"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Michael Bonhomme el Dom Nov 04, 2012 4:30 pm

Michael era un hombre sencillo, a pesar de todo. No le gustaba irse a los extremos, tomar partido. Era curioso, considerando el hecho de que fuese un mortífago y todo eso, pero más que comprensible para quienes lo llegaran a conocer realmente. Debido a esto, el hombre nunca se había involucrado demasiado en los asuntos que le atenían como mago tenebroso. De hecho la expresión le parecía de lo más fea: mago tenebroso. Prefería el término de militante por la sangre. Nadie lo usaba, ni él mismo, pero en su mente sonaba mucho mejor.

Como fuera, los tiempos cambiaban y las personas también, y Michael Bonhomme comenzaba a aburrirse. Sus ordenes habían sido claras, sencillas: rematar a cualquier liberalucho herido que cayera en la enfermería, servir de agente interno y causar un poco de caos cuando fuese necesario. Ser un agente del caos, que grande sonaba eso para lo poco que había hecho hasta aquel momento.

Michael aun no mataba a nadie, de hecho hacía años que su varita no cobraba una vida. Lo peor que había hecho había sido colaborar con el transporte de aquel sucio licántropo, y luego torturar un poco a la chica Vercelli. Michael comenzaba a ansiar un poco de caos, caos del bueno. Poner un montón de jodidos calderos de poción explosiva en el decanato y volarlo en mil putos pedazos, quizás… sería demasiado radical, sí.

Pero aquel tonto baile estaba cerca, ¿no? Sería una ridiculez, claro. Los decanos no dejarían que los chicos se emborracharan fácilmente y por lo que sabía de las chicas que formaban el comité, seguro que todo luciría tan cursi como aquellos bailes que organizaba Hogwarts. Sin embargo, aquello le presentaba una grandiosa oportunidad de llevar un poco de caos a su vida y al mundo.

Michael había trabajado por años en San Mungo curando a pobres infelices que acababan ahí por meterse en duelos o por sus propias e imprudentes prácticas mágicas. Una vez había tratado a un mago de mediana edad con un terrible caso de priapismo ocasionado por la combinación de cierta poción con un encantamiento Engorgio. Fue pensando en aquel caso que Michael desarrolló su plan.

Claro, había tratado casos similares en Brigantia, pero aquella combinación específica solo la había encontrado en tan imprudente infeliz. Después de todo, los mocosos cachondos que hacían esas cosas no necesitaban de ayudas mágicas para ponerse así.

Tardó dos días en completar la poción, y otros tres para refinarla en un líquido inodoro e incoloro que se mezclaría perfectamente con las bebidas. Sí, amigo lector, ya podrás imaginar cual era el plan de Michael. ¿Podrías culparlo? Era una oportunidad demasiado perfecta, y el tipo se aburría.

Pasó por el salón donde realizarían el baile unos 45 minutos antes de que llegaran los invitados, se paseó tranquilamente por entre las mesas, haciendo uso de su cierta “autoridad” como parte del staff universitario y, cuando nadie lo veía, vació un poco de la poción en los tragos. Se aseguró de echar una cantidad EXTRA en la bebida bicolor, la cual tenía entendido era lo más fuerte que servirían. Los chicos tomarían casi exclusivamente de esta, así que era mejor prevenir y echar dos o tres chorritos extra en ella.

Una vez cumplida su tarea, se retiró a sus aposentos, se puso su traje y se fumó un cigarro, totalmente complacido de sí mismo. Decidió esperar a quela fiesta avanzara un poco antes de dirigirse al salón, no le interesaba en lo más mínimo el juego previo, quería pasar a lo bueno, a la acción.

Cuando por fin entró la banda en vivo ya estaba tocando, la gente estaba bebiendo y la poción ya debía de estar por hacer efecto. Michael no podía contener la sonrisa de duendecillo malévolo que llevaba impresa en el rostro. Aquello no era uno de los infames ataques mortífagos que azotaban Brigantia a cada momento, era solo una mínima travesura hecha por un tipo que, sencillamente, necesitaba matar a un liberalucho o dos.

- Buenas noches, profesor Norgaard.-Saludó alegremente, llevando en la mano un trago que no pensaba probar.- ¿Ha probado las de dos colores? Son lo mejorcito que se puede conseguir. Tome.

Quizás sacara algún provecho de toda esa situación además de arruinar el tonto baile.

-----------------------------------------------------------------------

Ok, aquí la explicación: LAS BEBIDAS ESTÁN ADULTERADAS. Cualquiera que haya tomado de las bicolor sentirá al doble o hasta el triple los efectos de una poción para, bueno, alborotarles las hormonas como panal de abejas y tratarán de besar, toquetear y sabrá Dios que otra cosa a las personas más cercanas.

Si tomaron solo de los otros, aparte de ser nenazas que le temen al licor, serán afectados en menor medida y si bien no tratarán de follarse en público a cualquier desconocido, igual tratarán de hacer arrumacos con cualquier persona del género de su preferencia.

_________________
avatar
Michael Bonhomme

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 06/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Beatrice Witchcombe el Dom Nov 04, 2012 5:40 pm

Beatrice continuó mirando a Adair con los ojos entornados, en un gesto de casi cómica desconfianza. Estaba acostumbrada a hacerse a la idea de que a la pobre Sof le acabaría “rompiendo las espigas” algún maldito, pero el chico no parecía tan malo.

- Bueno, bueno –dijo finalmente- supongo que estás “bien”. Ahora pon algo de alcohol de verdad en mi copa y gánate mi gratitud eterna. Toma.

Escuchó entonces el comentario de la chica cuyo nombre no conocía, el cual sonaba de lo más lógico y práctico, pero igual contestó con una negación con la cabeza y adoptan do una expresión de infantil angustia.

- ¿Con todo lo que me tuve que arreglar? –Hizo un puchero.- Pasaré esta noche siendo jodidamente “classy”, así se me vaya la vida en ello… Gracias, hombre, eres un amor y todas esas mamadas.

Tomó de nuevo su trago, se relamió los labios y lo bebió de una sola sentada. Diablos. Beatrice nunca sabría si a Adair se le había pasado la mano con su propia adulteración del trago o si aquello era simplemente la poción entrando en efecto, pero en aquel instante pudo sentir como si acabara de tragarse una maldita bola de fuego.

El extraño calor le recorrió el cuerpo desde la garganta hasta el estomago, para luego expandirse. Sintió como este viajaba por todo su torso, llenándolo como un horno. Se extendió por sus brazos y piernas y lo sintió hasta en la punta de los dedos. La cabeza le dio vueltas y por un segundo pensó que tenía una piedra caliente en el vientre.

Extrañamente, todo aquello se sentía terriblemente placentero.

No fue capaz de contestar nada a la chica que se les acercó para halagarlos. En otras circunstancias le habría dicho que ella lucía bastante bien, aunque en el fondo la pensara una odiosa por la mirada tan desagradable que esta le echara en la última clase de Magia del Mundo. Sin embargo, Beatrice no se sentía en condiciones de medir palabras con nadie.

Giró la cabeza, observando a todo el grupo. Sentía como si alguien la hubiera decapitado y puesto un globo con helio en el lugar donde antes se encontraba su cráneo. Miró a Blake con el mismo gesto coqueto que había adoptado justo antes de besarlo aquella vez en Alemania. Luego sus ojos rodaron a Ebba, y Beatrice no pudo evitar morderse los labios con fuerza, como si las fuerzas apenas le bastaran para contener el deseo de quitarle aquel vestidito de un jalón. Miró de forma no demasiado disimulada a Gianna, como si acabara de notar que tenía aquel escote tan jodidamente sexy. Entonces sus ojos se posaron de nuevo en Adair, y entonces perdió por completo su capacidad de razonar con claridad y pareció borrar la imagen de la adorable Sofie de su cerebro.

Así sin más, se lanzó sobre el chico y le plantó un beso en los labios. La piel le quemaba, el roce de la ropa le escocía. Sin perder el contacto con la piel del chico, se deshizo de su chaqueta y lo obligó a tocarla. El roce de sus dedos sobre la piel desnuda se sentía como si le pasaran cubitos de hielo por esta. Casi podía sentir las gotitas de agua rodar por sus hombros.

Se despegó del novio de su amiga, del cual tanto había desconfiado hasta dos minutos atrás. Se limpió la comisura de los labios son el dedo, miró a Ebba y dijo con una voz que no sentía suya:

- ¿Quieres compartirlo aquí o nos lo llevamos a "bailar"?

Le dio un mordisquito en el lóbulo de la oreja, mientras que una de sus manos se aventuraba dentro de su camisa y se maravillaba con su tacto. Lo sentía frío, y ella sentía que estaba ardiendo por dentro.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Beatrice Witchcombe

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 25/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Adair Brackminster el Dom Nov 04, 2012 6:14 pm

Ni vio la llegada de Autumn. Quizás el ron hubiera retardado los síntomas pero desde hacía rato Adair no podía apartar la vista del maldito escote de Gianna sintiendo unas ganas irrefrenables de subirla encima de la mesa, tirar todo, arrancarle las bragas y hacerla suya como si esa idea no fuera suficientemente asquerosa para alguien que consideraba a Vercelli como una autentica hermana. Gracias a Dios, Beatrice llamó su atención de nuevo, el muchacho obediente giró la cabeza hacia delante, tomó la copa y esta vez si lanzó una mirada lasciva de arriba hacia abajo a la chica antes de negar con la cabeza, algo aturdido, sacando la petaca de plata de su bolsillo anterior, notando una oleada de calor, demasiado intensa cruzando cada parte de su cuerpo. Incluso costó mantener el pulso mientras echaba el licor dentro de la bebida de Bea y aunque antaño hubiera sido meticuloso, tomando algo de precaución para verte el contendido de la petaca en las bebidas ahora era el descaro en persona, ya ni importaba si un decano veía su irrefrenable ataque de rebeldía.

Devolvió la copa y volvió a sentir el calor, pasó la mano por encima del hombro de la pelirroja que ahora venía a hablar con él sobre no se que mierda del baile. Adair la miró, enarcando una ceja, sin saber ni que decía, solo desviando los ojos miel hasta sus labios, entreabriendo los suyos propios, invadido por la necesidad de follarsela. Incluso inclinó la cabeza para besarla, olvidándose de Sofie como si el recuerdo de la rubia estuviera cubierto por una cortina de niebla en su mente y por mucho que quisiera acceder, ni modo, solo habían las santas tetas de la pelirroja. Justo iba a hacer lo propio cuando una fuerza superior, tomó a Adair desprevenido, girándolo y plantando un beso en sus labios. El chico ni se paró a pensar que fuera Bea, iba tan jodidamente caliente como nunca antes. Usó la mano libre para cogerla de las nalgas, apretándola hacia él y besándola con la misma lasciva que la chica, emitiendo gruñidos exasperado por fin podía saciar ni una nimia parte de su sed. Ascendió la mano cuando Bea, obligó a que tocara su cintura pero él cabezón, volvió a bajar la mano hasta su trasero, apretándola tanto contra su cuerpo que ya ni sabía donde empezaba él y terminaba ella.

Los ojos de Adair miraron con lasciva y demanda a Bea cuando se separó para decirle algo a alguien, ya no podía ni razonar con claridad, ni ver, ni escuchar, ni nada que no fuera útil en vistas de follar. Desvió la mirada hacia donde los labios de Bea estaban hablando y para su gozo, encontró a la pelirroja que copó sus sueños a su derecha, esos que empleó para masturbarse de joven. No demoró, usó la mano que ya también tenía en la cintura de Ebba para tomar su rostro, girarlo y empezar a besarla, lento pero hambriento, metiendo poco a poco la humedad de su lengua en su interior. Usó la otra mano para acariciar a la rubia que tenía enganchada a su cuerpo, subió la zurda tocando todas sus voluptuosas curvas y acabando por copar uno de sus senos. Parecía no ser suficiente para satisfacer esa maldita calentura, paró de besar a Ebba, estirando el labio de la chica consigo mientras levantaba la vista para tomar una bocanada de aire, sintiendo su cuerpo arder por dentro y por fuera.

Maldita sea, no podía.

