"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Primer clase de Medimagia

Ir abajo

Primer clase de Medimagia

Mensaje por Julia McCreary el Dom Sep 16, 2012 10:57 pm



Primer Clase de Medimagia
Lunes 17.Sept → Aula de Medimagia → 9:00 hrs



MATERIAL DE CLASE:
  • Libro: Historia de la Medimagia - Mungo Bonham
  • Pergamino, libreta o carpeta
  • Pluma y tintero o bolígrafo
  • Varita

credits to Rapture


-------------------


Si alguien le preguntara a una Julia McCreary de once años dónde se vería al terminar sus estudios y la carrera que quisiera cursar, siempre daría la misma respuesta: enseñando. Para ella siempre había sido importante enseñarle a los demás a pesar de tener tan corta edad. Había aprendido de su padre la pasión por la enseñanza mientras ejercía su profesión de Médico cirujano y eso había hecho que creciera la misma pasión y el mismo deseo de enseñar sus conocimientos a quienes no sabían absolutamente nada.

Para muchos esa ese día sería la primer clase de su vida sobre Medimagia, para otros era simplemente el inicio del semestre y para muchos otros que ya se graduaban era el inicio del fin de su carrera. Para Julia era un día más que hacía lo que le gustaba.

Había preparado unos pergaminos donde venían anotados los temarios de los alumnos y la lista de útiles extensa que debían conseguir. Para los oyentes que se habían anotado no les pedía esos libros ya que no eran indispensables para ellos. Sin embargo, cualquiera que fuera su alumno, tendría que tener esos libros a como diera lugar, de lo contrario, que se fuera despidiendo de su matrícula de Medimagia.

Cualquier alumno que conociera a Julia -no eran pocos porque tenía ya unos cuantos años enseñando Medimagia en la Universidad después de que Vercelli se hubiera retirado para estar de lleno en San Mungo- sabía que era una profesora estricta. Lo suficientemente estricta como para sacar a alguien del aula por llevar el pantalón blanco sucio de la bastilla o la corbata mal anudada. Sabían también que para la medicina, debías tener extrema disciplina si querías aprender a salvar una vida.

-Buenos días, jóvenes. Quiero darles la bienvenida a los nuevos integrantes de la carrera. Para quienes no me conocen, mi nombre es Julia McCreary y, además de ser la Decana tutora de la Facultad de Cerridwen, seré su profesora de Medimagia por el resto de sus carreras.-Comenzó unos segundos después de entrar al aula y mirar hacia arriba todos los alumnos que hubieran presentes. El acento escocés predominaba en su voz. Hablaba rápido y para muchos quizás no fuera entendible, pero al menos en las presentaciones no le importaba mucho que no la entendieran. La puerta permaneció abierta por ser la primer clase, sin embargo, cualquiera que llegara después de quince minutos, no tendría permitido entrar.-La puntualidad y el respeto ante todo. No permitiré que nadie llegue tarde a mi clase y si lo hacen, no podrán entrar. La primer persona que le falte el respeto a alguno de sus compañeros o me lo falte a mi, quedará suspendido permanentemente del semestre. ¿Queda claro? No ahondaré en el código de presencia pues espero que ya lo tengan bien aprendido, así que comencemos.

Se aclaró la garganta y fue al escritorio a tomar unos cuantos papeles. Caminó hasta el púlpito y dejó los mismos papeles sobre el mismo. No iba a pasar lista por ahora, lo haría más tarde a pesar de saber perfectamente quien había entrado y quien había faltado de sus inscritos. Era la ventaja de tener la oportunidad de ver quienes son los recién llegados y los que ya conocía de las clases anteriores.

-Los que traigan el libro, favor de pasar a la página 83 en la parte de la introducción a la Medimagia, por favor. Y me gustaría creer que ya tienen bien dominado el capítulo desde que se les enviaron los temarios por lechuza, quienes no lo tengan dominado, favor de empezar a plantearse cambiar de carrera.-ella misma abrió su libro en la página requerida y esperó a que la mayoría estuviera ya con el pergamino y la página del libro solicitada abierta- La Medimagia, jóvenes, como todos deberían saber ya, es una ciencia que se dedica a estudiar los males mágicos, ya sean virus, accidentes y demás situaciones. En esta carrera, se encontrarán con las cosas más extrañas o en su defecto, más simples que puedan imaginar. Tiene como objeto el estudio de la causa, tratamiento y prevención usando la magia como herramienta principal con el único fin de alcanzar el bienestar físico, mental y social del paciente. En la medimagia no solo se estudia esto, también deben estudiar la ética para tratar con los pacientes y la ética profesional. En este semestre aprenderán a hacerlo. ¿Alguien puede decirme por qué es importante aprender a tratar con pacientes? Descríbanme alguna situación que exprese la importancia de saber tratar a los mismos. Cualquier situación.

Guardó silencio y esperó a que algún valiente levantara la mano.



---------------
La dinámica es la siguiente: pueden rolear que ya llegaron al aula, pueden decir que llegan tarde so riesgo de recibir un regaño de parte de Julia, pueden contestar, pueden no contestar, solo recuerden que por cada respuesta correcta se aumentarán puntos a sus facultades y ustedes ganarán más puntos de experiencia.

Pueden responder cualquier cosa, incluso inventar enfermedades. El chiste de esto es que usen la imaginación y la creatividad. Mientras más creativa, lógica e inteligente sea la respuesta, mayores posibilidades de sacar un Extraordinario ya sean oyentes o estudiantes de la carrera




_________________
DECANA TUTORA DE CERRIDWEN
PROFESORA DE MEDIMAGIA

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Biografía
avatar
Julia McCreary

Mensajes : 358
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Park Hye Rang el Lun Sep 17, 2012 6:15 am

A Rang apenas le costó nada levantarse aquél día. Estaba completamente emocionada por que empezaría ya las clases de medimagia; tenía demasiadas ganas de saber más cosas, aprender algo nuevo que los libros que había leído durante su vida, no le hubiesen enseñado; en definitiva: tenía demasiadas ganas de ir.

Tras un rápido desayuno, sin demasiada hambre por los simples nervios, fue directamente a la clase. Había cargado con las cosas necesarias en todo momento; guardando pergamino, pluma y tintero en la mochila que siempre llevaba consigo misma, y donde llevaba siempre la varita, y el libro entre los brazos, luciendo una feliz sonrisa que demostraba que realmente era feliz con aquello, cosa que probablemente, en los rostros de otras personas, se veía que no era el mismo caso.

La chica no tardó en llegar a la clase, siendo la primera persona, ocupando asiento en una de las primeras filas, ya que ni quería ni tenía intención de perderse ninguna palabra que fuese a decir la profesora, acomodándose en el sitio que, acusticamente, le sería mas acorde para escuchar la voz de la profesora sin problemas ni molestas voces o cuchicheos que pudiesen formarse a su alrededor.
Mientras la clase se fue llenando, la chica ya había acomodado el pergamino, el tintero y la pluma frente a si misma para, en cuanto la profesora fuese a decir algo anotable, hacerlo.

Cuando la decana empezó a hablar, fue apenas una presentación, al menos en el primer momento, después escuchando como hacia un breve y rápido repaso a las normas que tenía en su propia clase, la chica asintiendo un poquito con la cabeza; le parecía todo bien. Así si alguna persona intentaba molestarla, como ya habían hecho alguna otra vez, en medio de clase, no quedarían impunes.

Acomodó el libro sobre la mesa, abriéndolo donde pidió, colocando después el pergamino de forma estratégica para tenerlo sobre el mismo sin que le impidiese la lectura, aunque no le haría falta, ya se había hojeado el libro en el verano y repasado algunas cosas que le parecieron curiosas en su tiempo libre.

Park según escuchó las palabras de la profesora, seguidas de la pregunta, se mordió la boca y alzó la mano, esperando a que la profesora le diese permiso para hablar, y entonces, argumentó.

-Uno de los puntos más importantes en el trato con los pacientes creo que puede ser el saber estar totalmente atento a sus palabras, aunque estén totalmente nerviosos por lo que les haya pasado – intentó expresar primero la parte teórica de la idea que quería dar por si no se entendía bien el ejemplo práctico que ella pidió que dieran - por ejemplo, si llega un paciente al que le explotó una poción mal hecha, sin saber que le puede llegar a pasar, sería normal que hablara de manera atropellada y sin mucho sentido. En un caso como ese sería muy importante saber transmitirles tranquilidad y que así ellos mismos recuperen la calma para que, de ese modo, sea más fácil el saber qué tipo de ingredientes peligrosos pudo usar.

Cuando acabó de hablar se quedó callada, esperando alguna respuesta por parte de la profesora, o que alguno de los compañeros dijese algo.

_________________
|○| Cualquier persona puede amar a alguien como lo que es...
Sin embargo, sólo un ángel puede amar a alguien por lo que no es |○|

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
○Park Hye Rang○ |○| Bóveda |○| Amistades de Rang
○ Hechizos de Park Hye Rang ○
avatar
Park Hye Rang

Mensajes : 327
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 22

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Gianna Vercelli el Lun Sep 17, 2012 11:06 pm

Cuando le dije a papá y a Jonathan que tomaría algunas clase de Medimagia como oyente para aprender a hacer ciertas cosas, no pudieron alegrarse más. Luca simplemente soltó un “diugh” cuando mandó el patronus de regreso. Me había dado mucha risa. Él siempre había detestado la sangre y todas esas cosas, en realidad se picaba con una aguja y era un drama completo.

