"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Bebiendo en SoHo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bebiendo en SoHo

Mensaje por Abigail Tucker el Dom Sep 16, 2012 11:30 pm

[Pasadas las 9 pm. Viernes. The Crobar.]

Le había tomado la palabra a Aldrich y tras una semana se había presentado en SoHo. Ella misma había seleccionado el lugar teniendo en cuenta no solo sus gustos musicales pero los del mago. Dichosa de no haber terminado en algún pub de quinta escuchando Maroon 5 o alguna cosa así.

Vestia con simpleza. Nunca había sido de esforzarse por verse "bien" y eso era parte de su encanto. O así le parecía y le gustaba a ella. No era de pasarse tres horas frente a un espejo tratando nuevos peinados (llevaba su cabello suelto y más nada) o poniéndose mil capas de maquillaje.

Incluso antes de llegar al bar, ya tenía una cerveza encima y bebía otra que llevaba disfrazada de soda. No pensaba dañarse la noche porque algún policía desocupado la parara por andar en la calle con una bebida alcohólica abierta. Tenía un cigarrillo encendido en su otra mano, pero no había calado de este por dos cuadras ya que andaba observando las personas en las atiborradas calles de SoHo. Dejando que sus sentidos se perdieran en los sonidos y aromas.

No se preocupó mucho por la hora, como si llegaba al lugar antes o después. No había apuro. O al menos eso creía ella. En realidad no conocía para nada a Aldrich a pesar de haberlo visto decenas de veces en fotos familiares, y que su nombre apareciera de vez en vez durante las visitas de Pearlie en la casa Alechinsky. Por todo lo que ella sabía, quizá él la conocía del mismo modo, pero no había dado muestra alguna de molestia en su cercanía, por lo que ella tampoco mostraría tal cosa a pesar de la inclinación purista que, le habían dicho, tenía ese lado del árbol familiar.

Y para qué negárselo? Aldrich, a pesar de ser mucho menor que ella, le parecía bastante guapo y no había forma de que se perdiera la oportunidad de pasar un rato agradable con un completo desconocido que le parecía conocer desde siempre.

Le costó cerca de 15 minutos entrar al atiborrado lugar. Para ese momento ya había terminado su cigarrillo y su cerveza. El sonido le fue aturdidor al primer golpe pero se acopló al mismo con rapidez. Buscó desplazarse entre la gente hasta la barra donde pidió una nueva cerveza. No quería subirse de tono antes que apareciera el brigante. Y después buscó con la mirada una mesa o algo, pero terminó quedándose de pie junto a la barra porque no había donde sentarse por el momento.

En el momento en que se llevó la botella a los labios, comenzó a sonar la nueva canción y solo atinó a mover su cabeza al ritmo haciendo que sus cabellos le cayeran sobre el rostro. El ambiente era denso y agradable, sonrió con gusto, le gustaba la selección sin lugar a dudas. Por un momento incluso olvidó la razón por la que había terminado allí y solo disfrutó del instante, la cerveza y la vista de decenas, centenas de cuerpos tatuados que se movían por el piso del lugar.


Última edición por Abigail Tucker el Lun Sep 17, 2012 12:08 am, editado 1 vez
avatar
Abigail Tucker

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Aldrich Burroughs el Dom Sep 16, 2012 11:58 pm

Antes de recibir el puñetazo de Crawford y no recordar mucho más que la risa descontrolada tenía en la cabeza clara que en un impulso invitó a Abigail Tucker a salir, ¿en qué pensaba? Pues en que era guapa y que sería un maricón si no le decía algo, porque no era una propuesta de matrimonio y hasta podían pasarlo bien. De saber que era de aquellos liberales sin control no hubiese sabido qué hacer, de hecho probablemente lo hubiese dejado en un gusto y ya, pero si no era el caso a disfrutar y ya.

Habían quedado a las nueve en un bar del SoHo y no tuvo problema en ir hasta allá, lo conocía aunque lo había frecuentado más hacía algo de un año, ahora lo tenía abandonado. Él sí había llegado a tiempo, no llevaba alcohol encima pero ya dentro se tomó un whisky simple y esperó no en una mesa si no en la barra, el lugar estaba abarrotado de gente, parecía que por la presentación de algún grupo importante. Terminó su bebida en un rato y pidió una cerveza a la que le daba vueltas, no quería comenzar a mezclar licor antes de que llegase y al verla terminó dejando la cerveza casi llena a un lado de la barra.

Él iba vestido de forma simple, como cualquier muggle que frecuenta ese tipo de lugares pero tal y como sucedió en el campo de quidditch no pudo evitar que sus ojos enfocasen varias partes del cuerpo de Abigail con descaro, sus labios se presionaban uno contra otro para evitar una mueca más evidente. Cómo podían gustarle las mujeres vestidas de negro.

Se acercó entonces por detrás de ella moviéndose al ritmo de la música sin exagerar y le habló al oído esperando que no tuviese reacciones violentas a los desconocidos, ya le había sucedido una vez que le golpearon la nariz tan fuerte que tuvo que aplicarse un Episkey en el baño de un pub muggle.-I got nine lives, cat's eyes usin' every one of them and running wild-cantó de forma simple en un susurro que mantenía la intensidad de la canción.-¿Quieres beber algo o nos saludamos primero?