Besó otra vez a Bea, la devoró a los labios y con la otra mano acercó a Ebba por si se quería unir al espectáculo y por algún capricho se le antojó también unir a Marianne a todo el lío, intentando alejar a Gianna de toda la locura aunque si con tres no abarcaba, no habría más remedio que añadirla. Aún con los labios prendidos de Bea, tomó a Marianne por la cintura y usando las dos manos, la acercó a él para apartar la cara de Witchcombe y besarla primero suavecito en el cuello para el segundo (o antes, no tenía ese día paciencia) subir otra vez, curbiendo sus labios con frenesí y ya si, ni poderse medir cuando la mano tocó su culo, bajó hasta el filo de su falda y subió para tocarla por debajo de la falda. Llegados a este punto, no sabia que iba a estallar antes, si el apretado pantalón que cubría su entrepierna o su corazón del ritmo al que iba y que los Magos perdonaran pero es que no era él.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Dom Nov 04, 2012 6:38 pm

Seguía sin saber de qué hablaban con eso del fútbol, así que le tenían sin cuidado sus planes de dominación mundial con un radio de pilas. Tal vez hasta hubiera considerado que Joe escuchara solo por la curiosidad de la novedad, pero sin saberlo él ya rechazaba la oferta del licántropo por ella, por la fiesta, por su cumpleaños y tal. Y por cierto, le dibujó una sonrisota a Milena por lo del regalo, que sin duda era la mejor parte de hacerse más vieja. Claro que las cosas, por dentro para ella, estaban algo raras por lo del observatorio, pero primero muerta a decir una sola palabra al respecto.

Vio a Aldrich a la distancia, acompañado de Pauline. Los saludó con un gesto de la mano aunque ya estaba planteándose la posibilidad de excusarse con las chicas y mejor adelantarse sola a saludarlos, no por Aldrich, sino por Pauline y por todo lo que ella sabía que había entre ella y Milena, y también porque sabía a la chica prejuiciosa, ¿estar al lado de Angus? Seguramente no saldría bien. Pero la pareja era interceptada, en efecto, así que ya no fue necesario.

Eso, combinado con la llegada de la insufrible Leslie Ayres que llegaba a colgarse como animal de Angus, puso los ojos en blanco en dirección a Aquila y no se molestó en ocultar un absoluto gesto de desdén a la niña esa. Y como no pensaba arruinarse nada en esa noche, no iba a quedarse en compañía de Ayres. Se excusó con Aquila y con Milena, técnicamente también con Angus y Karim, porque al fin y al cabo la banda en vivo ya estaba sonando y sin pensarlo mucho, vaciando la copa de líquido naranja en la mano que Joe amablemente había conjurado, tomó a su novio de la manga del saco y lo jaló en dirección a la pista.

-Baila conmigo, enséñame porque yo no sé cómo se baila esto, y sino, hacemos el ridículo, no importa.

Lo abrazó por la cintura y lo besó por enésima vez, acercándose a él. Poción o no poción, era un hecho que siempre quería ponerle las manos encima, así que en lo que a ella respectaba, no notaría mucho la diferencia, al menos no en ella misma, aunque no podía decir lo mismo del resto, por supuesto. En cualquier momento todo sería muy raro.

-¿Dónde habrá quedado Nanna?

No le podía decir que estaba preocupada por los comentarios de Angus y la licantropía porque Nanna era un licántropo también. Eso era ultrasecreto. Si no la veía en un rato, entonces le pediría que fueran a buscarla o algo. Por el momento se mantenía con Joe, pensando que todo era tremendamente normal. Besó a Joe, acariciándole la nuca, sonriendo porque lo sentía muy cerca. Fue entonces que al separarse de él, al ver a lo lejos, vio a Adair…enloqueciendo total.

-¿EH? ¿Qué? ¿ves eso? ¿VES ESO?

Poco le faltó para agregar “¡¡mátalo Joe!!” en nombre de Sofie. Que por cierto, ¿dónde estaba ella? ¿Por qué estaba pasando eso con Adair? ¿Se habían peleado? ¡De todos modos era demasiado!.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Martin Abadeer el Dom Nov 04, 2012 7:43 pm

Para ambientar JAJAJA

Ciertamente la salida tan estrepitosa de Leslie era algo que le dolió un tanto, pero tampoco era como para empezar a botar sapos y culebras por la boca, por lo que lanzó una mirada asesina a Draken cuando sacó a relucir el pequeño-gran odio que se tenía con su chica. Si hubiera sido cualquier otra persona se hubiera carcajeado por lo que dijo, ya que eso de que la parieran a pedos era simplemente hilarante, pero por ser su chica seguía con la mirada desafiante.

- ¡OK! Ya suficiente. No quiero que hablemos de eso - Dijo esquivando aunque sin evitarlo se le salió un ligero "jaja" cuando dijo que se cayó por las escaleras y por eso tuvo retraso, aún así le lanzó otra mirada. Por suerte Elazar era mucho más razonable que Draken en ese sentido así que le vio mucha lógica a lo que dijo.

¡Pero ya lo de Leslie se tenía que pasar a la siguiente página!, pues cuando las cosas se aminoraran, él le iba a plantar un gran beso en recompensación... aunque más bien debería ser al revés, pero ni modo. Así que seguían el tema de las setas, mientras le daba otro sorbo al trago, que no era de los bicolor, sino uno normal. Draken le había separados de las que poseían el efecto y las que no, y vaya, menos mal que había verificado con él, ya que las que eran "potentes" solo le habían quedado menos de la mitad; triste pero al menos tenía unas cuantas. Por supuesto, las iba a utilizar no importaba qué.

- Sí, yo ya me estoy sofocando con esa gente - Dijo al grupo que estaba tocando en vivo, la verdad no era su estilo y estaba sonriente, ya que su amigo entre líneas le estaba apoyando, aunque, a veces demasiada sensatez hacía que las ideas imprudentes y estúpidas como las que tenía Martin fuesen una locura y sobre todo una cadena de consecuencias, fue por eso que lo que dijo Elazar se dio notar otra vez siendo la voz de la razón, como una conciencia extra. Suspiró, no quería menospreciar la buena voluntad del chico, pero había unas ganas insuperables de hacer algo - Pues mira, de lo que tengo entendido estas setas no son tan fuertes, de hecho no vas a matar dragones ni nada por el estilo - Rió ante la imagen mental - Solo vas a ver todo un poco más distorsionado y ya, ¿Verdad? - Buscó apoyo en Draken. Y terminó a la mitad la bebida.

De repente, un hormigueo le pasó por la garganta bajando lentamente por el estomágo (ya que al no ser bicolor, la cosa era más lenta). Se extrañó, se extrañó muchísimo, ya que ni siquiera había ingerido las setas.
- Ten un momento, voy al baño - Dijo ya un poco preocupado y una ola expansiva empezó a recorrerle todo el cuerpo. Le entregó las setas alucinógenas a Draken en una mano, mientras se acomodaba el cuello de la camisa estirándola. Sentía como que la corbata le asfixiaba y se la terminó quitando. Dio unos pasos más adelante para ir al baño, no sabía que le había caído mal y por algún motivo que no sabía, cuando se fue caminando y vio el espectáculo de Bea con Adair a quien le pasó a un lado, le dio una nalgada a Marianne quien estaba cerca de ellos. Y luego la miró con picardía a la vez que le guiñaba el ojo.

Pero siguió caminando más rápido ya que una parte de Martin se decía que algo estaba terriblemente mal con él y no pudo más. Se puso al lado de Shadow ya que las piernas no le daba en absoluto y por alguna razón que era totalmente ajena a él, vio a la rubia y notó que su cuerpo estaba bien formado, unas caderas extraordinas. ¡Agitó su cabeza! ¿Qué le pasaba?, empezó a respirar más fuerte mientras veía descontrolado a todos, pero no sabía por qué en ese preciso momento se le antojaba la chica.

- Hey, hey - Ya ni pensaba, solo actuaba, así que se le acercó con ánimos de conquistarla ese noche en particular - A ti no te había visto antes. Estás increíble - Su voz fue incluso cambiando con más galantería - ¿Por qué tan sola? si estás tan hermosa esta noche - Se fue acercando más a ella mientras el calor hacía que se fuera quitando la chaqueta, incluso se le acercó al oído así con una confianza que nunca hubiera tenido en el pasado, ni en el presente ni en ningún tiempo y le susurró - Deliciosa diría yo - Arqueó una ceja mientras le miraba con picardía. ¡Quería tocarla y acariciarla!, se le ocurrían muchas cosas que hacer con ella y en ese momento ni se acordaba que estaba de novio con Leslie ya que las hormonas le controlaban y hacía que no pensara en absoluto. No entendía nada y sobre todo, el ardor que ahora era ya insuperable por todo su ser le quemaba como si dentro guardara una antorcha y sobre todo más, cuando empezó a escuchar aquella canción con esa letra tan sensual, que no sabía si por efectos de la droga estaba recordándola o de verdad la pusieron en medio de todo; lo cierto del caso que hizo que su hambre hacia el cuerpo de la chica fuera en aumento.Y sin más, ni un segundo más, ni un segundo menos, sus labios colisionaron con los de ella, tocando un poco su cadera.
avatar
Martin Abadeer

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 17/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Gianna Vercelli el Dom Nov 04, 2012 7:58 pm

Sonrió ante los que no conocía mientras se presentaban. Les saludó con la mano como si estuviera lejos diciendo un “Mucho gusto” para cada cual y luego se giró a Adair con el ceño fruncido. -Pues entonces no me mires las tetas, mirón, se te van a salir los ojos.-respondí ante los comentarios de Adair sobre mi escote y, a pesar de que estaba acostumbrada a ese tipo de comentarios sobre esas cosas siempre me hacían sonrojarme y sentirme un poco cohibida a pesar de que fueran de su parte. Hice ademán de cubrirme un poco y en cuanto me entregó mi trago con un poco de su sempiterno ron, lo vacié de un solo sorbo casi al instante.

Carraspeé y luego observé a Adair. Después de eso, llegaba Beatrice Witchcombe y sinceramente no me encantaba verla en ese momento. Todavía no superaba el hecho de que hubiera sido tan egoísta como para defenderse ella sola y no ayudarnos en absolutamente nada a nosotras y dejar que los malditos enmascarados nos jodieran a Loreen y a mi. Sonreí de forma sarcástica en el momento en que llegaba con toda su perorata. Lo peor de todo es que la chica no me caía mal en si, sino simplemente estaba muy, muy molesta con ella y no sabía en qué momento se me iba a pasar el enojo.

Giré el rostro cuando sentí los toquecitos en el hombro y me alegré bastante al ver que era Shadow y que, como yo, iba sola. Genial, ya no tendría que estar haciendo mosca con Sofie y Adair o con Pearlie y Joe o con cualquier otra parejita de por ahí. Le correspondí el beso en la mejilla, sin embargo, su pregunta me llegó algo tarde ya que mi mirada no podía apartarse de Angus y sentir celos terribles de Aquila. Quería que me besara como lo había hecho en el bar y que me tumbara en la barra y que me mordiera si quería. Hasta que el nombre de Adrian retumbó en mi cabeza. Volví a mirar a Shadow despertando de mi ensimismamiento y entrecerré los ojos para verla solamente a ella.

-Está de viaje… desde que pasó… ya sabes qué cosa.-respondí encogiéndome de hombros y luego miré a Autumn que llegaba con un vestido precioso y un color que le iba muy bien.-¡Oh! ¡Autumn! Te voy a robar el vestido, cuando no lo encuentres ya sabrás quién fue.

Le guiñé un ojo a Brackminster y luego me giré de nuevo a Shadow. Le iba a preguntar el por qué había llegado sola al baile, pero la verdad era que algo más había captado mi atención. Y no, no había sido la mirada nada disimulada de Beatrice hacia mi escote de una forma lasciva y desagradable, sino el hecho de que, sabiendo que Shadow y yo éramos amigas de Sofie, y que Adair era algo así como el novio de la misma Sofie, se atreviera a acercarse de esa forma, a mirarlo de esa forma y a ¡besarlo justo frente a nosotras!

Todo pasó como cámara lenta, la forma en que se quitaba la chaqueta y le hacía tocarla, la manera en que Adair le agarraba el culo como si no le importara Sofie, y mis ojos no podían creer lo que veía. ¡Ahora besaba también a Ebba sin siquiera deshacerse de la puta de Beatriz! ¿Pero qué coño le pasaba a Adair? Jamás lo había visto así pero tampoco podía dejar las cosas como estaban.

