"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

A la hora acordada.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Miér Oct 31, 2012 8:01 pm

La invitación de Charles llegó a penas cuatro días antes del evento. Othilia no sabía exactamente como cayó el tema pero en un momento de la cena mientras discutían sobre la indulgencia de las leyes europeas occidentales, Charles añadió como argumento a su exposición un simple “¿Gustarías de qué te acompañe al festejo?”. La holandesa tardó unos segundos en relacionar el festejo con el Samhain, una fiesta celta arraigada a las costumbres de la institución donde estudiaban, parpadeó y asintió con un simple gesto de cabeza a la pregunta para quitarse el tema de encima e ir a lo que en verdad interesaba en todo aquella conversación, las leyes.

Cuatro días después, Othilia envió un patronus a Charles para anunciarle que esperaría su llegada en las grutas. Toda la universidad hablaba del tema y sabía que para la hora acordada, la sala común estaría atestada de gente. Othilia quería evitar todo aquello, no gustaba la gente histérica ni emocionada ni mucho menos las mil muestras afectivas dadas en la sala común entre invitados y acompañantes porque precisamente no había sido una adolescente normal. Las fiestas a las que había acudido fueron a las que eran invitados los van Lieshout o las que organizaban ellos, dentro de Beauxbatons, eludía las celebraciones marcadas en el calendario y prefería pasarse la noche haciendo cosas más productivas como preparar sus exámenes de pociones.

La elegancia y educación, venían en sus genes y Winiter hubiera odiado que su hija rechazara la invitación de su prometido. Aceptó para acompañarlo, y ser una buena prometida, total, si no les gustaba la situación siempre podían dar media vuelta, regresar a su facultad y hablar en la sala común de cosas adecuadas lejos de las feromonas estudiantiles. Cinco minutos antes de la hora acordada, Othilia apareció en las grutas, moviendo todas las telas que llevaba encima en tonos negros. El vestido (el negro) elegido para la ocasión, diseñado por un mago francés, dejaba mucho a la vista pero compensó la osadía con una larga capa de satén negro. Llevaba puesta la capucha para evitar arruinar su elaborado peinado y no olvidó de calzar sus manos con los guantes de encaje. Othilia era pulcra y elegante para vestir pero aquel día parecía una bella antigua bruja y era algo que gustaba.

- Puntual, Charles – añadió como formula de bienvenida a solo unos pasos de él y aún oculta bajo la sombra. Eliminó la distancia en tan solo dos frus frus de su capa, bajó un poco la cabeza y a su vez, retiró lentamente la capucha usando las dos manos antes de mirar directamente a Luttrell, sin dibujar sonrisa alguna pero si lanzando una mirada de arriba abajo, rápida y directa con el único fin de avaluar su compañía – Te ves bien – era el equivalente a palabras normales a decir: estás muy guapo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Charles Luttrell el Miér Oct 31, 2012 8:50 pm

si - Respondió al hacerse presente. Hubiera sido estúpido no ser puntual, y le desconcertó un poco que ella lo mencionara. Nada de todos modos que fuera realmente relevante, cuando en realidad la cuestión era descubrir con los ojos fijos en la oscuridad el rostro que ella pronto dejaba de ocultar. Iba a decirle algún cumplido, incluso había pensado un par, con anterioridad porque no se le daban bien esas cosas en seco, pero ella le sorprendió ganándole el momento.

- pues, gracias - dijo al tiempo que bajaba la vista para verse a si mismo, como si fuera a encontrar algo especial. Pero no. Llevaba el saco abierto, una camisa. Todo de negro, nada relevante. Y que decir?, estaba un poco nervioso por aquella cita, pues había pensando al invitarla que era lo que correspondía, lo que ella pretendía por ser "niñita" hacer aquella noche, y repasando con tiempo diose cuenta que podía no ser así, que esas cosas a Othila debían importarle nada, menos aun causarle algún tipo de emoción, como aquellas a las que se le abrillantaban los ojos y corrían por los pasillos en busca de lechuzas que llegaban con folletos de vestidos.