No lo recordaba, pero en ese mismo lugar la había visto hacía un par de años, ella en la barra y él con unos amigos celebrando el cumpleaños de una amiga, y también le había gustado pero ella tenía novio o un amigo muy cariñoso, por eso no se había acercado. Ahora no lo relacionaba con aquella ocasión, quizá porque en ese momento había bebido ya mucho, tampoco sabía de la diferencia de edad que quizá alguien que escuchase lo de la salida ya comentaba.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Abigail Tucker el Lun Sep 17, 2012 12:36 am

Con la de sustos que había vivido en su no tan larga vida, que se le acercaran por detrás y le susurraran en el oído era lo de menos. Apretó todos los músculos del cuerpo para no reaccionar. No por el hecho de que de ser otra se hubiese pegado tremendo susto, sino porque el susurro le había erizado todos los vellos del cuerpo por el golpe de su respiración en la nuca.

- Burroughs – no necesitaba verlo para reconocerle la voz. No hubiese llegado a liderar bandas rebeldes sino tuviese detalles como aquel a su alcance - beber me parece bien, ya tendremos tiempo y días para saludarnos formalmente si te apetece – sonrío un poco y se giró para verle la cara, demasiado cerca a la suya. Que rápido caía en tentación.

Por ahora se contuvo, aunque en realidad no le hubiese importado mucho besarlo allí mismo sin más, después de todo, uno no se le acercaba así a alguien que no conocía bien solo para ver si le rompía la nariz del susto. Pero esperaría, tan solo un poco más para tratar de encontrar una nueva oportunidad con aquellos labios. Autumn iba a matarla, porque sabía que a diferencia suya ella se tomaba mucho más en serio ese tipo de cosas, y seguro que si había besado a Aldrich en el lago era porque le gustaba muchísimo. Pero joder, valdría la pena.

Miró por encima del hombro del mago para comprobar que no había traído tercio con él y aprovechó que una pareja se movió para ocupar una mesa más hacía el centro del lugar, y tomó asiento apoyando los codos en la barra con su cerveza aún en la mano derecha.

- Entonces, has venido aquí antes? – le preguntó por hacer algún tipo de conversación, y por saber de paso qué tan "conservador" era el mago. Elevó la voz algunos decibeles para que pudiese oírle a pesar del ruido, asegurándose de acercarse lo suficiente para dejar que su aliento le golpeara el cuello pero sin invadirle de más el espacio.

No estaba muy segura por qué había dejado de ir allí. El lugar era genial. Por supuesto, entre Escocia y los trabajos de verano no solía quedarle mucho tiempo a menos que hubiese alguna ocasión en particular. La última había sido unos años atrás. Había sido el cumpleaños de George, un chico muggle. El grupo había estado conformado por muggles todos, y uno de ellos, un finlandés le había buscado el lado aquella noche. No mucho que rescatar de la misma porque no se dedicaba a comparar en busca de la mejor noche de su vida. Cada una la disfrutaba como venía.

Por supuesto, el exito de cada macho venía medido en si en un futuro quedaba posibilidad de repetir el encuentro y si ella aceptaría o no. Pero eso ya era otro criterio.

- Qué tal pedimos una nueva ronda y vamos afuera – señaló con la botella la salida hacía el patio donde estaba el área de fumadores. La música se podía escuchar allí igual pero sin el estruendo - y fumamos? muero por algo de nicotina – indicó poniéndose de pie sin esperar respuesta, pero sin comenzar a caminar hasta que él se decidiera. Si su memoria no le fallaba, Aldrich fumaba igual, a menos que ahora le saliera que solo lo hacía socialmente.
avatar
Abigail Tucker

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Aldrich Burroughs el Lun Sep 17, 2012 1:31 am

No era un pervertido pero su aroma era algo absorbente, cuando fue a susurrarle al oído no pudo evitar percibirlo y si eso era su aroma natural podía decir que había encontrado algo que le parecía adictivo de ella. La cercanía fue obvia cuando ella volteó el rostro pero habría tiempo para todo, le sonrió con gusto antes de separarse un par de centímetros para darle espacio y que así se moviese hacia donde quisiera ir.

Lo de Autumn a ella podía preocuparle pero a él lo tenía sin cuidado, conocía a la muchacha ya desde hacía un buen tiempo pero un beso no era algo formal o una promesa de algo, era un beso y ya. Si la embarazaba, bueno, se quedaría con ella hasta que se hartasen si es que eso llegaba a suceder, pero con algo tan simple no podía hacerse problemas, después de todo el encanto que le pudo generar esa noche se vio mellado infinitamente cuando Adair se la llevaba cual princesa a algún lado por un labio sangrante, un simple labio sangrante.

Podía no haber sido culpa de Autumn pero a Burroughs esas cosas le desagradaban, le parecían insoportables y agradecía saberlo ahora y no más adelante, uno cuando tiene alguna relación cercana con alguien es con ese alguien y su familia, esa dinámica que parecía enamoramiento entre hermanos no era algo que quisiese vivir. Lamentablemente ese amor fraternal que podía estar malinterpretando lo relacionó con un capítulo de Friends, una serie que si bien no seguía había visto muchas veces mientras almorzaba en casa o cenando.

-Sí, pero desde hace un año o dos no tanto, ya la escuela me absorbía y esas cosas. Además hay tantos bares que uno ya ni sabe a cuál ir, pero es bueno regresar.-de hecho lo era, la música era buena y el ambiente era increíble, lleno de energía fluyendo.-¿Qué hay de ti?

