"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Dom Sep 09, 2012 11:22 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Perdón y advertencias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Perdón y advertencias

Mensaje por Angus Finnerty el Dom Oct 21, 2012 2:23 pm

Primero había hablado con la decana Orlowsky, luego con la decana McCreary. Ambas, a su manera, le habían dicho que llegarían al fondo de todo eso, que no tenía de qué preocuparse y ese tipo de cosas. Iba a mantener el trabajo, pero Angus no sabía por cuanto tiempo, pues Peach le había contado lo que había sucedido con todo lo de la radio. Angus sabía que no tardarían en llegar las cartas de los padres y todas esas cosas, por más que el licántropo y los decanos se mostraran abiertos con él.

Después de la charla y de sentirse un poco más tranquilo al menos por ese lado, pero sin haberles dicho absolutamente nada de lo de Damien Holland por lo que había hablado con Aquila y con Per. De todos modos tenía la necesidad de hacer advertencias, no iba a dejar que la gente que le importara anduviera exponiéndose al peligro.

Debía hablar con Loreen y hacerlo lo más pronto posible. Antes de que todo eso se convirtiera en una locura, Angus había sido un idiota por como había evadido otros temas con ella después de que Malik y los Burroughs interrumpieran en el bar. No había sabido como actuar y qué decirle, pensando que todo volvería a la normalidad por si solo, pero se había equivocado.

La noche anterior le había mandado una lechuza a la antigua usanza, pidiéndole que lo esperara afuera del bar de su padre alrededor de las cinco de la tarde. Ahora que la habían expulsado, se sentía todavía con más responsabilidad por todo lo ocurrido. La noche del secuestro se había sentido tan angustiado al verla y parecía imperdonable que hubiera esperado tanto tiempo para eso, no sabía si ella lo perdonaría.

Era un marica, eso era lo que era, pero quería redimirse con ella. Hablar con calma. La quería, Angus lo sabía y esperaba que ella también, pero había veces en que decirlo o sentirlo no era suficiente. Y tenía que advertirle cosas, no solo pedirle perdón. Ella era una de las personas que necesitaba mantener a salvo a como diera lugar.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
avatar
Angus Finnerty

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Loreen Luttrell el Jue Oct 25, 2012 11:23 pm

Cuando la lechuza se había detenido en el alfeizar de la ventana de la habitación que estaba rentando en Diagon se había sorprendido mucho. Pensó que se trataría de Peach o Gianna, incluso Parker o alguno otro de sus hermanos. Pero no, se trataba de nada menos que Angus. Cosa de unas cuantas semanas atrás se habría emocionado demasiado por recibir una carta suya. Ahora apenas leerla, la arrugó entre las manos y tiró distraída al bote de basura junto a su cama.

¿Que por qué estaba rentando una habitación y no en la suya? Intentar pasar más de 20 minutos en casa Luttrell explicándole a sus padres que la habían expulsado y por qué. ¿Lo de los golpes en el rostro? Pues va. ¿Lo del Cachorro secuestrado? Bien. ¿Lo de los Mortifagos en las grutas? Atemorizador, pero sus padres creyeron poder manejarlo. Cuando su madre de genio de hipogrifo rabioso y en el primer trimestre de embarazo se había enterado de los detalles que llevaron a su expulsión en Brigantia, ooooooh, la cosa fue a peor. Willow Luttrell estaba empeñada en llevarla a rastras por los rizos hasta la oficina de Immëndorff a que pidiera perdón, le lamiera las botas y le puliera hasta el último de los calderos con el cabello de ser necesario para que volvieran a admitirla.

Prefería por mucho buscar en donde quedarse que estar soportando a su madre todo el día con lo mismo. Ni ella quería escucharla, ni Willow quería estarle gritando todo el día, y aquello definitivamente no era bueno para el bebé. Ya pensaría qué hacer. Por el momento lo que necesitaba era estar sola un rato. O cuando menos que no estuviera reprimiendo impulsos de estrangularla. Había pasado con Peach la tarde en que la habían expulsado, y sí, se le había ocurrido pedirle que le diera asilo en su casa unos días en lo que pasaba todo el huracán, pero con las cosas que tenía para contarle, lejos de tranquilizarse, se había quedado peor.

