"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

El escondite inglés

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Miér Sep 26, 2012 6:57 pm

Habían un par de libros que quería comprar desde hacía semanas para clase pero entre un asunto y otro no había tenido la oportunidad de ir hasta el Callejón Diagón para hacerse con ellos. El viernes por la tarde tras arreglar todas sus cosas y dejar una nota a Daphne sobre que ese fin de semana también se apañaría la vida para ir a algún lugar lejos de la casa parisina de los Depaul (fuera de toda culpa), tomó su bolso, el pergamino con los nombres de los libros y el autor, conjuró un traslador hasta el Caldero Chorreante y desapareció de la faz de la tierra.

Unos minutos más tarde empujó la puerta de la librería Flourish y Blotts dispuesta a gastarse todos los galeones de su bolsa. El lugar estaba hasta arriba de padres buscando ejemplares para sus hijos colegiados, Dadou los esquivó y fue directamente hacia la sección de Artes Oscuras para hallar todos los puntos de su pequeña lista. Cotejando los títulos con el pergamino que traía entre manos, intercalaba rápidas de un lado a otro, pasando un dedo por encima de los lomos sin olvidar ninguno. En ese momento, justo cuando encontró el primero, desvió un segundo la mirada hacia el ventanal de la librería y vio pasar una figura reconocida. Frunció el ceño, bajó la mirada y negó con la cabeza sin creerse que de todas las santas casualidades del mundo fuera a encontrarse a Alessandro Selvaggi en aquel lugar – Ya… - espetó para si misma, llamando su propia atención para evitar caer otra vez en la más pura tentación.

La voluntad quiso vencer por encima de sus deseos pero en ese maldito caso terminó ganando los últimos y Dadou como recompensa, justificó sus siguientes acciones por el impulso de la curiosidad. Maldiciendo en su idioma natal, solo para su fuero interno, salió de la librería sin libro alguno y con mucha prisa. Mientras esquivaba a los magos y brujas que paseaban tranquilamente por el callejón empezó a divagar, ¿Qué diablos estaba haciendo? ¿Seguir a Sandro? Por supuesto eso estaba haciendo como desquiciada pero necesitaba hablar con él para aclarar las cosas tras lo ocurrido aquella noche junto a la demanda implícita de que guardara silencio hasta que ella tomara el valor para encarar a su hermana y además… quería saber donde iba tampoco era nada malo… o si.

Estaba convencida de haber visto a Sandro dirigirse hacia Gringotts pero cuando llegó a la puerta del banco mágico tuvo que parar, maldición, lo perdió. Miró un segundo hasta donde alcanzaba la vista en el interior del banco pero no, no estaba el muchacho. Chasqueó la lengua y desplazó la vista a los lados repetidas veces hasta que por otra maldita casualidad terminó por identificarlo caminando hacia el… ¿Callejón Knocturn? Dadou frunció el ceño y suspiró con pesadez. ¿Qué iba a meterse ahí? ¿Andaba mal de la cabeza? Y no se dio cuenta que sus pies ya la estaban conduciendo allí antes de terminar de pensar la pregunta pero definitivamente estaba loca, loca como él.

La cordialidad y la luz que Diagón tenía fueron apagándose a medida que Dadou avanzaba por el callejón colindante. Tomó con más fuerza su bolso y se aseguró de tener la varita a la mano, vamos, no es que fuera la primera vez que entraba ahí (Como buena estudiante de Artes Oscuras aquel era su pequeño paraíso) pero también reconocía que no era un lugar para ir de compritas con las amigas. En su persecución como demente desquiciada, el aparador de Borgin y Burkes la distrajo unos segundos, quedó hipnotizada por sus polvorientas sugerencias pero cuando una araña se cruzó en su campo de visión, detrás del vidrio del aparador, Dadou retrocedió dos pasos asqueada hasta chocar sin querer con un mago que llevaba una túnica negra – Disculpe – La verdad es que ahora que fijaba su mirada azul, tras girarse, no tenía tanto que disculpar pues era repugnantemente viejo y mugriento. Frunció el ceño dispuesta a darse la vuelta para continuar buscando a Alessandro pero el hombre la agarró por la muñeca de improvisto - ¡Oíga! – gritó con ese tono altanero y arrastrando un ligero acento francés - ¡Suelte! – tiró de su brazo hacia atrás varias veces pero el desconocido parecía querer romperle el brazo.

- Jovencita, ¿No estás aquí buscando cosas prohibidas?

Dadou apretó los labios y pegó un manotazo con la mano libre a la del hombre que bastó para ganarse de nuevo su querida mano. La sobó unos instantes mientras miraba a ese viejo con una ligera preocupación, no queriendo malpensar sobre sus verdaderas intenciones pero previniendo (nunca estaba de más) dio un paso hacia atrás – Busque lo que busque, no es de su índole señor - ¡Es que no tenía medición! Mordió inmediatamente su labio inferior y salió disparada sin mirar hacia atrás Callejón arriba antes de ser avadada por un desconocido. No paró hasta unos metros más allá, bajo la sombra de un callejón más pequeño y paralelo Puso una mano sobre su pecho respirando algo agitada y… ¡mierda! Había perdido a Sandro.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Sep 27, 2012 9:46 am

Una reunión por asuntos “familiares”, relacionado con aquel tema que se llevaba en secreto... Aquello justamente era de las cosas que menos le apetecían un viernes al acabar las clases; pero era su obligación; tenía que ir y que cumplir, estaba demasiado seguro de ello.
Recibió una carta de su padre en la que le pedían ir a que se encontrase con un par de “viejos amigos”, antiguos mortifagos, para que le hiciesen entrega de algo que no le llegaron a especificar. Pero era así, y no se iba a negar a algo que era en relación con la organización, con su familia... así que por muy pocas ganas que tenía; se vistió con algo de ropa adecuada para el momento; sumándole una larga capa negra, sin una capucha como en un principio le aconsejaron, y después de salir de la universidad, fue directo a aparecerse en el callejón Diagon. No iba a ser tan idiota de no aprovechar de paso el viaje, y ya después se aprovisionaría de las cosas necesarias que no había podido conseguir en la misma escuela.

Lo único bueno de tener que ir a hacer aquello, es que en el rato libre que tenía entre clase y clase, su mente no quedaría ocupada como en todo el resto de momentos en los que no tenía nada que hacer. Seguía pensando en aquello que sucedió en el salón de convivencias cuando se quedó dormido, enfermo, con fiebre... Tenía la necesidad de hablar con las gemelas, aclarar todo aquello, pero no sabía como y seguramente aquello sería algo muy violento. Tenía que planificarlo bien y pensar cuales serían las palabras correctas a utilizar.