No escuchó su respuesta por la bulla, ni siquiera en la mesa que estaba más alejada de los parlantes lograba entender bien lo que decía y acabó concentrándose en su boca por un rato y por eso tardó en levantarse junto a ella para ir afuera, lo entendió más por los movimientos de la Ogmios que por alguna cosa que acabase de salir de su boca. Salió junto con ella y le pidió que le repitiese lo que había dicho, ella lo hizo y regresó por un momento a la barra más cercana a pedir un par de cervezas para llevar a la pequeña mesa alta que los esperaba afuera, allí pondrían las bebidas y fumarían a gusto.

Sacó su propia cajetilla y le ofreció un cigarrillo, encendió el de ella y luego el propio, sin evitar fijarse cada tanto en alguna parte específica de su anatomía, es que ya parecía un maldito adolescente. Estaban en una zona algo central, pero al ver un pequeño muro que estaba casi por la salida le dijo al oído que mejor iban para allá, hablarían más tranquilos sin que los muggles los escuchasen, pero era una excusa por una parte real y por otra para estar algo más solos.

-No entendí nada de lo que me dijiste adentro, ¿has venido antes?-sentado a su lado en el murillo aprovechó que hacia atrás tenía campo para retroceder y así lo hizo para subir las piernas y voltear el cuerpo para mirarla.-Te ves peligrosamente bien en negro, carajo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Abigail Tucker el Lun Sep 17, 2012 2:10 am

Sus oídos le agradecían mil y una vez el haber salido de allí. Había algunas personas rezagadas en el patio, pero no tantas como en el interior. Tanto, que incluso habían algunas mesas disponibles. Saludó amablemente a algunos que le saludaban, aunque no los conocía, y esperó a que Aldrich regresara con las bebidas.

Una vez volvió tomó su botella, y aceptó el cambiar de posición. No tanto por los muggles y la conversación que podían llegar a tener, porque estaba segura que a ningún presente iba a interesarle, sino por la posibilidad de estar en un punto más solitario con él. Buscó por sus cigarrillos pero él le ganó. Aceptó gustosa y caló un par de veces cerca al fuego asegurándose de botar el humo hacia un lado para no lanzárselo en la cara al mago.

Asintió antes de hablar ya que volvía a tener el cigarrillo entre los labios - También, creo que han pasado un par de años desde la última vez que estuve aquí – miró a los presentes por un par de segundos y regresó la vista sobre el chico - Entre la universidad y los trabajos de verano apenas y me quedaba tiempo para tener vida social fuera de lo requerido por ocasiones especiales, y muchas veces tuve que negarme. La nerd en mi era más poderosa - rio con gusto y bebió un poco de la botella. No es que le avergonzara esa parte de ella, le enorgullecía de hecho.

Puso sus brazos entre sus piernas dejándolas caer entre estas, sosteniendo en una mano la cerveza y en la otra el cigarrillo. No pudo evitar soltar una risilla al escuchar el complimiento del chico - No tengo queja alguna de mi compañía, tampoco – comentó sin detenerse a pensar si era lo apropiado. Él ya había soltado la piedra y por ella podía irse hasta lo más profundo del lago. Bebió de nuevo y con sus pies comenzó a llevar el ritmo de la nueva canción en los altavoces, un cambio brusco pero bastante agradable para el momento.

No iba a entrar en detalles sobre cómo es que le había parecido guapo desde el primer momento, en especial porque la primera fotografía que había visto de él era junto al tren de Hogwarts a los 11 años, nada atractivo que ver allí. Y por supuesto, no un tema que valiese la pena sacar en aquel instante. Pero no pudo evitar girar el rostro para recorrerlo de pies a cabeza con la mirada.

- Me pregunto si tendrás que asistir a la clase de Zoología la próxima semana para verme en mi traje de baño negro, o podremos solucionar eso esta noche?- era así de simple. Por supuesto, no pretendía irse ya mismo a una habitación para algo que iba a durar media hora, poco más o poco menos. Pero ya estaba bien dejar en claro el terreno en que andaban. Abigail no era de las que se iba con rodeos, porque no le gustaba perder oportunidades en la vida. No iba a alimentar una hoguera por media noche para terminar con un beso en la mejilla y unas buenas noches antes de desaparecer. Le gustaba la seguridad en las cosas que hacía.

Si él no quería. Aunque su instinto indicaba que aquello podía llegar muchísimo más allá que una cerveza y un cigarrillo. Tampoco iba a pararse y dejarlo allí sentado, simplemente la noche pasaría muy, pero muy diferente.

-Mine's a tale that can't be told, my freedom I hold dear. How years ago in days of old, when magic filled the air. T'was in the darkest depths of Mordor, I met a girl so fair. But Gollum, and the evil one crept up and slipped away with her, her, her....yeah... - cantó manteniendo la misma energía y tranquilidad que desde un principio. Solía comportarse de otra forma con extraños, pero el hecho de que sintiera que lo conocía desde siempre le ayudaba a tratarlo y comportarse como lo hacía entre conocidos y amigos.