Eso la llevaba al día de hoy, cuando al encontrarse con Angus iba a tener que hacer mucho esfuerzo para no reventarle la cara a bofetadas.

Estaba furiosa, dolida, angustiada, preocupada. Lo mismo que confundida y temerosa por la incertidumbre a la que se enfrentaba. No, no se arrepentía de haberle partido la boca a la puta de Milou, pero se enfrentaba con muchas preguntas que no tenía ni por donde empezar a responder. Extrañaba muchísimo a Dan. Seguía sin dormir. Echaba de menos a Gianna y no dejaba de pensar en la última amenaza mental de Orlowsky. ¿Había que elaborar más o quedaba claro que no estaba en su mejor momento? Si para colmo de todo ahora tenía que lidiar con celos enfermizos y lo dolida que se sentía. Que Peach se había soltado llorando desconsolada por lo horrible que era todo y responsabilizando en parte a Aquila Lillyvick. Ugh. Golpe bajo. Es decir, los había visto actuar raro, ¡pero que sabía ella! Suponía que si después de la luna llena Angus no mostraba ni sus luces sería por que necesitaba estar un rato a solas, no porque estaba jugando al maridito.

No iba a mostrar nada de eso, ni una mierda. Se podría estar muriendo por dentro, y Peach lo sabía, pero no iba a abrir la boca. No iba a humillarse más. Disimuló las ojeras de quien no había podido dormir bien en varios días con pociones y maquillaje y salió hacia el Dirty Duck. Se bajó del autobús que la dejaba cerca con un cigarrillo en la boca y las dos manos en los bolsillos de la chaqueta. Lo vio ahí esperándola, primera vez desde la noche del secuestro, que ella ni siquiera lo había visto convertido en las grutas...

... bieeeeeeeen, incomodidad elevándose a cada paso. Wohoo... - Hey. - Parte de ella solo quería correr y abrazarlo. El cerebro le decía que no era muy buena idea, y si seguir sus impulsos era lo que la había llevado a esa situación para empezar, pues comenzar a escuchar lo que su parte racional tenía por decir no estaría de más.

_________________
OgmiosMedimagia
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FichaRelacionesBóveda
avatar
Loreen Luttrell

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Angus Finnerty el Miér Oct 31, 2012 1:26 am

Angus vio a Loreen desde que se bajó del autobús, era en ese momento cuando tenía que empezar a plantearse qué decirle y hacerlo bien. Tenía millones de cosas que hablar con ella, largos episodios que se habían ido tejiendo desde aquella noche en el bar hasta ese momento. Expulsada por su culpa y él se había tomado su tiempo para hablar con ella, no se podía ser peor persona que eso, sabía que nunca se lo iba a poder compensar, pero haría lo posible, no se quería convertir en el tipo mal amigo. Ni siquiera habían alcanzado a hacer nada y Angus no sabía si eso lo hacía más o menos patán con su actitud.

No le quitó la vista de encima hasta que se acercaba a él. Su saludo le pareció tan seco y tan incómodo que bajó la vista. No habría creído posible que ellos dos terminaran justo como estaban en ese momento luego de todo lo que habían cosechado, sabía que era su culpa, y eso lo ponía mal. Todo era su culpa, Angus sabía que estaba actuando irresponsablemente, que tendría que estar con su gente, con Bleeker, arreglándolo todo, pero no era nada valiente, no era más que un cobarde, todo eso era más de lo que él podía soportar.

Un paso a la vez, iría arreglando las cosas, ahora Loreen era primordial. Sin decir nada todavía y sin atreverse a tomarle la mano para entrar con ella al bar como hubiera hecho normalmente, la dejó pasar primero, él detrás. Al entrar los dos que estaban trabajando detrás de la barra los saludaron a ambos con normalidad, Angus respondió con la misma normalidad, como si en paredes escondidas detrás del mundo muggle no estuvieran pasando cosas que le pondrían los pelos de punta a cualquiera.

No eligió la barra como hubiera hecho de estar todo de verdad normal, sino una mesa que estaba en una esquina, algo alejada. Había sido estrategia escoger un lugar público donde los conocieran a ambos. Nadie les preguntó qué querían tomar, porque en breve y conociendo los gustos de ambos, les llevarían sus tragos, que nadie cobraría tampoco.