Tomé asiento en una de las filas del medio. No quería ni necesitaba estar completamente hasta delante en una materia que no era obligatoria para mi. De esta posición podía ver perfecto lo que se enseñaba en la pizarra y escuchaba muy bien a la profesora. Observé a todos lados y no vi aún a nadie conocido.

Me encogí de hombros y saqué el libro que Jonathan me había prestado, mi pergamino, mi bolígrafo muggle y la varita la dejé guardada en la mochila. Se apareció una mesilla de madera frente a mi y comencé a escribir la definición y algunos datos que decía la Decana McCreary. Me resultaba gracioso el acento que tenía –tomando en cuenta que yo también tenía un acento italiano bastante marcado en algunas ocasiones- desde el momento en que me había inscrito con ella.

-Creo que el trato con los pacientes, lo que he aprendido de mi padre y mi hermano, es primordial porque en un principio no puedes saber exactamente qué es lo que tiene. Debes tener paciencia y al mismo tiempo agilidad mental para poder descifrar lo que dice el paciente que, como dijo mi compañera, si se encuentra en un estado de shock, quizá las palabras no fluyan correctamente y solo emita balbuceos-comencé a hablar segura de mi misma pero al mismo tiempo sentía como que me estaba yendo un poco por las ramas. Negué con la cabeza y continué, meditando un poco más mis palabras- En el caso de algún hechizo o maldición, quizá no se pueda hablar con el paciente en ese momento a menos que esté consciente, también es importante saber decirle al mismo los estragos que dicha maldición pudo haberle causado, el post “operatorio” por decirlo de alguna manera. Los sanadores deben de saber comunicar las buenas y malas noticias de manera que al paciente no vaya a afectarle más de lo que ya le está afectando. Siempre es necesario un poco de tacto en ciertas ocasiones aunque haya veces que no lo amerite.

Respiré hondo y guardé silencio, no sabía si mi respuesta había estado bien o había hablado de más. Por eso había decidido no estudiar medimagia, hablaba de mas y muchas veces quizás eso no fuera necesario para los pacientes y esas cosas.

_________________
Periodismo Mágico
Metamorfomaga

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha||Bóveda||Relaciones||Cronología
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gianna Vercelli

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 04/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Gabrielle Ross el Lun Sep 17, 2012 11:27 pm

Me había costado un poco levantarme para poder asistir a la primera clase, dado que no había dormido muy bien que digamos en la noche que me la pasaba ojeando mis libros sin leerlos.

Al terminar de arreglarme me encamine hacia el comedor para desayunar algo ligero y rápido para no llegar tarde a la clase.

Salí casi volando del comedor para ir hacía el salón y al llegar a este respire un poco y me adentre para coger algún lugar disponible. Al tomar asiento deje mi libro y mis pergaminos sobre la mesa para no tener que sacar nada después.

La profesora había llegado y comenzó a darnos una introducción y a presentarse. Comencé a escribir lo que la Decana y Profesora nos decía para luego no tener que perder nada de mis apuntes.

Escuche lo que decía la Decana y pensé en el momento donde para mi fue importante saber mi vocación.

-Para mi el trato que se le debe de dar a un paciente debe de ser la paciencia, dado que al principio no podrás saber que tiene, pues depende de como este el paciente, debido que puede estar cociente o inconsciente. -Empece a decir pues a mi me sucedió cuando mi primo se lastimo. Pues la paciencia lo es todo, no puede exaltarte al no saber que tiene el paciente, pues puede que a veces este mismo no te conteste o te conteste de mala forma, siempre tiene que estar ellos como privilegio. Y ayudarlos a que sanen con sus respectivos medicamentos, hechizos o antídotos, todo depende del accidente.- Finalice mientras jugaba con mi pluma, pues hay veces que al hablar frente al salón me da nervios y puede que me revuelva al explicar.
avatar
Gabrielle Ross

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Mar Sep 18, 2012 7:19 am

No tenía motivos para ir a clases de medimagia. Él con sus pociones ya era feliz, y si acudía a alguna clase más era, o para estar cerca de Park (vigilarla y demás, pero no como un loco acosador… o bueno, igual si, pero nadie iba pensar eso teniendo en cuenta que nadie conocía ese interés que tenía en ella) o bien porque le resultaban útiles para las pociones, por ejemplo, herbología era una de las materias más complementarias que había para pociones, de ahí se sacaban una buena cantidad de ingredientes y era algo que realmente sentía como necesario.

La cosa es que ese día no tocaba tratar con flores, si no con una decana intentando enseñar medimagia. Era el primer año que iba a tomar esa clase como oyente, y se había informado bien de cómo debía acudir, que tenía que llevar y sobre todo que se exigía en caso de ir solamente a ver la clase.
Eso significaba que muy a su pesar llevaba la camisa gris y una corbata totalmente negra, combinado todo con unos pantalones amplios y la capa. Se veía un poco “oscuro” al ir de tonalidades grises, pero no le importaba. También se aseguró de conseguir el libro y llevar los materiales.

No le había dicho a Rang que acudiría a la clase, y cuando entró y la vio sentada en la primera fila descartó, rápidamente, sentarse junto a ella, pero lo que si hizo fue, caminar muy rápido y terminar sentado prácticamente detrás, un poco al lado para poder mirarla mejor, por si se aburría y tal.

Cuando la profesora comenzó a hablar él hizo lo que tocaba, sacó las cosas, las preparó en la mesa y se puso a leer del libro. Llevaba bastante tiempo en la facultad y aunque no fuera el alumno más prometedor del campus sí que sabía comportarse cuando debía y como debía.
Lo que la decana formuló a modo de pregunta le pareció una gilipollez, hablando claro. Él no iba a molestarse en abrir la boca para tal pollada, además… se paró a escuchar las respuesta, Rang habló la primera, parecía un poco nerviosa y seguramente ni se había percatado de su presencia allí, pero lo dijo bien. La segunda persona que habló dijo algo bastante similar a lo de la coreana, pero es que no había mucho más que decir en realidad… y así todo el rato, por el momento nadie dijo nada original o distinto, no al menos que él prestara atención, porque con tanta tontería había desconectado totalmente.

-Por variar un poco la línea del debate – dijo decidido al final a hablar sin mucha gana, simplemente levantando la vista y alzando la voz en un momento de silencio – creo que todos están pasando por alto la necesidad de no juzgar a los pacientes, hablando de paciencia, y de buena mano a la hora de hablar con ellos. Pero más que eso está el primer contacto, tener la capacidad de controlar tus emociones, tu rostro. Si te aparece un paciente desfigurado no puedes poner una mueca de asco sin más. Si llega un adicto agresivo no debes demostrar miedo… si un medimago demuestra lo que realmente piensa los enfermos pueden asustarse o envalentonarse un poco incluso para conseguir lo que quieren.

Volvió a quedarse callado, fingiendo que casi no había hablado, no era su clase, no tenía que haber interrumpido, pero le tocaba la nariz que todo el mundo se mantuviera en una misma línea.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Adair Brackminster el Mar Sep 18, 2012 8:17 am

Desconocía el motivo por el cual tomó pluma y anotó con su fea letra su nombre como oyente a las clases de medimagia. Fue un impulso derivado de la ligera perturbación mental que asolaba su cabeza, un ataque de demencia o quizás un fetichismo oculto por ver a las alumnas vestidas con sus batitas cortas y en blanco sin nada debajo. Fuera fantasías sexuales e impulsos hormonales, Adair había decidido tomar esa libre asignatura para completar su expediente académico y así en un futuro lejano poder alardear de conocimientos mágicos sobre la praxis de la medicina. ¿Quién resistiría la tentación de poder descuartizar un par de cadáveres humanos para “conocer” su anatomía visceral? Él votaba a favor y se unía a esa investigación por el bien de la comunidad mágica.

Entró en la gran aula con tan solo cinco minutos de margen antes que diera inicio la clase. Buscó con sus ojos miel algún fiel amigo con quien pasar esas entretenidas horas escuchando fundamentos de la medicina general (Sí, él había leído todo el tema pertinente pero solo por si salía algún “ejemplo” de paciente femenina) y cuando vislumbró a Gianna, fue rápidamente a sentarse a su lado antes que algún espabilado quisiera aprovecharse de ese don innato que la Vercelli poseía por dicha medicina pues tener un hermano y un padre ejerciendo tenía que dar puntos a favor. Guardó el saludo para más tarde pues la clase empezó casi sin dilación, Adair dejó un pergamino encima la mesa y el dichoso libro que pesaba más que el maletín de pelotas de Quidditch.