Lo peor del caso, es que Charles no hubiera asistido. Quizá se daba una vuelta para ver alguna cara, pero perder tiempo conviviendo con gente imposible, y para peor ver como algunos hacían pedazos los apellidos por un poco de diversión fácil, era deprimente. Lo mas probable es que aquello resultara en desastre, pero ellos eran los verdaderos brujos que se merecían andar a sus anchas por aquella universidad, y sobre eso se sostendría...

- Tu estás muy guapa, me gusta tu peinado - ahí si, se sintió idiota diciendo esas tonterías. Los cumplidos inteligentes que había pensado ya no estaban dentro de su cabeza y debía ser porque como un infante no sabía si podía inclinarse sobre ella para besarla o si debía simplemente emprender camino y no demorarse. Fue a tomarle las manos por hacer algo intermedio cuando bajando la vista se encontró con el atuendo de Othilia. Mejor dicho con todo lo que el vestido no vestía.

Primero sonrió de lado, volviendo a mirala a los ojos, luego obvió las manos de la chica para con confianza total tomarle los lados de la capa que tendían a cerrarse sobre ella, observándola con nada de reparos. Pero nada. Ella podía interpretar claramente que la estaba devorando con los ojos como un degenerado total. Y Charles simplemente estaba tratando de reconocer esa situación que por algo empezaba a hacersele sumamente extraña. - Tu vestido - musitó.. Ese escote? alzó las cejas, acaso de le veía la cintura por los costados?... Donde estaba Su Othilia toda cubierta que no dejaba ponerle un dedo encima


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Charles Luttrell

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 28/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 01, 2012 7:34 am

[El extraño cumplido sacó de Othilia un leve asentimiento de cabeza, buscó con los ojos las manos de Charles que ahora apretaban la fina tela de sus guantes y volvió a levantar la cabeza a fin de encarar el rostro repeinado de su prometido. No tenía ganas de besarlo y creía que por protocolo, debía hacerlo pero halló a Luttrell demasiado entretenido observando, ¿su cuerpo? Othilia arrugó la nariz como un animalillo asilvestrado y dejó que él hiciera, incómoda con su escutrinio pues la chica efectivamente creía que estaba evaluando su cuerpo con fines solo carnales. Charles incluso tuvo el osado detalle de dejar sus manos de lado para apartar la capa y ver el contenido que había debajo, Othilia levanto las dos manos para ya parar, colocándolas encima de las de él y apretándolas para que estuvieran quietas.

- Sí, llevo un vestido – la elocuencia del inglés aquel día brillaba por su ausencia y temía que Charles hubiera sufrido algún contratiempo que implicara la perdida sustancial de su buen intelecto. Ohilia bajó los ojos una vez más para revisar el mencionado vestido. Era una pieza única, creada exclusivamente para ella a petición de su madre, Winter. Había usado ese vestido para la recepción de unos magos llegados desde Noruega expresamente solo para hablar para sus abuelos. El vestido estaba tal cual, inmaculado, como si fuera la primera vez que daba uso de él y aunque para gusto de la chica dejaba mucho que desear, jamás iba a dudar del refinado gusto de su madre quien tenía mejor ojo que ella para ese tipo de decisiones.

El estilo de la chica era mucho más “recatado” pero por una noche podía vivir con semejante atrevimiento además, tenía la sensación que por alguna fantasía carnal de esas que ella no tenía ni idea, iba a gustarle – Tú, un traje negro – hizo una pausa, ladeó un poco la cabeza y añadió con toda la inocencia del mundo - ¿Jugamos a alguna variedad del clásico juego sobre adivinar hechizos? – porque de no ser así, Othilia ya estaba perdida.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Charles Luttrell el Jue Nov 01, 2012 9:34 am

Debía estar alucinando por algún sulfuro extraño que salía de las grietas de las grutas. No podía haber otra explicación más sensata que esa, y si era así no quedaba más que aprovechar el desvarío. Porque eso sentía, que era cuestión de dejar fluir, que de ningún modo iba a ser él quien recatara a Othilia, cuando hacía semanas que buscaba lo contrario: invitarla de uno u otro modo a que le permitiera besarla, abrazarla, tocarla, todas esas cosas.

