela hacia abajo con algo de dificultad para no enseñar de más. Una ojeadita hacia atrás para cerciorarse que la orilla había bajado hasta una altura conveniente para sus débiles brazos y soltando el aire de manera lenta, giró de nuevo la cabeza hacia el muchacho, levantando una ceja ante la mención de las fiestas – No me gustan – nunca fue a una en Beauxbattons pues no entendía la necesidad enfermiza de los jóvenes por pasar la noche entre tragos, bailes y diversión. Ella prefería un buen libro y un sueño profundo a pasar la vida de descoque continuo entre chicos y chicas de su edad, además, las fiestas de fuego estaban patrocinadas por los muchachos con la marca, solo que no terminaba de ver el punto lógico en aquella hazaña y aquella noche estaba entretenida con una reunión familiar.

Hace poco Aldrich Burroughs organizó una especie de cena en su casa pero no me gustó – rodó los ojos – básicamente quisieron hablar de política pero mi opinión parece que siempre crea controversia, tal vez por extremista… además, solo había comida asquerosa – mueca de asco cuando recordó aquella masa redonda que tuvo que probar a la fuerza - ¿Pizza? ¿Te suena? ¡¿Cómo pueden comer con las manos?! – negó con la cabeza muy indignada y regresó a la conversación - ¿A qué viene la pregunta, Murdstone? – entrecerró un poco los ojos y nadó un poco hacia él – Estoy esperando que me ayudes a salir aún.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Sáb Ene 19, 2013 8:53 am

Él no tenía tan arraigado el concepto de venganza en un panorama tan amplio, ni tan oscuro. Para él, la venganza era un complemento a sus infantiladas, en realidad nunca había sentido muy fuerte la necesidad de vengarse de alguien a sangre fría, aunque eso quizá se debiera a que por lo general, era él quien golpeaba primero, por mucho que su carácter ligero no lo hiciera parecer ese tipo de chico. Siguió nadando en el agua caliente, manteniendo la mirada sobre ella no como un escrutinio intenso, sino como si tuviera mucha curiosidad por sus movimientos en el agua, que definitivamente no eran los mismos que tenía cuando estaba en situaciones comunes, por más que siguieran siendo delicados, aparentemente controlados.

Fue él quien levantó una ceja cuando le decía que no le gustaban las fiestas, ¿quién carambas les había educado que no les gustaban las fiestas?. Pero no dijo nada hasta terminar de escuchar el resto de la historia. Aldrich y “una especie de cena” no sonaban nada bien, menos cuando se hablaba de política, menos cuando pretendían hablar de política siendo tan taimados que las opiniones de Othilia crearan controversia. Bufó.

-Aldrich era un tipo que sabía divertirse, o al menos yo lo recuerdo así más o menos. Pensé que cuando juntara su personalidad con la política iba a formar una mejor versión de sí mismo, pero no estoy muy seguro de su desarrollo, ¿viste El Profeta, no? Un descuido y lo van a agarrar…

Igual ese no era el punto de la conversación. Le sonaba la pizza pero tampoco le gustaba la idea de comer con las manos, así que en realidad nunca se había aventurado a probarla y no había encontrado establecimiento mágico donde hicieran su propia versión. Se hizo una nota mental de buscarlo.

-Viene a que…no sé, ¿has ido a alguna? ¿por qué dices que no te gustan? Era para invitarte a ir, así mojada y todo, a una. Para terminar de limar asperezas.

Se sonrió y también acortó las distancias a nado. Tan no era vengativo, que no estaba cobrándole a Othilia sus arrebatos de locura de apuntarlo con la varita y amenazarlo de muerte. Mantenía un ojo fijo en las cosas que había dejado en la orilla, por si era menester, pero no estaba muy apurado por salir, afuera haría frío.

-¿Ayudarte a salir? No, no lo creo. ¿No te gusta el agua caliente? Con todo y ropa se siente bien, no me lo niegues. Y cuando salgas vas a cachar una pulmonía, en todo caso que sea luego de haber aprovechado el lago.

Esperó un momento a su reacción, aparentemente ya acostumbrado a que Othilia pensara que las cosas se hacían a su modo, cuando ella quería, pero estaba dispuesto a soltar un poco la cuerda.

-Venga, te ayudo a salir si quieres. A impulsarte para que puedas salir ayudada de tus brazos de fideo. Apóyate en la orilla, yo te diré cuando saltes y te echaré para arriba. Pero voy a tocarte, ¿estamos?.