Prestó con atención a las instrucciones de la mujer, pasó a rebuscar entre las páginas hasta la ochenta y tres mientras soltaba un largo bostezo. Pasó una mano por su pelo despeinado y empezó a garabatear con su letra a penas entendible alguna de las cosas que la decana MacGreary mencionaba sobre los fundamentos de la asignatura que no tenían nada que ver con las expectativas sádicas del estudiante de Quidditch. Fuera como fuera, alzó un par de veces la cabeza para echar una ojeada a los escritos de Vercelli para cerciorarse que ella tomara buena letra para más tarde copiarlos. Tras la pregunta lanzada por la profesora muchos fueron los que empezaron a hablar y a responder de manera precipitada, Adair solo colocó las manos tras su nuca, dejando que los jóvenes impetuosos brindaran sus conocimientos hacia el mundo eso si, se tomó un minuto para darle un codazo suave a Gianna y agregar – ¿No te equivocaste de especialidad?– ahogó la risa para no escandalizar a la profesora que parecía una dominatrix en potencia y cuando escuchó el último comentario de parte de un chico lleno de tatuajes, él agrego – Si vamos a tocar ese tema, también tenemos que tomar en cuenta a los familiares del paciente. Es decir, en el caso que haya que realizar una operación importante, el paciente siempre buscará consejo en la familia y si hubiera que dar una de las peores noticias pues yo creo que a veces exagera más los acompañantes del enfermo que el paciente en si. Si hay que tomar el paciente como el verdadero motivo del porque estamos ahí pero el ambiente que lo rodea es… importante también para su recuperación o bueno, lo que se venga, no se si me explico – tras ello quedó en silencio y volvió a colocarse en su posición de “yo no se nada de medimagia”.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Sebastian B. Rumsfeld el Mar Sep 18, 2012 8:46 am

La primera clase del curso de medimagia se me había hecho esperar demasiado. Si hubiera tenido que escoger otra carrera que no fuese la de auror, sería sin dudas esta. Había llegado a la conclusión de lo que de verdad me gustaba, de que mis aspiraciones en la vida siempre habían sido ayudar a los demás. Por eso antes de haber entrado en Brigantia siempre había tenido dudas al respecto aunque finalmente, me hubiese decantado por seguir los pasos e mi padre. Seguramente el ambiente familiar hubiese tenido mucho que ver, lo cual no significaba que me arrepintiese lo más mínimo.

Además, todos los años que había podido, había ido de oyente a las clases de la profesora McCreary. Por ello ya la conocía. Sabía lo exigente que podía llegar a ser y era una de las facetas que más apreciaba de ella. Siempre me habían gustado los retos, que me pusiesen a prueba. Y eso era exactamente lo que ella conseguía.

Había llegado puntual a la clase a sabiendas de lo poco que le gusta la impuntualidad. Tras sentarme, siguiendo el ejemplo de muchos compañeros, esperé expectante para escuchar sus primeras palabras. Como siempre, ese discurso que precedía el inicio de las clases en lo que algunos podrían llegarse a reflexionar seguir en la carrera. Yo simplemente hice caso omiso y me limité a extraer el libro que siempre nos había pedido. Lo abrí por la página que ella había mencionado y comencé a leer mientras escuchaba lo que seguía diciendo a la par que mis compañeros. Medité un rato mi respuesta y acto seguido decidí hablar.

- Estoy de acuerdo con que la paciencia es un factor importante, pero en algunos casos es algo de lo que no se dispone. - hice un breve receso para organizar las palabras que iba a decir después - Lo primordial es establecer una especie de vínculo de confianza con el paciente. Que sepa que no tiene porque preocuparse al estar en nuestras manos. Yo creo que lo más importante es que depositen su confianza en nosotros. Hay muchos pacientes que ya sea por vergüenza o por miedo a que le digamos a alguien que han hecho algo malo, en caso de ser así, omitirán partes de la información. Y quizás esas partes sean necesarias para elaborar un buen diagnóstico de su patología y efectuar un tratamiento acorde con sus necesidades. Al fin y al cabo, la base de un buen diagnóstico creo que es una buena anamnesis. Y no hay que olvidar que estamos tratando con personas, que están enfermas y seguramente tengan miedo: nosotros somos los encargados de alejar esos fantasmas para que estén más tranquilos y se recuperen antes

Nuevamente, me pausé para pensar un buen ejemplo de lo que quería decir - Por ejemplo, si uno de nuestros pacientes tuviese una amante y hubiesen hecho un viaje juntos... pongámonos en el hipotético caso de que haya adquirido allí una enfermedad que epidemiológicamente allí sea frecuente pero en el ámbito social del paciente sea muy inusual. No llegaríamos a pensar nunca en esa patología de no ser que el paciente nos confesase eso. Por ello, para mi es fundamental ese trato de confianza y respeto. Y que sepan que el secreto médico será mantenido a toda costa, obviamente a no ser que suponga un peligro para la salud pública en la que se deberían tomar las medidas pertinentes. En caso de que no fuese posible obtener la información del propio paciente porque tenga alguna enfermedad mental que dificulte la entrevista o porque no pueda decirlo, entonces si que creo que sería fundamental el contacto con la familia y su entorno dejando entrever ciertos datos para que nos ayudasen a orientar una conclusión.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha||Smertios (Entrenamiento para Auror)|| Relaciones|| Bóveda
avatar
Sebastian B. Rumsfeld

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 12/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Loreen Luttrell el Jue Sep 20, 2012 12:13 pm

Cualquiera que la viera sentada en el aula de medimagia dudaría que se trataba de aquella misma chica que se quedaba de fiesta hasta el amanecer del día siguiente sin hacer nada más que festejar como si fuera el último día de su vida, pero si había algo que Loreen se tomaba en serio, eso era la carrera que había escogido. Ella no estaba ahí por adornar su currículo, pasar el tiempo o curiosidad. Su deseo era ser sanadora, y quizá no pudiera señalar concretamente en qué momento de su infancia o adolescencia se había decidido a ello, pero estaba convencida de que esa era su vocación y aquello no permitía que nadie se lo debatiera. Aparentemente la resolución e intenciones de hacer algo con su vida que Parker había dejado botadas por ahí en su berrinche contra todo lo que tuviera tetas, Loreen lo había tomado para poder seguir adelante con las exigencias de la medimagia.

Iba impecable, como debía ser. La bata pulcra y bien planchada, la vestimenta sobria, los zapatos bien pulidos y el cabello recogido en una voluminosa trenza francesa que daba la impresión de que ni siquiera a dos manos se era capaz de abarcar todo su diámetro. Conocía ya a la decana puesto que ese no era su primer año. Sabía cómo trabajaba, cuáles eran sus métodos y que era de lo que esperaba de sus alumnos, así como su fuerte acento escocés no era algo que le supusiera problema ya – que todo sea dicho, le había costado un poco acostumbrarse en un principio.

Obviamente había leído los capítulos correspondientes y adelantados algo de trabajo haciendo sus propios resúmenes y esquemas. Aunque no se lo hubieran pedido, si acaso asignaba aquella labor ya tendría algo avanzado, y si no lo hacían todo le serviría para afianzar lo estudiado hasta dejarlo bien grabado en su memoria. Se había sentado al frente, costumbre que no había adquirido hasta la universidad, porque le gustaba no solo poder escucharla bien (que con la acústica que el diseño que la sala proporcionaba no había mucho problema) sino también verla.

Escuchó con atención todo lo que se decía por parte de sus compañeros, encontrándose con buenas sorpresas como reconocer a Gianna o Adair entre los presentes. Concordaba con lo que se decía, por supuesto, aunque para su gusto muchas de las opiniones eran demasiado edulcoradas o sobrecargadas, decir mucho sin decir nada a la vez. Loreen tendía a ser más concreta con sus opiniones.

- Me parece que todo lo expuesto puede englobarse en que es necesario aprender a tratar con los pacientes porque son la principal relación que un sanador tiene. No tratamos enfermedades o heridas, tratamos las enfermedades o heridas de una persona y no hay manera de anticipar la manera en que un individuo va a reaccionar al enfrentarse a una situación estresante. Claro, en el mejor de los casos el paciente es una persona encantadora y receptiva que siga todas las indicaciones dadas, pero puede ser el caso que vaya demasiado alterado como para atender instrucciones o dar explicaciones sobre lo que le aqueja, como alguien más mencionó, o simplemente se niega a cooperar por la razón que sea. Lo importante es que el medimago no puede perder el mando, el control de la situación, porque el paciente depende de él y es su obligación amoldarse a cada situación y sus necesidades según sea cada caso para poder llegar al mejor resultado posible. -

_________________
Ogmios [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Medimagia
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Relaciones [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Bóveda
avatar
Loreen Luttrell

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Autumn Brackminster el Dom Sep 23, 2012 7:15 am

Su hermana y su futuro marido le habían insistido una y mil veces en que meditara muy bien aquello de apuntarse de oyente a medimagia. Por lo que parecía era un montón de trabajo y cosas que estudiar que podría evitarse fácilmente, y seguramente aquellas noches en las que estuviera mortalmente cansada tras una clase interminable de su propia carrera, con todos los músculos doliéndole, agradecería no tener un montón de hechizos curativos que aprender.
Pero Autumn era terca como su madre, y le bastó saber que Adair se había matriculado también para tener claro que ella no podría ser menos. ¿El vago de su hermano al que siempre le habían dado alergia los estudios de oyente en medimagia? Pues seguro que no sería tan terrible. Además creía que saber de medimagia era un buen complemento para el currículum de un auror.

Llegó perfectamente puntual al aula, con la bata nueva con las letras bordadas que formaban su nombre, y los libros indicados en la mochila. Rodó los ojos al ver ya a Adair ahí, evitando acercarse a él. Sí, continuaba enfadada por lo de la fiesta y, sobretodo, por haber actuado como un histérico cuando en realidad no era más que un pequeño cortecito en el labio. Quizás asisitir a esas clases le enseñaría la diferencia entre eso y una amputación de miembro o algo grave por lo que si era necesario ir a la enfermería. Así que simplemente le dedicó una sonrisilla a Gianna, ignoró completamente a su hermano y fue hasta Loreen a la que vio sentada sola.