Haberla besado la semana anterior había sido fatal para su psique, recobrando todas las fantasías adolescentes que le había provocado conocerla, y que las distancias estrictas, que el compromiso no hubiera sido lo que él pensaba a los 18, habían hecho que Charles tuviera que ponerlas en un armario evanescente. Pero después de ese día, solo quería hacerlo de nuevo, una y otra vez, llevarla a su cuarto, besarla, arrojarla en su cama, quitarle la ropa, conocer cada tramo que le era privado.

Se encontró, no muy a conciencia, dando un paso más hacia ella, tomándole las manos para apresarla él, para quitarlas también de su camino y llegar a inmiscuirse debajo de esa capa para rodearle por la cintura, evadido totalmente de que en otro contexto de solo pensar en hacer aquello sabría que se ganaría un hechizo. - estás... muy guapa - le dijo buscando su cuello - si, si.. jugamos a lo que quieras - Había entendido la pregunta de ella completamente mal, pues en aquel momento no le importaba nada más que dejarse hacer a lo que ella proponía. Entendía que ese vestido, la frase, incluso aceptar la invitación, eran todos "si", y él estaba imposibilitado de rechazar esos ofrecimientos. Imposibilitado, iba a besar ese cuello con la calma y la suavidad que se merecía, pero hasta que se saciara de él. El festejo del Samhian podía irse bien a la mierda.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Charles Luttrell

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 28/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 01, 2012 10:03 am

Charles estaba más extraño de lo habitual. Chico de frases largas, pensadas e impregnadas de inteligencia, en ese momento, las frases carecían de todos los puntos que caracterizaban sus palabras, eran cortas y carentes de la elocuencia que acostumbraba a reflejar en cada palabra. Todo pasaba demasiado rápido para la mente de Othilia. En un momento tenía las manos de Charles sujetas para quitarlas de la capa cuando en el segundo siguiente el chico aprovechó el mismo movimiento para quitarlas, dar un paso hacia el frente y acercarse más a ella, rompiendo e invadiendo de forma brusca el espacio vital de la holandesa, terminando la acción abrazándola por la cintura como nunca antes nadie había hecho.

Tomó las manos del chico, enredadas en su cintura, con los guantes y miró su rostro con algo de resentimiento, enojada por su falta de consideración pero para su desgracia no llegó a quitarlas antes que Charles rozara con sus labios su cuello. Era la primera vez que alguien hacía algo así con ella, besar su cuello. Othilia nunca había tenido cita alguna con ningún hombre antes de Charles y estaba ahí por el compromiso acordado por sus abuelos, no por decisión propia. El cuerpo reaccionó involuntario, notó la piel erizarse ante el contacto y un suspiro emanó de sus labios. Impresionada y asustada por su reacción a partes iguales, agarró las manos, las apartó de su cintura y dio un paso hacia atrás para alejarse del chico.

- Para – añadió con tono frío, señalando con un dedo su rostro. Las cosas no terminaban de ir como quería con él, primero el beso y ahora esto, ¿no entendía que ella no quería nada carnal hasta el matrimonio? Mordió solo un poco su labio inferior y alargó la mano para plantarle una nueva cachetada que hizo cosquillear su palma del golpe – No vuelvas a hacerlo. – y colocó bien su capa pensando en volver hacia su habitación pero lanzar antes un hechizo.