-¡Óyeme, puta, suéltalo!-grité a Beatriz jalándola del cabello e intentando interponerme en el medio de la acción que estaba haciendo el cuarteto para intentar separar a todas -cualquiera que viera la imagen, creería que me estaba peleando también por los labios de Adair, pero no, jamás- o más bien a Adair de ahí con golpes al pecho, empujándolo hasta lograr sacarlo del grupito de las hormonas alborotadas. Finalmente cuando pude separarlo un poco, con todas mis fuerzas, levanté la mano y le planté el peor bofetón que alguien pudiera plantarle en su vida, intentando hacer que reaccionara y que seguramente sonaría más allá del sonido de la música.-¡¿Y a ti que te pasa?! ¡Poco hombre! ¿Cómo puedes hacerle eso a Sofie? ¡Y EN SU CARA! ¿Qué no le tienes ni el mínimo cariño ni respeto, imbécil?!

Era como mi hermano, si, pero en ese momento lo tenía en el peor concepto del mundo y jamás le perdonaría el hecho de haber lastimado a Sofie de esa forma. Mi mente, a pesar de estar eufórica por la situación, se sentía nublada de pensamientos bastante…. ¿candentes? Hacia Angus, hacia Bird en todas sus presentaciones, incluso hacia Aldrich. ¿Qué me estaba pasando? Ni siquiera había bebido más que un jodido vaso que estaba a la mitad. Respiré hondo y escudriñé a Adair con la mirada, esperando respuestas, con la varita ya fuera del bolso por cualquier cosa que pudiera intentar hacer a cualquiera. Si se le ocurría moverse o hacer alguna tontería, terminaría petrificado o en la enfermería por el golpe en la entrepierna que iba a darle.

Y luego, a poca distancia, justo donde había dejado a Shadow desprotegida, Martin Abadeer llegaba con ella y la besaba ¿qué no ese chico tenía novia? ¿Qué le pasaba a todo el mundo?

_________________
Periodismo Mágico
Metamorfomaga

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha||Bóveda||Relaciones||Cronología
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gianna Vercelli

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 04/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Bird Stoner el Dom Nov 04, 2012 8:26 pm

Bird no tenía intención alguna de dejar a Sofie bailando sola cuando la música en vivo ya estaba haciéndose sonar. No dejó la cámara, le aplicó un hechizo para hacerla pequeña y liviana y ahora parecía una cadena con un collar de Lady, más era práctico. Se dejó arrastrar por Sofie a un lugar más amplio y le negó con la cabeza, nada de ridículos ni de dejarla.

Dejó que Sofie fuera quien lo guiara, aunque él no era malo bailando y papá Ifan hasta decía por molestar a Lady que Bird lo hacía siempre mejor que ella. Ese cumplido no era garantía, pero le servía para ser el típico chico que no se cortaba a la hora de sacar a bailar niñas y terminaba haciéndolo bien, sin ser un presumido.

Sonrió encantado cuando Sofie mencionó que pensaba que eran mil personas. Eso para él era un halago por donde se le viera. Se rió fuerte y de buena gana porque Sofie era sincera con eso de que prefería vivir los chismes. Él no, él prefería ser testigo. Sofie bailaba mejor entre más confianza con él parecía tomar y Bird no escatimaba en recursos para bailar con ella sin pasarse, porque no quería que Adair lo matara.

Y hablando de eso, Bird no se emborrachaba mucho, porque así era menos fácil prestar atención alrededor, por más que cuadros y estatuas siempre lo ayudaran en su tarea. Ahí no había cuadros ni nada gracias a la tarea del comité, tenía que hacerlo todo solo. Pero de todos modos había tomado una copa de un líquido cualquiera que no era bicolor, pensando que no le harían ni cosquillas. ¿Él qué iba a saber que de pronto encontraría a Sofie más guapa de lo normal?. No había tomado nada más por ser interceptado a la pista.

-Creo que se tiene que usar todo lo que se tenga para lograr ser el mejor en el rubro. Un legeremago se enteraría de cosas que otros periodistas soñaríamos nada más. Lo importante es saber qué hacer con la información que se te da, no siempre todo es noticia.-La tomó por la cintura y la acercó a él un poco, pero luego volvió a darle otra vuelta. Él nunca había sido de atracciones fatales, solo enamoradizo. Hormonal, como todos, por eso sentía que algo raro pasaba.

Más raro cuando vio a Adair besando como a setenta chicas y a Gianna dándole una bofetada. Sofie estaba de espaldas a eso. No supo si decírselo. La noticia lo valía, ver la reacción de la novia sería excelente material, pero no quería hacer una danza de la alegría de sufrimiento ajeno, la profesión tampoco se trataba de eso aunque mucha gente creyera que esa era la labor, no de su parte al menos.-Emmm…¿Sofie?-Sofie, la que lucía muy guapa y apetecible esa noche, pero él seguía consciente, todo lo consciente que podía. -¿Todo bien contigo y Adair?-Demasiado tarde, ella ya había escuchado la bofetada quizá.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bird Stoner

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 21/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Angus Finnerty el Dom Nov 04, 2012 8:58 pm

Joseph abortaba la misión, Karim llegaba jodiendo a hablar mal de su equipo como siempre y Angus parecía no tener más remedio que joderse porque la transmisión por medio de sus audífonos estaba de lo más distorsionada. El paso de Leslie lo destanteó un segundo y reconoció su voz de inmediato. La rubia loca le hizo tirar medio trago y por eso tuvo que tomarse rápido lo que quedaba de la copa sin sospechar que un loco creía que poner hormonales a los alumnos era sinónimo de dominación mundial. -Dalo por hecho, que Aquila las invite un día a ti y a Pearl y nosotros les enseñamos, aunque Karim le va al Milwall.-Hizo un gesto con la boca, no podía confiar en alguien que le iba al Milwall. -Tan pronto como acabe su encierro, ¿hecho?

Pero no quiso hablar más de futbol porque la información de Leslie, a la que había dado una vuelta como si bailara en ese mismo lugar con ella, lo tenía muy deprimido. No quería que el Chelsea perdiera, era un ultraje. Tenían que remontar en algún momento, casi rezaba por eso. En cuanto a las bebidas, él tampoco parecía captar los cambios en su sistema, era raro que no quisiera follarse a Aquila todo el tiempo y tener esos pensamientos para con ella se le hacía lógico. Cuando su mujer lo alejó un poco del resto de sus amigos, tal como lo habría hecho cualquier día, a cualquier hora (a lo mejor no tan en públio) la tomaba por la cintura y la besaba sin mesura. -Deberíamos cambiar el plan, volver a nuestra casa y dejarme que te folle.-Eso se lo susurró, no era tan desquiciado y tampoco había bebido algo bicolor como para perder la noción de la vida y arrancarle la ropa o alguna ridiculez parecida.

Tanto así, que vio a Martin, el novio de Leslie, atacando a la prima de Pearl. No eran los únicos besándose, pero él solo enfocó esa escena. Miró a Leslie alarmado, porque Angus se había quedado en que eran novios e irían a ese baile juntos, ¿qué hacía entonces ese cabrón?. Besó a Aquila otra vez.-Mantente en mi vista.-Todo eso ahí era jodidamente raro, demasiado raro. Tan raro que ni se le ocurría explicación lógica.

Angus solo caminó hasta Martin y lo tomó por el hombro separándolo de Shadow.-Óyeme hijo de puta, ¿a qué mierda estás jugando?-Hacerlo disculparse de rodillas con Leslie a riesgo de que se le enterrara un puño de licántropo en la mollera sonaba a la opción más misericordiosa que podía tener con él. Y fue discreto, no quería decanos pensando que atacaba alumnos. Alumnos que estaban fuera de control, por cierto, para como veía las cosas, él era el menor de los problemas del decanato en ese momento.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
avatar
Angus Finnerty

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Joseph Crawford el Dom Nov 04, 2012 9:03 pm

En una fiesta (baile o no baile, alcohol o no alcohol) jamás podía faltar la idiota de Leslie, que llego actuando como de costumbre y se le colgó del cuello a Angus como si de un puto mono se tratara. Solté una carcajada y por supuesto, me di cuenta de la cara de pocos amigos por parte de Pearlie. No podía hacer nada al respecto, es decir si no le caía bien no era como si yo pudiera obligarla y tal, y tampoco era como si me afectara de alguna forma, así que venga… no hice ni haría nada al respecto mientras no se metieran en problemas. Apreté la mandíbula y solté una maldición por lo bajo cuando Leslie nos informaba acerca del marcador del partido… y de ese 2 a 0 que el equipo de Manchester le estaba propinando a los azules. ¿Por qué coño no estaba en un puto bar junto con Angus viendo el partido?, ah si… un baile de colegio.

El baile por cierto ya tenía bastante gente. Había visto llegar a Hakan y también a Luke, a quienes por supuesto saludaría en el momento indicado aunque venga… estaba yo bastante más preocupado en echarle un vistazo a las piernas y el culo de Pearlie que por ver a quien coño me faltaba saludar. No podía tener una puta idea respecto a la adulteración de las bebidas, que en el caso de las nuestras era apenas un poco comparado con lo que podían provocar las otros de tono bicolor. Daba igual, la verdad es que no podía distinguir algún cambio siendo que mi cuerpo ya había estado deseando ponerle las manos encima a mi pareja desde que la había visto bajar por las escaleras del salón de convivencia.

-¿Qué arpía?, ¿de qué hablan?-, pregunté en cuanto Milena hacía referencia acerca de alguna chica con la que iba acompañada de… un primo de Pearlie que no podía ser otro que Aldrich. Me giré hacia donde se suponía que se encontraba el Burroughs y lo vi bastante bien acompañado de esa chica pija al mil por ciento con ese apellido que podías identificar aunque vivieras en las Bahamas. No voy a mentir, lo primero que hice fue pensar en que a esa chica lo que le faltaba era un buen trozo de carne duro y macizo (como el mío) para que dejara de ser una jodida pija insoportable, y tal vez lo intentaría… de no ser porque justo a mi lado tenía a alguien igual de pija pero más buena y más guapa… y además ya completamente trabajada (si saben a lo que me refiero). Me encogí de hombros minimizando el tema de la arpía por mi parte y mi atención volvió a mi chica quien, como no, ahora quería bailar (por supuesto, era un puto baile). No hice más que asentir con la cabeza y seguirla a donde diablos me llevara.

-¿De qué estás hablando?, tú y yo no podríamos hacer el ridículo ni aunque bailáramos como putos simios. Somos demasiado bien parecidos… más tú. Me ganas por muy poco, pero sí…-

No podía dejar de besarla, cada que la miraba a la cara y veía esos putos labios carnosos moverse y esos enormes ojos verdes recorrer mi cara, sentía que no había otra escapatoria que no fuera ir en búsqueda de ese condenado placer. Y una cosa llevaba a la otra, besarla me significaba querer rodear su cintura, y eso a su vez me invitaba a bajar mis caricias y tocarle el culo y lo que fuera posible, y eventualmente esos mismos gestos me provocaban desear con todas mis fuerzas estar entre sus piernas… y sabía perfectamente, no me pregunten por qué, pero estaba completamente seguro de que cuando por fin sucediera, estar con ella de esa forma me llevaría a otros pasos mucho más elevados, me provocaría muchas otras cosas que ni siquiera era capaz de entender en su totalidad. No lo confundan, no es que mis reacciones fueran condicionadas… simplemente sentía que sería así.

-No sé, pero si te preocupa mucho a la próxima le puedo poner un rastreador en el vestido. Eso debería hacer contigo, ponerte un rastreador y así nunca perderte la pista, es una excelente idea…-

No me tienten, juro por el puto huevo izquierdo de Zeus que era capaz de hacer alguna cosa como esa si en algún momento me veía obligado, pero no joder… venga, que es Pearlie, ella no era capaz de hacer tonterías que ameritaran algo como eso. La pegué a mi cuerpo y comencé a moverme con el sentido de la música, entonces la misma Pearlie llamó mi atención respecto a algo que estaba sucediendo a la distancia, y cuando miré a donde la chica lo indicaba, me encontré con Adair Brackminster besuqueando a… ¿tres chicas?, una de ellas al parecer Witchcombe y las otras… bueno no podía estar muy seguro de quienes eran, y no era tan importante en realidad porque lo que ahí importaba es que mi ex capitán de quidditch, en teoría, debería estar besuqueando más bien a Sofie Luttrell, quien de hecho… joder, pues también andaba por ahí.

-Joder, ¿que le dieron?. Espera… mira-

Le señalé otros tres focos de atención. Había más gente haciendo cosas similares, había un chico cerca de una mesa metiéndole la mano por debajo del vestido a una chica bastante robusta, y también identifiqué a Roy Willer besuqueando enloquecidamente a Ryan McClair… cosa completamente fuera de lugar porque hasta donde todos sabíamos, ninguno era maricón. Y de pronto aquello parecía una puta fiesta de verdad, pero ya con seis horas continuas de drogas y alcohol, cosa por supuesto completamente ajena al recién comenzado baile de colegio.