-Me cuesta saber por dónde empezar así que…por el principio.-Muy bien Angus, muy elocuente lo tuyo. -Lo siento Loreen, lo siento por todo. Por todo, no debí dejarlo pasar así, la noche del bar, de los Burroughs y Karim. No debía comportarme como un imbécil y quiero que me perdones por eso.-No parecía ser el asunto primordial de vida o muerte comparado con lo demás, pero Angus se lo debía. La quería y el licántropo no iba a permitir que algo como eso calara más hondo, a la larga esas cosas destruían más de la cuenta. Había sido mil veces idiota.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
avatar
Angus Finnerty

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Loreen Luttrell el Miér Oct 31, 2012 4:19 pm

Se quedó con las manos dentro de los bolsillos de la chaqueta. Sin abrazos, ni palmadas en la espalda, ni estrecharle la mano ni tampoco darle un puñetazo en el hombro como hacía cuando estaba enojada con él, porque hasta ese momento, todas las veces que había llegado a enfadarse con Angus habían sido vil niñerías que se solucionaban con un cigarro y una cerveza y ya, todo tan sencillo. Así que las manos bien quietas; empuñadas con tanta tensión que se clavaba ella sola las uñas en la palma, pero quietas. Necesitaba marcar distancia, o en serio iba a explotar y no quería montarle un escándalo ahí, en el bar de su familia donde todo el mundo lo conocía. Iba a hacer un esfuerzo por mantenerse tranquila y civil, que era ya decir bastante.

Tan solo les sonrió a la gente que trabajaba, o por lo menos eso intento hacer, aunque tampoco le salía natural la sonrisa de siempre cuando se pasaba por ahí. Le saludó también con un gesto de la mano y se detuvo cerca de la barra, como esperando a que Angus se sentara donde siempre lo hacían hasta que se dio cuenta que quería ir hacia la mesa. Bien, bien, como fuera. Al rincón entonces, daba igual.

La incomodidad que ya sentía aumentó exponencialmente al sentarse frente a él. Se cruzó de piernas (que su truco tenía para hacerlo con los pantalones tan ajustados que usaba) y desvió la mirada hacia la mesa. Sentía los labios y la mandíbula tensa, pero a fin de cuentas así era como se sentía entera, tensa como cuerda de arco.

Cuando comenzó a hablar se mojó los labios y se pasó una mano por la nuca, incómoda. Todo el cuerpo le dolía, entre tanto golpe que se había llevado y lo mal que había estado durmiendo, si dormía, no era raro. Problema, que lo que más le dolía era el pecho, no de una manera física, con eso sabría bien cómo lidiar. La verdad era que ya no quería hablar de ese tema, aún y si la noche del secuestro lo había ido a buscar precisamente para reclamarle eso mismo. No era cobarde. Nunca lo había sido, o así lo creía, pero tampoco era una masoquista que estuviera dispuesta a dejar que siguieran metiéndole los dedos en las heridas.

Cerró los ojos y exhaló aire lentamente, recargada contra el respaldo de la silla. – ¿Podemos no hablar de eso? – Cuando volvió a abrir los ojos siguió sin ser capaz de sostenerle la mirada. Sacó las manos de los bolsillos tan solo para cruzarse de brazos y mejor centrar la atención en el muro cercano. – Ya pasó, ya qué. Ni hicimos nada y al final estás con tu Princesita, ¿no? Ya, fin de la historia. – Así, tajante, punto final, no quería volver a eso. Se sentía la peor idiota existente por haberse hecho ilusiones. Claro que lo creía un patán, porque así se había portado con ella, pero debió haber sabido que al final nada iba a pasar y la jodida, en el mal sentido, iba a ser ella. Ya había llorado con Peach cuando le contó lo de Aquila y él. Ella nunca le había creído eso de que Angus nada más le gustaba de una forma física y al fin había tenido que admitírselo en voz alta. Daba igual ya. No iba a volver a llorar, mucho menos mostrarse vulnerable frente a él.