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Charles Luttrell el Jue Nov 01, 2012 10:35 am

Si ella pudo zafarse es porque Charles la tomaba con delicadeza, pues en verdad creía que esa afectividad era buscada por ambos. Embobado como estaba, no podo evitar que ella se alejara ni que él diera un paso al frente por buscarla de nuevo recibiendo la cachetada, muy bien puesta por cierto, en su mejilla izquierda. Othilia debía tener una habilidad especial para eso de las cachetadas. Y de nuevo él, como siempre, se tomó el rostro con la mano contraria para sobarse y quitar el picor. Pero esta vez no puteó porque más le calaba el desconcierto.

- Como? - preguntó primero que nada, con rostro desconcertado. Que no volviera a hacer eso? Y para que coño las indirectas que ella le exponía? - No entiendo. Estás guapísima, me citas en las grutas donde sabes que no habrá nadie y no puedo ni abrazarte un poco?... - Es que no se lo creía, solo debía ser una mala primera reacción pero Charles resolvería aquello. Volvió a achicar las distancias, sonriéndole de lado tomándola rápidamente con una mano por la cintura, ahora por sobre la capa, pegándola a él de un jalón, y mirarla a los ojos confiado. - No pasa nada... - musitó como única herramienta que tenía para aclararle que todo estaba en perfecto orden que solo se dejase llevar y él haría el resto.

La sostenía fuerte contra su pecho, buscando que ella entraria en confianzas (como fuera que eso funcionase con las chicas recatadas), es que para él estaba todo más que claro -... No me vas a decir que te vistes a si solo para ir a una fiesta donde puede verte cualquiera... - Y cualquiera era un montón de hijos de puta a los que había que eliminar de la faz de la tierra, pero también los brujos. Pero no fue una pregunta fue más bien una verdad obvia para él que desestimó de inmediato tomándole con la otra mano el rostro para intentar besarla. Ya, estaba todo claro, él sabía que era quería "jugar" un rato, él estaba feliz por eso, ahora simplemente nada... Besarla.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Charles Luttrell

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 28/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 01, 2012 11:07 am

El desconcierto pintado en las facciones de Charles, hizo que Othilia levantará más la cabeza, separando el mentón del cuello todo lo posible para dejar bien claro que allí, no se iban a hacer las cosas de otra manera que no fuera la suya. Negó con la cabeza y usó la fachada construida por tiempo, calzó los guantes, empujando las sensaciones encontradas en el suave roce de los labios contra su cuello fuera de su mente y pintó una carita neutra.

Charles empezó a hablar como si fuera un demente, tragiversando todas sus acciones y en especial el motivo por el cual había considerado oportuno reunirse en las grutas. Othilia levantó un poco la cabeza, negó indignada y volvió a colocarse bien los guantes, debían quedar perfectos sobre sus manos. La distracción tuvo su precio, Charles volvió a aprovechar su falta de concentración para tomarla esta vez con firmeza por la cintura y acercarla a él, haciendo que la chica soltara el aliento en forma de suspiro forzado. Las manos de Othilia fueron a parar a su pecho, ejerciendo una leve presión pero careciendo de fuerza, ni modo que si él no cedía ella pudiera hacer algo para quitárselo de encima y estaba demasiado pegada a su cuerpo para buscar la varita en el bolsillo interno de su capa.

- – contestó a su pregunta con decisión. El vestido objeto de discusión era uno de sus preferidos. No lo había hecho por él ni por ninguna otra persona, menos por toda la basura que habría en esa fiesta, solo por ella como hacía con todas las cosas. Othilia era ególatra, Charles debería saber tras tres años que no buscaba más nada que su propia satisfacción no buscaba alimentar los ojos de nadie con su atuendo solo sentirse bien con ella misma. Luchó por quitar su rostro de la mano pero como no pudo hacer nada, Othilia guardó quieta, dejó que se acercara, incluso miró a sus ojos como el chico descendía con lentitud, entreabrió los labios como invitación a su boca pero cuando estuvo tan tan cerca que podía sentir su aliento acariciando sus labios, el cosquilleo dichoso en ellos, Othilia abrió los ojos que traía cerrados, frunció el ceño y mordió su labio con fuerza. Si quería un beso que pidiera amablemente como hizo en la habitación – Charles… ¿Quieres un beso? Pídemelo educadamente no como un bárbaro. He dejado mil veces dicho que no soy tuya cual objeto – empujó con toda su carente fuerza su pecho – Ahora déjame.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Charles Luttrell el Jue Nov 01, 2012 12:40 pm