Tras aparecerse en el sitio que solía usarse para ello, empezó a caminar por el estrecho camino que era la calle del mismo callejón, abastecida de tiendas, por las que tuvo que pasar por delante, que estaban bastante repletas de gente comprando cosas a última hora o incluso cosas que simplemente se les pedían o lo que fuera. Visto que los sitios a los que necesitaba ir estaban aún demasiado llenos; iría ya al sitio de encuentro, el callejón Knockturn, y haría algo de tiempo buscando algún libro o cosa interesante para las clases antes de que llegase la hora a la que le citaron.

En el desvío que había a un poco de llegar a Gringots, es donde él entro, pequeña, diminuta y oscura callejuela que daba al sitio que iba.

Una vez en el mismo Callejón Knockturn, ignoró a algunos de esos típicos viejos que tratan de incordiar, molestar o robar; pasando con aires altivos, y terminando por, con total seguridad, pasar dentro de aquella tienda en la que se entretuvo por un rato mirando cosas e incluso comprando alguna cosa que para algún momento le serviría.

Aquel sitio solía ser mas bien tranquilo, o mejor dicho silencioso, pues ahí siempre solía haber gente tramando cosas, los denominados magos oscuros, mas concretamente, y por ello no solía ser un sitio muy concurrido.

Pero entonces cuando fue a salir de la tienda, para ir ya a dicho encuentro ya mencionado, pudo reconocer a la perfección quién se encontraba en aquél mismo sitio, y además de ello, siendo molestada por el mismo anciano que trató de sisarle algo a él.

Frunció el ceño y suspiró pesadamente, avanzando con un par de pasos hacia aquél par, sin previo aviso, en silencio como siempre solía hacer, y antes de conseguir nada, la chica echo a correr y se quedó mirando como el viejo se alejaba quejándose, farfullando, sin prestarle atención a sus palabras.
Se mordió la boca; tenía cosas que hacer, y de hecho, en unos diez minutos tendría que estar en uno de los pequeños sitios de encuentro, algo escondidos... pero antes de nada mandaría a la chica alejarse de allí; podía ser peligroso.

Se acercó a ella y le puso la mano en el hombro, con el ceño muy ligeramente fruncido y clavó sus ojos verdes en los claros de Depaul. - No deberías de estar aquí; sal de este callejón y vuelve a Diagon. - Le susurró, sin dejar en ningún momento de vigilar alrededor.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Sep 27, 2012 10:24 am

Estaba acomodando su camiseta negra y su sujetador tras la carrera, ya más tranquila, cuando notó una mano en su hombro. Reprimió el grito que quería surgir de sus labios, ¡el maldito viejo! En un movimiento ágil, sacó la varita del bolsillo delantero de su pantalón para girarse hacia su supuesto atacante a fin de defenderse pero en cambio de hallar el mugriento rostro del viejo decrepito sus ojos azules conectaron con unas orbes verdes que hicieron palpitar por un segundo su corazón.

Era solo Sandro.

Dadou soltó un suspiro de alivio pues no tenía muchas ganas de cortar las manos a delincuentes mágicos (o eso ya trazaba su cabeza) pero su opinión cambió tras las palabras dedicadas por el muchacho. La francesa notó la necesidad tácita de arrancarle un ojo como mínimo por no decirle ni un “hola” como las personas comunes y corrientes, frunció el ceño y toda sonrisa estúpida que iba a formarse en sus labios desapareció sin dejar rastro.

- ¿Por qué no debería estar aquí? – espetó cuestionando con un tono altanero el supuesto consejo de Sandro. Ilógica siguió la mirada del muchacho para ver que estaba observando y apretó los labios mientras movía el hombro para quitarse la mano del chico de encima sin llegar a ver nada fuera de lo común en knocturn – Tengo el mismo derecho que tú para estar aquí, estudio Artes Oscuras– murmuró bajando un poco el tono de su voz cuando por el callejón pasaron un par de hombres vestidos con túnicas negras. No pudo evitar mirar sus ojos verdes en silencio por un rato, recordando la noche que pasó con él en la sala común, apretó la mano que sujetaba con fuerza la varita hasta que sus nudillos quedaron completamente blancos y las uñas se clavaron con fuerza en la palma de su mano.

Maldijo, maldijo su estupidez. ¿Qué esperaba tras seguirlo? Un, “Dadou, ven, vamos a tomar un helado”, por favor, cada día perdía más masa gris. Estaba convencida que Sandro solo se acercó a ella pensando que era su hermana, la pobre Daphne perdida en el callejón knocturn… desvalida… temerosa de los viejos… ¡ajá! Pues no. Dadou mordió la carilla interna de su mejilla hasta notar el sabor metálico mezclarse con su saliva y masticó con calma las palabras que iba a agregar a continuación, tomándose su tiempo.

- Puedes largarte a tus quehaceres, total, solo venía a hablar contigo pero parece que estás “ocupado” en tus cosas – le señaló con la varita el callejón- Ya llegas tarde – tanteó sin saber que en realidad él si tenía una cita- Voy a comprar unas cosas a Borgin & Burkes – le lanzó una mirada entre dolida y triste por la manera tan decente de echarla de la calle para empezar a caminar hacia abajo a la búsqueda de la famosa tienda y lanzando bofetadas mentales. Era estúpida, estúpida como la que más, tenía que haber seguido los consejos de Elazar y terminar con aquello no seguir como colegiala en celo al muchacho.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Sep 27, 2012 10:38 am

Al escuchar aquella respuesta por parte de la francesa suspiró, negando un poco con la cabeza. - Es peligroso. - Musitó de nuevo, esperando que nadie escuchase; a fin de cuentas por ese sitio, las paredes tenían ojos y oídos. En todos lados, menos en ciertos sitios... pero justamente ahí sabía de sobra que si que corrían el peligro de que cualquier persona les estuviese espiando.

El gesto que tuvo la chica para quitarse la mano del hombro le hizo entrecerrar apenas un instante los ojos. Era demasiado evidente de que estaba molesta, por lo que fuera, seguramente por lo que él mismo estaba últimamente comiéndose un poco la cabeza.
Escondió la mano debajo de la capa oscura y se quedó mirándole simplemente en un absoluto silencio, suspirando después de forma pesada. - Puedes venir aquí todo lo que quieras, indiferentemente de que seas estudiante de esto, como si eres estudiante de adivinación... pero justo has tenido que venir hoy... - Suspiró y se pasó un momento la mano por la cara y el pelo; al parecer le iba a costar sacarla de ahí. - Escúchame Dadou, si necesitas algo te lo compraré yo, te lo regalo si hace falta, pero sal de aquí. - Volvió a insistir.