Pero venga, que tampoco es como si me fuera a cuestionar lo que mierda estaba pasando en ese lugar, no cuando la mano de Pearlie rozaba mis brazos y ese simple gesto me provocaba querer hacer exactamente lo mismo pero con sus muslos. Contagiado por la Sodoma universitaria, afectado por las bebidas, arranque natural o lo que mierda quieran, atraje hacia mí a Pearlie y la besé con mucha más intensidad de la que había utilizado durante toda la noche, estrechando su cuerpo contra el mío y posando una mano apenas por debajo de su cintura, siendo testigo principal de mi aceleración de pulso y respiración.

Si hubiera visto lo que estaba sucediendo con el novio imbécil de Leslie, tal como pasaba con Angus, me hubiera alterado en tonos bastante intensos, pero no... resulta que no me había percatado de aquel incidente y joder que bueno, porque el cuello y los brazos y las piernas y las tetas y el culo y el coño de Felicia merecían absolutamente toda mi atención. Angus se encargaría de todo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
Historia de la Magia
avatar
Joseph Crawford

Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Marianne Heard el Dom Nov 04, 2012 9:23 pm

Tenía toda la intención de beberme la bicolor que tenía en las manos, pero Shadow me pasó un ron que ella misma había transformado y se me hizo grosero no aceptarlo aunque supiera a patas y aunque el ron ni siquiera me gustara.

Me había perdido de muchas cosas como, por ejemplo, que Gianna salía con Adrian, el oyente de mis clases, y por eso me quedé escuchando a Gianna y a Shadow después de ver a la novia de Adair bailando con Bird. Estar con todos ellos era como una reunión de ex Howgarianos, por que la verdad no me imaginaba en el grupo de Pauline y Othilia, aunque a mi madre le hubiese encantado. Siempre podía decirle que estaba buscando nuevos talentos o que estaba disimulando.

Sentí que me daban una nalgada e instintivamente di un brinquito hacia adelante y volteé para ver quién había sido. Solté una carcajada cuando vi que era Martin y le hice un ademán con el dedo, pues qué se creía. Pensé que me había sonreído así por que estaba jugando y por que era solo una broma, no por que se hubiera puesto ganoso de repente por lo que tuviera en su bebida. Ya me iba a vengar después de él, cuando estuviera distraído. Si era frente a Leslie Ayres mejor, no podía hacerle nada a Marianne Heard sin esperar una consecuencia.

Ofuscada estaba en mis cosas de niña bien (cómo si en Brigantia de verdad importara) cuando el brazo de Adair me atrajo hacia él y comenzó a besarme el cuello. Adair –lo llame alargando su nombre entre sorprendida por lo que estaba haciendo y encantada, incluso ladée ligeramente el rostro por el contacto de sus labios y después me reí. No éramos de esos amigos cariñosos, claro que no, pero a veces jugábamos así.

Me mordí el labio y lo miré con gesto socarrón por que no había visto que también tenía a Beatrice y a la pelirroja buena onda de la que no recordaba el nombre, de otro modo quizá hasta le habría echado el agua ron en la cara a ver si así se aplacaba (por cierto ya no supe que fue del agua ron). Entonces me besó y apenas alcancé a poner mi mano en su hombro para detenerlo. Yo también lo besé, lo admito. Tenía ganas de hacerlo desde que vi a su noviecita por que se me antojaba hacerla enfadar desde que había llegado al comedor y es que era de esas personas que con solo mirarlas me caían gordas. Comencé a regodearme y con mis manos acaricié su cuello, su mejilla, el cabello…

Pero el muy imbécil se estaba pasando y su beso era algo más invasivo de lo que él mismo hubiera deseado hacer solo para hacerla enojar. Me estaba abrumando y su tacto en mi piel lejos de excitarme o algo por el estilo me asustó, me sentí más bien aprisionada, vulnerable. Con mis manos busqué las suyas intentando apartarle las manos de ahí, pero fue inútil y volví a subirlas, incluso me separé de él sin poder continuar con eso.

¿Qué estas haciendo? –susurré sin poder creer que mi voz me estuviera traicionando como si en realidad estuviera disfrutando aquello. Lo empujé un poquito con las manos, intentando liberarme de su abrazo-. ¿Qué te pasa? Ya estas borracho, suel-ta-me –sentí sus manos sobre mi muslo subiendo apresuradamente y después por debajo del vestido muy cerca de mi ropa interior, su excitación ni siquiera me prendía. No en ese momento, no ahí junto a Bea y la pelirroja, no de esa manera. Comencé a desesperarme y mis ojos comenzaron a llenarse de lágrimas, lo que además de todo me hizo sentir estúpida-. Que me sueltes, no me gusta –me desesperaba que no hiciera caso a mis replicas aún cuando ya estaba gritando y comencé a golpearlo con los brazos lo más fuerte podía. ¿Dónde estaba Martin cuando lo necesitaba para quitarme a este de encima?

Gracias a Merlin ahí estaba Gianna y tal vez fue la bofetada que le dio o la sorpresa de ya no tener sobre de si a Bea, pero me soltó y me separé de él. No pude ni decir nada ni hacer nada mas que adecentarme el vestido y el cabello.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Marianne Heard
avatar
Marianne Heard

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 30/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Shadow Burroughs el Dom Nov 04, 2012 10:05 pm

Se había quedado cerca de Gianna y bebió un poco de agua convertida en ron, era lo mismo que le había invitado a Marianne y como no tenía intención de salir de su zona de comodidad no iba a ir hasta la barra, ni porque Pauline estaba por allí, la saludaría cuando las parejas pareciesen menos soberanas en la fiesta. La música no ayudó, porque no tenía con quién bailar, podría hacerlo con Gianna luego de por supuesto tomar el título de muchacho, porque ella tenía el mayor escote y se lo había ganado.

Notó cuando Adair, hecho un loco se dejaba besar por Beatrice, esa rubia que apenas había respondido a su saludo y que ahora era una zorra a sus ojos, ¡ese era el novio de Sofie! Y el maldito no hacía nada para alejarla, iba a hacer lo mismo que Gianna e intentaría alejarlos pero ya ni vio quienes más se unieron a esa orgía porque ya tenía encima un problema propio.-¿Qué?¿QUÉ HACES? ¡VETE, VETE, VETE, VETE!

No escuchaba sus propios gritos por encima de la banda que sonaba, para ellos eso debía ser normal, por eso no veía que nadie notase lo que estaba sucediendo y contra su voluntad. No lo reconoció inicialmente, pero de hacerlo habría sabido que era el novio de Leslie, sus ganas de alejarlos eran tales que al asociar su rostro a su nombre no pudo más que unirlos con esas palabras cochinas que salían de su boca, nada más podía hacer que buscar patearlo, le gustaría haber jugado quidditch para tener fuerza de loca.

-¡EXPELLIARMUS, EXPELLIARMUS, EXPELLIARMUS! ¡TRAGABABOSAS, TRAGABABOSAS!-lo señalaba con la varita pero sus gritos eran susurros muy agudos ahogados porque apenas podía mover sus labios con él tan cerca pero esperaba que bastase para que la deje en paz, tenía el rostro hacia arriba esperando que no la besase más pero sin saber cómo poder alejarse totalmente, ya sentía su mano sobre su cadera y casi podía vislumbrar sus dedos pasando a sus muslos o algo peor. No quería, no quería. Apenas lo conocía, ni siquiera podía pensar que era una pesadísima broma, sólo le quedaba pensar que estaba loco, o que Siobhan lo había enviado para hacerla sufrir por mirar al islandés.-

De su varita simplemente salieron unas chispas de color violeta que antes de llegar al suelo ya se habían desvanecido, y si lo llegaron a tocar no habría sentido ni cosquillas porque con los nervios así y con la varita sostenida con apenas dos dedos no era capaz de dañar ni a una oruga o a un micropuff, ni florituras podía hacer [Hechizos fallidos con permiso de la administración]. Estaba demasiado nerviosa, no tenía fuerza y buscaba alejarlo como podía, golpeando su pecho para que se moviese pero fue finalmente Angus el que lo logró y Shadow no pudo hacer otra cosa que ir junto al licántropo y abrazarse a él mientras señalaba a Martin con el rostro descolocado, con la varita señalándolo de nuevo y diciéndole a Finnerty que era Martin era un maldito pervertido.

Se soltó de él pasados algunos segundos cuando sintió que podía hablar de nuevo, cuando su corazón ya no parecía decidido a salir de su pecho. Miró su vestido y estaba manchado con la bebida que había tenido ella en la mano, finalmente allí pudo ver alrededor para notar que las cosas no estaban nada mejor alrededor. ¿Pero qué pasaba? ¿Es que era costumbre o qué? No cruzaba por su mente que los decanos hubiesen dejado que unos alumnos locos alterasen las bebidas, menos pensaba que el responsable fuese una autoridad universitaria.

-¡Mi…mi padre! ¡Se enterará de esto! ¡Te odio, te odio, te odio!-no se le acercaba por miedo, se mantenía al lado de Angus porque la hacía sentir a salvo. ¿Dónde estaba Aldrich cuando lo necesitaba?-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Shadow in Shadows..:..Relaciones...:...Bóveda
avatar
Shadow Burroughs

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Leslie Ayres el Dom Nov 04, 2012 11:41 pm

Por supuesto que iba a estar mirando de reojo a Martin aunque parecía haberse quedado muy contentito con sus amigos, y no por que fuera yo una de esas mujercitas dramáticas que huyen para que las persigan, sino por que prefería justamente antes de ser una mujercita dramática apartarme de donde no tenía yo nada qué hacer. Me reí con la depresión de Angus sobre el fútbol y después me quedó más que claro que había elegido mal el grupo para estar, por que, bueno, todos estaban con sus parejas y así.

Ah sí, yo estaba acostumbrada a que todos estuvieran con sus parejas como en cada baile de Hogwarts y todo me pareció igual aunque recordé ese pequeño detalle de que ahora se suponía que yo también podía ser una de esas que llevaban pareja y tal, aunque... bueno, esa noche no iba del todo bien. Voltée a alguna mesa con bebidas y estuve a punto de ir por alguna para pasar el rato, o ir al baño a recomponerme la trenza (ja) o cualquier cosa. Ok, yo le daba a Martin su espacio, nunca había sido posesiva, ni siquiera con mis amigos pero ¿Que no tendría que hacerme al menos un mínimo de caso?

Y una cosa era sentirme enojadita por que no estuviera conmigo, pero otra muy distinta que... ¿De verdad estaba pasando? Tuve una sensación horrible en el estómago y fruncí un poco el ceño con incredulidad cuando lo vi, en efecto, ponerse como loco con dos chicas, Marianne que estaba en mi carrera. Quise recordar los momentos en que me había sentido más públicamente humillada y definitivamente una caída de quidditch no era ni la mitad de horrible que eso ¿Qué no todo el mundo sabía que éramos novios? Miré al piso pensando que nunca debí acorralarlo con mis preguntas en la fiesta de Angus, por que quizás era su costumbre besar gente por ahí y yo lo había puesto contra la pared con eso de los novios. Y de todos modos, si buscaba pretextos para terminar ¿Por qué no lo hacía y ya? ¿Qué no era más digno decirme que ya se había hartado de mi en vez de pasar la primera parte de la noche ignorándome y la otra besando a quien se le pusiera enfrente?

Quise detener a Angus por que no quería que tuviera problemas, y eso fue lo que hice. Me acerqué a él, sin mirar a Martin.

-Finn, déjalo, da igual. No te metas en líos tú
Y lo aparté a jalones de ahí, aguantando las lágrimas. El licántropo no se le había lanzado violentamente ni nada, pero aún así noté que se le había acercado, y por eso lo aparté.