Charles no sabía nada de nada, solo quería besarla de una vez. El si lo pasó por alto tenía cosas más importantes en mente, el ceño fruncido tampoco iba a detenerlo, solo supuso hacer aun más gentil, si es que era posible, el rose de sus dedos a la mejilla descubierta de Othilia... pero la mordida, la infamia de sus dientes. No, no. De sus dientes no!.. de ese ser extraño que tenía enfrente fue... Demaciado.

Un segundo no más, le duró el gesto de apretarla con más fuerza hacia él, sentir que se le agitaba la respiración, que la posibilidad de follársela allí mismo contra todo pronóstico no estaba tan mal. Pero en cuanto la oyó, dejó de inclinar su rostro sobre ella y respiró profundo para volver en si, porque al parecer la mordida no iba por el lado que él hubiera querido. A veces sentía que su amado don a la paciencia no iba a ser suficiente, y otra cosa peor: que su inteligencia prodijiosa no servía de nada cuando se enfrentaba a conocer y comprender a Othilia.

Con la mano que no la abrazaba a él, (porque no iba a soltarla jamás, era imposible incluso pensar en quitar su mano de aquella cintura), se repasó el rostro entero, a dedos abiertos, como apoderándose de todo cansancio para hacerlo un bollo y arrojarlo más allá. Le tomó una mano de esas que tenía sobre su propio pecho mirándole a los ojos. Paciencia Charles, solo paciencia.

- No un beso, ni dos ni tres.. quiero miles, todos los que sean posibles. - olvidó su mano y viajó hasta su cuello que le gustaba tanto, pues así con el pelo recogido era inevitable no caer en la tentación de acariciarla. Se repasó con la lengua la mordida inevitablemente, y pensando. Necesitaba las pausas al hablar porque de otro modo iba a enloquecer - Y no solo besos... quiero meter mis manos debajo de la capa y tocarte toda esa piel desnuda que estará a la vista de todos... Si cualquiera puede verte, yo merezco más no te parece?- Ahí la cosa, Charles no iba a pedir nada. Primero porque el beso de la otra vez fue ella quien lo pidió, segundo porque eso le correspondía, ya bastante gentil era.

Ya tenía la frente pegada a la de ella, y su mano tomándola del cuello con cariño, que al fin y al cabo era un momento íntimo donde le estaba confesando todo lo que ella le hacía sentir. Terminó de rendirse, ante el encanto de Othilia y dijo - Permiso- como todo pedido para apoyar sus labios sobre los de ella. Si quería que le pidiera permiso, pues se lo pedía! y por cada idiotez que a ella se le ocurriera. Le da igual, exactamente igual, solo quería hacerlo de una puta vez.



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Charles Luttrell

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 28/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 01, 2012 1:31 pm

Si había que loar algo en Charles era su persistencia. Othilia comprendía que algo en ella ponía a su prometido en un serio aprieto pero siempre creyó que era cuestión de Charles. Un problema mental condicionado a su innata tendencia hedonista, no el curso natural de una relación con vistas de futuro dónde los besos, las caricias o el sexo era costumbre establecida y hasta horarios para ello había. Estaba cómoda con Charles y gustaba de pasar rato hablando con él pero todo terminaba cuando inesperadamente ocurría algo como aquello. Una aneurisma mental que provocaba ese demente estado dónde nada ni nadie paraba su afán por un beso, incluso los hechizos eran inofensivos, tenía tanta paciencia que Othilia creía que Charles aguantaría un crucio solo por continuar aferrado a su mentalidad libertina.