Primero, no quería que le viese tratando temas “prohibidos”, y segundo, si cualquier persona de por ahí que estaba metido en lo mismo que él se enteraba de que una “liberal” estaba pululando por ahí, trataría de molestarla, por ser muy finos con la expresión.

Y entonces de nuevo aquellas malas contestaciones que la chica le había estado dando en un principio, cuando se conocieron y en algún que otro momento aleatorio. Estaba claro que no le haría caso, y si con lo que anteriormente no le había convencido, él simplemente seguiría su camino; tal y como la chica había acertado, tenía cosas que hacer y planes a los que no tenía pensado faltar; nunca faltaba a nada, y esa vez tampoco sería así.

- Pero si no quieres hacerme caso, yo tengo algo que hacer y no puedo entretenerme. - Susurró y desvió la mirada hacia el camino que tenía que seguir. - No tardes en hacer las compras, si no permites que las haga yo por ti y te libre de quedarte sin dinero y quizás incluso, según con quien te cruces, sin algún miembro de tu cuerpo. - Podía sonar algo grosero, desagradable, pero desgraciadamente aquello era algo cierto.

Se quedó totalmente erguido, en silencio, mirándole de forma fija y afilada a los ojos.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Sep 27, 2012 11:23 am

Si, ofendieron sus palabras. Volteó sobre los tacones de sus botines azules y lanzó una de las miradas mas frías de su repertorio a la figura erguida en medio del Callejón Knocturn. Dadou se dejaba llevar por impulsos, el mismo por el cual fue empujada a hacerse pasar por su hermana en el comedor como a seguirle el juguetito de miradas en la sala común y esa vez, pese a que estuviera más perturbada, no iba a ser la excepción. Rauda avanzó hasta donde estaba él, tomó un poco de su pulcra capa negra con la mano derecha y lo acercó hacia ella hasta que sus rostros quedaron pegados, el uno a otro, solo separado a unos centímetros.

- ¿Qué me quieres decir con eso? ¿Qué corro peligro por mi manera de pensar? – entrecerró un poco los ojos y no dejó que las orbes verdes del muchacho distrajeran su atención y su enfado. Estaba cabreada con él, mucho pero no por los motivos que él creía, no se arrepentía de lo ocurrido pese a sentirse culpable pero si le molestaba esa actitud completamente diferente a la que tenía ahora – Me gusta el peligro y tentar mi suerte. Haré otra cosa – soltó la capa del chico, tentada a darle un beso furtivo pero conteniéndose por la situación (ni en una situación como aquella podía dejar de lado el sabor de sus labios, ¡estúpida!) pasó una mano como intentando planchar las pequeñas arrugas que su mano pudo haber ocasionado y sin pedir permiso, la desató de su cuello para ponérsela por encima de sus hombros– Ya soy más “bruja” por así decirlo – pagada de su acción, si, algo infantil, tiró su cabello hacia delante y tapó el tatuaje con las hebras castañas de su cabello.

- Los Depaul siempre son bien recibidos por aquí– y no sabía si haciendo aquella confirmación estaba firmando su sentencia de muerte o no pero iba a quedarse, si tomaba una decisión era cabezona, iba a llevarla a cabo hasta sus últimas consecuencias. ¡Por Morgana! Estaba tomándose demasiado en serio las palabras de Elazar sobre hacer locuras en su periodo universitario – Si quieres tu capa, regresarás a por ella y yo te esperaré – el tono en que dijo las palabras sonaron más a reto que a cualquier cita. Miró hacia los lados para cerciorarse que no había nadie, peinó un mechón de su pelo castaño tras su oreja y apoyo su cuerpo en una pared.

La verdad es si pensaba esperarlo pero tampoco quieta. ¿Qué tantos problemas podía ocasionar correr por allí un día como aquel? ¿En que asuntos estaba metido Sandro? Entrecerró los ojos mientras su cerebro hacia conjeturas, tiró la cabeza hacia atrás y deseó no sentir algo por él, las cosas serían mucho más fáciles. Quizás iba a seguirlo… investigar en que cosas estaba metido, sentía demasiada curiosidad y un impulso irrefrenable por descubrirlo.

- ¿No tenías prisa? – apuró enarcando una ceja y haciendo un movimiento con la mano para que siguiera su camino que ella, paciente, esperaría su regreso.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Sep 27, 2012 4:45 pm

Suspiró pesadamente. Estaba claro que de nuevo Dadou no iba a hacerle ni caso, que no tenía en ningún momento pensado el ceder ni siquiera si él mismo era el que le compraba y pagaba lo que fuera que necesitase.
Lo que sí que le pilló algo bastante por sorpresa fue aquél amarre que hizo que se inclinase ligeramente hacia ella, mientras quedaron muy cerca, y él frunció un poco el ceño, esperando que le soltase de una vez. No quería estar tan cerca de ella... Clavó los ojos verdosos en las orbes celestes de ella y suspiró, medio gruñendo incluso, y terminó finalmente por sentir como la chica le liberaba de aquel jalón.

Se separó y notó las manos de la misma, primero atusandole y después prácticamente robándole la capa. - ¿Pero qué...?

Rodó los ojos al ver que ella se la ponía y después escuchó sus palabras.

- Por mucho que los Depaul sean bien recibidos aquí, ahora mismo es peligroso que andes por aquí. - Repitió de nuevo. Se miró a si mismo; ahora sin la capa podía verse a la perfección la ropa que llevaba. Una camisa de un tono gris oscuro, y unos pantalones negros bastante anchos, cómodos; pero bastante bien vestido, muy... mago él.

Se había puesto la capa para al estar por allí pasar algo inadvertido. Suspiró y le tendió la bolsa que tenía en la mano, con las cosas que acababa de comprar en aquella tienda, y se quedó mirándole fijamente a los ojos. - Devuélveme la capa y te quedas con esto. Son cosas que necesito para la carrera y alguna otra cosa de mas. Volveré a por ello, pero necesito la capa. - Susurró de nuevo, acortando un poco las distancias ahora él para dejarle la bolsa mas a mano, llevando después la otra a su cuello con intención de desabrochar la capa para volver a recuperarla. - Tengo prisa... tú misma lo has dicho.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Sep 27, 2012 5:15 pm

Levantó la ceja derecha cuando Alessandro propuso el trueque, la capa por la misteriosa bolsa e intercaló una breve mirada entre ambas. Una sonrisa se formó en los labios sonrosados y carnosos de la francesa, no pudo evitar ladearla, alargó su propia mano para cubrir la suya dando también un paso hacia delante. La yema de sus dedos acariciaron el reverso de su mano y terminó por coger el asa de la bolsa blanca pero bajó el mentón, impidiendo que tomara la capa para ir a sus quehaceres de “hombre de negro”.