-Voy con papá a ver el partido. De verdad, no hagas tonterías, no quiero que te vayas de la universidad, ni que te pase algo

Se lo dije y le di un abrazo rápido, huyendo del salón y de la humillación pública de que mi antes novio, en tiempo pasado, estuviera diciéndole a todo el mundo que esa era su manera de declarar lo mucho que le importaba. Como niña pequeña fui a la oficina de papá, sintiendo que era el único lugar donde quería estar.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
^o^
avatar
Leslie Ayres

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Sofie Luttrell el Lun Nov 05, 2012 12:27 am

Bird sabía bailar y si no era así disimulaba muy bien. Y la música era linda, a la rubia le encantaba mover los pies, los hombritos y las caderas con un vestido que la hacía sentir la reina despampanante de la noche; y el cosquilleo de andar poniendo caras y hablando al oído a un a penas conocido, de seguro mil años mayor que ella, era todo un lujo. Así que no podía quejarse de esa noche. No podía quejarse! Si Sofie no tomaba era para no desinhibirse de más, sabía perfectamente que con las barreras bajas olvidaba las formas y las conveniencias (para perfecto ejemplo la piyamada donde había peleado con las chicas hasta llorar); cuando se emocionaba con algo también, por eso a cada segundo del baile tomaba más confianzas con Bird, se hacía la linda o hablaba de más…

-Todo lo que tenga para ser la mejor? – le contestó al oído, con voz provocadora. Esa era un propuesta muyy interesante, con la que Sofie estaba de acuerdo y no solo aplicable al periodismo, claro estaba. Tardó en alejarse de él e inclusó le dio ganas de oler su colonia, finalmente dio la vulta que le correspondía para seguir el ritmo pero procuró no muchas más así podía mirarlo a la cara y acercarse a él cuando necesitase hablar.

Por otro lado el calorcito en el estómago no le era ajeno, y simplemente se había educado en disimularlo, diría su madre “no te culpes, es genético” y cuando Sofie pensaba “me gustan mil!” era literal, claro que de ahí a lo que piensas y lo que haces hay un largísimo trecho… Como ahora que por más que Bird fuera tan mágico como para cambiar la apariencia a su gusto y ella entrelazara los dedos al bailar y le hiciera sonrisitas ladeadas, ahí quedaba la cosa como coquetería simpática.

- hace calor! – se encontró diciendo sin pensar motivada quizá porque no le gustaban los silencios, o simplemente tenía ansias de hablar y hablar y… fumar!?. Atiborrada de pensamientos, algo común en ella arremetió – bailar sube la temperatura- y se rió, por que le sonó algo raro al ver que se lo decía a los ojos. Que tal si el chico entendía cualquier cosa! Que descaro!!... y ya estaba mirando a la banda o a cualquier sitio cuando Bird salió con esa pregunta tan extraña…

Estaba Bird tanteando el terreno para tirársele o algo?... - mmm… - Y ella para colmo tomándose dos segundos para pensar si respondía directo o si daba a entender que había espacio para él en su cama DIGO en su vida! SOFIE MY GODD. DURO ESE CUERPO MUJER- si… nosotros… - Le costó dejar de ver a Bird al rostro, pero tuvo que girarse a donde él miraba, o fue un ruido extraño? porque la curiosidad le podía más que la calentura… Y vio a Adair queriendo tirarse sobre Gianna?... Bea intentaba abrazar a su chico?... Sofie con gesto de no entender nada (los besos terribles se los había pasado, tonteando con Bird), se quedó unos segundos pasmada, pero luego sonrió y respiró profundo porque se le hizo jodidamente sexy ver a Adair así… Y ahora si! la calentura podía más que los celos…

- Ah, es tan guapo… - suspiró al aire con ganas de…?... tironear también ella de él. Pero de inmediato se volteó a Bird con la sonrisa en los labios y abandonó sus manos para cruzarlas pequeñas de ella por atrás del cuello de él y acercarse a su oído de nuevo… - Tu también eres guapísimo! Y cambias de cara!!... – como que era un pecado desaprovechar un chico metamorfomago!.. colgada de su cuello le acariciaba la nuca al ritmo de que la canción perfecta había acabado -… Creo que tengo que ir a rescatar a mi hombre – suspiró resignada, aunque mejor su sus brazos se quedaban allí donde estaban.

Cuando se le pasara el calentón y ser voyeur de ver a Adair rodeado de chicas no fuera tan hot, cuando supiera que se había besado con Ebba Y CON BEA Y CON MARIANA Y…. pues, las cosas serían muy diferentes. Por ahora con la alegría de la fiesta y el cuello de Bird se conformaba para tener una sonrisa en los labios... O capaz y le decía "bésame" de una vez y se dejaba de tonterías... total... un beso... uno solo... no sonaba tan mal, para nada mal... uno chiquito, solo posar sus labios en los del metamorfomago, o capaz una profundo y desaforado... Ya que igual era un solo.. era como el momento, mañana otra cosa, nadie se enteraría... cada cual debía estar en lo suyo, podía culpar al alcohol.. o que él fue el degenerado... O ya y lo hacía ella? sin escusas y pues nada, se sentía hermosamente bien apoyar el pecho sobre el suyo, y entrelazar los dedos en su pelo y sonreirle coqueta y... que ganas de besarlo!! estaría borracha? por una copita?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Shaun Nørgaard el Lun Nov 05, 2012 7:15 am

Se había dedicado a dar algún que otro paseo por la sala, sin prestar demasiada atención de forma fija a los alumnos. Pero ya todo empezó a olerle mal en el momento que parecía que en la zona donde él mismo hubo estado antes Adair empezaba a verse no solo rodeado de chicas, sino dedicándose a besarlas y de forma clara y directa, a meterles mano. Que no con una, ni con su novia, sino con tres chicas distintas.

Había quedado con el ceño fruncido por esa imagen, y entonces, sin dejar de caminar, miró alrededor de forma mas amplia, viéndose interrumpido por el enfermero de la universidad que se paró a hablarle.

Giró el rostro para mirarle y aunque fuera por un momento, prestarle atención, aunque eso si, en ningún momento descuidaría lo que estaba pasando a su alrededor, estaba siendo todo demasiado extraño. - Buenas noches Bonhomme. - No le saludo con un apretón de manos ni nada semejante, a fin de cuentas se conocían ya de tiempo y tenían como quien dice un trato muy seguido como parte del “profesorado” de Brigantia.

Miró la copa que el mismo enfermero le estaba ofreciendo y volvió la vista a sus ojos, dudando de si coger la copa por pura educación, aunque en un principio no tenía ninguna intención de beberla más que de hacer algo por evitar que aquello se volviese mas que una bacanal. Negó un poco con la cabeza y miró a los ojos al enfermero, de nuevo. - Creo que si la celebración del Samhain no estuviese volviéndose algo totalmente opuesto a una fiesta tranquila aceptaría su copa, pero no puedo permitirme en estos momentos quedarme aquí sin hacer mucho más que mirar como los alumnos se desbocan.

Hizo un esfuerzo para sonreirle un poco y tras disculparse de nuevo por rechazar su trago y de paso por tener que alejarse de allí, instándole en que ya después tendrían tiempo para hablar, fue directo al grupo donde se encontraba el chico Brackminster con las chicas, viendo como una de ellas le golpeaba, agradeciéndolo. Aquél grupo que se había formado alrededor de Adair que parecía estar con su propio harem, era el que en un principio, o al menos a primera vista, necesitaba más la mano de Shaun para que las cosas volviesen a la “normalidad”, y más aún en el momento en el que vio como por otra parte también se acercaba más gente. Aquello ya de fiesta tenía mas bien poco.

En un primer momento se acercó al otro licantropo tras ver como Ayres se alejaba de allí, apenas entornando un poco los ojos antes de negar. - Finnerty, retirate, ya me ocupo yo de esto. - No era que estuviese menospreciando a aquél hombre, simplemente no quería que se armase mas jaleo del que parecía estar formándose ya por si solo. Al parecer aquél muchacho que estaba siendo intimidado por Angus había hecho algo, y Shaun le lanzó una mirada y le hizo un gesto para que le siguiese.

Ya no se demoró más en acercarse a su amigo y agarrarle del cuello de la chaqueta y de un tirón brusco apartarle de las chicas, obligándole a soltar y todas a cada una. - Creo que se te acaba de destrozar la noche por completo, Adair. - Miró a las chicas con el ceño fruncido y negó con la cabeza. Volvió la vista a Brackminster. - Déjate de actuar como un gilipollas y portate como un hombre. - Le habló mas para él que para que todos escuchasen la forma en la que le trató.

Él aunque poco, también había bebido un par de sorbos de una de las bebidas que menos tenía, pero era una criatura mágica y entre lo poco que ingirió y ese hecho, apenas aquella poción costaba más en hacer efecto. Hubo notado un poco los efectos de aquello mientras caminaba en dirección a hacer algo, visto que nadie se molestaba en hacer absolutamente nada, y aquello ya apenas le hizo sospechar que algún graciosillo había tomado parte en eso.

- Todas, retírense, o al menos alejaros de Brackminster. - Lanzó una mirada llena de reproche al mencionado mientras le soltaba la chaqueta, manteniéndolo aún así a su lado.

Ahora lo único que hacía falta era que alguien mas del profesorado, o alguno de los decanos tuviese la cabeza de tratar de investigar que pasaba, por que claramente aquello no era normal, y él, por si solo dudaba que le fuesen a dejar actuar como buenamente creía.
avatar
Shaun Nørgaard

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 11/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Ebba Prewett el Lun Nov 05, 2012 7:24 am

Aquellas bebidas que supuestamente no tenían nada de alcohol la estaban poniendo nerviosa por mil. Ya lo había demostrado corriendo tras Thomas ¿Cuántas veces se la podría ver a ella correr tras un tío? Nunca. Y eso lo podrían jurar las mil compañeras de estudios y salidas que había tenido desde hacía años.
La cosa estaba en que la poción, para bien o para mal, estaba tardando en afectar a la pobre pelirroja que ya no sabía qué hacer. Que si, se había acercado a Adair con la firme intención de ir a comerle los morros mientras bailaban ¿tan obvio era? Pero solo por probar, investigar, su amigo la había “activado” en más de una ocasión, pero lo veía como a su hermano, como a un tipo con el que nunca tendría nada, pero el hecho de saber que tenía novia la intrigaba –o quizás todo era culpa de algo que ella no sabía que se había tomado- pero todo fue a mucho peor cuando notó la lasciva mirada de Bea como respuesta a su guiño. Con ella no tenía ese tipo de problemas.

Lo que le dijo tan solo la activó un poco más, miró, por un segundo, a su mejor amigo con una mirada demasiado penetrante y vio como de pronto la rubia y él se estaban comiendo a besos, devorándose. Sintió celos de pronto, rápidos y tan rápidos aparecieron como desaparecieron cuando notó que él la empezó a besar. De su mente se fueron todos esos pensamientos y los demás, que con él no quería eso, que estaba siendo “compartida” o algo así. Se dejó hace, le correspondió todos y cada uno de los besos… pero, por todos los dioses de la mitología griega, aquello estaba mal en su cabeza algo no cuadraba y en cuanto el chico la “sustituyó” por Marianne se alejó, dos pasos atrás.
Notó como Martin, llegaba y comenzaba también aquella locura y de pronto sintió un deseo irrefrenable por él ¿Cuánto había bebido? Si no recordaba mal la mayoría de copas habían sido de las que casi no tenían alcohol, excepto la última, que ya si tomó en cuenta lo que dijo Sofie… Un paso más atrás solo por alejarse de la santa locura que ahí estaba ocurriendo y a eso que vio como Gianna separaba a Adair de las chicas. Alguien con cordura, ella no habría podido, si hubiera vuelto a poner una mano sobre Adair no se habría podido separar de él.
Pero reaccionó cuando vio como cogía del cabello a Bea ¿de qué iba? Como si hubiera hecho algo malo… Adair era quien tenía novia, quien no tenía que actuar así. No ella. Pero no haría nada que la chica dejara a su amigo así que simplemente fue donde Bea, la cogió de la muñeca y corrió alejándola un poco de ahí, otro par de pasos largos, solo para que no tuviera la tentación del chico tan cerca de nuevo y la cogió por la cintura.

-Puta locura… – musitó muy bajito, antes de sin miedo ni pudor, darle un buen beso en los labios. Se sentía alterada, drogada, pero no tan “ardiente” como parecía sentirse el resto, solo que no era muy dueña de sus sentidos al fin y al cabo. Terminó el beso, no porque no quisiera seguir en ello, es que quería ver como estaba Adair y de pronto vio a Martin siendo avasallado por un tipo que era como dos veces él y se acercó al oído de Bea para susurrarle (y de paso morderle un poco el lóbulo de la oreja) – todo se está volviendo una locura, siento que tomé setas… o algo peor… debería irme – se le había incluso olvidado la promesa a Blake de ir con él – siento que si sigo aquí me lanzaré sobre Abadeer y te arrastraré conmigo.

No la dejó decir nada más, la pelirroja no solía drogarse, pero alguna vez lo había hecho, y se sentía… bueno, más bien no sentía nada como normalmente. Soltó a su amiga y se apartó iba a salir corriendo de allí, sin más.