El hablaba y hablaba, ella ignoraba sus palabras y miraba su mano, tocando la superficie de su guante. Los ojos se clavaron como alfileres cuando el muchacho mencionó con total naturalidad que quería tocar la piel bajo su capa, Othilia abrió la boca para protestar y decir un no, rotundo, firme en su línea para agregar que solo acabarían tocando el cuerpo del otro una vez casados. Alzó los ojos, observó la expresión paciente del joven y el “no” quedó ahogado contra los labios de Charles que a petición suya había demandado permiso (pero se había saltado la parte donde ella debía dárselo).

Othilia empujó a Charles primeramente con toda su fuerza para luego ir descendiendo paulatinamente en intensidad hasta dejar las manos relajadas sobre su pecho, arrugando la impoluta camisa entre la suavidad del terciopelo de sus guantes y aunque su mente no quería, ella juraba mil veces en su fuero interno que iba a matarlo por usar su propias palabras a su mero antojo. El cuerpo siguió con naturalidad el beso, entreabriendo a penas los labios, dejando escapar el ligero cambio de su respiración a través de ellos sin dejar invadir la humedad de su lengua – Para- susurró contra sus labios, empujando un poco más, solo un poco y en verdad su mente tenía que hacer un gran esfuerzo para hacer que sus manos obedecieran – Ahora – ordenó nuevamente sin dejar de besarlo porque en verdad esta vez si estaba convencida que estaba gustándole, incluso demasiado así que volvió a repetir la acción anterior y mordió el labio inferior de Charles para incentivarle a detener aquello, tenían que acudir a un maldito baile.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Charles Luttrell el Jue Nov 01, 2012 3:27 pm

No iba a detenerse por nada del mundo. Las manos de Othilia perdiendo fuerza sobre su pecho, la respiración de ella sentida sobre su rostro, la de él que de profunda parecía alternar pausa y agitación, y esos labios perfectos, de imposible combinación entre suavidad, sutileza y calidez de movimientos, todo aquello le exigía más. - No puedo - le confesó mínimo sin separarse nada de ella abriendo los ojos un instante.

Los cerró justo cuando Othilia lo mordía. Esa mujer no sabía lo que estaba haciendo, pero lo hacía tremendamente bien. Charles reaccionó a la contraria de lo que ella pretendía, pero realmente esforzándose por contener el animal que tenía dentro. Y eso que ni siquiera era un beso como la gente. - solo... shh - musitó la nada misma en palabras, afirmó su mano sobre la nuca de ella y forzó abrir los labios ajenos con los suyos para que ese beso fuera lo que tenía que ser. Como la otra vez, nada más ni nada menos...

El moría, y quería entender que ella también quería eso, que no se lo admitiera no importaba: podía sentir su respiración sobre su pecho aunque hubiera mil telas de por medio, aunque fuera un simple cambio de ritmo, estaba ahí. Charles no desperdiciaba oportunidades, y esa era una clara ocasión de demostrar lo que ella le reclamó tan ingenuamente la otra vez. Además lo dicho: no podía contenerse, simplemente era imposible.

El brazo en la espalda de la chica la apresó todo lo que faltaba contra él, de a poco pero certero con el único fin de tenerla más y más cerca, de sentir las curvas de su cuerpo contra contra su torso de frente, y en toda la extensión de su brazo su diminuta cintura. No olvidó los labios, claro que no, pero mientras la besaba también recorrió con la palma la espalda de la chica, descubriendo por los pliegues de la capa que como él había supuesto estaba desnuda debajo de todo aquello. Y sabiendo esto, tuvo que, con un movimiento brusco que se le fue de sus formas usuales para con ella, sortear el abrigo por delante para llegar hasta la desnudes, y acariciarla a viva piel. Recobrando la tranquilidad al alcanzar la espalda con su mano, pero ya no pudiendo controlar la agitación de su pecho.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Charles Luttrell