Bebió una vez más y caló del cigarrillo antes de tirarse hacia atrás y quedar en la misma posición en que estaba Aldrich, volteó el rostro para verlo directamente a los ojos - Ahora que caigo en cuenta, estabas aquí con identificación falsa?, porque mis cálculos indican que apenas cumples edad suficiente... – soltó una risilla burlona sin poder evitarlo y llevó la mano al rostro de él para darle un golpe suave en la mejilla - ah, travieso, y yo que pensaba que todos los Burroughs eran unos estirados que no rompían un plato – por supuesto, su única referencia era Pearlie porque tita Frances suponía ser la oveja negra de la familia. Pero ya la había soltado, qué más daba? Se le quedó mirando, tenía una mirada bastante atractiva, de esas en que uno podría perderse por horas y no aburrirse.
avatar
Abigail Tucker

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Aldrich Burroughs el Lun Sep 17, 2012 7:08 pm

Led Zepellin con algo suave que lo hacía mover los labios sin exagerar, que tampoco era un borracho extasiado que casi le hacía el amor a un poste, él tenía un poco más de dignidad que esos yonquis que ya no podían ni con su vida. Aceptó el cumplido con una sonrisa de autosuficiencia que se le escapó, que uno tampoco era de palo y ya esas cosas le agradaban a todo mundo, hasta a los que juraban un sonrojo de timidez cuando les decían cumplidos. Era cruda al hablar, sin florituras como de varita, eso le gustaba.

Él a diferencia de Abigail no conocía cómo se había visto antes y ni tenía idea de que era amiga de los Alechinsky, para él todo aquello de conocerla era nuevo porque seguía sin relacionar el episodio aquel en ese mismo bar. Estaba muy entretenido como para ponerse a rebuscar en la memoria situaciones afines o bosquejos de su rostro que alguna vez pudo haber visto. Bebía de su cerveza y fumaba a la vez, haciendo tras una de esas caladas un denso humo dentro de su cerveza sólo para recordar esa no tan lejana pubertad en la que se entretenía hechizando el humo de dentro cuando estaba en Transformaciones.

La propuesta de ella –a eso le sonó- saltó a la par que la caída de la cerveza de un muchacho que se había pasado de tragos, era temprano y ya estaban haciendo un espectáculo-¿Lo llevas debajo? Porque podemos encontrar un sitio para que no se quede en desuso.-para Aldrich eso era un indicativo no de lo que ya iba pensando respecto a cómo iba a terminar la noche, si no se refería más al hecho de que la actitud que llevaba Tucker le agradaba, entendía que no era un matrimonio o un baile de flamencos apareándose, por Merlín.-Eso se resuelve más tarde, no nos vamos a hacer los tontos.

Cantaba mejor que él, aunque él tampoco había intentado cantar más que con multitudes alrededor en un concierto y no sabía si era algo que le iba bien, pero daba igual porque era de las cosas que menos le importaban. Dejó que se moviese y sólo retrocedió por un momento para que ella suba las piernas con facilidad, luego volvió a rescatar la cercanía que cada vez recortaban más como quien no buscaba hacerlo. Lo que le dijo acerca de una identificación y los Burroughs fue al mismo tiempo que una de las clásicas de Def Leppard, era del 87 si no recordaba mal, pero lo que no recordaba –o entendía, en realidad- era aquello de la edad suficiente o de la identificación falsa.-¿Qué identificación falsa?-preguntó con el ceño algo tenso por la extrañeza que le causaba, bebió entonces lo que quedaba de su cerveza y dejó por allí la botella.-Hace años que alguien no me llama travieso.-ni siquiera en el plano sexual, ahí le decían otras cosas.-

Acabó por agachar el torso y alargar el cuello para quedar un poco más cerca en lo que encendía otro cigarrillo y le ofrecía uno nuevo a ella, que estaba por llegar al filtro.

-Anda, dime de travesuras y eso.-se refería a la historia que no había entendido, pero no quería decirle nada de eso y llevar el asunto por las ramas a él la verdad no le importaba mucho.-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Abigail Tucker el Lun Sep 17, 2012 8:32 pm

El ambiente era simplemente delicioso en todo sentido, incluidos los borrachos tempranos que ya tropezaban entre mesas o sobre sus amigos. Rió divertida a una de las escenas dramáticas de un trio de muchachos, uno de los cuales ya andaba vomitando en un rincón. Además de la grandiosa música, la compañía era excelente. Había pocas cosas más que podía pedir aquella noche, y todavía quedaba bastante tiempo para hacerlo.

Cuando le preguntó si llevaba el traje de baño puesto, sonrió de medio lado y se le acercó hasta que su rostro quedó bastante cerca del de él - Mucho gusto, extraño, mi nombre es Abigail Tucker y soy una bruja. Dicho esto, tengo la habilidad de llevar puesto cualquier cosa que le provoque a tus más oscuros deseos, o simplemente no llevar nada en absoluto si te apetece mucho más – soltó una risilla suave - por supuesto, para eso último no requiero magia, solo unas manos fuertes y agiles – sonrió encantadora y coqueta antes de volver a alejarse de él para dar una larga calada a su cigarrillo lanzando el humo lentamente, intentando que tomaran la forma de anillas o donuts, como mejor le pareciese al público.

De Led Zeppelin saltaron a Def Lepard y si, la noche podía ponerse mejor con cada minuto que transcurría. Movió los labios con las liricas de la canción pero no emitió sonido alguno. Cuando el chico le respondió a su pregunta con otra pregunta, se incorporó y lo miró por un largo rato con reproche, no podía creer que iba a tener que explicarse.