-Prof… profesor – mientras Shaun, o el profesor de zoología, se había dedicado a separar a todos ella se había puesto a besuquearse con Bea así que ni se había dado cuenta de que, al girarse, el hombre estaba tras de ella y se chocó con él de manera totalmente inesperada. Pero, de manera ilógica, a ella se le formó una sonrisa enorme en los labios y lo miró como si se lo pudiera comer en ese mismo momento con ropa y todo – perd…

Pero ni tiempo a decir nada, porque el profesor ya le estaba mirando con una cara que, por mucha droga que llevara encima, la acojonó un poco, y en cuanto de su boca salió la expresión “señorita, será mejor que vaya a relajarse” ella, siguiendo con lo que estaba, emprendió camino a la salida, esperando no cruzarse con nadie más.

_________________
Ficha - Relaciones - Bóveda
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Ebba Prewett

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 20/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Clarisse Brackminster el Lun Nov 05, 2012 7:53 am

La rubia quedó en silencio porque sus ojos claros estaban puestos en la figura en rojo que se acercaba hasta ellos. ¿Era Bird? Hacía como años que no tenía noticias de él. Una sonrisa se dibujo sola en sus labios justo con el tiempo para asentir hacia Shaun que hablaba con segundas sobre el caso de su ojo. El fotógrafo del evento se hizo presente, Clarisse asintió sin saber si era adecuado presentarse o si recordaba quien era, igual se pegó solo un poco a Blekeer para encuadrar la foto y tomó de la chaqueta a Shaun para que saliera también, y aún con el parpadeó por el intenso foco de luz, vió el cambio de nariz en el chico, no pudo contener la carcajada. – Encontraré el tiempo - En cuanto pudiera hablaría con él para saber que fue de su vida, siempre creyó que su noviazgo en Hogwarts con Bird no tuvo un fin, solo fue una desatención por las dos partes.

Dejó que se fuera y siguió su camino antes de volver a poner los ojos en el profesor de zoología. Hubiera gustado atender más a Shaun parecía desentonar entre tanto alumno pero primero era dedicada a su trabajo y luego a sus intereses personales, siempre fue así - Por supuesto – añadió a su ofrecimiento – y lo siento - Lanzó una mirada significativa y volvió a sus quehaceres como auror. Oteando los estudiantes desde su posición, sin despegar los labios. Había pequeñas reuniones en distintas mesas, nada fuera de lo normal, excepto algunos besuqueos en las esquinas, típicas meteduras de mano, vamos nada por lo que alarmarse como auror pues la seguridad del evento estaba cubierta.

- Voy a hacer una ronda – sus tacones eran cómodos, estaba acostumbrada a llevarlos pero prefería dar vueltas por la sala para evitar cortar la circulación y terminar con los pies destrozados. No había alcanzado la puerta de entrada cuando alcanzó a ver como Adair sacaba la petaca de su padre del bolsillo. ¿Qué hacía? Entrecerró los ojos, movió el brazo para deslizar la varita y empezó a caminar hacia donde estaban ellos, afianzándola entre sus finos dedos pero diablos, quedó totalmente anonadada cuando en un parpadeo el chico estaba besuqueándose con tres, TRES y ninguna era Sofie. Iba a plantarle la cachetada que su madre nunca le dio.

¿Dónde estaba Luttrell? Desvió los ojos hacia la pista, estaba allí, bailando distraídamente con Bird. Mejor que no fuera consciente del problema a ver si lograba deshacer el problema. Estaba por intervenir cuando un estudiante se lanzó encima de ella en pos de besarla, Clarisse apartó su cuerpo de un certero empujón - ¿Qué hace? – abrió los ojos y aprovechó el desconcierto del muchacho para rodearlo y caminar otra vez hacia donde estaba Adair, apartando a los estudiantes que andaban como… ¿invadidos por una lasciva?

Dejó a su hermano por el momento, ahora iría a decirle cuatro cosas bien dichas pero primero fue hacia donde esta Angus Finnerty, a quien había visto acercarse a un chico con no muy buenas palabras mientras se acercaba al grupo. Paró delante de él y miró con aire serio a pesar que ya estaba lejos por los jalones de Ayres – Esto es un aviso. No se busque más problemas señor Finnerty, vaya con sus amigos – solo duro un segundo más con mirada significativa, sin importar si alguien acompañaba al encargado del bar prefería que no fuera Cleverley quien reprendiera la actitud de Finnerty o la cosa podría ser peor. Dicho esto caminó hacia donde estaba la reunión de locos sexuales.

Justo llego a ver a Ebba alejarse de la sala y frunció el ceño, volteando la mirada hacia Adair que no parecía para nada calmado a pesar de las palabras del profesor. Miró a Abadeer, lanzó un aguamenti para bajarle la calentura pero en cuanto ella se acercó un poco a su hermano, la tomó desprevenida por la cintura, atrayéndola hacia él. En ese punto, Clarisse entendió que no se trataba de un trastorno de personalidad de Adair más bien de algo más…. ¿Quien se cogería a su hermana? – Quieto – ordenó y pegó sobre su mano, tomando el rostro de su hermano con su diestra y sacudiendo - ¿Qué-tomaste? – alzó la cabeza y miró sus ojos, no parecía él mismo - ¿Qué-tomaste, Adair? – volvió a inquirir, apretando los labios pero el chico no parecía colaborar, más bien parecía obcecado con no se que cosa de apagar el calor así que maldijo para su interior, miró a Shaun y el hombre que acompañaba – Ocúpense de la chica rubia y Abadeer – Luego miró a Gianna que parecía mucho más sensata que todos los presentes y luego a Marianne que estaba llorosa - ¿Que tomaron? ¿Bebida, droga o poción? Adair fue a hacer algo con ella y Clarisse no dejó esta vez, usó la varita para atraer una silla y tal como llegó, durmió a su hermano encima de ella y luego lo ató, por si decidía levantarse de nuevo – ¿Autumn? – apeló a su hermana a la que también había visto.
avatar
Clarisse Brackminster

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 08/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Bleeker Cleverley el Lun Nov 05, 2012 12:31 pm

Sonrió levemente con amabilidad sintiéndose un poco apenado por no poder aceptar las copas que tampoco Brackminster tomaba. Quiso apartarse discretamente fingiendo que se ocupaba por que había visto a Norgaard, profesor de zoología (ahora lo sabía) y a Brackminster con un trato aparentemente más cercano, pero aún así no se apartó pues se esforzaba por no ser antipático, sobre todo en la Universidad, y sobre todo después de la tragedia que había caido sobre su familia. No quería ninguna clase de comentarios sobre lo mal que lo veían, o lo amargado que estaba.

-Mucho gusto, Norgaard. Espero que no tenga que vernos mucho por aquí, confío en que todos están seguros en Brigantia

De haber sabido que el hombre era un licántropo hubiera estadoa nada de perder la paciencia, pero no había manera de saberlo, así que siguió mirando alrededor, entrenado como estaba para observar todo sin pasar por alto algún detalle (o al menos intentarlo). Con un movimiento de cabeza se excusó un poco, agradeciendo la atención a Norgaard, justo después de que Brackminster dijera que iría a hacer una ronda. Él tendría que hacer exactamente lo mismo aunque claro, por rumbos diferentes para aumentar su eficiencia de grupo.

No podái decir que le pareciera extraño ver a jóvenes besándose o yéndose a lugares oscuros y todas esas cosas. En verdad no le hubiera provocado ni la más mínima inquietud hasta que escuchó hechizos y vio a Gianna Vercelli tironear del cabello a una chica; ella no era la persona a la que esperaría ver haciendo tales cosas, por eso se sintió en la obligación de intervenir de inmediato. Fue a interponerse entre ellas, manteniendo la calma de lo que era una fricción y nada más, aunque tenía qué ser algo grave para que Gianna se pusiera así. Él no tenía idea quién era novio de quién y esos líos así que no ató cabos de inmediato.

Además, mirar las lágrimas en otra chica luego del espectáculo no era nada que le diera buena espina. Aún así, se le ocurrió pensar que algo no andaba bien en las reacciones de los estudiantes; no tenía que conocer de toda la vida al hermano de Brackminster para saber que no iba a ir a un lugar público a comportarse así. Había estado en su casa, parecía un tipo de lo más decente.

-Contectum Lanzó hacia Adair, intentando atar sus manos. -¡Vercelli, basta! Hubo expulsados aquí hace poco, por cosas como esta. No querras que te pase lo mismo.

Se le acercó al muchacho con cara de sospecha, y una ténue luz en su varita. Lo tomó firmemente por el rostro (sin ser agresivo) e iluminó sus ojos. No era experto en envenenamientos, pero sí creía poder identificar comportamientos raros en alguien. Estuvo a punto de preguntarle qué había consumido pero eso le pareció algo estúpido y al final lanzó un pequeño hechizo para iluminar un poco más el Comedor. No le pasó por alto que una chica muy rubia también lloraba y soltaba amenazas de muerte. O sea, que el asunto ya no era cosa de nada.

--------------
Contectum: Hechizo muy común entre los aurores, aprendido del Ministerio. Fuertes cuerdas atan las muñecas del mago (o muggle) en cuestión, impidiéndole conjurar, golpear o hacer algo con las manos. Común en arrestos. (Hace perder un turno en tramas y duelos).
avatar
Bleeker Cleverley

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 17/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Gerhard Immëndorff el Lun Nov 05, 2012 12:38 pm

La primera hora del baile transcurrió completamente normal, cuando la banda comenzó a tocar, Immëndorff estaba dando la ronda usual que siempre daba en los bailes. Sinceramente estaba mucho más preocupado por un intento de ataque aterrador que por cualquier otra cosa, pues tras el secuestro de Finnerty y la incursión de mortífagos en las grutas, el decano esperaba cualquier cosa. Ese “cualquier cosa” no incluía una broma del calibre de la planeada por Bonhomme.

De un momento a otro, los focos de atención empezaron a crecer de manera alarmante. Todo pasó de muestras de cariño normales entre parejas a un hervidero hormonal completamente antinatural. Las cosas no tardaron en ponerse complicadas y ellos, por supuesto, no tardaron en actuar. Julia hizo gestos con las manos a la banda y la música dejó de sonar.Los aurores ya se movían para evitar algunas peleas y algunas locuras, pero la gran mayoría parecía fuera de sí, olvidando que estaban en un lugar público, olvidando la naturaleza del evento y muchas otras cosas más.

Julia inmovilizó y ató a algunos estudiantes, que parecían haber perdido los papeles más que otros e Immëndorff movió la varita en dirección al techo, de modo que un cubetazo de agua helada masivo se vertió sobre todos los asistentes de la fiesta. Los aurores y profesores se secarían en un segundo pero el resto continuaría con un frío violento que si bien no terminaría con los efectos de la poción –especialmente de la de las bebidas bicolores-, sí los aminoraría, al menos para contenerlos un poco.

La decana de Cerridwen ya inspeccionaba a algunos alumnos de la misma manera en que Cleverley hacía con Adair. Se miraron rápidamente y Julia hizo que las personas más afectadas se movieran a la enfermería, porque obviamente necesitaban una revisión exhaustiva.

-Bonhomme, prepare camas en su enfermería para los alumnos atados. Llévese a ese.

Ordenó antes de acercarse al foco de Adair Brackminster, pasando al lado de Finnerty para indicarle que se llevara a Shadow y a otro par de chicas estudiantes que se veían afectadas por el asalto sexual del que habían sido parte sin quererlo.

-Lo vamos a revisar. Le daremos una cura inmediatamente, guíalo a la enfermería.

Le dijo a la auror Brackminster asegurándole el bienestar de su hermano, quien de todos modos no se iba a morir por una sobredosis de poción lujuriosa ni mucho menos.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gerhard Immëndorff
Admin

Mensajes : 374
Fecha de inscripción : 02/09/2012

http://brigantia.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Milena Nikonova el Lun Nov 05, 2012 1:41 pm

-A los Leones de Milwall, que son de uniforme azul y eso lo sé porque soy fanática. – Le respondió a Angus riendo como si de verdad tuviera idea de lo que estuviera hablando y lo miró como diciéndole en silencio que por piedad todas las fuerzas mágicas lo escucharan y les levantaran el castigo ya. Claro, que con lo que iba a desencadenarse en cosa de unos minutos, esa posibilidad parecía quedar cada vez más y más lejana. Luego Karim un besó rápido en la mejilla aguantándose la risa. Seguro que el día en el que en serio la llevaran a ver el sacro deporte muggle inglés se iba a llevar uno de esos binoculares mágicos con los que se veía el quidditch y te permitía repetir las jugadas; supuesta herramienta vital del buen fanático, aunque en la escuela ella los hubiera usado más para ver a los jugadores que a la snitch, en fin.