- ¿Te importa que me siente contigo? - le preguntó con una sonrisa amable.

Tomó asiento apenas esperando la respuesta, porque a pesar de todo no estaba ahí para charlar, sino para concentrarse en la clase, y no pensaba que pudiera molestar demasiado a nadie tenerla al lado.
Sacó el libro y lo abrió por la página correspondiente, reprendiéndose a si misma por haber empezado lo suficientemente mal como para no tener el capítulo leído. ¿Sería la única que no había tenido tiempo para hacerlo? Se mordió suavemente el labio inferior mientras escuchaba la respuesta de sus compañeros.

Autumn no era muy dada a hablar en clase. Era de las que prefería estar en silencio y tomar apuntes como loca. Pero si además de no tener el capítulo leído se quedaba sin exponer su opinión, aunque no fuera tan extensa como la de sus compañeros, el inicio de sus pasos en medimagia sería nefasto. Así que levantó la mano y esperó su turno para hablar.

- Yo también creo que es igual de importante saber tratar con los pacientes como con sus familiares. Y las situaciones en los que más se precisa de ese conocimiento sobre el trato es cuando hay que comunicar malas notícias. Quiero decir, es sencillo y siempre agradable comunicarle a alguien que se va a poner bien. ¿Pero y cuando tienes que decirle que por muchos hechizos, pociones o cuidados que le procuremos a un paciente, no va a haber nada que le ayude a mejorar? O peor, cuando un caso es terminal y va a provocar la muerte en pocos días. Mi hermana me habló de varias maldiciones que no tenían cura y con la que los pacientes iban apagándose hasta morir, aunque no consigo recordar los nombres... En esos casos yo creo que es muy complicado encontrar la empatía adecuada para comunicar esas noticias ya sea al paciente o a la família...

Y si, hasta ahí llegaba su intervención. Porque todo lo que sabía de medimagia era lo que había oído hablar a Lucy o a Jonathan. Definitivamente tendría que estudiar mucho.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha
¡Dixie!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Autumn Brackminster

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Aldrich Burroughs el Dom Sep 23, 2012 7:47 pm

El por qué había decidido inscribirse en la clase de Medimagia respondía a propósitos distintos de los que Shadow tenía al anotarse en una clase, para Aldrich iba por el lado de la conveniencia. Él estudiaba Artes Oscuras y jamás hubiese pensado en estudiar Medimagia porque simplemente no tenía vocación de servicio y mucho menos creía poder soportar a alguien quejándose de algo sin saber explicárselo pues reventaría del enojo, no tenía la paciencia suficiente con algunas cosas y los enfermos eran una de ellas, para él eran simples desconocidos que esperaban demasiado altruismo de su parte quizá sin merecerlo.

Para Artes Oscuras creía necesitar algunas cosas adicionales, como el saber cómo curar sus propias heridas ante un ataque o el saber identificar algún mal que lo aqueje para evitar complicaciones. Llegó impecable y puntual, siempre correcto al igual que en sus clases de la escuela y listo para aprender alguna cosa que considerase interesante, aunque fuese totalmente tedioso estaba decidido a sacarle el mayor provecho a la conocida pericia de la decana Julia.

Todo parecía preceder a un buen día de enseñanza, pero la presencia de Park Hye Rang le hizo saber que aquella gracia de inscribirse como oyente le iba a costar más de lo que pensaba, sobretodo porque si bien ya habían otras personas para cuando llegó estaba seguro de que ella había sido la primera. No conocía el capítulo al pie de la letra, sólo le había dado un par de leídas y llevaba el libro porque comprarlo no le suponía una gran pérdida monetaria. La voz de la oriental le taladró el oído pero de todos modos conservó el rostro neutro pero sin mirarla, afortunadamente otros iban tomando la palabra.

Todos parecían muy cómodos y hasta interesados en aquello de que el paciente era lo primero y de que el bienestar de ellos estaba sobre todo, por eso comenzó a sentirse algo incómodo e incapaz de tomar la palabra puesto que no le parecía que el paciente fuese un ser divino al que hubiese que vanagloriar, tratarlo bien como a todo mundo pero uno no puede ir dedicando demasiado tiempo a alguien si hay otras personas esperando, Aldrich era un poco más práctico para ese tipo de cosas.

-No se puede perder el rumbo tratando a todo el mundo con pinzas, se les debe cuidar y eso, es necesario y hasta anímicamente conveniente, pero aquello a menos que se tenga una vocación envidiable –que no todos tienen- termina cansando al médico y causando negligencias o cosas similares. Seamos realistas, no hay suficientes medimagos, y ni aquí les pagan tan bien como para que sean tan dedicados con sus propios problemas encima. Es importante, sí, pero uno no puede valerse sólo de eso.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Julia McCreary el Vie Sep 28, 2012 1:35 pm

-Bien, tomando en cuenta sus respuestas, todos podemos concluir que es de suma importancia tener paciencia hacia el paciente que está tanto en estado de shock como el paciente que está consciente.-comenzó a decir recopilando lo más importante que cada quien decía para hacerlo un resumen que pudieran aprender a lo largo del tiempo. Apuntó con la varita a la pizarra que estaba detrás de ella y la tiza comenzó a escribir los puntos más importantes que todos estaban diciendo.-Eso que acaba de decir su compañero….¿Yesenes, cierto? Es muy importante también. Deben poder controlar sus sentimientos y emociones a la hora de tratar a un paciente, sea cual sea su condición. Si necesitan un tiempo, atienden a su paciente y luego pueden ausentarse una vez terminado el examen principal, pero jamás pueden demostrar un momento de duda frente al paciente porque perderán su confianza y será prácticamente imposible recuperarla.

Iba anotando en el pergamino arrugado algunas cosas sobre quienes respondían. Park, Vercelli, Ross y Yesenes habían sido los primeros en darle una respuesta satisfactoria y a pesar de que dos de ellos no eran alumnos de Medimagia, le alegraba saber que tenían los conocimientos básicos y sabían expresarse como para poder estudiar Medimagia. Quizás para algunos solo fuera la teoría, quizás para otros fuera la sangre y la presión. Suponía que posteriormente se enteraría.

Escuchó con atención a Sebastian Rumsfeld, quien parecía tener bastante conocimiento de la terminología médica y saber bastante. Al menos para un alumno que no estudia la carrera y que quizás no tomó el curso propedéutico que normalmente se da antes de comenzar el semestre para los nuevos alumnos. Mientras el Smertios hablaba, Julia ya comenzaba a hilar los puntos que creía tenían forma de debatirse, sin embargo lo dejó pasar por ese momento pues había más alumnos que seguían levantando la mano para hablar.

-Ah, señorita Luttrell, supongo, ¿verdad? Me parece interesante su punto. En efecto muchachos, nosotros trataremos personas. Nosotros somos el primer contacto que tendrán a lo largo de su tratamiento y ese primer contacto es decisivo para el mismo paciente. Recordemos, como dice su compañera, que tratamos la enfermedad de una persona. Esa persona tiene nombre y apellido, no es el número de caso de cierto expediente.-continuó hablando, esta vez comenzó a subir por las escaleras del aula semicircular mientras las tizas a su espalda anotaban frenéticamente-Es muy importante ser receptivos ante lo que nos dice el paciente. Como bien han comentado, puede que no se disponga a cooperar y nunca, JAMÁS podemos permitirnos perder el mando de la situación. En el momento en que perdamos el control, perderemos la confianza del paciente. La empatía. Quizás no tengamos ganas de estar ahí, quizás hayamos tenido un muy mal día, tenemos que mostrarnos como si todo estuviera perfecto. Recuerden que el paciente se encuentra ya bajo mucho estrés y somos nosotros quienes nos dedicamos a quitarles ese estrés de los hombros. Eso también es primordial.

Respiró hondo. Le encantaba que los alumnos fueran tan participativos y esperaba que así siguieran a lo largo del semestre y no solamente la primer clase. Sería una gran decepción. Volvió a bajar hacia su escritorio a hacer otros garabatos en el pergamino y luego escuchó la respuesta de quien recordaba como Aldrich Burroughs. Le escuchó con atención. Se recargó en el escritorio que estaba detrás de él y se cruzó de brazos.

-Señor Burroughs, contésteme algo, ¿Qué haría usted, después de que algún mago le lanzara una maldición, que hiciera que perdiera algún miembro de su cuerpo y que ese miembro se pudiera recuperar y la única forma que se le pueda reconectar al cuerpo es gracias a un medimago que, tiene problemas con su esposa, su hijo acaba de fallecer, en efecto no le pagan tan bien como deberían, y aún así, se toma el tiempo para reconectarle el brazo para que pueda volver a sostener la varita y no ser un inútil por el resto de su existencia? ¿Pensaría entonces que la paciencia y tratar a todos con pinzas y nubes de algodón es completamente innecesario? La vocación es algo con lo que se nace y es en este preciso momento en que quienes no nacen con vocación deberían estarse preguntando ¿qué rayos están haciendo en mi clase?

Levantó las cejas. En realidad lo que hubiera querido preguntar era ¿Qué rayos está haciendo usted, señor Burroughs, en mi aula? Pero se limitó a extenderla para todos. Quienes no tuvieran la vocación, que no quisieran aprender de ella o de cualquier otro médico, ahí mismo estaba la puerta de salida y podrían irse en el momento en que les viniera en gana.