- Aquí solo pueden entrar mayores de 18 años. Me dijiste que habías venido pero de eso ya uno o dos años. Por ende, utilizaste una identificación falsa o algún tipo de hechizo para entrar – suspiró y miró su cigarrillo notando como ya se había acabado. Era idea suya o aquellas cosas se le hacían cada vez menos duraderas? Quizá debería comprar uno mágico o hechizar uno ella misma, porque el vicio comenzaba a salirle costoso.

Volteó a mirar a Aldrich, en realidad no importaba el momento autista de la noche que acababa de pasar, solo había traído el tema para tratar de mantener algún tipo de conversación, y aunque no era el rumbo esperado, pues ahí estaban conversando así que había cumplido su cometido después de todo.

- Míralo por el lado bueno – dijo aceptándole con gusto el cigarrillo que le ofrecía - Me atraen los chicos traviesos – exclamó calando el cigarrillo una vez le dio fuego. Caló dos veces más y lanzó el aire hacía arriba, guardando siempre un poco de educación para con él y otras personas. Aunque le gustaba fumar, no era de su agrado que le lanzaran el humo a la cara y por eso no lo hacía con los demás, hubiese sido muy despectivo y solo se lo hubiese hecho a un maldito conservador que la sacara de casillas.

Se le acercó terminando de romper todo espacio entre ambos y lo besó suavemente, tanteando el terreno, esperando reacciones. Finalmente lo besó con más pasión y por un buen rato antes de separarse dejando sus labios aún cerca, de tal manera que al hablar estos rozaban con los de él -tan exquisitos como los había imaginado. Siempre yendo por ahí con ese par de tentaciones, arrancando suspiros en las frágiles mentes de jovencitas – bueno, ella ya no era una "jovencita", ni poseía una mente frágil, pero aquella tentación no la hubiese podido dejar de satisfacer ni aunque en aquel mismo instante le dijeran que Aldrich era el nuevo Señor Oscuro. Nunca había temido tomar la iniciativa y comúnmente tal actitud había servido a su favor.

Se alejó dos centímetros para detallarle los labios, ahora desde tan cerca daban más ganas de devorarlos aún. Pero esperó, era el momento en que él debía hacer su movimiento, y ella estaba más que dispuesta a mantener la calma. Si, gustaba de las noches como aquella lo suficiente como para no terminarla en dos cervezas y un beso. Por supuesto, si él la agarraba y la sacaba de allí inmediatamente, tampoco iba a negarse, después de todo, los hombres le gustaban en todas sus presentaciones. La dominante un poco más que las demás, pero aceptaba el perfume en el empaque que llegase. Lo que valía la pena después eran las memorias que quedaban entre las sabanas o las paredes de un callejón.
avatar
Abigail Tucker

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Aldrich Burroughs el Jue Sep 20, 2012 5:16 pm

Quizá aunque mago estaba hecho a la vieja usanza con eso, porque él por lo menos no se iba cambiando de ropa con magia, sólo lo hizo una vez porque su camisa se había manchado con salsa barbacoa pero es que fue una emergencia. Quizá era algo que no hacía por tonto, pero allá él, era un viejo para muchas cosas y seguramente muggle para muchas otras. No pensó mucho en eso porque ella ya le iba diciendo que con magia quizá hasta nada llevase debajo y la imagen le agradaba, aunque más la idea de las manos fuerte y ágiles.

Sus más oscuros deseos eran muchos, pero sólo le respondió con una sonrisa antes de hacer una reverencia tonta con la cabeza como si en verdad se hubiese presentado con él, fumó también pero sin intentar hacer anillos de humo, que eso le recordaba a un dibujo animado muggle, uno en el que una oruga iba haciendo formas con el humo; su abuela lo había encontrado y le dijo que era una barbaridad, que para eso mejor se lanzase a la calle a ser un mendigo porque eso le iba a carcomer la cabeza. Él no le había creído, pero siempre le quedó la idea y tal vez por eso no le nacía experimentar con eso, al menos sobrio, que tomado hasta quería hacer cubos.

Entendió lo que le dijo de la mayoría de edad, había entendido aquellas palabras con otro significado, pero era mucho más simple de lo que había cruzado por su cabeza, debía ser que ya le había chocado la bebida o que se le habían muerto las hormonas por fumarse la marihuana de Crawford.

Lo de travieso lo recordaba del pre-escolar, cuando todavía era un incorregible que corría quitándose los pantalones para escandalizar a la bruja que hacía de educadora porque le desagradaba, era una insoportable persona que pensaba que por tener poca edad eran idiotas, muchos podían serlo pero él no. Le iba a contar la historia pero sonaba a tonto, así que se cayó y el tiempo que perdió antes de contestarle al oído una barbaridad ella ya lo había aprovechado para acercarse a él y besarlo, por supuesto él siguió el beso y aumentó la intensidad incluso con algo más de vehemencia que ella.