- ¿Crees que no voy a verificar si no llevas aquí más que las sobras de tu merienda? – una mirada suspicaz, abrió las asas y comprobó que efectivamente habían algunos ingredientes necesarios para preparar algún hechizo y pociones especiales. Dadou chasqueó la lengua, negó con la cabeza y volvió a cerrar la bolsa, dejándola entre sus dedos – Esta bien, puedes coger tu capa – mencionó conforme con el precio del intercambio. ¿Qué si él podía largarse a la Universidad aún y dejarla allí tirada a merced de los viejos mugrientos? Por supuesto pero Elazar había dicho cosas positivas del muchacho e iba a creer que como ella, era fiel a su palabra.

Volvió a dar ese paso hacia delante para acortar distancias, estiró el cuello para darle la opción de hacerse otra vez con la capa de su propiedad y aprovechando que él se agachó, Dadou giró la cabeza para dejar los labios cerca de los suyos – Recuerda que espero tu vuelta – susurró contra sus labios y miró un segundo sus ojos, parpadeó con cuidado y se apartó escondiendo la sonrisa, mostrando la bolsa de plástico que traía en las manos, poniendo la cara más angelical que tenía en su repertorio como si fuera a quedarse ahí, quietecita, esperando su llegada sin hacer más nada. Cada vez estaba más convencida de seguirlo hacia el “misterioso” lugar. Esa exigencia por la capa para ir a solucionar sus quehaceres… y si conocía a sus abuelos…

- Hasta ahora, Selvaggi – tomó la bolsa entre las dos manos, cargó el peso de su cuerpo en una pierna y la otra la dobló hasta solo apoyar la punta despidiendo con un golpecito de cabeza a su compañero de carrera.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Sep 27, 2012 5:37 pm

Suspiró y negó con la cabeza, viendo como la chica decidía finalmente aceptar aquello; al menos con eso ganaba algo de ventaja; tampoco tendría que ir cargado y si le pedían hacer algo en el momento, en el que debería de estar libre de cargar cosas, sería mejor. Cualquier cosa.

Sintió los labios de la chica rozar los propios cuando la misma habló, y suspiró un poco, sonriendo levemente ladeado, asintiendo con la cabeza.
Cuando quedaron el uno frente al otro, en silencio, apenas mirándose por un ratito, Alessandro finalmente se puso la capa que volvió a anudar a su cuello con el broche de la misma, y tras girar sobre si mismo, caminó dándole la espalda a la chica, habiéndose despedido de ella también con un gesto de la cabeza.

Paseó un poco por la estrecha calle hasta detenerse junto a un par de hombres de una edad mas avanzada a la del chico, los cuales entre susurros empezaron a hablarle. Sandro asentía a lo que le decían, contaban; tomando apuntes mentales de lo que le estaban diciendo para después contarle a su padre y probablemente también a su tío, padre de Elazar, todo lo que fuese necesario.
El tema era evidente, al menos para Sandro y para los tipos con los que estaba reunidos.

No es que la conversación se fuese a alargar demasiado; al parecer ambos tipos tenían prisa para marcharse de ahí, así que simplemente, recogió las cosas y el par de pergaminos, cartas que le dieron, y tras guardar todo con sumo cuidado en los bolsillos interiores de la capa, se despidió de ellos con toda la educación, con los modales que le habían sido inculcados durante toda su vida, y se retiró de allí volviendo sobre sus pasos para ir a buscar a Dadou al sitio al que la dejó, tal y como le había dicho.

Tenía la esperanza de encontrarla ahí y que no se hubiese marchado, y efectivamente la chica seguía ahí; se había acomodado sobre unas cajas que había al lado y estaba esperando pacientemente. - Gracias. - Le dijo mientras se acercaba a ella y quedó parado frente a Depaul, tendiéndole la mano para que le diese la bolsa.

- En compensación por cuidar de mis cosas y esperar por mi, podría invitarte a algo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Sep 27, 2012 6:09 pm

Hubiera sido muy sencillo seguirlo de hecho, Dadou caminó unos pasos en pos del muchacho pero si el asunto estaba relacionado con el ambiente de sus abuelos prefería no saber nada, vivir ajena era la única manera de ser feliz. Regresó a la pared y buscó con la mirada algún lugar donde quedarse sentada mientras esperaba que Alessandro cumpliera su palabra. Había unas cajas apiladas, la francesa aprovechó para sentarse tranquilamente, relajar los pies cuyos tacones ya empezaban a molestarle un poco y pasar el tiempo mirando a la nada o más bien contando los magos que pasaban de arriba hacia abajo con túnicas negras.

Justo cuando soltó un bostezo de puro aburrimiento apareció Sandro. Dadou tuvo que hacer esfuerzos sobrehumanos para no poner una sonrisa de lado a lado y asintió cuando el menciono el “gracias”, tendiendo la bolsa hacia él pero retirándola de inmediato en cuanto Alessandro hizo aquella propuesta bizarra. ¿Ir a tomar algo? Ah, iba a resultar legeremante inclusive. Dudó por unos segundos, bajó la mirada y desdobló la pierna que traía encima de la otra – ¿Invitarme? – inquirió poniendo inclusive un tono aniñado a la pregunta antes de dar un saltito para bajarse de las cajas. La suerte hizo que uno de sus tacones se doblara un poco cuando aterrizó en el suelo y se fuera una vez más contra Sandro, diablo, siempre terminaban igual.

- ¿Seguro que no usas un hechizo para desequilibrar mis tacones? Solo me pasa contigo – masculló con las manos en su pecho e irguiendo su cuerpo, separándose un poco de él y ofreciéndole de nuevo la bolsa con sus pertenencias – La verdad es que deberíamos hablar de muchas cosas. El otro día no fui demasiado amable tras… bueno, tras aquello – miró los ojos verdes del chico, disculpó su comportamiento con otra de sus maravillosas sonrisas – y hoy, cuando me hallaste o te hallé, tampoco has sido tu… pero… ¿dónde has ido? – no podía evitar tragarse las preguntas que pasaban por su cabeza. Si Dadou sentía curiosidad, sacaba las palabras por su boca y desde luego, Elazar nunca había tenido esos jueguitos oscuros, no que ella fuera consciente claro estaba - Olvídalo. ¿Dónde quieres ir? ¿Hay algún bar en este callejón mugriento que sirvan algo más que sopa de rana?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Dom Sep 30, 2012 9:58 am

Asintió con la cabeza a sus palabras. Acababa de decir que le invitaba, ¿por que preguntaba? ¿A caso no había sido lo suficientemente claro y directo con ello? Le había esperado y cuidado de sus cosas, simplemente, era una forma en la que poder agradecerle aquello, una forma de darle las gracias.