Finalmente se dirigió a Sebastian ya después de haber concretado en su mente todo lo que había querido preguntar previamente.

-Señor Rumsfeld, tengo una pregunta para usted. Tomando en cuenta el caso que nos expone en este momento: tenemos un paciente que, demos por hecho, ha hecho algo malo; si, en efecto se niega a decirnos qué es lo que ha sucedido y no quiere hablar. Habla de la confianza y el respeto y que la paciencia es un factor del que no se dispone, pero entonces, ¿si el paciente se niega a hablar de los síntomas de dicha patología, entonces cómo es que usted va a enterarse de lo que le aqueja? ¿Cómo es que va a ganarse la confianza y respeto si no está dispuesto a escucharle de cualquier manera? ¿Qué no es importante tener paciencia para saber lidiar con los pacientes que no pueden hablarnos aún estando conscientes por un mero… ¿cómo decirlo?...¿capricho?

Mientras le hacía esa pregunta a Sebastian, anotaba en la pizarra libre, diferentes enfermedades que los alumnos seguramente ya habrían oído mencionar pero que no siempre se sabe con qué o como se tratan.

-Como pueden ver en la pizarra, hay una lista de enfermedades o males simples. Quiero que cada quien escoja una enfermedad y me diga, con los conocimientos que ya tiene y con la ayuda de sus libros, de qué trata la enfermedad y cómo puede curarse. Pueden hacerlo solos o por parejas. Pueden comenzar.

----------------
Las enfermedades anotadas en la pizarra son las siguientes:

  • Ataque de dementor (Gianna Vercelli)
  • Fiebre de dragón (Sebastian M. Rumsfeld)
  • Mordedura de serpiente
  • Viruela de dragón
  • Hincadura de erumpent (Aldrich Burroughs)
  • Picadura de billywig
  • Petrificación por basilisco (Park Hye Rang)
  • Risas Incontrolables


La dinámica es la siguiente: Me mandarán un MP con la enfermedad de su preferencia para que yo ponga en este mismo post cuál ya han elegido y así no haya problemas de que ya lo habían hecho y alguien se les adelantó y tal.

Se trata de mencionar el antídoto y la forma en que se adquiere dicha enfermedad o accidente. Pueden improvisar todo lo que quieran, no importa que no sea “verdad” mientras sea algo coherente.


Última edición por Julia McCreary el Vie Sep 28, 2012 10:44 pm, editado 3 veces

_________________
DECANA TUTORA DE CERRIDWEN
PROFESORA DE MEDIMAGIA

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Biografía
avatar
Julia McCreary

Mensajes : 358
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Park Hye Rang el Vie Sep 28, 2012 2:43 pm

Cuando escuchó a hablar a uno de sus compañeros, mas concretamente a Adnan, sonrió un poquito, girando el rostro para mirarle mientras hablaba, sonriendo en todo momento y en cuanto acabó de hablar, se giró a apuntar en su pergamino todo lo que había recopilado, importante, de las palabras del egipcio.

Siguió haciendo lo mismo con el resto de los estudiantes que fueron respondiendo, tomando apuntes de los que decían cosas diferentes a lo que ella misma dijo, a cosas que le parecieron importantes o incluso curiosas.
Llegó de nuevo el turno de escuchar a la profesora, y tomó apuntes de la misma forma que antes; apuntando lo que era necesario de saber, omitiendo, como siempre, los datos ya mencionados o sin importancia, o simplemente discusiones o datos que ya se le habían quedado en la cabeza en el mismo momento de haberlos oído.

Park lo primero que hizo según fueron apareciendo los nombres de las enfermedades, fue apuntándolas en otro pergamino que preparó al lado, y en cuanto la profesora explicó que había que hacer, ella ya tenía algún que otro dato de todos en general por encima, pero en seguida supo sobre cual era el que quería tratar mas a fondo, hablar de lo que la profesora había pedido: antídoto o forma de cura y la forma en la que se adquiría. La petrificación del basilisco, le gustaban mucho ese tipo de animales peligrosos, llamaban mucho su atención, así que enseguida, recordando los libros que se había leído con anterioridad de medimagia y zoología, y la información que ya leyó de ese mismo libro, no tardó en recopilar aquella información.

Cuando acabó alzó la mano, y en cuanto la decana le cedió el habla, resumió los datos que había juntado, omitiendo los extras que puso sobre el dicho animal; aquellos eran mas acordes para la clase de zoología que para la de medimagia.

- Yo haré la Petrificación por basilisco. - Vio como la decana asentía, y continuó. - La forma de caer en dicha enfermedad es como bien indica su nombre, la petrificación por basilisco, tiene lugar cuando se tiene contacto INDIRECTO con la mirada de dicha criatura mágica. Se sabe que es indirecto porque el contacto directo causa la muerte.
Un basilisco es una serpiente gigante, por lo que no es fácil que alguien sea encontrado en mitad de una urbe con dicha enfermedad.
En cambio, en magos que van de expedición por selvas, y zonas con mucha humedad si es algo más fácil de que ocurra… De todas formas, es una enfermedad que se detecta con facilidad, los síntomas son claros y en caso de que el accidente ocurra estando acompañado es algo que cualquier persona puede ayudar a identificar con facilidad.
-Cogió un momento aire, y añadió. - Hace no mucho se dieron indicios por los países nórdicos de la aparición de algún que otro ejemplar de basilisco, ya que aparecieron algunos que otros magos, que fueron de expedición a zonas del subsuelo, petrificados; aunque cuando el Departamento de Regulación y Control de las Criaturas Mágicas hizo la vigilancia con anterioridad, no dieron el aviso de haberse encontrado restos de la cáscara del huevo del animal ni ningún otro tipo de prueba de que se estuviese tratando de “crear” alguno.

Hizo una pequeña pausa al ver que estaba metiéndose en terreno de no medimagia y se disculpó con una leve reverencia a la decana.

- Prosigo... El antídoto: Poción de mandrágora. Como anotación diré que: como los petrificados no pueden beber la poción esta se debe extender con cuidado por la piel de los infectados, asegurando que quede bien cubierta; y que una vez se comienza a hacer efecto, entonces se debe hacer ingerir también una dosis de la misma con cuidado de no desperdiciar dicho líquido.

Cuando acabó se volvió a sentar en el asiento, mordiéndose un poquito la boquita, quedando con la vista fija en los ojos de la profesora.

_________________
|○| Cualquier persona puede amar a alguien como lo que es...
Sin embargo, sólo un ángel puede amar a alguien por lo que no es |○|

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
○Park Hye Rang○ |○| Bóveda |○| Amistades de Rang
○ Hechizos de Park Hye Rang ○
avatar
Park Hye Rang

Mensajes : 327
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 22

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Sebastian B. Rumsfeld el Dom Sep 30, 2012 12:50 pm

La profesora McCreary, según hablábamos iba respondiendo cada una de nuestras ideas para obligarnos a pensar más y a profundizar en aquello que opinábamos. Me gustaba que me hiciesen pensar, desde luego, por eso me encantaba aquella clase. A veces, estudiar cosas sin control sin aprender como relacionarlas era completamente inútiles. Tener conocimientos estaba bien pero sin saber como aplicarlos era como si no supieses nada porque, al final, no tenían ninguna utilidad. Yo intentaba aplicar todo lo que conocía a la vida real por lo que la mayoría de las veces hacia un estudio selectivo. Era imposible aprenderme todo lo que estudiaba y, mucho menos, acordarme más allá del examen. Por lo que siempre solía escoger aquello que creía que me sería más útil el día de mañana y afianzarlo más.

Escuché atentamente las palabras que me dirigía tras haber dado mi opinión con suma concentración. No quería responderle con alguna estupidez por los esfuerzos que ella hacía para enseñarnos todo lo que sabía. Cuando terminó, me quedé algunos segundos en silencio reflexionando lo siguiente que le diría - No no, cuando mencioné de la paciencia me refería a casos en los que un paciente llegase muy grave y tuviésemos que tomar decisiones rápidas. Si al valorar a un paciente valoramos que nos podemos permitir el lujo de hacer una buena historia clínica, claro que opino que hay que tener paciencia e intentar obtener el mayor número de datos para afianzar el diagnóstico. Pero en un paciente crítico no podemos disponer de aquel factor. A eso me refería. En ese caso hay que actuar con la mayor brevedad posible y son los casos más complicados a los que un medimago puede enfrentarse. Si se extiende demasiado la anamnesis podrías condenar al paciente a la muerte, por ello también el profesional debe saber buscar en esos casos aquello que considere más relevante, no sé si me he explicado bien - Dije mientras me acariciaba el mentón, la verdad es que pese a querer organizar todos mis pensamientos al final me había liado yo mismo - Con respecto a como ganarme la confianza, yo creo que es fundamental tratarlo con respeto y con educación. Claro que también creo que establecer una buena relación es fundamental, pero creo nunca se debería permitir que dejasen de vernos con una cierta autoridad ya que sino no seguirían nuestros consejos - De pronto, me di cuenta de que había dicho "vernos"; me estaba implicando mucho en aquella clase, desde luego. Eso me gustaba - Asegurar que todo lo que nos diga no saldrá de la consulta, recordarle nuestra obligación de mantener el secreto de su consulta y, además, intentar que se implique el mismo en su tratamiento y en el entendimiento de su enfermdad. Es decir, explicarle lo mejor posible, con paciencia y en términos que pueda comprender que le sucede y cuales serían las alternativas para que se sienta importante en la toma de decisiones y que así se abra más añadiendo cosas que pueda creer que son importantes pero que podrían marcar la diferencia. Eso ya no solo con esa finalidad, sino para que el paciente también se sienta mejor - Por mi mente comenzaron a surgir los principios por los que se regía la medimagia que eran parecidos a los de la medicina muggle. Habían leído un par de libros por curiosidad que me habían enseñado bastante. Así había intentado dejar plasmado con lo que había dicho los principios de beneficiencia y autonomía.