- Quiero decir… shit happens. – Se encogió de hombres y agachó la mirada. Justo entonces llegaban con sus bebidas, para ella la cerveza oscura de siempre, que aunque agradeció con una media sonrisa ni siquiera tocó. – Me preocupa más lo que te pasó después de que te llevaron, porque todo esto es demasiado raro y hay muchas cosas que no entiendo. – A morderse la lengua, aguantarse los ojos llorosos y echar tierra al asunto. ¿O qué? ¿Creía que podía competir? Las cosas claras, no era tan bonita como una semiveela delicada y jamás lo iba a ser.

_________________
OgmiosMedimagia
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FichaRelacionesBóveda
avatar
Loreen Luttrell

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Angus Finnerty el Sáb Nov 10, 2012 12:59 pm

Angus asintió repetidas veces sintiéndose como un idiota por la manera en que había empezado la conversación en cuanto Loreen le dijo que no quería hablar de eso. Ya que lo pensaba era lógico pero a él le había parecido lógico también disculparse por eso en primer lugar. Él tampoco la miraba a los ojos ni lo intentaba ya. No debía ser solo su imaginación, estaba pasando por un momento incómodo por donde se le viera y ni sonrió con la mención de Aquila, a la que llamaba Princesita ya sabiendo que eso no iba realmente como halago. Si hubiera sabido que lo de Loreen por él era más que solo una atracción física acumulada por los dos, hubiera sido más cuidadoso aquella noche en el bar. O al revés, lo hubiera sido menos, hubiera mandado a todos a sus facultades y la historia en ese preciso momento sería muy distinta.

Llegó su whisky, a ella le llegó la cerveza. Agradeció con un gesto pero el mesero los miró raro, sabiendo que algo pasaba, aunque también que Angus no le iba a decir que se sentara para que se enterara de sus problemas. Seguro Peach también lo odiaba en ese momento, como apoyo mutuo de mujeres, eran un grupito de chicas de esas que se apoyaban incondicionalmente contra viento y marea.

-Me borraron parte importante de la memoria, no sé qué pasó. Escúchame con atención, y voy a necesitar que luego me cuentes tú qué pasó esa noche en que me llevaron, solo me quedé en tu imagen y esos tipos.-Recordarlo le provocaba coraje, hacía que le hirviera la sangre y que quisiera actuar compulsivamente otra vez.-Voy a tratar de ser claro y conciso pero si algo se te escapa, pídeme que me calme y retroceda.-No lo pensó, le tomó la mano y ya, como si fuera cosa de todos los días, pero la retiró rápido al notar que no era un gesto que le estuviera permitido ya.

-Me llevaron a unos como calabozos, ahí me estuvieron alimentando con carne casi cruda y me tuvieron en una jaula infranqueable. No tenía conmigo mi varita. Llegó Aquila, hablamos cosas que ya no recuerdo bien, intentó sacarme de ahí. Después desperté en el despacho de Suberland, inmovilizado completamente.

Y después lo demás, enterarse de que había matado a Dan, que había atacado a Regina y había aterrorizado a mucha gente.-Dejaron a Aquila herida en la puerta de mi casa, no sé si Peach ya te contó eso. Lo que te voy a decir no se lo he dicho a ella. Per me dijo que tuviera cuidado, pero tenemos que hacer algo, ¿verdad? Tenemos que pensar en algo, solo no quiero…-Se llevó las manos a la cabeza frustrado, no quería poner en riesgo a nadie, pero el riesgo también se corría si no se lo decía al menos a Loreen, ahora que estaba fuera de la universidad era todavía más peligroso o eso creía el licántropo.-Es Holland, Loreen. Aquila me lo dijo, todo es cosa de Holland, estuve en casa de Holland.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
avatar
Angus Finnerty

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Loreen Luttrell el Mar Nov 13, 2012 12:54 pm

Frunció el ceño al instante. ¿Borrado de memoria? Eso no le daba buena espina, pero vamos, a nadie en realidad. Asintió levemente, contarle lo que había pasado esa noche no iba a ser problema, ya había repasado la escena en su cabeza tantas veces que lo tenía todo memorizado a detalle, tan segura de lo ocurrido como que su nombre era Loreen y su padre era un Luttrell. Prefería, en verdad, centrarse en el problema y dejar de seguir dando vueltas a desgracias sentimentales que no hacían más que dejarle un mal sabor. Quizá por eso se animó a dar el primer trago a su cerveza.