Cuando en la caída del salto la chica se desequilibro, le ayudó a no caer, agarrándole un poco, con cuidado, y negando a sus palabras. - No creo que un hechizo de ese tipo fuese muy útil a decir verdad... - Murmuró mientras los cuerpos de ambos se separaban, suspirando un poco y terminando por clavar sus ojos verdes en los azules de ella.

Retomó el poder sobre la bolsa con sus pertenencias y asintió un poco con la cabeza. - Si. Quería tratar el tema... no creo que sea conveniente haber dejado todo tan a la ligera sin hablar nada en ningún momento. - Aclaró. - Y no te preocupes... supongo que te pusiste nerviosa o cualquier cosa. Podía haber aparecido perfectamente cualquier persona y habría sido un tanto incomodo. - Susurraba mientras empezaba a caminar para salir de aquél callejón para ir hacia el Diagon, donde estarían más tranquilos.

Era conocedor de la curiosidad de las Depaul, tanto la una como la otra tenían aquello en común. - Asuntos familiares. - Dio como única “pista” a la chica antes de desviar el tema a la pregunta que hizo Dadou para cambiar de tema.

Una vez en el callejón Diagon, Alessandro se quedó quieto, mirando a la francesa y haciéndole un gesto con la cabeza de que mirase alrededor. - Tomaremos algo por aquí, es mas seguro y mucho mas tranquilo, aunque pueda parecer al contrario. - Le dijo y se puso a mirar alrededor. Habían bastantes sitios a los que podían ir, así que simplemente le dejaría elegir a ella lo que hacer.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Lun Oct 01, 2012 9:08 am

Una vez lejos del callejón knocturn y tan solo con la certeza que los asuntos tratados en aquel lugar eran de la índole familiar del chico, Dadou destensó su cuerpo, más calmada y segura. La chica paseó las orbes azules por la gente que paseaba de arriba hacia abajo por el famoso lugar mágico, revisó todos los lugares y negó con la cabeza, no tenía ganas de que alguien de la universidad la viera paseando con Alessandro, ¿y si el rumor llegaba hasta Daphne? Primero tenía que hablar con él para luego poder encarar las cosas mejor con su hermana pero no era una suicida, mejor algún lugar tranquilo o más bien un lugar perfecto para reuniones.
No abrió la boca para poner palabras a su decisión solo rozó la mano de Selvaggi con sus dedos para captar su atención e hizo una señal con su cabeza para que la siguiera callejón arriba. La francesa no sabía como iniciar la conversación. Dadou era muy dada a las palabras, demasiado quizás, pero con Alessandro perdía ese don innato e igual, el chico parecía ser de esas personas que necesitaban una buena razón para entablar una larga conversación. Unos minutos después, la castaña empujó la puerta del Caldero Chorreante, quedó quieta en el umbral buscando el lugar más apropiado y cuando encontró, uno apartado y escondido, lejos de ojos indiscretos, avanzó sin aún decirle nada a su acompañante.

Tomó asiento, dejó sus cosas colgadas del respaldo de su asiento acomodó algo su pelo y cuando Sandro ocupó su lugar, aclaró un poco la voz y encaró con la mirada a Selvaggi – Te equivocas – usó un tono tranquilo y bajo antes de comprobar que el camarero no llegaba – No estaba preocupada porque bajara cualquier persona más bien que bajara ELLA – recalcó la palabra haciendo alusión a su hermana gemela. ¿Qué hubiera dicho la chica si los llega a encontrar… de aquella manera? Tal vez hubiera pasado de las palabras y usado hechizos, quien sabia, ahí la tercera en discordia era ella misma nadie más – pero… no sé que tienes, no lo pude evitar – levantó las manos para que no se ofendiera – Eh, no te culpo. Tampoco eres algo así como el juguete que robarle a mi gemela. Daphne y yo nunca tuvimos un problema así… jamás… eres tú y algo que hay en ti que no me deja pensar con claridad – por suerte el momento fue interrumpido por el camarero. Dadou demandó una hidromiel y esperó a que Sandro pidiera su bebida antes de continuar con la conversación cuando el mesero marchó – Y eso, solo quería disculparme contigo por como me comporté después de lo del sillón…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Miér Oct 03, 2012 3:57 am

Siguió a la chica sin poner ningún tipo de objeción, simplemente dejándose ser guiado por ella, viendo como prácticamente se dirigían hacia El Caldero Chorreante. Si, al parecer la muchacha había aceptado aquella oferta de ser invitada aunque en un principio no había parecido muy segura de ello; pero bueno, ahí estaban.

Se acomodaron el uno frente al otro en una mesa mas bien apartada del resto, algo escondida, y en cuanto escuchó a la chica hablar tras haber estado mirando como acomodaba las cosas tras la silla, frunció un poco el ceño. Pero entonces siguió la frase y le quedó todo claro. Obvio... Asintió a sus palabras y suspiró un poco. - Entiendo... - Dijo en un tono de voz bajo.

Lo siguiente que escuchó le hizo entrecerrar un poco los ojos y quedarse mirando fijamente a la chica, en silencio mientras se explayaba de forma que veía mas adecuada. Justo cuando el mismo causante de aquello, Sandro, fue a responder a lo que la chica acababa de decirle, o mas bien, incluso confesarle, llegó el inoportuno camarero que les tomó la nota; la chica una hidromiel y él mismo un café bien cargado; como el que Dadou le robó la vez anterior en el gran comedor la primera vez que se toparon.

Cuando el hombre desapareció suspiró ligeramente y volvió de nuevo la vista hacia los ojos azules de la francesa.
No creía que llamar aquello que sucedió como “lo del sillón” fuese algo muy... adecuado, pero era igual, ellos se entendían sin mas palabras que aquellas. Negó un poco con la cabeza y se humedeció los labios, empezando un poco a hablar. - Creo que es algo bastante... significativo a tratar, teniendo en cuenta ciertas cosas, que ya sabemos. - Asintió a sus propias palabras, apenas en un suave gesto de cabeza. - No diré que ninguno en concreto tiene la culpa. Probablemente fue mía; si no me hubiera quedado allí dormido nada habría sucedido. Pero... - Las bebidas aparecieron en el momento menos oportuno, haciendo el típico sonido de algo apareciéndose, y tras acercarse su café, siguió hablando. - No me arrepiento de ello, Dadou.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Miér Oct 03, 2012 11:25 am

Odiaba en lo más profundo de su ser que Alessandro humedeciera sus labios de aquella manera pues inevitablemente tenía que desviar los ojos hacia otro lado, nerviosa y ansiosa como si faltara alguna cosa en su vida. Las manos de la francesa se cerraron entorno la ropa de su camiseta negra y tomó aire, relajándose antes de volver a buscar las orbes en aquel verde intenso que tenía el italiano por ojos. ¿Significativo a tratar? ¡Por Morgana! No estaban hablando de negocios, eso era más personal, solo trataban con cordialidad una noche interesante en un sillón demasiado cercano a donde se encontraba su hermana.