Tras haber soltado aquel rollo, comencé a observar como la profesora escribía en la pizarra una serie de enfermedades en el encerado. Las conocía todas, algunas mejor que otras desde luego ya que mi conocimiento de la medimagia no era tan profundo como me gustaría. Mientras pensaba que enfermedad explicar, una chica comenzó a hablar en voz alta sobre la fiebre del dementor. No pude evitar morderme el labio mientras pensaba que aquella era la que me gustaría haber hecho. Volví mi vista hacia la pizarra nuevamente y, antes de que nadie hablase levanté la mano. Cuando la profesora me dio el turno, aclaré mi garganta para volver a hablar. - Yo hablaré sobre la fiebre de dragón - dije en voz alta y clara para que todos me escuchasen. Después del toque del dementor, era la que mejor me sabía - La enfermedad comienza con un cuadro inespecifico con signos clínicos que se podrían agrupar un cuadro catarral: fiebre, astenia, cefaleas y anorexia. Sin embargo, según avanza la enfermedad se observa que la fiebre es demasiado alta para ser un catarro común y, además, comienzan a salir manchas entre la piel de los dedos de los pies de color verde. Cuando el paciente estornuda salen unas chispas de las fosas nasales - Hice una pausa mienras valoraba si me había olvidado nada; creía que no era así así que proseguí - La forma de contagio es mediante el contacto, como su propio nombre indica, con dragones directa o indirectamente. Se puede deber a trabajar junto a ellos o, simplemente, con material relacionado a ellos como sus heces. Según los estudios se cree que son más susceptible a padecerlos los pacientes ancianos porque hay una mayor incidencia mientras que entre los jóvenes casi no se observan casos. El tratamiento no es más que una pócima creada por Gunhilda de Gorsemoor y, si la fiebre es demasiado alta y molesta, se puede contrarrestar con huevos congelados de Ashwinders mientras el tratamiento no hace que la enfermedad remita.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha||Smertios (Entrenamiento para Auror)|| Relaciones|| Bóveda
avatar
Sebastian B. Rumsfeld

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 12/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Aldrich Burroughs el Dom Sep 30, 2012 9:06 pm

Escuchó las respuestas a sus compañeros y al escuchar su apellido prestó más atención, intentando no dejar fuera de su mente nada de lo que le decía, le gustaba la argumentación pero como un medio de solidificar su orgullo más que como una forma de aprender de la otra persona y demás, aunque en ese caso ambas cosas sonaban prometedoras ya que era una profesora la que respondía a una de sus opiniones, y si de ella no aprendía algo de quién más iba a hacerlo. Cuando hubo acabado se dispuso a responder con voz tranquila.

-Bueno, señorita McCreary, pues trataría de no ser un paciente egoísta aunque seguramente de niño lo fui, aunque eso de ser medimago de niños es otro tema, uno muy distinto. Ni el uno ni el otro deben verse afectados por quien tienen en frente, pero creo que el paciente no debe ser sólo una molestia que no colabora por autocompadecerse, la sociedad está llena de gente a la que hay que tratar como si se le debiese algo. Estoy de acuerdo con que los medimagos actúen como lo hacen y como usted nos dice, pero es que es una consecuencia del comportamiento de la sociedad, no porque así tenga que ser o porque el medimago deba tener sobre los hombros esa presión, respeto mucho a los capaces de soportar aquel peso. Y si estoy en su clase no es por vocación, es porque sé que es una buena docente y que aprenderé cosas valiosas, pero sinceramente no es mi llamado.

Acabada su respuesta hizo una ligera reverencia con la cabeza como para dejar en claro que si sus palabras habían sonado respetuosas era porque a esa naturaleza respondían, era incapaz de hablarle de mala manera a alguien con esa reputación aunque se mantuviese muy seguro de sus ideas y creyese que su percepción era la correcta. Además de eso era una dama, tampoco sería capaz de responderle de forma airada o con algún tipo de doble intención.

Lo de Rumsfeld le pareció un caso simple, un veritaserum debería ser suficiente para que un paciente dijese lo que se necesitaba para poder actuar y hacer lo mejor para él, pero ni se atrevió a decirlo porque pensaba que su moral estaba por muy debajo de los demás ocupantes de esa aula y era mejor dejar para sí mismo esos pensamientos. De todos modos eso iba buscando asimilarlo, eso le serviría para su futura vida profesional y era como estar en la clase de Holland sin tener intención de ser un auror.

Escuchó la respuesta del muchacho también y si bien le pareció que le iba besando un poco más que los muslos a la profesora no hizo ni una mueca, tampoco volteó a mirarlo porque prefería concentrarse en la pizarra aunque una media sonrisa socarrona ya estaba siendo algo evidente en su rostro. Prefirió concentrarse en lo que diría pues ya tenía su respuesta, algo que cualquiera que lo conociese consideraría obvio puesto que desde tiempos inmemorables su familia materna se dedicaba a la manufactura de varitas y uno de los núcleos que usaban era cuerno de erumpent.

-Me gustaría hablar de la hincadura de erumpent.-tras la autorización para seguir, continuó hablando.-Creo que todos conocemos a los erumpent y lo peligrosos que pueden ser, pero para refrescar la memoria de todos creo que es bueno resaltar que son animales que pesan más de una tonelada, tienen piel gruesa y son pacíficos, a menos que sean atacados no son violentos, además una picadura de su cuerno produce la explosión de aquello que pican. Ahora, el tratar su picadura es algo muy complicado, quizá de las cosas que menos se quiere experimentar. Para tratar la picadura se debe primero aislar el área de forma mágica, eso se hace mediante un hechizo similar al casco-burbuja pero que atraviesa la piel, se llama Alveos Cutis y su efectividad tiene que ver tanto con la cantidad de líquido dejado por el cuerno como por el tiempo que ha estado allí. La explosión casi inmediata en las peleas de los erumpent se da al combinar la sangre del erumpent atacado con el líquido del cuerno de otro erumpent, entonces lo que se debe evitar es que la el líquido llegue a cubrir demasiado volumen dentro del torrente sanguíneo, es por el nivel de pH menos en los humanos que hay un tiempo a favor. Bueno, entonces se aísla y debe llevarse al atacado a un hospital o a un lugar con el antídoto, que es hecho del mismo líquido del cuerno del erumpent, madera de bowtruckle y un poco de la hierba que consume machacada, es un antídoto que puede parecer simple pero es porque es rústico, los antiguos magos africanos lo usaban muy seguido cuando no habían reservas para estos animales. El problema es la dificultad de encontrar todos estos ingredientes, son muy caros en el mercado local y al tener que ser untados en todo el contorno de la herida cada diecisiete minutos no todos sobreviven. Se repite la aplicación tres veces por cada centímetro de diámetro que tenga el hueco. El ungüento dicen que arde tanto como una quemadura de dragón en carne viva y por eso generalmente se tiene que sedar a los atacados.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Loreen Luttrell el Mar Oct 02, 2012 12:49 pm

No iba a decir que todo lo que Aldrich Burroughs le decía le parecía un atropello mortal que ofendía la noble labor del medimago ni iba a poner a exigir que lo crucificaran y sacaran del aula por no tener la vocación requerida para poder formarse en esa carrera. Que vamos, así que había pacientes que eran unos berrinchudos insoportables había medimagos que se desencantaban de lo que hacía. Demasiado estrés por demasiado tiempo tiende a hacer eso con las personas. Se decía a sí misma que ella no quería transformarse jamás en uno de esos medimagos indiferentes y a los que ya todos les daba igual, que en los pacientes en vez de ver rostros veía expedientes. Pero tenía claro que, si eso le llegaba a pasar en 20 o 30 años, sería momento de, o buscar una manera de volverse a enamorar de lo que hacía, o de colgar su bata y dedicarse a otra cosa, pero con aquella apatía le parecía que uno no debería de ejercer y no, eso tampoco era el fin del mundo. En fin.

No sonrió cuando la decana le reconocía su respuesta y haber traído a colación un punto interesante. No iba a la búsqueda de halagos, no estando en clases, por lo menos. Claro que se sentía orgullosa y bien consigo misma pero no iba a ir buscando que le pegaran estrellitas en la frente por responder lo que se supone ya debería de tener bien claro. Además tenía su atención centrada en hacer los apuntes de las cosas que consideraba especialmente relevantes en su pergamino, la mano volándole con agilidad a lo largo de toda la superficie del mismo. Otra de las cosas que tenía claro es que esperaba que su escritura fuera por lo menos legible, no padecer del extendido mal que llevaba por nombre caligrafía de médico.