Se aguantó las ganas de hacerle mil gestos a Joe de “ESA, ESA ARPÍA” con las manos y la mirada señalando a Pauline cuando preguntaba por ello, así que mejor inspiró profundo y siguió bebiendo de su copa. No era uno de los cocteles bicolor, sino uno de un tono azul eléctrico muy bonito que tenía un regusto a frutas y licor suave, todo muy inofensivo en apariencia, ¿cómo tener idea de lo que en realidad ocurría?

Con Nanna en fuga, Angus y Aquila y Leslie por su cuenta (que no los tres juntos) y Pearlie y Joe bailando ella se quedó sola con Karim, cosa que no era en absoluto mala y hasta prefería. Ya habían saludado, ya había fotografías del evento, ya podían hacer lo que quisieran. Se volteó para quedar de frente a él y le acomodó el saco, dejando una mano sobre su pecho mientras con la otra sostenía cuidadosa la copa. Esbozó una media sonrisa y le miró con un brillo en la mirada que ya le conocía a la perfección. – Pues a mí no me importa que Pearlie te diga fachoso, yo creo que te ves muy bien. – Demasiado, por la Magia. Tenía ganas de bailar y le iba a decir que mejor se acercaran a la pista, pero ahora mismo la idea de mejor tomarlo de la mano y buscar un lugar en donde tener más privacidad no le parecía tan mala idea. ¿Y si mejor se iban? A la facultad, que no habría nadie porque todos estarían en el baile, o ya para ir a la segura al agreste como Orlowsky tan enérgica les había sugerido. En el bosque, contra uno de los robles, teniendo que morderse los labios para que nadie los escuchara…

Una onda de calor comenzaba a expandirse lentamente por su cuerpo de manera demasiado placentera. Sonrió y comenzó a acariciarle el pecho por sobre la camisa. Milena era muy cariñosa con él y nunca le había sido incómodo el besarlo en público, pero nunca había sido tan insistente cuando se encontraban entre tanta gente. Sentía con demasiada claridad el calor entre sus piernas y deliberadamente se acercó más hasta pegar el cuerpo al suyo y susurrarle al oído. – Cuando me vestía no dejaba de pensar en lo fácil que sería que pasaras tu mano por aquí… – Le guió los dedos por el muslo, muy cerca de la abertura del vestido, ya demasiado osado como para hacer algo que haría con naturalidad, pero es que en verdad sentía que no podía esperar a sentirlo dentro. No pensaba que estuviera ocurriendo nada extraño, no hasta que volteó y pudo ver que no era la única que se sentía más atrevida de lo usual esa noche, todos a su alrededor parecían haber enloquecido un poco. Si soltó a Karim fue únicamente porque vio a Martin casi encima de la prima de Pearlie y a Angus acercarse hacia allá; ¡pero qué pasaba! ¿Qué no Martin estaba vuelto loco por Leslie? El panorama en general no pintaba mucho mejor.

- ¿Qué está pasando? Mejor vámonos, esto está muy raro. – Cosa de una sincronización casi absurda justo entonces el Decano intervenía y a todos les caía encima un cubetazo de agua helada que provocó decenas de gritos agudos a causa de la sorpresa y el frío horroroso. Ella era muchísimo más resistente al frío, ¡pero no cuando llegaba de esa manera!

Había dejado caer la copa y esta se había hecho añicos al golpear el suelo, esparciendo a sus pies lo que quedaba de coctel – poción. La banda ya no tocaba, los aurores se llevaban gente amarrada e Immendorff hablaba sobre llevárselos a la enfermería y dar curas. Volvió a mirar los trozos de cristal roto e hilando todo sintió que se le iban los colores del rostro. Eso, o tal vez era el frío que ya la tenía titiritando un poco. ¡Peor! Que el color, la tela y el corte de su vestido hacían que ahora que estaba empapada de pies a cabeza y estilando agua por cada pliegue de gasa, esta se pegara a su cuerpo y se transparentara de manera muy poco favorable en esa situación. Alarmada cruzó los brazos sobre su pecho, porque claro que no llevaba sostén con ese vestido y se pegó a él pidiéndole que la escondiera y la sacara de ahí ya casi llorando porque se sentía – y se veía - desnuda ahí, a la vista de todos. – Dame tu saco, por favor por favor por favor… -

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Elazar Selvaggi el Lun Nov 05, 2012 2:24 pm

Ver todo lo que había sucedido en apenas unos minutos hizo que Elazar se sintiera raro y confundido. Parecía cosa de magia, pudo incluso ver a Martin, quien tenía más cercano, ponerse “mal” de pronto y marcharse, dejando a los dos amigos con cara de incredulidad. Que él supiera aún no había llegado a consumir las setas, es más, vio como se las había dado a Draken. No tenía sentido que de pronto estuviera así.
Miró su vaso, a medio vaciar aún, y después a Draken que parecía un poco más nervioso de lo usual, pero tampoco era para tanto. Se acercó un poco más a él. Estaba… bien, joder, meloso y con ganas de lo mismo que siempre, pero no era raro, no en él y no después de la información que había compartido con Stall hacía apenas un momento.

-¿Te dejó eso así… sin más? – era raro, hacía un minuto parecía querer colocarse con eso y ahora, bueno, de lejos lo veía besándose con otra tipa que no era su novia, la mirada de Elazar fue a parar a su mejor amigo, una mirada poco amigable, por cierto – Creo que se tomó demasiado en serio tu consejo, como deje a la novia así sin más por lo que le dijiste terminaréis peleados, en esos temas no hay que meterse.

Pero la charla no duró mucho en realidad, mientras veía como su amigo se guardaba las setitas (para que no lo vieran por ahí con drogas, obviamente) notó de pronto, así sin venir a cuento –no para él, que no estaba haciendo nada malo, y que bueno, le importaba una mierda que hubiera como mil personas a su alrededor metiéndose mano mutuamente – como se empapó, total y completamente. Miró a su amigo, horrorizado, después oyó todo lo dicho por el decano, parecía que había algo que no estaba muy normal en la fiesta, quizás aquello que él había pasado por alto no era tan ignorable… o lo que fuera, la cosa es que estaba mojando y de pronto con un humor de perros. Menuda fiesta de mierda, si, habían bebido, habían pasado el rato y ahora, sin más, todo a la mierda, empapado y con el vaso lleno, pero de agua helada. Sintió un espasmo producido seguramente por el frio del agua y suspiró, abrazándose a si mismo.

-Yo no sé tú, pero creo que me largo de aquí, no me gustó el ambiente en un principio y creo que voy a morir congelado… – no era una pregunta, era una afirmación y el “no sé tú” una forma de fingir que tenía opción cuando, en realidad, lo primero que hizo fue cogerlo por el brazo y tirar de él. Si todos se habían vuelto locos no era cosa suya y ya ni ganas tenía de cobrarse lo que el chico le había prometido por culpa del agua que le jodió el humor.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha || Bóveda || Relaciones || Hechizos
avatar
Elazar Selvaggi

Mensajes : 211
Fecha de inscripción : 09/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Michael Bonhomme el Lun Nov 05, 2012 2:51 pm

Michael sonrió para sus adentros y pensó en lo afortunado que era aquel profesor por haber tomado la precaución de evitar el licor en exceso aquella noche. Era una pena, claro, porque habría sido genial ver al híbrido aquel abalanzándose sobre alguna alumna descuidada y mordiéndola, totalmente perdido en su frenesí artificial. Bueno, ya sería para otra.

Dejó el trago adulterado sobre una mesita y sacó una petaca de un bolsillo interno de su chaqueta. Le dio un trago al contenido de esta, una mezcla púrpura que emitía volutas de humo con olor dulzón, arrugó la nariz y la metió de nuevo en el bolsillo. Claro que no iba a tomar de aquella porquería. Ya las bebidas parecían haber hecho bastante efecto en la gente, lo cual era excelente.
Por los gritos, podía suponer que en aquel mismo instante se estarían llevando cuatro o cinco intentos de violación, y ni siquiera eran solo de hombres a mujeres. Ya decía él que aquella chica Rossell siempre le había parecido una tortillera. Y sí, él sí tenía el privilegio de decir esa palabra así que no pongas esa cara, porque es políticamente correcto. Bueno, más o menos. Era un puto mortífago, da igual.

Vio cuando el chico Abadeer trataba de manosear a Shadow Burroughs, lo cual le pareció de lo más curioso porque supuso que el muchachito estaría con esa tal Leslie, que parecía haber pasado por la varita de uno de sus amigos expertos en modificaciones estéticas, porque ya no parecía tan feucha. Sí, como enfermero uno se enteraba de cualquier chisme, gran cosa. Como fuera, lo que más captó su atención fue el harem del hermano de aquella auror que estaba dando vueltas por ahí. Michael se preguntó cuanta poción habría ingerido el infeliz para ponerse así. Esperaba que no le diera un infarto, sería un desperdicio de sangre.

También observó al híbrido repugnante que tenían trabajando en el bar, mientras este iba a –se imaginaba él- darle una paliza al enclenque del Abadeer. Para este punto Michael ya había tomado asiento y observaba todo con aire ensoñador. Se decepcionó un poco cuando se dio cuenta de que el pulgoso no atacaría a Abadeer, pero ver las reacciones de aquellos que se acercaban a la escena era casi igual de placentero. Todos esperaban que el licántropo se volviera loco y matara a alguien más; él, francamente, no podía culparlos.

Pero claro, la diversión no podía ser eterna. Michael se puso de pie e hizo todo lo posible por fingir seriedad cuando el decano Immendorff le paso de cerca, listo para poner algo de orden. Que aguafies…

- ¡Ah, fría!

Se estremeció de pies a cabeza cuando el hechizo del decano los empapó a todos. Le bastó con un sencillo encantamiento desecante en su ropa y cabello para quedar casi como nuevo, pero igual sentía frió hasta los huesos. De cualquier modo, lo absurdo de toda aquella situación fue demasiado para él y ahí ya no pudo contener más la risa. Se cubrió el rostro con las manos, claro, y hasta fue capaz de ahogar el sonido, pero sus mejillas y su frente se encendieron con un tono rojo y dos lagrimillas se asomaron por sus ojos. Michael no la había pasado tan bien desde hacía tiempo.

- Ya me encargo de estos, decano. –Dijo mientras se acercaba, logrando ponerse de nuevo su máscara de seriedad.- Vengan aquí antes de que los tenga que llevar colgando por los tobillos… no, no es cierto, pero no me den problemas y cuando lleguemos a la enfermería les daré un antídoto caliente para que se recuperen del shock del agua, ¿sí?

Les señaló la puerta.

- Andando, saquitos de hormonas.

--------------
Los afectados por la poción que quieran pasarse por la enfermería pueden abrir un topic donde recibirán el antídoto, se ahogarán en la putridez de su vergüenza y si me descuido (cosa que seguramente haré, porque tampoco me interesa mucho curarlos, mocosos) pueden encerrarse en un cubículo y hacer bebés.

_________________
avatar
Michael Bonhomme

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 06/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Beatrice Witchcombe el Lun Nov 05, 2012 2:56 pm

Beatrice clavó las uñas en la piel de Adair con todo el sentido de propiedad del mundo. Ni siquiera conocía de verdad al maldito, pero la Diosa sabía cuánto lo deseaba, como su cuerpo ansiaba fundirse con el de él.

A pesar de haber sido ella quien hiciese la invitación a su amiga, cuando vio los labios de Adair y los de Ebba entrando en contacto sintió una súbita oleada de celos. Era de lo más peculiar, la verdad; no sabía por quién eran los celos. Ahora que la veía ahí, tan deseosa de fundirse con Adair como ella misma (bueno, quizás no tanto) la deseó como nunca antes, se imaginaba que seguro sería de lo más intensa. Pero por otro lado estaba Adair, quien se le hacía el hombre más apetecible del mundo en aquel momento. Luego una tercera chica se unió al grupo y Beatrice experimentó los celos como una leve e insignificante pulsación esta vez. Después de examinarla rápidamente, decidió que la chica no estaba mal. Quizás todas pudieran compartir a Adair y…

- ¿¡Pero que haces, maldita perra!? –Chilló, mientras era arrastrada lejos de los demás por un fuerte jalón de pelo cortesía de Gianna Vercelli.