Negó con la cabeza cuando él se señaló como el culpable de todo el incidente. Alessandro no tenía la culpa, quizás fue suya por despertarlo para no dejarlo a merced de los despiadados bromistas de la facultad. Parpadeó cuando aparecieron las bebidas y agradeció a los Magos el santo don de la oportunidad del camarero pues en ese momento necesitaba algo que contrarrestara el quemazón de su garganta pero no había puesto la mano en el vaso de su hidromiel cuando la frase llegó alta y clara a sus oídos.

Dadou levantó lentamente la cabeza hasta clavar sus ojos azules en Selvaggi, mordió su labio inferior en un intento de ver si todo aquello solo era un bizarro sueño que estaba teniendo y tomó unos segundos para responder en un tono serio, directo y seguro – Yo tampoco – Ese era el peor de los problemas. Pese a engañar a su hermana, sentirse culpable y odiarse por actuar de aquel modo, no se arrepentía de nada. ¿Qué pasaba por su mente? Era difícil de poner con palabras solo que los ojos verdes de Sandro no la dejaban pensar con claridad y la manía de humedecerse los labios la noqueaban hasta el nivel de sentir un leve picorcillo donde no debería sentir nada.

Y en ese momento tuvo una idea…

Negó con la cabeza ante la estupidez de sus propios pensamientos y esta vez si llevó el hidromiel hasta sus labios, dando un largo sorbo y paladeando el gusto dulce tras tragar – Necesito… necesito comprobar algo… - dijo de repente aún sin mirar a Sandro. Arrastró la silla hacia atrás, levantó su trasero del asiento y caminó hacia la silla que quedaba justo al lado de Selvaggi para tomar lugar ahí – Yo sé que esto esta fuera de lugar y que sí, va en contra de todas las cosas que acabo de decir, pero es la única manera de aclarar lo que siento... – tomó una pausa, miró los ojos verdes del muchacho. Negó con la cabeza disculpando de antemano su comportamiento, alargó la mano para tomar el rostro de Sandro e inclinó su cabeza hacia arriba para acortar la distancia entre ellos y darle un beso en los labios, pausado y sin resultar demasiado invasivo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Oct 04, 2012 4:28 am

Habría sonreído al escucharle decir a la chica que ella tampoco se arrepentía de lo sucedido hacía unas noches atrás, pero ocultó aquél gesto y simplemente asintió un poco con la cabeza.
Fijo las orbes verdes en las azules claras de la chica y sonrió suavemente ladeado en un suave gesto que se dibujó sobre sus labios cuando la vio beber de la bebida.

- ¿Comprobar? - Preguntó con un cierto toque de curiosidad. Aquella muchacha en ocasiones era todo un enigma; por ejemplo, en esos mismos momentos, para el lo era. No sabía que era lo que quería probar, mas bien comprobar, y simplemente se quedó mirándole con un muy leve gesto de ceño fruncido. Quería saber que era lo que iba a hacer, y mas aún cuando la vio ponerse en pie, acercarse mas, y terminar por aposentarse justo en la silla de al lado del italiano.

Ante sus palabras, Alessandro simplemente permaneció en silencio, mirando a la chica fijamente hasta que la sintió y vio acercarse, entrecerrando un poco los ojos, mirando el rostro ahora tan cercano de la chica, ella si tenía los ojos cerrados, y parecía, con aquel simple roce de los labios de ambos, aquel beso superficial, tratar de aclarar sus ideas. Sandro no creía que aquello fuese a solucionar nada, pero tampoco le gritaría que se separase; los labios suaves y carnosos labios de la chica eran agradables, incluso para un simple beso como era ese, además que la francesa le tenía medio asido por la mejilla, aunque eso no le impidiese mucho a él.

Entreabrió apenas un momento los labios para con la lengua humedecer un poco la comisura de los labios de Depaul, antes de separarse un poco de ella, haciendo que relajase el cuerpo y abriese los ojos, recibiendo aquella extraña mirada por parte de Dadou.

- ¿Pasa algo? - Preguntó sin poder evitarlo al ver la mirada de la chica que acababa de besar.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Oct 04, 2012 5:40 am

Todo iba bien, o eso quería hacer ver a su propia persona, hasta que Sandro, el maldito, tuvo que entreabrir los labios para dejar paso a la punta de su lengua para humedecer los labios de la francesa. Dadou tembló imperceptiblemente, presa de algún tipo de emoción y apuró para separarse, abriendo los ojos y mirando al italiano con todos los sentimientos a flor de piel. ¿Si pasaba algo? Pasaba de todo. Frunció el ceño y apartó unos segundos los ojos intentando reordenar sus pensamientos aunque era difícil teniendo aún en mente como sus labios se movían por encima de los suyos y como la lengua… BASTA.

- Te odio – gruñó mirándolo otra vez a los malditos ojos verdes y puso su dedo índice sobre la boca del italiano para que no hablara – Te odio porque hasta que no te conocí, vivía feliz. Ahora, un beso y ya, me basta para alborotarme y desear más de ti – la sinceridad ante todo. Dadou no podía callarse las cosas que pasaban por su mente. Tiró su cuerpo hacia atrás en la silla y rebufó, alargando la mano hacia su bebida para tomarla, darle un sorbo e intentar relajarse pero más que eso volvió a tirarse hacia delante para captar la mirada del joven – Tengo en mente todo el día aquella noche y necesito hacer algo para bien o para mal…

Acercó su rostro hacia él y miró sus labios con ganas de volverlos a devorar como aquella noche pero se contuvo por alguna cosa llamada medición. Medición por Daphne, medición porque Elazar había propuesto que dejara todo y medición porque diablos, estaba mellando su ego. Un suspiro involuntario brotó de sus labios entreabiertos, parpadeó con lentitud y miró otra vez los ojos de Sandro – y me temo que es porque… - dudó, la directa en persona, dudó en decirle a un hombre un mero: me gustas. Lo guardó para su interior y a cambio alargó la mano hasta dejarla en su cuello y acarició su superficie con la yema de los dedos hasta hallar el filo de la capa. Metió el dedo índice bajo el cierre, y jugueteó con él hasta que, otro suspiro brotó de sus labios y osada, tiró de la capa hacia si para traer su rostro más cerca – He cambiado de opinión – susurró contra sus labios – No quiero que me invites a un hidromiel por haber esperado tu regreso… - alargó el momento y rozó sus labios con los de él – Quiero que me beses otra vez. ¿Justo trato?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Oct 04, 2012 6:01 am

Cuando la chica empezó a hablar y anunció aquello de que le odiaba, con aquél simple gesto, evitó que Sandro se quejase, escuchando lo que fue a continuación y se quedó sonriendo para sus adentros. No sabía realmente por que tenía ganas de sonreír; si, las palabras de Dadou pero... no creía que aquello fuese algo bueno, ni para ella ni para él. Desde un principio entre aquella extraña “relación” que tenían ese par, en medio y preocupando a ambos estaba la gemela de la chica, Daphne. Cada uno por su parte se preocupaba de ella y por ella, aunque no lo fuesen a decir muy abiertamente, ambos era algo que sabían.
Él también pensaba en mas de una ocasión en aquello que sucedió, no podía olvidarlo del todo, no conseguía dejarlo de lado...y precisamente, por eso y por que se lo pidieron, él estaba allí para cumplir con algo que ya había finalizado. Por desgracia o suerte del destino se había encontrado con la chica, y toda si atención ahora estaba en ella... y aquel no había sido su intención principal; problemas personales y familiares; por ello estaba ahí. Por Merlín...