- Me parece que es en ese tipo de situaciones cuando reafirmar el control del medimago sobre la situación es de vital importancia, Profesora. – Si el paciente no quiere hablar sobre lo que le pasa porque resulta ser que la ha liado en algo serio darle de palmaditas y hablarle bonito no iba a servir de nada. – Y no solo el dominio sobre lo que acontece sino el criterio para poder actuar según corresponda. Explicarle con firmeza cuales son los riesgos a los que se enfrenta si no comparte la información necesaria para poder llegar a un diagnóstico correcto e insistir en lo vital que es que nos de toda esa información, que a menos que el medimago sea legeremago o tenga una dosis de verisaterum a la mano depende de lo que el paciente comunique. Sólo él sabe lo que siente, en dónde y con qué intensidad y si no contamos con esos datos, vamos a ciegas. En última instancia se trata de su misma salud. Nuestro campo de acción solo llega hasta donde el paciente nos lo permite, por la misma razón que es necesario tener su consentimiento para decenas de exámenes y tratamientos. Y por muy impotentes que nos pueda hacer sentir eso es también algo que necesitamos tener muy en claro. – Que a menos que fuera una situación de vida o muerte no podían meterle a la fuerza pociones a nadie.

Dejó que el resto de sus compañeros hicieran sus aportaciones y cuando ya nadie parecía tener nada más que decir tomó la palabra. – La viruela de dragón es un virus altamente contagioso y que se transmite cuando el paciente infectado lo transmite a otro individuo al toser o cuando se establece contacto con el líquido de las pústulas que aparecen en su piel. No existe una cura para esta enfermedad y si todo sigue su curso natural el virus es expulsado del cuerpo de manera natural en un periodo de dos a tres semanas después de que las primeras pústulas comiencen a manifestarse. El periodo de incubación dura alrededor de 28 días tras ser infectado y se considera que el momento crítico en el que un paciente infectado representa más riesgo de contagio es alrededor de dos o tres días antes del brote de las pústulas, por lo que por lo general cuando estas surgen les toma por sorpresa. Los síntomas previos al brote incluyen fiebre, dolor de cabeza, naúseas y vómito que bien pueden confundirse por una infección estomacal. El síntoma más característico es la aparición de pústulas cutáneas por todo el cuerpo que aumentan en tamaño gradualmente hasta reventar y entonces formar con el líquido que contenían una costra gruesa y grumosa que asemeja a las escamas de un dragón, de ahí el nombre, además de que la constante comezón que las costras provocan y que no aminara por más que el paciente se rasque o aplique ungüentos debido al grosor y la dureza de las mismas los pone de un humor espantoso al borde de casi echar fuego por la boca. También puede provocar úlceras en tejido membranoso como dentro de las mejillas, la garganta o el área genital. Las complicaciones pueden surgir si no se controla la fiebre o las úlceras se infectan. Como mencioné no hay cura para esta enfermedad pero quienes la padecen requieren cuidado médico para tratar de hacer los síntomas más soportables, se les receta principalmente filtros de paz para poder calmarles la ansiedad que la comezón les provoca. Por fortuna esta enfermedad es cosa de solo una vez en la vida pues cuando el virus abandona el cuerpo los anticuerpos generados vuelven al paciente inmune a él y resulta imposible volverlo a contraer. - Hasta se sintió sin aire después de todo el monólogo que acababa de lanzar, pero ella era estudiante de Medimagia.

_________________
Ogmios [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Medimagia
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Relaciones [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Bóveda
avatar
Loreen Luttrell

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Gianna Vercelli el Jue Oct 04, 2012 7:39 pm

-No, me van más las humanidades, espera cuando tengamos que practicar.-negué con la cabeza. En eso si que era un poco despistada, por algo no había elegido la Medimagia como profesión, además de que no tenía ni el tacto ni la paciencia que tenían mi padre o mi hermano para tratar con la gente. Mis amigas y el propio Adair eran quizás los que más podrían corroborar aquello.

Sin duda alguna, la Decana McCreary imponía respeto. También se veía que sabía de lo que hablaba. Había leído sobre ella en el profeta, donde habían puesto su biografíaa cuando recién entró como Decana a la Universidad. Además de que papá me había contado de ella y que sabía que era una muy buena profesora y muy buena sanadora. Lo llevaba en la sangre y además, había nacido –o al menos eso creía él- con una vocación innata para ejercer, lo que, como dijo Aldrich, pocos magos tenían.

Estaba de acuerdo en muchos puntos de la profesora, como lo de la paciencia y eso, pero quizás Sebastian tenía razón en algunas otras cosas, pero de igual manera todo se resumía al mismo punto. ¿Qué no necesitabas de la paciencia para no cometer un error? Operar a una persona, por ejemplo, era como hacer un rompecabezas de muchas, muchas piezas. Si no tenías la paciencia para terminar, mejor ni siquiera comenzarlo y punto. O al menos así lo creía yo. Fuera emergencia o no. Creía que era la base de todo y además del conocimiento y la praxis, lo más importante.

Recordé, con lo que decía Loreen, cuando falleció Charlotte, la madre de Romina. Nadie supo qué había sido el problema hasta después de un buena rato que papá, Rune y Jonathan estuvieron intentando descifrar el problema. Al final, no había forma de saber qué era lo que sentía Charlotte -además del visible dolor que le aquejaba- y quizás eso también habría sido importante para que papá hubiera podido actuar más de prisa con la rubia. Si papá no hubiera sabido tener el control de la situación y ordenado a Charlotte que se mantuviera en calma y todo eso, quizás las cosas hubieran sido peores. Es ahí cuando creo que el punto de la paciencia regresa siempre.

-Yo, yo…-levanté la mano y sin querer le di un pequeño codazo a Adair. Le pedí disculpas con la mirada y luego me mordí el labio.-Pues, me gustaría hablar del ataque de detentor aunque en realidad no sea una enfermedad propiamente dicha pues sucede solamente como lo dice el nombre: ataca un detentor.-qué elocuente Gianna, qué bárbara. Volví a morderme el labio y luego proseguí.-Cuando sucede un ataque de este tipo, el paciente se siente debilitado, siente mareos, náuseas y puede llegar a desmayarse. La debilidad puede manifestarse por un periodo bastante largo si no se trata prontamente. El “tratamiento” que se puede utilizar y que en realidad es lo que se utiliza mayormente por casi toda la gente, es un trozo de chocolate por el alto índice de azúcar que tiene en su preparación. También supongo que una cucharada de azúcar simple puede bastar o quizás una sobredosis de cerveza de mantequilla, no lo sé, puede funcionar. También, el paciente debe estar en reposo un rato hasta que pasen los mareos y que se sienta un poco más fortalecido.

Sentí que me había puesto completamente roja. Guau, todos los demás habían hablado millones sobre la enfermedad que habían elegido y yo…. Una estupidez bien corta. Bueno, podía excusarme en el hecho de que yo no era alumna de Medimagia y que solamente estaba ahí por mera curiosidad. Si, eso.

_________________
Periodismo Mágico
Metamorfomaga

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha||Bóveda||Relaciones||Cronología
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gianna Vercelli

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 04/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Vie Oct 05, 2012 10:41 am

Él había hablado por hacerlo, sobre todo para que Rang se diera cuenta de su presencia ahí, pues aún no estaba seguro de que la chica no se abstrajera en las clases hasta el punto de no notar quienes había a su alrededor, pero al parecer, aunque fuera así, lo hizo bien, la profesora se dirigió a él y después a otros más. No se tomó la molestia de ir anotando las respuestas de nadie, todo era más que obvio y además de eso, no es que fueran cosas muy difíciles de pensar ni nada.

Cuando en la pizarra empezaron a aparecer nombres de enfermedades sí que las anotó. No es que supiera mucho de medimagia, es más, la mayoría de esas enfermedades no las conocía, en absoluto, pero llegó a una que no solo le sonaba, sino que la había experimentado una vez, hacía algún tiempo y por pura curiosidad.
Dejó que antes que él respondieran los demás mientras mentalmente (y apuntando alguna que otra cosa para no olvidarla) se preparaba la respuesta. No iba a pretender ser el más listo de clase, porque no, y menos aún con aquello, pero sí que intentaría hacerlo bien.

-Yo responderé con la Picadura de billywig – dijo cuando al fin llegó su turno. Recapituló sobre sus pensamientos por un segundo, estaba seguro de que su respuesta sería la más escueta y pobre de las dadas hasta ese mismo momento, sobre todo porque… bueno, no hablaría sobre conocimientos de medimagia, si no sobre experiencia propia, pero como nadie parecía interesado (de los que podrían saberlo) en responder bien esa pregunta pues ahí estaba él para meter la pata –la forma de contraer dicha enfermedad es mediante, como su nombre indica, la picadura de un billywig. No sé si saben pero es un insecto de Australia, y antes de nada decir que es un insecto jodi… muy grande - se aclaró un poco la voz, ya iba a soltar una palabra fuera de lugar, pero por suerte se contuvo, no quería ser expulsado de clase así sin más por hablar mal – bueno, lo importante aquí es el efecto que produce dicha enfermedad en una persona… y es que cualquiera que reciba de su veneno se siente mareado y después comienza a levitar – hizo otra breve pausa, estaba exponiendo aquello de la manera correcta, nada de parrafadas enormes en las que ni se paraban a coger aire y que cualquier humano terminaba mareado de intentar seguir con el pensamiento – según la cantidad de veneno que se reciba se levita más o menos tiempo – ya no sabía más datos, él ignoraba todo aquello de que si se sufría alergia podría ser permanente y demás. Y ya solo le quedaba intentar recordar como lo curaron a él (que todo hay que decirlo, se excedió un poquito con la prueba de haber como se sentía levitar drogado o algo así) – la curación… pues al parecer la picadura se termina quitando por si sola al cabo de unas horas. No es demasiado grave. Igualmente hay un antídoto que hace que se te pase instantáneamente, desarrollado por una famosa pocionista de Australia a la que le corría prisa dejar de flotar mientras buscaba ingredientes por las zonas donde suelen habitar los bichos – intentaba ganar tiempo con esa palabrería pero terminó negando con la cabeza, era una poción que no se sabía de memoria, el nombre, claro, los ingredientes se los conocía muy bien, era algo que le había resultado bastante curioso, tanto el insecto como lo que producía y por lo tanto el cómo quitarlo – no recuerdo como se llama la poción, pero contiene parte del caparazón del mismo bicho que al parecer tiene una enzima que contrarresta el veneno, junto con otros ingredientes que no se si interesarán aquí… y sé que hay un conjuro que hacía que se pasaran los efectos también, pero ahí sí que no me puedo arriesgar a adivinar, ese no lo conozco.