Claro que luego de 23 años de no pedir nunca permiso para tocar a nadie, en el sentido que fuera, hasta exageraba en su recién adquirida condición con ella de tener que preguntárselo -o advertírselo primero- y claro que le seguía pareciendo ridículo pero no le quedaba alternativa.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Sáb Ene 19, 2013 10:29 am

Charles demandó que fuera paciente con todo, incluso con Aldrich pero Othilia no veía el punto. En su caso buscó la forma de hallar como meterse en política de un modo oscuro y definitivo, servía a un señor oscuro, cumplía una comitiva igual que Ulysses pero Aldrich estaba en tierra de nadie. ¿Qué quemó una fiesta? Sí pero acompañado de Noel y aún resultó lesionado cuando en teoría ellos no debían ni ser vistos, era una cosa fácil y sencilla pero Burroughs la complicó a la undécima potencia. Lógicamente asintió a la pregunta sobre si leyó el Profeta y rodó los ojos, no, no iban a llegar muy lejos con esas meteduras de patas por mucha intención que el muchacho tuviera.

La sorpresa si fue mayúscula cuando Murdstone agregó con toda naturalidad que quería invitarla a una fiesta. Negó con la cabeza porque no iba a ir pero además, negó otra vez porque menos iba a ir mojada además, ella no solía ser invitada a esos eventos parecía que arruinaba las veladas y la gente pasaba por encima el convidar a van Lieshout, tal vez era extremista pero también sincera, siempre decía las cosas tal cuales eran, crudas y verídicas. Hundió su cuerpo más en el agua para sentir el calor de las aguas termales pero entrecerró los ojos ante la amabilidad espontánea del muchacho. No, no creía que fuera a ayudarla, seguro era alguna broma, iba a hacer cualquier cosa cuando volteara para apoyarse en el césped, quizás lanzar un hechizo o agarrar su tobillo y hundirla en la más miseria.

- Agradezco tu rápido aprendizaje – sentenció casi en tono de profesora cuando el chico apuntó que no iba a tocarla sin permiso, esta bien y eso creaba más confort en la rubia de ojos azules, prefería saber a qué atenerse – pero voy a rechazar por el momento tu espontánea amabilidad, mejor nos quedamos en el lago, no quiero agarrar una pulmonía fuera de acá porque luego quieras hablar de todos los problemas que acusan tu perturbada mente.

Nadó un poco hacia otro lado y terminó quieta cuando el agua alcanzó la altura de su barbilla, apuró con la punta de los dedos del pie y giró hasta ver a Ulysses - ¿Y a qué fiestas me quieres llevar? No he escuchado nada.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Sáb Ene 19, 2013 10:58 am

Entrecerró los ojos porque Othilia se negaba a ir, seca o mojada. Entrecerró los ojos porque en realidad, él no estaba pensando en ninguna de esas reuniones donde hubiera espacio para hablar, porque eso para él no tenía mucho sentido. Para él una fiesta era un lugar donde se tenía que hablar a gritos y donde, ciertamente, no había ni tiempo ni ganas de sacar a colación los métodos más efectivos para la limpieza de sangre, ya fueran radicales o taimados.

Él también prefería estar en el lago así que mejor, echó el cuerpo hacia atrás hasta sentir que el agua casi le cubría los oídos y le cosquilleaba la nuca, mirando el cielo desde esa perspectiva, sonriendo para sí mismo por la mención de los problemas de su perturbada mente. Con o sin marca, no se sentía con problemas de ninguna índole, aunque eso podía ser bastante irreflexivo de su parte. Sabía perfectamente dónde estaba parado, las cosas que quería y cómo las quería, y no se sentía conflictuado por eso. Su Marca y todo lo que significaba, nunca habían sido motivo de perturbación, ni de confusión, de nada. Pero le gustaba como sonaba la idea.

-Pues para empezar no me contestaste si habías asistido alguna vez a alguna, al menos para darme una idea de qué es lo que has visto. Hoy hay una, en un pueblo medio mágico de aquí, de Irlanda. ¿Conoces a la familia Klostermann? Bueno, pues sus hijos son los anfitriones. Y no, no habrá pláticas de conservadores que te digan que tus ideas están demasiado dementes. Ni siquiera habrá tiempo para platicar. Es en una buena casa, buena familia y buen ambiente. Tienes cara de que necesitas divertirte.

No le estaba llamando estirada. O bueno sí, pero no en mal. Tan no en mal que volvió a manotear un poco el agua para mojarla y darle a entender que bromeaba y no estaba buscando ofenderla, aunque era fácil hacer eso.