Beatrice le dirigió una mirada que nada tenía que ver con la que le dedicara un poco antes; vaya maldita, vaya maldita perra entrometida. Que bueno que no la había ayudado, que aquel mortífago la hizo retorcerse, vaya que se merecía esa clase de cosas.

Claro, Bea no pensaría todo aquello de encontrarse en su mejor estado, pero ahora sentía que ardía con un maldito fuego interno y aquella mujer la había alejado de lo único que podría apagarlo. La chica incluso pensó, en su desespero, si lo que sentía en aquel momento sería suficiente para servir de combustible emocional para un buen avada kedavra.

Pero no llegaría a intentarlo, ni siquiera a sacar la varita del ligero, puesto que Ebba pareció entrar un poco en razón y la alejó un poco de aquel barullo. Luego la besó, lo que resultaba un tanto confuso, pero Beatrice agradeció aquellos besos como un caminante del desierto agradecería lamer el rocío de una hoja.

- No sé qué me pasa –Dijo entre jadeos.- ¡Pero tengo tantas ganas de arrancarte ese puto vestido!

Entonces Ebba la dejó abandonada con un profesor. Bea ni podía recordar de quien se trataba, pero aquello no le importó mucho. Igual, considerando lo que había pasado con Dom en las grutas…

- No tengo idea de quien sea, pero si está bien guapo.

Y así, sin más, le rodeó el cuello con los brazos y le plantó un sonoro beso en los labios. Dos profesores en un mes, y ni siquiera lo hacía por las calificaciones. Aquello debía ser un maldito record universitario.

Entonces, como por arte de magia (ja) una lluvia helada cayó sobre todos y el aterrador decano Immendorff llegó a poner un poco de orden. Beatrice consiguió al fin aplacar las llamas que ardían en su pecho, no del todo, pero al menos lo suficiente para dejarle razonar un poco. Ahora se sentía simplemente confundida, increíblemente excitada, pero más que nada confundida.

Escuchó a medias lo que decía el decano y luego las ordenes del enfermero. Estaba bien, mejor largarse de ahí y tomarse un puto antídoto. Sentía que o le daría un ataque al corazón… o tal vez solo le daría otro ataque de calentura y se follaría a alguien.

Comenzó a internarse entre el grupo de gente que salía, confundida y sintiendo que moriría por la hipotermia. Entonces se le ocurrió algo. No podía irse de la fiesta dejando ESE asunto pendiente, que tonta. Se regresó, recogió la chaqueta del profesor Harris y, al ponérsela, sacó disimuladamente la varita.

Se mantuvo al borde del grupo de gente que salía del salón, pero antes de perderse entre ellos, y aprovechando que nadie le prestaba atención a los individuos sino al grupo general, mantuvo la varita baja, pero con la punta dirigida a la delicada tela que cubría uno de los senos de Gianna.

- Vendetta, perra. –Susurró, haciendo un movimiento horizontal con la varita, de modo que el efecto se diera en ambos lados del escote.- Diffindo.

Eso bastaría para saldar la cuenta. Nadie la mandaba a llevar ese escote. Así, tan tranquila, se confundió entre la gente y se fue con todos a la enfermería para que le dieran su antídoto.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Beatrice Witchcombe

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 25/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Martin Abadeer el Lun Nov 05, 2012 4:42 pm

Empezó a besarla con mucha intensidad, tal fue que ni siquiera notó lo muy alterada que estaba a tal punto de que le empezó a lanzar hechizos, y es que estaba tan dominado por aquella poción esa que el contacto con la piel bien sea de su rostro hacía que el calor aumentara más. Arrimó su cuerpo en contra de él, haciendo que la distancia fuese casi nula; no había escapatoria, esa noche haría suya a la rubia y no le interesaba más nada. Tomó con su otra mano la cadera de la chica, mientras su pierna se enredaba en las de ellas, para abrirle espacio, ya la tenía bien sujeta, sin embargo. Ahora sus besos eran más de desesperación, pero de pronto algo lo detuvo y vio si no mal recordaba al hombre que era dueño del bar y que dio la fiesta en aquel momento donde se le declaró a Leslie. No entendía por qué estaba tan enojado y tan amenazador, de al punto de que sentía que en cualquier momento le iba a abrir el craneo con su meñique.

Sin embargo la distancia hizo que hiperventilara más, la poción estaba a su punto máximo y en eso entró Leslie, quien ni siquiera le dirigió la mirada. ¿Qué estaba pasando?, la verdad que Martin estaba tan alterado que ni siquiera podía pensar bien, ni siquiera hacer conexión de que la chica a la que quería conquistar no era su novia, porque el hecho era que veía a todas las niñas como posibles candidatas a follones, ya no las veía como las persona que eran. Aún así, cuando la chica se fue llorando, algo hizo que reaccionara dentro de él. "La estás perdiendo idiota" habló esa parte lógica y consciente que se había apagado minutos atrás.

- ¡LESLIE! - Gritó pero Angus no lo dejaba - ¡Déjame en paz, adefesio con pelos! - Le gruñó a Angus, sin interesarle que estaba en desventaja física. Sin embargo, en eso llegó Clarisse, la aurora a poner orden y darle un aviso al hombre lobo, mientras llegaba otros aurores a darle apoyo y al parecer parecían más enfocados en Adair que en él. Quiso caminar rápido hacia Leslie, pero nuevamente la poción le nubló lo que estaba pensando y vio a Ebba, quien estaba a un lado, mientras Bea le daba un beso a Shaun, el profesor de Zoología. Por algún motivo, la escena de ver a Bea besuquearse, viendo la manera en cómo lo hacía lo conectó en esos años de Hogwarts en donde estaba libertinos, volvió a encenderse y miró desesperado a ambos lados, así que sin más se acercó a Ebba y la besó.

Pero antes de tan siquiera hacer otra cosa, agua helada cayó sobre él y se volvió a desconectar de esa parte animal que le estaba dominando, como si se tratara de un interruptor de luz. Se separó de Ebba, ya sintiendo vergüenza del asunto y miró a su alrededor como aurores interceptaban a los alumnos, profesores corriendo de un lado a otro y los decanos igual de alterado. Y por supuesto, ver la mirada de Shadow frenética acusándole y señalándole con el dedo, aferrada a Angus. Aún se sentía un poco excitado, pero no en sobre medida como antes, así que sin más le sujetaron junto con a otros alumnos más donde había escuchado que tenía que ir a la enfermería.

Como Martin no había enloquecido TANTO como otras personas, le sujetaron de las manos mientras lo arreaban como si fuera ganado hacia la salida junto con otras personas y en eso, mientras pasaba vio a Gianna en topless.

- Déjate el escote más seguido, Vercelli - Dijo mientras pasó a su lado sonriendole e incluso le guiñó de forma pícara, hasta que Julia le dio un empujón para que avanzara.
avatar
Martin Abadeer

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 17/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por James Radan el Lun Nov 05, 2012 8:12 pm

Pues sí que tenía ganas de tomar algo con whisky pero tampoco quería emborrachar a Regina para que luego pensara que era un aprovechado o peor, para que la ella no se acordara de nada después. Ya había sido un gran avance para mi que no me abofeteara por haberla besado enfrente de sus amigos. Sonreí feliz por eso cuando Bird pasó con su cámara y seguro ya parecía una idiota pero poco me importaba, iba bien en mis adelantos.

Regina se veía contenta con sus amigas pero yo solamente tenía ganas de seguirla besando y llevármela a otro lado. Me tocaba aguantarme y hacer lo que ella quisiera, incluyendo ese juego que proponía al que le entendí la mitad por estar pensando en cosas más físicas y me encogí de hombros cuando preguntó si creía que Holland iba a llegar porque me daba absolutamente igual hasta que entendí a qué iba la pregunta.

La tomé de la mano, porque no pensaba perder ni un minuto más ahí dentro. Hasta se me olvidó que estaba su amiga Lady, que estaban otras parejas y todo lo demás, porque solo me la quería llevar a cualquier parte lejos de la mirada de su hermano mayor. Y ella había dado la idea además, a mi solo me correspondía imprimirle velocidad.

-Nos tenemos que ir.-Sí, dije “tenemos” porque me sentía muy raro, como si no aguantara. No estaba para fijarme que no era el único teniendo reacciones raras, que de hecho había quienes estaban mucho peor que yo. Es más, yo era la decencia encarnada, con todo y mis malos pensamientos por el despacho de Holland. No pasó mucho entre el aumento gradual de la locura y una cubetada de agua helada nos cayó encima a todos sin excepción.

Tirité y sentí que entraba de nuevo a mis cabales mientras decanos, aurores y enfermos de la cabeza iban y venían. Miré a las chicas. Islandés se las podía arreglar con Siobhan, Rory con Peach, pero Lady y Regina eran responsabilidad mía, o algo así.

-Vámonos, antes de que vaya peor.-Tomé de la mano a Regina y le hice un gesto para que hiciera lo mismo con Lady. Huir de ahí era primordial, hacerlo cuando Bleeker estaba ocupado era sensato, y no éramos los únicos que íbamos a salir en tropel de ese lugar. Los cuerdos huían, los locos iban directo a la enfermería.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
FICHA
avatar
James Radan

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 10/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Bird Stoner el Lun Nov 05, 2012 9:28 pm

Las cosas como eran: Bird se conocía a sí mismo, se sabía enamoradizo, de esos que caían fácil ante una provocación o una sonrisa bonita pero precisamente por eso se conocía lo suficiente como para saber que lo que estaba sintiendo en ese momento era una calentura, no desatada pero sí obvia, provocada por la coquetería de Sofie que no le pasaba desapercibida. Tan así la cosa que él no tenía ganas de hablar y hablar y hablar, como también era su costumbre y estaba más callado de lo normal, pero respondía a lo que decía Sofie con lo estrictamente necesario solamente para poder sentir su aliento cerca de su oído. Tan ensimismado estaba que no estaba aprovechando la oportunidad para tomar fotos de Adair y de Martin en plena posesión demoniaca.

Sofie de todos modos se volteó para ver pero se había perdido lo mejor del espectáculo, tanto así que pareció no importarle mucho como él se lo esperaba, solo susurró algo sobre la guapura. Se rió cuando le dijo que cambiaba de cara pero no hizo el truco porque a veces las chicas se espantaban de que lo hiciera de sopetón y solamente se rió. Sentía las caricias de Sofie en su nuca, su cuerpo muy cerca, ya la había rodeado por la cintura y sentía que tenía más camino libre del que hubiera pensado en cualquier otro momento. Y ella se veía espléndida, ¿por qué tendría que desaprovechar una oportunidad así? Una oportunidad de la que ya sabía que él mismo tendría que hablar luego en la gacetilla, pero no importaba manchar su propio nombre, eso ayudaría a seguir en el anonimato. Y ya estaba sobrepensando todo cuando las manos de Sofie lo empujaban a hacer otra cosa.

La besó sin más, no importaba si estaba entendiendo mal las señales, no sería la primera vez que cometiera un tropiezo, seguramente tampoco la última así que Bird le acarició la nuca y la besó. En esas andaba el metamorfomago cuando sintió que se les caía encima toda esa agua fría. Se separó de Sofie por la sorpresa y luego se rió, también sin más.

-¿Estás bien?-Le preguntó mirando a su alrededor, como si no quisiera perder nota de todo lo que pasaba a su alrededor aunque ya se había perdido mucho por el sopor del baile, el beso y las dudas. Le iba a pasar su saco pero estaba igual de mojado y a Sofie no se le transparentaba mucho, aunque se veía todavía más adorable si cabía toda mojada como un gatito. Solo por esa visión se acercó de nuevo y la tomó por los hombros para besarla otra vez aunque fue un beso muy distinto y rápido como si ahora sí temiera que lo fuera a patear. -estás hermosa.- Se lo dijo estúpidamente, tiritándo y todo, pero sincero, sin efectos del asco.

Justo en eso se acercó Karim para decirle que se vieran en el bar de Angus, no parecía una invitación comunal ni masiva así que echó ojo rápido de nuevo al lugar y decidió rápido sus intereses. Se iría. -¿Vienes?-Le preguntó a Sofie esperando que le dijera que sí, aunque pudiera inferir que Adair no tenía la culpa de nada y que todo era un problema bomba, Bird nunca había tenido escrúpulos para reprimirse por esas cosas. Él se iba al after privado y ya.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bird Stoner

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 21/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: CELEBRACIÓN DEL SAMHAIN

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.