Si, seguramente el más impreciso y menos preparado de aquella clase, pero estaba ahí para aprender un poquito de medimagia ¿no?

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 27

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Adair Brackminster el Sáb Oct 06, 2012 10:55 am

Hubiera continuado prestando atención a la clase pero desconectó en cuanto empezaron los debates y los alumnos, muy profesionales, debatían las correcciones de la profesora. Mejor que ni hubiera apuntado nada en su siguiente explicación de lo dicho por él. La medimagia no era su punto fuerte y estaba ahí para aprender a tratar lesiones no a cuestionarle nada a la profesora que con esa pose autoritaria más que respeto desataba la mente pervertida del joven. Ojeó a su hermana por el rabillo y negó con la cabeza casi imperceptiblemente pues aún no entendía como la condenada podía continuar cabreada con él. Los ojos del moreno se posaron sobre el libro abierto, apoyó el codo en la mesa y a su vez, su barbilla en la mano mientras leía y releía el capitulo sin llegar a entender nada porque no prestaba atención a la lectura pero evitando escuchar parlancherias de uno y otro.

Levantó un par de veces la cabeza de la lectura cuando empezaron los monólogos. Una vez fue consciente que tenía tarea que realizar, maldita sea, frunció el ceño, el condenado se había perdido la parte en que la profesora explicaba qué debían hacer. Resignado a llevarse la bronca del año, prestó atención a la explicación de Rang. ¡Menos mal que ella podía salvarle de la desgracia! Escuchó atento, intercalando algunas breves miradas con la lista escrita en la pizarra y una vez la chica terminó, asintió como si hubiera entendido algo de lo dicho pero en verdad no había ni comprendido un tercio. Buscó a Gianna con la mirada esperando que ella digiera que diablos hacer pero como pasó de su cara pues estaba metida en su propio delirio médico, encogió sus hombros y volvió a la lectura de su libro. Notó el codazo de Gianna pero ignoró el golpecito aún ensimismado con su no lectura.

Unos minutos después todos se callaron. Adair levantó la cabeza y observó a su alrededor. ¿Ahora se suponía que debía dar su opinión? Mierda. Gruñó y alzó la mano, esperando su turno, iba a improvisar y que los magos decidieran si terminaría en el despacho de la decana con un castigo sádico… tampoco era tan mal plan – Hablaré de la mordedura de serpiente – Tanteó el terreno parecía que nadie había hablado sobre el tema así que bueno, reuniría todas las conversaciones de su madre y Lucy para llegar a un punto bueno, intermedio, donde quedaría menos profesional que los oyentes de esa carrera pero a fin de cuentas daría algo medianamente masticable para McCreary – Es evidente que la causa del problema es la serpiente – je, todo un genio para llegar a ese punto. Carraspeó y colocó su cuerpo mejor sobre el asiento – pero no todos los venenos de serpiente son iguales de potentes y se emplea el mismo antídoto, quizás el principal punto es actuar rápido antes que el veneno llegué al torrente sanguíneo – hasta ahí bien, eran conceptos habituales para alguien que encontraba anacondas en armarios de la cocina (y era un caso verídico) – Supongo que si llega a un hospital sería bastante ilógico succionar el veneno de la herida y si no tiene torniquete que haya detenido el avance del veneno, mucho menos… - hizo una pausa, mirando a Gianna por el rabillo del ojo. Cojones que difícil era exponer los putos casos clínicos – Así que como he dicho anteriormente cada especie de serpiente es diferente, es necesario saber el ejemplar para preparar el antídoto, tal vez y solo si es posible, preguntar al paciente sobre las características físicas, sino, una muestra de sangre sería una buena opción – calló y volvió a tirar su cuerpo hacia atrás. No tenía ni puta idea si se había dejado algo por el medio, esperaba que no o seguro McCreary iba a mentarle hasta su madre.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Julia McCreary el Mar Oct 16, 2012 6:50 pm

No le sorprendía en absoluto que fuera precisamente Park Hye Rang quien contestaba primero. Desde que había comenzado el semestre en Brigantia había demostrado que era completamente capaz de estudiar dos carreras a la vez. Le recordaba un poco a ella misma cuando tenía su edad. Su padre solía decir que tenían su propio prodigio en casa. Quizás así sucediera en la casa de Rang.

Asintió al escuchar su respuesta y de inmediato dirigió la mirada Rumsfeld. Sonrió para si misma mostrándose impasible mientras escuchaba todas y cada una de las palabras del Smertios. Asintió al escuchar su forma tan asertiva de responder. Nuevamente le sorprendía que no estuviera matriculado en su carrera. Sería un buen sanador y le gustaría verlo convertirse en uno.

-Sabe, Rumsfeld, me pregunto por qué no está estudiando para ser sanador. Podría llegar muy lejos.

Otro caso era el de Burroughs. Frunció los labios y entrecerró los ojos. Básicamente estaba dándole la razón de lo que ella el había debatido por una parte, pero por otra estaba tan empeñado en criticar el conservadurismo que hay en la medicina y su desempeño que le hacía pensar que quizás fuera verdad que muchos pensaban que los medimagos trabajaban así por sentir que le debían algo a alguien. Quizás Aldrich Burroughs no lo entendiera porque, como él decía, ese no era su llamado, pero para Julia, o para cualquier medimago con vocación, el tratar de esa forma a los pacientes jamás sería por consecuencia del comportamiento de la sociedad.

Asintió ella misma, zanjando el tema en ese momento para proseguir a escuchar las palabras del Smertios. A pesar de que la medicina no fuera su fuerte ni su llamado, sabía defenderse bastante bien con los términos que utilizaba. Tal vez fuera la teoría y con la sangre no se llevara tan bien. Habría que probar en alguna práctica.

Luttrell le parecía brillante. Inteligente, directa y precisa. NO se iba por las ramas y Julia McCreary disfrutaba de ese tipo de personas. Se veía que pasaba tiempo investigando sobre lo que hacía. Claramente se veía que la Medimagia le apasionaba y eso no podía cuestionárselo a nadie como a ella una vez la cuestionaron por decantarse por la medicina mágica y no la muggle. Vercelli, Yesenes y Brackminster la sorprendían cada vez más. Se notaba que no eran buenos con los conceptos básicos de la materia, sin embargo, sabían defenderse bastante bien.

Sonrió un poco con la respuesta atropellada y desastrosa –pero aún así correcta- de Brackminster. Negó con la cabeza. Estaba bien, no le molestaba que respondieran con ese tipo de respuestas siempre y cuando llegaran al punto en el momento y no se anduvieran con muchos rodeos. Asintió cuando terminó de hablar.

-Parece que tienen bastante bien dominado el uso de ciertos remedios para diversos males. Me gustaría que siguieran así de receptivos en la siguiente clase. La siguiente clase comenzarán a ensuciarse las manos, así que necesito que traigan lo siguiente.

En la pizarra comenzó a aparecer una lista de materiales que en apariencia se veían complicados de conseguir pero en realidad no lo eran tanto. Quienes tuvieran familiares sanadores sabráin exactamente dónde podrían comprarlos y que en realidad no eran tan caros.

  • Un pliego de piel de dragón del No. 2 de 50cm x 50cm
  • Un kit de 5 piezas de Hilo de sutura de nylon (ya viene incluida la aguja)
  • Un par de guantes para quirófano
  • Varita
  • Pergamino
  • bolígrafo o tintero
  • Libro: ”Principios de la cirugía” por Gurshein Millsky


-El pliego de piel de dragón, los guantes y el kit de sutura lo consiguen en esta dirección.

En la misma pizarra donde había anotado el material de la siguiente clase, apareció la dirección de un depósito cercano a San Mungo donde podrían conseguir lo que les estaba pidiendo.

-Quien no traiga el material completo no podrá entrar a mi clase. Pueden retirarse, que tengan un buen día.


------------
Los materiales son simbólicos, no necesitan comprarlos porque en realidad no hay ninguna tienda de material de medimagia ni nada, así que descuiden, no tienen que gastar su dinerito =P

Gracias por participar. Colgaré las notas en breve.

_________________
DECANA TUTORA DE CERRIDWEN
PROFESORA DE MEDIMAGIA

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Biografía
avatar
Julia McCreary

Mensajes : 358
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer clase de Medimagia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.