- Dispara hombre, estoy bastante segura de que puedo seguirte el paso. – Le impacientaba que estuviera dando tantos rodeos con ello, pero era la ansiedad que toda la situación le provocaba. Desconocía que se sentía con la obligación de protegerla, pero la verdad es que ella ya se sentía demasiado involucrada en el problema. ¿Dos intervenciones de Mortifagos en menos de 24 horas? No, no era buena señal. Apretó los labios cuando le tomó la mano, pero no dijo nada ni tampoco la apartó. Si acaso se mostraba un poco estoica, fría, pero lo veía como mejor opción a ponerse a hacerle caso a sus impulsos y dejar que el enojo aflorara. Ella misma había dicho que no quería tocar el tema, pero tragarse todo y volver a la normalidad como si nada hubiera pasado y nunca hubiera sentido nada no era algo que fuera a pasar de la noche a la mañana. Cabeza centrada en el problema, no más.

- La perdiste en la pelea. No la pude encontrar. – La varita, claro. Se la habrían llevado los Mortifagos o ella en su desesperación por buscar a alguien que la ayudara había salido directo a buscar a Joseph sin preocuparse por el objeto que había quedado perdido en los terrenos de Brigantia. Ya suponía que su historia iba a estar llena de huecos, no solo por la aclaración previa de que le habían borrado la memoria, sino porque no podía esperar que recordara todo lo que había pasado en esos momentos en que se encontraba por perder el control de sí mismo.

- Si, me contó. – Respondió escueta. Claro que le había contado, así como todo el asunto que había entre ellos dos y lo que los Finnerty sabían Aquila había tenido que ver en todo el asunto. Por eso no había soltado improperios escandalizada de escucharlo decir que Aquila había estado con él en ese encierro; porque lo sabía de antes, no porque su autocontrol hubiera mejorado tanto en cosa de unos días. Hasta ahí no había sorpresas.

No podía decir lo mismo de lo que vino a continuación.

Alzó una ceja cuando mencionaba a Per tras decirle que ni siquiera Peach estaba enterada de todo. Sintió medio, en verdad que sí, pero no se permitió mostrarlo en el rostro. Entrar en pánico no iba a servir de nada, por mucho malestar que le provocara escuchar el nombre de Holland. Cerró los ojos. Sintió naúseas. Sintió escalofríos. Le pareció que por poco se doblaba en arcadas ahí mismo y se estremeció al recordar al hombre enmascarado que le había mostrado la Marca Tenebrosa. Lo había tenido frente a ella, tan cerca que lo hubiera podido tocar de no haber estado amarrada.

- Así que este Damien también tiene tatuado el 666 en la cabeza. Vaya. – Tragó saliva, apenas y cambiando su expresión perpleja antes de exhalar aire muy lentamente, procesando todo. – Yo tampoco me fiaría de Orlowsky. Esa mujer oculta algo. Y estoy segura de los que te llevaron eran Brigantes… eso o mortifagos muy MUY idiotas. Conté a siete, dos de ellos sin máscara, creo que podría reconocerlos. Y uno de ellos, el que me mostró la marca… ¿crees que haya sido él? – De nuevo aquel escalofrío.

- Qué hacemos entonces. – Las cosas estaban por cambiar. Si Holland, el héroe nacional, salvador y cuasi mesías era en realidad un mago tenebroso nada bueno auguraba. Y todos iban a quedar en medio. – Qué va a hacer ella, para empezar. Si es tan cercana ese círculo como para saber quién es quién y anda revelando secretos bien podría salir a la calle con una diana en la espalda. - Se refería a Lillyvick, por supuesto. - ¿Quién más lo sabe? -

_________________
OgmiosMedimagia
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FichaRelacionesBóveda
avatar
Loreen Luttrell

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Gerhard Immëndorff el Sáb Dic 01, 2012 6:24 pm

Angus gana 11 puntos de experiencia
Loreen gana 9 puntos de experiencia

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gerhard Immëndorff
Admin

Mensajes : 374
Fecha de inscripción : 02/09/2012

http://brigantia.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Perdón y advertencias

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.