-No te veo como frágil, de ser así quizá no me gustarías.-lo dijo en serio, pero en el fondo no era del todo cierto, casi todas sus novias habían sido niñas delicadas de las que se acababa hartando porque no podían pasar de los besos o porque no podían dejar atrás lo que las cohibía el pasar a un plano más carnal en la relación. Le gustaban frágiles como muñecas, pero una muchacha ruda siempre podía robarse su atención, sobretodo una guapa como Abigail.-

Bajó del lugar en el que estaba sentado rápidamente y tiró por allí el cigarrillo para colocarse frente a ella y tomarle con cierta violencia el rostro para acercarlo al de él y con la otra mano acercó todo su cuerpo hacia él, dejó caer una botella de cerveza cercana por allí, la de Abigail, pero qué importaba en ese momento. No se detuvo por un rato, y cuando finalmente lo hizo fue por un hombre que se quejaba de que sus botas estaban manchadas por la cerveza que había caído.

-¿Quieres irte o nos quedamos por aquí?-le preguntó a Abigail tras discutir un rato con el delicado hombre que acabó por aceptar dinero de él para largarse.-


Última edición por Aldrich Burroughs el Dom Oct 07, 2012 11:35 pm, editado 1 vez

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Abigail Tucker el Sáb Oct 06, 2012 7:17 pm

No podía evitar sonreír cada que observaba el rostro de Aldrich, parecía sumirse mucho en pensamientos y esto hacía que se inventara sus propias ideas de qué demonios estaría pensándose tanto él. Estaban en un bar muggle, bebiendo, fumando y escuchando música bastante agradable. Al cruzar de la calle había un hotel, se recordó como si fuese el dato más importante de la noche, antes de ser abordada de aquella brusca y excitante forma por el mago.

Le correspondió el beso con la misma pasión y dejó su cigarrillo en cualquier parte para rodearle el cuello con sus dos brazos y perderse en el calor de aquel cuerpo. Escuchó el sonido de la botella al caerse pero no le prestó atención alguna hasta que un imbécil les cortó el momento.

Mantuvo su distancia entre el tipejo y Aldrich mientras buscaban arreglar la situación, y negó con molestia al ver al mago pagarle por las botas. Era un maldito bar, accidentes como aquel pasaban todo el tiempo, como si alguien le vomitaba encima. A ver cómo le sacaba el dinero a alguien que se había bebido todo el dinero. Quiso ir y romperle la cara de marica pero Aldrich la trajo de vuelta al mundo.

- Vamos – se le acercó pasándole por debajo de uno de los brazos y rodeándolo por la cintura. Le besó los labios una vez más y luego miró al imbécil que los había interrumpido por encima del hombro. Ágil como era, sacó su varita y asegurándose que quedara oculta por las sombras y los cuerpos de ambos la agitó, aprovechando las luces del lugar para opacar cualquier rasgo que dejara el conjuro, murmuró entre dientes y dos milésimas de segundo después las botas del hombre estaban encendidas en llamas, y el mismo gritando como loca en medio del patio, con dedos y risas apuntando a él, mientras intentaba deshacerse de las mismas con desesperación.

- Se lo merece, por maricón – dijo con evidente molestia - No debiste pagarle – increpó, pero sin real enojo, mientras se deslizaban entre las personas para salir del lugar como si nada hubiese pasado. Una vez en la calle tomó una amplia bocanada de aire y observó calle arriba y calle abajo - Continuemos lo que empezamos, te parece? – no esperaba la aprobación del mago por lo que había hecho, era impulsiva y nunca se arrepentía de sus decisiones. Solo esperaba no terminar reprendida por haber usado su magia.

Se giró para quedar de frente al muchacho y besarlo una vez más. Acción realizada para despejar su mente una vez más y solo disfrutar del resto de la noche, empujándolo un poco hacía la pared externa del pub y besándolo cada vez con más violencia - mejor llévame a un lugar más privado, o no responderé de mí en medio del gentío – ella no tenía un apellido al que darle honor, pero sabía que él sí, y bueno, no quería terminar en la cárcel por exhibicionismo y escándalo público. Volvió a besarlo, adictivos como eran esos besos con sabor a cerveza y nicotina.
avatar
Abigail Tucker

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Aldrich Burroughs el Lun Oct 08, 2012 12:11 pm

Prefería pagar antes de que ese tipejo lo creyese alguien como él, alguien con quién pelear por una mariconada como esa, no soportaba a la gente vulgar que pensaba que un escándalo era una forma digna de actuar, que era ridícula y poco elegante hasta para hablarle a los extraños. Además algunas libras no lo harían más pobre, el tiempo lo quería pasar con Abigail, al menos por esa noche porque sus pensamientos ya habían recorrido más veces su figura y ahora quería hacer lo mismo en el plano físico.

Era algo soberbio para ese tipo de cosas, hasta despectivo con el resto de gente pero más que nada respondía a un impulso pacífico que se le presentaba cuando algo de mayor importancia acontecía, en este caso Abigail. Se fue con ella calmado y sin voltear hasta que los gritos y el fuego fueron evidentes, rió un poco y volteó a verla con una mirada cómplice, seguramente había sido ella y de hecho le parecía gracioso, era impulsiva y a veces a él le escaseaban ese tipo de acciones.

Se encogió de hombros cuando le dijo que no le hubiese dado nada, ya estaba hecho y para qué ponerse a pensar en ello, al menos ya le había dado su merecido y si eso la dejaba más tranquila Aldrich no haría reproches, aunque esperaba que no los jodiesen luego por usar magia en un lugar netamente muggle. No tardaron en salir del lugar entre una cosa y otra y se volvieron a besar, esta vez recorrió sus muslos mientras sus bocas iban reconociéndose y asintió ante la idea de seguir lo que ya estaban haciendo.