-Y si no te gusta, puedes vengarte después, ¿te parece? ¿sabes cómo? Arrastrándome a una reunión donde me digan que mis ideas son un asco o algo así…y donde coman pizza con las manos. ¡Uh, qué reaccionarios!.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Sáb Ene 19, 2013 12:45 pm

Ella también sabía qué quería en la vida. Era estricta y meticulosa en todos los aspectos, no solo contra la gente, organizaba y estudiaba cada paso, calculaba y barajaba las posibilidades más adecuadas, la gente podía pensar que estaba loca o perturbada pero tras cada cosa o detalle, había una razón de ser y un motivo por el que actuaba la holandesa. La Marca era tradición en su familia pero no había recurrido a las influencias de su padre o abuelos, no, Othilia había buscado la manera de acceder hasta ella usando su palabra e intentando ganársela con gestos. Si no iba de fiesta era por muchos motivos pero sobretodo porque creía que era una pérdida de tiempo, no ganaba nada estando entre jóvenes y alcohol cuando podía estar haciendo cosas trascendentales para su vida además, criada en soledad en medio la montaña, no aprendió a divertirse nunca como una persona normal, ella tenía su perspectiva de la vida, muy anticuada.

- Creía que el “no me gusta” excluía y daba una negativa a tu pregunta - volvía a tener el gesto impasible en el rostro. Bajó la mirada hacia el lago sacó una mano hasta la superficie, extendió su brazo y empezó a mover la mano lentamente por el agua, creando pequeñas olas que chocaban contra los dos cuerpos, acariciando con sus dedos la fina textura húmeda y escuchando de fondo a Murdstone. El pelirrojo explicaba sobre una fiesta en Irlanda. Anfitriones adecuados y nada de charlas sobre política conservadora. Parecía interesante, en especial no tener que sentir la mirada de la gente escandalizada por tus comentarios radicales sobre tu rostro, el único inconveniente que Othilia podía poner, la objeción principal es que la propuesta venía por parte del pelirrojo y fijándose en esa manía de llevar tatuajes y agujerearse el cuerpo, no pintaba a un lugar tranquilo y relajado como a ella solía gustarle, si, podían decirle rara pero era de petit comité y relajo.

La volvió a salpicar, Othilia lanzó una mirada iracunda por el gesto que ya empezaba a enojarla y pasó esa mano que acariciaba el agua por su rostro otra vez para quitar el exceso de agua, arañando con los dientes superiores el labio inferior para quitar también de allí – La venganza me parece precaria, yo sería de métodos muchos más crueles – mirada de “no estoy jugando” y sonrisa de “cumpliría mis amenazas” antes de volver a pasar la mano por el agua, jugando con ella mientras admiraba con sus propios ojos como su piel nívea parecía casi albina bajo el agua. Estuvo un rato así durante unos segundos antes de volver a hablar aunque cuando separó los labios continuaba entretenida mirando todo menos a Murdstone – No sé divertirme – añadió como si fuera una confesión aunque en realidad era algo muy evidente – Soy aburrida seguramente no del tipo como las que esperas para pasar una amena noche, además Murdstone, creo que vas a llevarme a algún lugar abarrotado de gente – pausa y acompaño la mano solitaria con la otra – donde los invitados llevan esos horribles agujeros y tatuajes como tú… - mueca de descontento y rápidamente, chapoteó hacia él – y no sé a que hora sale Charles del trabajo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Ulysses Murdstone el Sáb Ene 19, 2013 2:00 pm

El asunto era que, muchas veces, encontrabas demasiado deseable lo inesperado. Por ejemplo, habría sostenido millones de años que las niñas como Othilia no llamaban su atención, pero sus movimientos delicados y su mirada gélida resultaban tener un encanto particular, que seguramente no habría funcionado igual si no estuvieran en el lago, completamente vestidos y en una circunstancias completamente tontas, además, se aumentaba el hecho de que parecía no mirarlo ni por equivocación. Todo eso en su conjunto, parecía como una visión, como una pintura extraña, como un sueño improbable. No le iba a decir ni media palabra de todas esas cosas. En vez de eso, alzó las cejas una vez tras otra cuando hablaba de los métodos más crueles, con esa mirada infame y esa sonrisa traicionera.

-No me provoques, soy un as de las Artes Oscuras y podrías terminar mal.

Para ese punto, Othilia ya sabría que sus amenazas no eran amenazas tanto como un juego.Sonreía, pero la sonrisa se borró poco a poco no solo conforme la seguía mirando, como absorta de su propia piel, sino cuando admitía, aunque no fuera necesario, que no sabía divertirse. Por un momento se quedó sin decir nada, ni siquiera con una respuesta punzante a la hora en que salía Charles del trabajo, estaba sopesando sus palabras, aunque no pareciera el tipo de chico que haría algo así.

-Creo que no es que no sepas divertirte, sino que nunca has tenido oportunidad de hacerlo. ¿Cuál crees que es el tipo de chica con la que espero pasar una amena noche? A lo mejor me confundes.