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 28/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 01, 2012 4:03 pm

Recitó en su dura cabeza todas las maldiciones que conocía cuando Charles afirmó con toda la infamia que no podía parar además el osado pidió silencio como si con cuatro letras, Othilia fuera a contener toda la bilis que tenía dentro. Orgullosa fue a protestar y como premio, solo por abrir más los labios para decir alguna de sus comentarios ácidos y cargados de veneno, él buscó su nuca, la apretó y obligó a sellar el beso con algo más que un roce inocente. Las manos de Othilia volvieron a cerrarse contra su pecho, arrugó tanto su camisa que creyó hacer que uno de los botones saltara y eso debía ser suficiente para indicarle a Charles que ese día estaba pasando con demasiada rapidez los límites impuestos por su prometida desde la pedida de mano.

En contra de sus pensamientos, dejó que la besara por algún maldito capricho de su cuerpo. Notaba el pecho acelerado de Charles, subía y bajaba con furia contra sus delicadas manos. Othilia suspiro contra sus labios ante el cambio abrupto de la zurda del muchacho, estaba encima de su aterciopelada capa y en menos de un parpadeo ya estaba dentro, buscando ansiosa su piel pálida. Un escalofrío cruzó su espalda, haciendo que la chica se irguiera, tensa. La diferencia de temperatura entre la cálida mano del chico y su fría espalda provocaron una reacción innata, Othilia apretó más su cuerpo hacia Charles buscando ese calor.

Llegó la añorada tregua, un breve respiro y la holandesa no dejó escapar ese efímero momento. Entreabrió los labios, tomando la bocanada de aire encima de la húmeda boca del inglés y cuando su pecho se llenó, el movimiento hizo que los dientes superiores de la chica rozaran con capricho la rugosa superficie del labio inferior de Charles. Recuperado su aliento, cerró sus labios sobre los de él, los movió con gentileza, lentamente, sin demora y terminó por atrapar el inferior, tirando con suavidad cuando arqueó la espalda para empujar su pecho otra vez, buscando espacio y en ese lento movimiento, un leve roce se produjo entre su rodilla cubierta por la fina tela de su vestido negro y la rodilla del chico.

- ¿Satisfecho? – añadió separando su cara unos milímetros, abriendo los ojos para mirarlo a los ojos y alisando con la mano, la camisa del chico.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Charles Luttrell el Jue Nov 01, 2012 4:53 pm

El frío de su piel no le impresionó pues estaba absorbido por la tersura de su espalda, y como no, por saber que ese hecho era único y primero. La acariciaba con suavidad porque logrado el objetivo increíble para él, no quería perderse un mínimo detalle, siquiera osó recorrer hacía abajo.... Había recobrado algo de lógica y no quería arruinar el momento. Se conformaba, podía decirse así, pues habían llegado más lejos de lo que él pensaba y la correspondencia de Othilia a sus labios, ese atrevimiento de sus dientes (casual o no), que ella buscara el contacto entre sus brazos, calmaban los nervios. No así la respiración o el calentó dentro y abajo, pero eso iba por otro canal.

Abrió los ojos, y no evitó sonreír a su pregunta - Tu? - le devolvió como toda respuesta, siempre mirando sus impasibles ojos azules. Si esperaba que Othilia dijera "no. hazme tuya en este mismo instante" hubiera sido un idiota. Se acercó para darle un casto beso en la mejilla, y retiró la mano de su cuello para atrapar la de ella sobre su pecho. - jamás estaré satisfecho - siempre mirándola a los ojos.