-Vamos, que hasta nos queda cerca.-contra la pared como estaba la retuvo un momento contra él para seguirla besando, pero no fue demasiado tiempo que como ella bien pensaba él tenía un apellido por el que responder, la reputación de una familia que debía cuidar incluso cuando se daba sus licencias para los excesos.-

No había ni que mencionar que se refería al hotel, parecía un lugar promedio y debía serlo porque no creía que en ese lugar hubiesen sitios muy elegantes. De hecho el asunto de los hoteles no le gustaba mucho, o nada en realidad, prefería algo más espontáneo pero la calle era una opción imposible, nula; una vez había ido a un hotel para ese tipo de cosas y no fue la mejor experiencia, podía ser un buen nieto de Annapola a vece, preocupándose hasta de que las sábanas estuviesen limpias.

Igualmente no iba a ponerse especial, no era su cosa favorita pero qué más daba. La besó nuevamente y mientras cruzaban la calle colocó una mano en su espalda para evitar que cualquier loco le quisiese hacer algo, además era un ademán sobreprotector que tenía cada que cruzaba una calle en el mundo muggle. Llegaron a la puerta del hotel y la besó de nuevo.-¿Aquí o tienes otro lugar en mente? Puedo ser flexible.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Abigail Tucker el Vie Oct 12, 2012 9:33 pm

No se trataba del mejor hotel del universo, pero qué carajos importaba eso? Podía ser la última pocilga del planeta y a ella le valía nada. Era una bruja y con un par de movimientos de varita, o unos tantos más que esos en realidad, podía convertir una carpa en un palacete! Cómo iba a importarle cómo se veía una recamara si podía volverla un palacio cursi en un par de minutos? Claro, no iba a usar magia, era de lo más absurdo en el momento, pero si Aldrich se ponía muy niño de alta cuna, siempre podría él mismo desaparecerlos a ambos y llevarlos al lugar de sus sueños, o ella misma se lo pondría en el cuartucho que les tocara.

Sonrió complacida y le besó los labios una vez más antes de tomarlo de la mano y cruzar la calle peligrosamente, sin mirar siquiera a los carros que trataban de circular sin llevarse a ningún borracho de paso. Escuchó la bocina y las palabrotas de un par de conductores y no pudo menos que reírse como toda respuesta. Llevaba apuro, la ropa ya le estorbaba demasiado.

Sin pudor alguno atravesó las puertas del hotel y saludó al dependiente como si lo conociera de por vida, aunque estaba segura de que había entrado allí solo una vez como dos años atrás. La misma noche en que Aldrich la había visto en el bar. Pero su memoria no era muy buena y también desconocía el dato anteriormente mencionado.

Ni siquiera dejó que Aldrich pidiera la recamara, la pidió ella misma, así como un six pack de cerveza, un paquete de cigarrillos y condones. Era así de liberada y le valía poco o nada si aquello le incomodaba a algún varón con ínfulas de macho dominante. Finalmente les dieron las llaves y lo pedido y los dirigieron al elevador. La habitación estaba en el tercer piso. Mientras subían volvió a insinuarse al mago pegándose a él y besándolo con descaro, metiendo una de sus manos con los dedos fríos por las cervezas, debajo de su camiseta.

- Me encantas – sonrió traviesa antes de morderle el labio inferior y salir del elevador cuando la puerta abrió. No estaba borracha, pero sentía la mente como si estuviera ebria, las hormonas ya le nublaban la razón ante la expectativa de lo que pudiese pasar.

Deslizó la tarjeta un par de veces por la ranura de la puerta sin éxito, de repente se sentía nerviosa y eufórica al mismo tiempo. La tercera fue la vencida. La puerta abrió y ella entró lanzando el paquete de provisiones sobre una silla y buscando el baño con apuro. Al menos estaba limpio y tenía los papeles esos que indicaban que había sido esterilizado.

La habitación tenía el rancio olor a nicotina que ni el mejor de los aromatizantes podía quitar, pero no pasó mucho antes de que se acostumbrara al mismo. Puso a correr el agua en la bañera y mientras esta se calentaba fue en busca del chico - Tomemos un baño, quieres? – le tomó ambas manos y lo atrajo a ella, mientras le besaba los labios, el cuello y el pecho, fue deshaciéndose de las ropas que él llevaba. Sin apuros, apenas y comenzaban. Se deleitó en repasar su piel con sus manos.

No se detuvo a pensar qué tanto en realidad debía mantener la distancia con él. No podía dejar de verlo simplemente como el primo de aquellos que consideraba su familia. Ni le importaba la diferencia de edad. Nunca le había importado aquello. Hasta entonces no le había conocido un lado extremista conservador, pero aunque en realidad no conocía mucho del hombre con el que estaba besándose en aquel momento, lo que sabía le era suficiente para no detenerse.

Cuando lo tuvo completamente desnudo retrocedió dos pasos y lo observó. Ladeó una sonrisa de satisfacción y negó con la cabeza chasqueando su lengua - La mejor decisión de la semana – más que agradecida con el universo de que hubiesen quedado flotando en el aire sin razón alguna y que él hubiese decidido de la nada pedirle que saliera con él. Si es que aún le quedaba ropa encima a ella, se deshizo de la misma y caminó hacía el baño meneando su trasero como toda invitación a ser seguida y se metió en la ducha.