Frunció ligeramente el ceño y volvió a echar el cuerpo hacia atrás, comenzaba a sentirse incómodo por la camisa pegándose a su cuerpo, también por el pantalón, pero no iba a quitarse nada para no dar la impresión equivocada, o escandalosa, como fuera.

-¿No te gustan mis tatuajes? A mi madre tampoco, con todo y que me los hizo un mago milenario. Pero no, no todos los invitados se ven como yo, te lo aseguro. Y sobre Charles, no creo que tengas que preocuparte por eso, yo podría cuidarte, mejor que ninguno. Nos cuidamos entre nosotros, ¿no?.

Eso quería decir dos cosas: que no pensaba que fuera el tipo de chica que le tuviera que pedir permiso a su prometido cuasi marido para algo y dos, que le valía sorbete a qué hora saliera la mismísima Ministra de Magia porque no estaba invitando a nadie más que a Othilia.

-Ahora…el problema puede ser la gente, sí, pero podríamos encontrar donde estar sin que nadie se chocara contigo. Somos magos al fin y al cabo, nos las podemos arreglar. Y si no te gusta, te llevo a tomar el té, o lo que sea que hagan las chicas de Beauxbatons para entretenerse.
avatar
Ulysses Murdstone

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 10/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Othilia van Lieshout el Sáb Ene 19, 2013 3:07 pm

En verdad Murdstone estaba en razón. Othilia había pasado de ser una niña criada en soledad en medio el monte Holandés a una estudiante dedicada en Beauxbatons. La rubia no permitía cometer un fallo para no defraudar a su familia y eso a la larga había acarreado aquel humor tan taciturno y cerrado. Pasó de las cosas habituales como fiestas o ir a comprar ropa como loca quinceañera o hablar de chicos o emborracharse, para directamente encerrarse a estudiar en su primer año en Beauxbatons, sin contar que ya organizaron su vida por ella, primero prometiéndola con Charles y más tarde empezando a instruirla para obtener la Marca Tenebrosa en su mayoría de edad.

No estaba en disgusto actualmente con aquellas decisiones vitales tomadas por sus abuelos, Charles a base de esfuerzo había logrado ocupar un lugar en el corazón de van Lieshout y eso era extremadamente difícil. En cuanto a la Marca era algo que además de tradición, sentía. Necesitaba hacer algo por una sociedad tan bonita como la mágica, adoraba ser bruja y se sentía superior a esa escoria mundana llamados muggles así que a pesar de que las decisiones resultaron positivas a la larga, Othilia había perdido su adolescencia, madurando antes de hora porque podía parecer una chiquilla gruñona y caprichosa pero tenía bien puestos los muebles en la cabeza.

Escuchó tranquila a Murdstone mientras seguía moviendo el agua entre sus brazos, fascinada ahora con las formas que creaba el agua y solo riendo sin ganas ante la mención que cuidaban el uno del otro. ¿Tan difícil era creer que Othilia no se fiaba ni de su propia sombra? Era un consejo otorgado por su padre, mejor estar segura que nadie iba a traicionarte por la espalda como Holland con Mott y teniendo en cuenta que Ulysses algo tenía que ver con el hombre, no, no iba a ser tan estúpida de creer que el muchacho cuidaría de ella.

- ¿Qué crees que hacemos las chicas de Beauxbatons que no hagan las chicas de Hogwarts? – lentamente subió la mirada, así aún teniendo el rostro ladeado por el agua y aguantando su peso liviano con la punta de los pies – La mayoría o más bien descarriadas, van a “divertirse” a fiestas, solo las bizarras como yo nos quedamos en casa, tomando té y leyendo libros – sopesó de nuevo la idea de ir a comprobar con sus ojos que tanto tenía aquella fiesta de buen renombre, en realidad, moría de ganas por ir pero no por el motivo que podía llegar a creer Murdstone, conocía de antemano que iba a odiar aquella fiesta así por ende terminaría vengándose a su manera, fuera él o no experto en Artes Oscuras. El problema radicaba en que tenía la ligera impresión que Charles no iba a estar tan feliz con su “entretenimiento”, no sabía porque pero era un presentimiento – Respecto a las chicas que pueden amenizar tu noche supongo que las respuesta sería las descarriadas, ¿me equivoco? – levantó una ceja y volteó en el agua para caminar/nadar hacia la orilla – Ayúdame, voy a salir. Deberás darme un listado de motivos para ir a esa fiesta, hoy no tengo buena impresión de ti. En verdad estoy indignada por tu comportamiento y he barajado la posibilidad de usar imperdonables contra tu cuerpo por tu osadía. – clavó las manos con guantes en el césped y retrajo una pierna dentro del agua – Cuidadito donde pones las manos, Murdstone.


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tan lejos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.