Observó los movimientos y gestos de ella hasta que la propia chica se inclinó hacia delante, haciendo que Alessandro alejase la bebida de sus labios en el justo instante que iba a beber, o sino habría interceptado el camino de ella y probablemente, incluso la chica hubiera derramado el café; encima suyo.

Escuchó los suspiros de ella y sintió como acariciaba su cuello, haciendo que volviese a entrecerrar algo los ojos, aquél gesto resultaba agradable... pero el tirón de la chica le hizo abrir de nuevo por completo los ojos y quedarse mirándole, escuchando aquellas palabras, aquella propuesta, muy, demasiado tentadora para la cabeza confundida que tenía en esos momentos el italiano.

- Te dan la mano y coges el brazo... - Susurró y miró alrededor con un rápido gesto en el que ojeó apenas con la mirada, y terminó por unir sus labios con los de ella, apenas en un suave beso superficial como el de antes, un roce apenas. Se separó un poco de ella y suspiró, sentándose bien en la silla tras hacer que le soltase la capa y se quedó mirándole fijamente a los ojos. Probablemente ella con eso no se conformaría, pero ahí, en público, no haría ningún gesto mas... significativo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Oct 04, 2012 6:31 am

Mostró una sonrisa ancha cuando mencionó aquella frase en forma de burla pero en el segundo siguiente levantó ambas cejas cuando Sandro se paró a escudriñar el local. Incluso ella estuvo tentada a girar la cabeza a ver si la atención de la clientela estaba puesta en ellos pero su acción fue cortada cuando él la besó. Duró poco para las expectativas (sin contar con el pequeño hecho que se había rebajado a pedirle un beso) así que ya traía el ceño fruncido cuando él se separó, Dadou incluso dejó la capa antes que él hiciera el gesto – No me mires así – murmuró apretando los labios y giró la cabeza hacia atrás para comprobar la audiencia de su beso. Nadie. Nadie estaba mirando hacia donde estaban ellos, además, la mesa complicaba mucho el campo de visión de la gente así que desconocía que era lo que buscaba el chico. Dadou hizo un aspaviento con las manos y rebufó – ¿Qué pasa, ahora?

Tenía ganas de abofetearlo y decirle que ya estaba bien. El juego iba a terminarse y cada uno iría por su lado, lejos el uno del otro, intentando no llamar la atención de Daphne. La otra Depaul ni se percataría de lo ocurrido entre ellos pero el impedimento de que todo aquello ocurriera estaba ahí. No podía moverse, pese a que quería ir, rodear la mesa, recoger sus cosas y usar toda la dignidad que le quedaba decirle un “me voy” antes de sumar el precio de su hidromiel, hubiera actuado así en cualquier otra ocasión con cualquier otro hombre pero con Sandro no podía.

- Tanto da, no respondas – suspiró con pesadez y alargó otra vez la mano para recuperar su hidromiel. Bebió lentamente, dando pequeños sorbos y su mente, ágil, pensó que tal vez todo era producto de su imaginación. Había confundido las señales y ahí no había más que un escarceo de una noche. Él no decía nada, solo la miraba, asentía y de vez en cuando, algo le resultaba gracioso porque sonreía imperceptiblemente y Dadou estaba ya al borde de la aneurisma de tanto pensar – Sandro… ¿por qué querías que viniera a tomar algo contigo? Quitando tu deber moral y bla bla bla por haber sujetado unas cosas que tu mismo podrías haber llevado a tu quehacer familiar….

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Jue Oct 04, 2012 6:43 am

Se quedó mirándola en todo momento, viendo como parecía debatirse internamente o cualquier cosa semejante, a fin de cuentas él no estaba en la cabeza de la chica y eso no podría saberlo...

Alessandro alzó una ceja al escuchar las palabras de la chica. Ella misma acababa de decir el porqué le había invitado a tomar algo, aunque ciertamente... también tenía en mente el tratar aquél tema que al parecer ambos trataban de esconder, ocultar, o mas bien, en el que no tener que pensar por el momento.
Se humedeció los labios y clavó la vista de forma fija en las orbes azules de la chica. - Lo que pasó la otra noche. - Aquello era algo demasiado claro, directo, quizás.

- Ya te he dicho que no me arrepiento de lo que haya sucedido o lo que sea. Pero no quiero que Daphne salga mal parada por eso. - Parpadeó de forma pausada a la vez que cogía aire de forma lenta, terminando por expulsarlo también de forma tranquila.
- No es que... lo que yo tuve con tu hermana en verano sea algo que se formalizó, por que en ningún momento se dijo nada... pero no quiero que por mi culpa esté mal. No quiero que por mi culpa estéis mal ni tú ni ella, y al parecer, solo estoy consiguiendo todo lo contrario, sin proponermelo.

Susurró aquella última parrafada, habiendo bajado la voz para que no se le escuchase demasiado tampoco.

Se humedeció los labios con la punta de la lengua, su ya tan característico gesto y que probablemente la chica que tenía sentada a su lado, ya se sabría de memoria, y ahora ya si, finalmente de nuevo bebió un poco del café, seguido de otro trago esta vez ya mas largo que el anterior, queriendo dejar de estar tan... apagado o algo.