El agua estaba deliciosa y aunque el cubículo no era muy espacioso ambos cabrían perfectamente con sus cuerpos unidos, que no era menos de lo que deseaba hacer. Dejó el agua caer por todo su cuerpo y cabellos sin retirar la sonrisa tranquila que le decoraba el rostro. No era de vérsele reír mucho, en especial con extraños, pero en aquel punto, qué extraños ni que extraños? ya le sabía el nombre y eso era mucho decir.

- Cuando te ví en el campo de Quidditch me pareció que tu fascinación está en las escobas y el vértigo, cómo es que no estás estudiando Quidditch? Algún tipo de herencia familiar lo de estudiar Artes Oscuras? – de repente recordó el lado familiar de Aldrich, pero no dijo aquello con ningún tipo de acidez o desprecio, preguntó por simple curiosidad, pura e inocente, para que no pensara que de verdad solo le interesaba llevárselo a la cama y absolutamente más nada. Respetaba mucho a su familia, aunque se tratase de sus primos y más nada, como para hacer una cosa así. Además, le agradaba, y seguiría siendo así hasta que se comprobara lo contrario.
avatar
Abigail Tucker

Mensajes : 73
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Aldrich Burroughs el Miér Oct 17, 2012 12:01 am

Dejó que ella hiciese y deshiciese como quisiera, estaba más enfocado en ir acariciando con un par de dedos bajo la camiseta de ella su nívea espalda, apenas se dio cuenta que había pedido algunas cervezas y la idea le pareció buena, nunca se podía escatimar en esas cosas. Había bebido pero era poco, no sentía todavía aquella aceleración que le causaba el alcohol, sin embargo la ansiedad comenzó a consumirlo y tras subir las escaleras que los separaban de la habitación no pudo fijarse en nada más que en que todo se veía adecuado para la ocasión.

En el elevador ella hizo lo mismo pero con los dedos fríos por la cerveza, se mordió los labios ante su gélido contacto y ni recordó decirle que lo dejase llevar las bebidas, se dedicó a besarla y a morder un poco su cuello cuando lo tuvo cerca, con ganas de que llegasen de una vez, es que los muggles si querían ser flojos por lo mejor que hiciesen un aparato más rápido, no quería que le ganen las ganas de tenerla ya contra su piel sin nada en medio de ambos.

Cuando llegaron a la puerta de la habitación reparó en la tarjeta que usaría como llave, pero es que los muggles no sabían qué carajo hacer, con lo buenas que eran las simples llaves ya estaban comenzando a complicarse la vida con ridiculeces. Él no les veía el uso práctico ni ningún otro. No pudo quejarse en voz alta porque para cuando le iba a hablar ya estaba cerca de ella y no pensaba en algo mejor que besarla, que acercarla para tocarla un poco más mientras ambos se deshacían de la ropa. Aceptó de buena gana el baño y se lo dijo, incluso dejó que lo desvistiese a gusto.

Mientras ella hacía eso él iba repasando los límites que le imponía la ropa de ella, iba quitándole las prendas con más calma que la de ella porque prefería deleitarse de a pocos con su figura, iba tocando de a pocos su espalda inicialmente y luego sus senos para finalmente dejar que ella se quitase la ropa interior, que luego de que lo examinase y diese su aprobación era lo único que le quedaba, su excitación era obvia, sobretodo porque ya no había una tela que pudiese disimularla.

-No me hagas comenzar a hablar, no quiero esperar.-le dijo con cierta rudeza antes de apoderarse del cuello de ella con una mano para acercarla a él y besarla, sentía su piel contra la suya y su miembro parecía querer buscar el lugar para entrar a ella pero ella se fue demasiado rápido a la ducha. Maldijo en voz baja y fue tras ella, impaciente.-

Se dio tiempo para mirarla bajo el agua, sintiendo que su excitación aumentaba y no tardó en meterse junto a ella para acorralarla contra la pared que tenían cerca cuando ella comenzó a hablarle de Quidditch y de aquella ocasión en la que jugaron juntos, luego habló de su familia y no pudo sentir aquello más fuera de lugar, no porque creyese que no tenía por qué preguntarle algo, si no porque habían mejores cosas que hacer.

-Te lo cuento después, tengo una necesidad mayor de usar la boca para otras cosas.-y con eso dio por sentado el tema por el momento, se pegó a ella más y con una mano comenzó a recorrer sus muslos ya húmedos por el agua caliente, su boca se ocupaba ahora de su boca pero casi inmediatamente pasó a su pecho para dedicarle una casi devoción mientras que su mano ahora subía por su pierna derecha hasta llegar casi a su entrepierna y comenzó a acariciarla.-¿Y cómo están los Tucker? Te lo pregunto porque te gusta ir hablando de las familias.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
RELACIONES
BÓVEDA
avatar
Aldrich Burroughs

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Gerhard Immëndorff el Sáb Dic 01, 2012 6:28 pm

Abigail gana 20 puntos de experiencia
Aldrich gana 18 puntos de experiencia

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gerhard Immëndorff
Admin

Mensajes : 374
Fecha de inscripción : 02/09/2012

http://brigantia.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Bebiendo en SoHo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.