Y ahora venía el momento donde le decía "vamos" quitaba la mano de la espalda para tomarla del brazo y llegar al salón... Pero no. Con los dedos recorrió la espalda de la chica hasta encontrar el borde inferior del escote trasero aquel y comprenderlo en toda su extensión, siempre acompañando las pausas con la mala costumbre de no poder despegarse de sus ojos. - Me gusta tu vestido... - le dijo infame, con una idea que nada tenía que ver con alagar su buen gusto para la ropa, pero ella podía tomárselo como quisiera.

Quería preguntarle si también podía besarla en la fiesta, pero le sonó tan marica que se aguantó. Y de todos modos ya sabía la respuesta, y también sabía que alguna mano se le iba a ir cuando Othilia por fin se sacase la capa y el viera con sus propios ojos la espalda por la cual estaba por convertirse en un puto fetichista. Asique... como robándole le dio otro beso en los labios, una tontería, pero volviendo a pegar frente con frente como si pretendiera respirar un suspiro de ella. - estoy contento de que ya no te den asco mis labios sobre los tuyo... - Se estaba ganando otra bofetada, pero le daba igual. Le daba exactamente igual - Vamos a la fiesta?-


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Charles Luttrell

Mensajes : 109
Fecha de inscripción : 28/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 01, 2012 5:45 pm

Othilia transmitía mucho con los ojos y usando una simple mirada, decía más que mil palabras. Esa ocasión no fue una excepción, el “¿tu?” de Charles fue resuelto con la lacerante mirada que venía a traducirse como un “cállate”. Giró la cabeza cuando insaciado volvió hacia ella, ofreció la mejilla en lugar de dejarle los labios evitando de este modo que saciara su sed hedonista con ellos. Un parpadeó tranquilo siguió a la confesión de Charles, volvió a poner la vista en el frente y continuó sin abrir los labios ni poner una sonrisa ni nada, impasible pero en su fuero interno había un torrente de pensamientos.

Ladeó un poco la cabeza cuando empezó a notar como los dedos cálidos descendían por su espalda delineando su columna y tasando el alcance del escote trasero. Un nuevo parpadeo, más tranquilo y sosegado pero con aviso de no pasar más ahí, ni osara tocar la cremallera que cerraba esa parte – Y a mi – repuso con rapidez aunque la verdad es que su comentario iba más con su ego desmesurado y la certeza de saber que la prenda quedaba perfecta en su menudo cuerpo. No entendió la doble intención de Charles, en ese aspecto, era inocente e ingenua.

Otro beso, una mirada fría de Othilia y las frentes pegadas. Levantó la mirada, observó a Charles y apretó los labios ante su frase – No – fue la última respuesta en referencia a la fiesta, seca y agresiva. Igual empujó un poco a Charles para hacerse espacio, abrir la capa negra y buscar dentro de unos pequeños bolsillos, el clásico pañuelo blanco bordado con sus iniciales que siempre llevaba con ella (la última vez que se topó con él, lo olvidó en la sala común). Sacó, desdobló solo la mitad y alzó la mano para limpiar con la punta los labios. Empezó por una de las comisuras, delineó la forma de su boca, suave y sin prisas, dejando los ojos azules sobre ellos para no perder detalle de su trabajo.

- Tengo que acostumbrarme poco a poco a nuestra futura convivencia– intentó no sonar humillada aunque estaba y mucho. Cuando dijo aquello no los había probado de verdad, ahora sí y bueno, no parecía tan asqueroso una vez estabas en el proceso aunque desde fuera asqueroso, un intercambio de saliva y tan poco higiénico. Terminó de limpiar la boca de su prometido, dobló otra vez el pañuelo y regresó a su bolsillo – Podemos ir – añadió, ahora si apartándose de él para colocarse bien la capa, deshaciendo el cordón para volver a hacer el lazo y subiendo la capucha para evitar perder su peinado perfecto de camino. Paseo la punta de la lengua por sus labios, eliminando cualquier imperfección, empezó a caminar pero tras unos pasos, giró sobre sus tacones y plantó la bofetada que no había lanzado antes por la humillación - ¿Vienes?

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: A la hora acordada.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.