- ¿Qué podríamos hacer? - Le preguntó a la chica cuando el vaso de su bebida tocó la madera de la mesa; después ya le daría él mismo su propio punto de vista o pensamiento, pero antes de nada, quería saber que es lo que la chica pensaba o trataba, trataría de hacer.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Dadou Depaul el Jue Oct 04, 2012 7:37 am

Daphne. Claro, el asunto era su hermana. Los sentimientos volvieron a reencontrarse en su interior como una ola difícil de parar y quedó callada, ensimismada en un punto de su hidromiel en lo que las palabras del muchacho llegaban hasta sus oídos con el mensaje claro y alto. Ni siquiera reparó en las innumerables veces que Sandro humedeció los labios ante sus narices, Dadou seguía dando vueltas a las palabras de Elazar aquel día en la cafetería, “tienes que contárselo tu antes que lo haga otra persona” y a la cara de tonta enamorada que su gemela llevaba el día en la cafetería. ¿Qué tanto podía hacer? No quería dañarla, los magos sabían que ella siempre fue quien protegió y cuidó los intereses de su castaña hermana pero ahora había un interés propio y personal en todo aquello, justo el que obstaculizaba su faena y estaba delante de su rostro.

- No lo sé… - Añadió con bastante abatimiento y mordiéndose el labio inferior para no recaer otra vez en las culpas. Tomó aire antes de peinar con una mano un mechón de pelo tras su oreja, nerviosa pues no quería alzar la voz - En verdad si sabemos la solución – agregó, mirando cualquier punto del Caldero Chorreante que no fuera Alessandro. Primero una mesa llena de polvo, luego una tela de araña, uno de los pequeños y roñosos cristales que daban a Londres; cualquier cosa que no distrajera su atención y por ende, su sano juicio – Es fácil y sencilla: No vernos más. No hablar… como si el uno no existiera para el otro – tenía la voz tranquila pero podía intuirse lo mucho que estaba costándole decir eso con un leve temblor tras el tono seguro de sus palabras. ¿Por qué tenía que gustarle tanto alguien que no podía ser? Es más, después de algunos años sin sentir esa sensación cuando estaba con un hombre (o nunca, quien sabia) tenía que ser Sandro el que removiera todo, alguien tan inapropiado en tantos aspectos que hasta perdía la cuenta – Pero… - soltó otro suspiro negando con la cabeza – Cuando te he visto pasar por delante de la librería ni tan siquiera me he parado a pensar el porque te seguía que ya tenía un pie fuera del local. Se me hace difícil, y sé, sé que con esta actitud estoy haciendo daño a Daphne pero no puedo evitarlo. Me gustas y pierdo de vista el motivo por el cual no debería besarte en cuanto te humedeces los labios.

Arrastró un poco la silla hacia atrás, dispuesta a ponerse en pie y hacer el primer paso pero definitivo hacia el fin de todo aquello. Las piernas sin embargo no reaccionaron y dejó el vaso sobre la madera de la mesa, apoyó la mano, tomó impulso y logró ponerse en pie. Caminó de vuelta hacia su asiento, dejándose caer antes de coger el bolso para hurgar entre sus pertenencias los galeones que cubrieran su hidromiel – ¿Tu que sientes, Sandro? – dejó caer el monedero y sin mirarle aún los ojos, buscó los galeones, intentando deshacer el nudo de su garganta formado tras hacer la pregunta.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
dadou||relaciones
avatar
Dadou Depaul

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Daphne Depaul el Mar Oct 09, 2012 8:51 am

Daphne estaba realmente centrada en la carrera. Tanto así que no había intentado volver a tener nada con Sandro. ¡Ay! Ese chico la volvía mala de amor.
Y no le daba miedo admitirlo. Es que no podía ser más sensual, tener más morbo, ser más atractivo, y desde luego, había que decir, que también era atento. Pero su relación con él había hecho tanto mal a lo que tenía con su hermana que estaba totalmente segura de que era mucho mejor no hacer nada por el momento, sería mejor asentar las bases de su amistad fraternal con Dad antes de hacer nada más con Sandro.

Y la francesita no era tonta. Había notado las miradas que Dadou lanzaba al italiano de vez en cuando, pero las malinterpretaba del todo, sentía que lo odiaba, pensaba que ella estaría totalmente confundida, que no quería a Sandro cerca de su hermana, a la que siempre cuidaba. Mantenía las distancias con él para que su relación no se quemara aún más… pero al parecer no había sido lo más adecuado, pues sin que ella tuviera ni idea entre ellos dos estaba surgiendo algo más que una simple amistad.

Ese día ella, al igual que los otros dos, había salido a comprar cosas. Primero buscó a su hermana gemela por todas partes y después de no encontrarla salió a por una par de cosas que necesitaba para clases, recorriendo así las calles tranquilamente y una vez tuvo todo lo necesario decidió que, se merecía una buena bebida refrescante.

La sorpresa fue mayúscula para la castaña cuando al entrar al lugar vio la muy conocida melena de su hermana. Al estar de pie era aún más fácil localizarla y muy feliz fue a su encuentro, que mejor forma de tomar una bebida que hacer con su hermana. Pero sus pasos disminuyeron en cuanto vio con quien estaba. ¿Qué hacía con Sandro? ¿Desde cuándo se veían… solos? O se veían en general… y solo llegó a oír (por suerte) lo último que dijo su hermana, parándosele un poco el corazón por aquello. ¿Qué sentía? ¿De qué? ¿Hablarían de ella? ¿Acaso seguía intentando protegerla de él o algo así?

Hola – saludó intentando fingir entusiasmo –Dad… no esperaba verte aquí - su sonrisa se amplió, o la amplió queriendo cuando de pronto fingió ver a Sandro, o mejor dicho nota quien era. Soltó el pequeño abrazo que le había dado a su hermana por la cintura y fue a sentarse justo a su lado, donde Dadou habría estado momentos atrás –Sandro… mira que estar en la misma facultad y apenas vernos… ¿Qué hacíais aquí? ¿Ya te ibas hermanita? – se sentía un tanto traicionada, aún sin saber nada, en cierto modo quería molestarla ¿Por qué tenía ella que meterse en su relación? A pesar de que no la hubieran retomado ellasi que quería hacerlo.

_________________
Relaciones || Ficha || Bóveda
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Daphne Depaul

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Alessandro Selvaggi el Mar Nov 06, 2012 11:22 am

Apenas se unió la otra Depaul a la "reunión" que se había montado, Alessandro sintió como el ambiente se había enrarecido en apenas un instante, incluso se había vuelto de lo más incomodo. No es que él supiera que entre las hermanas no se habían contado absolutamente nada, tampoco sabía si se habían contado algo o no, simplemente no le agradó para nada estar en medio de aquellas dos chicas.

Frunció muy ligeramente el ceño y entonces, tras hablar por un corto rato con ambas, Alessandro se incorporó y se disculpó con que tenía cosas que hacer. - Nos vemos en otra ocasión. - Les sonrió apenas un instante y no tardó en acomodarse la túnica que había llevado para, tras despedirse de nuevo de ambas chicas, esta vez con un gesto, marcharse de allí.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Boveda - Alessandro Selvaggi - Relaciones
avatar
Alessandro Selvaggi

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: El escondite inglés

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.