"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Nada de perder el tiempo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Miér Nov 14, 2012 12:52 pm

Llevar tanto tiempo fuera de la facultad lo había atrasado demasiado. No era bueno, no para sus estudios, su carrera a punto de llegar a su culmen podría verse afectada por toda la mierda esa de la expulsión (incluso llegó a pensar que no podría terminar bien ese semestre, pero con un poco de suerte y un sobreesfuerzo de su parte igual y podía convencer al decano de que le compensara esas faltas por trabajos y cosas así).
En ese momento, un par de días después de su entrada de nuevo en la escuela, estaba a punto de ir a visitar la biblioteca para devolver los dos libros que recogió días atrás con Rang, ya había sacado todo el jugo que sus páginas podían ofrecerle sobre el primer trabajo que haría de manera libre y para entregar nada más entrar en la primera clase de Immëndorff. Ahora necesitaría un libro de medimagia, no era su especialidad, pero había acudido a casi todas las clases ese semestre y como seguiría yendo haría el trabajo que pidió en la clase anterior tal cual habría hecho de no haber estado fuera de la facultad.

Tras deambular un poco, anotar que había devuelto los libros y buscar los dos que necesitaba volvió a la zona de las mesas, frustrado. Había encontrado el libro relacionado con la enfermedad en sí, pero no el otro, el que tenía que ver con temas un poco más burocráticos pues al ser una de esas enfermedades raras que tan solo se podían adquirir al visitar ciertas partes del mundo el médico tenía que hacer veinte mil mierdas y comprobaciones y había que remover cierta parte legal… y en fin, que no encontraba ese volumen.

En ese punto se alegró de ver una cara conocida sentada a una de las mesas, era Lieshout, Othilia, una chica de buena familia y reputación con la que se había cruzado ya muchas veces, alguien a quien poder acercarse a preguntarle por dicho volumen, pues estudiando la carrera que estudiaba debería saber porque zona de la biblioteca estaría el libro o si había alguna lista (también de esa asignatura) de libros que en lugar de estar allí se encontraban en despachos de profesores y cosas así.

-Buenas tardes Lieshout – saludó acercándose a la mesa donde se encontraba, había dejado sus cosas donde en un principio se pensaba sentar a trabajar, y por si acaso ella estaba realmente ocupada… la biblioteca estaba medio vacía, pero igual la chica necesitaba soledad o algo - venía pedirte un favor, si es que no estás demasiado ocupada.

Iría directo al grano, conociendo a esa chica (lo poco que la conocía) no parecía ser el tipo de mujer que gustara de perder el tiempo ¿o si?

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Miér Nov 14, 2012 1:14 pm

La rutina diaria de Othilia van Lieshout incluía entre otras cosas como las necesidades fisiológicas (comer y dormir) pasar el máximo tiempo en la biblioteca, rodeada de libros de derecho, derecho nacional pasando por el institucional hasta actas de cooperación mágica internacional. No quería perder el tiempo en la universidad, mucho menos a consecuencia de los problemas que tuvo su carrera por culpa del profesor. Por suerte, había un nuevo profesor contratado que esperaba fuese competente o como mínimo, tuviera una rutina para no dejarlos sin doctrina.

Antes de clase pasó por la biblioteca con la intención de devolver los libros que había solicitados prestados antes del Samhain pero como tenía bastante tiempo antes de su clase, decidió quedarse para leer algunos ejemplares que captaron su curiosidad días antes. Tras hallaros entre las laberínticos pasillos de la Biblioteca, los levitó hasta la zona de las mesas, tomando la más apartada para poder disfrutar de la paz sin que algún cuchicheo impertinente rompiera la concentración que solía dedicarle a los ejemplares. Quitó la túnica, la dejó perfectamente doblada encima el respaldo de la silla con cuidado de que ni un poco de la tela tocara el suelo y sin quitarse los guantes (a saber que cosa había tocado las páginas), empezó a leer inmersa entre las frases llenas de terminología compleja.

Una voz masculina sacó a la rubia de la lectura. Estaba justo a su lado y aunque ser incordiada la molestó, levantó lentamente su rostro plasmado de su habitual neutralidad para enfocar sus orbes azules en… ¿Yesenes? Parpadeó sorprendida (aunque tampoco lo expresó como loca) no habían llegado hasta sus oídos los rumores de su reincorporación, tal vez se debiera a que Othilia no perdía el tiempo en cotilleos – van Lieshout – corrigió entre susurros no con afán de ser petulante pero era su apellido y Othilia era correcta para con todo – Buenas tardes, Yesenes – paseó la mirada de arriba abajo por el chico cuando pidió un favor, peinó un mechón rebelde que había decidido desafiar las leyes de su perfecta coleta y volvió a fijarse en el chico - ¿Qué tipo de favor? – depende cual fuera, decidiría si perdía el tiempo o no y más valía que el asunto no fuera algo tonto o improductivo, mejor alguna cosa docente aunque hasta donde tenía entendido, Othilia no había visto su cara por Cerridwen. Guardó la pregunta de ¿Cuándo has vuelto? para más tarde o cuando la ocasión fuera propicia, a cambio, cerró las tapas de su libro, dejando en su mente el número de la página: 1001.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Miér Nov 14, 2012 1:42 pm

Mirar a Othilia de arriba abajo no era tarea fácil teniendo en cuenta que estaba sentada, pero lo intentó, sobre todo porque siempre le había parecido una chica un tanto repelente, engreída. Su actitud siempre le había indicado que ella le miraría con asco si supiera cualquier pequeño dato sobre él, su vida o su pasado, teniendo en cuenta que era como… un poco bárbaro, más comparado con la perfecta muñeca de porcelana que ella era o al menos fingía ser (porque el egipcio seguían sin creerse que existiera nadie puro en el mundo).

Entre otras cosas (como que no estaba cómoda, o que tenía unos ojos jodidamente bonitos) pudo leer en su rostro la sorpresa, casi todos lo miraban así últimamente. Algunos cuchicheaban a su paso, otros directamente le preguntaban si era verdad que había pegado a media cafetería para ser expulsado, cosa que por supuesto lo exasperaba, pero era mucho peor pensar que la mitad de la escuela lo consideraba una especie de maltratador de mujeres. ¿Qué se esperaba? ¿Qué pegaran a una amiga, una chica que merecía y tenía derecho de expresarse libremente, y que él no hiciera nada? Pues joder… bah, dejaría de pensar en ello, era mejor, le tocaba la puta moral.

-Van Lieshout –se corrigió ladeando un poquito la cabeza con una media sonrisa, miró alrededor, ahí mismo había una silla en la cual se sentó para dejar de sobresalir tanto y poder hablar en susurros y así molestar lo menos posible, no se acomodó, sobre todo porque no quería dar a entender que se quedaría ahí de cháchara, pero bueno, al menos no se había negado e incluso había cerrado el libro, suponía que era buena señal – estaba buscando un libro, uno que trata sobre temas burocráticos en los hospitales – le explicó rápidamente y dio el nombre del libro y el autor, por si acaso lo conocía aunque no tenía esa esperanza exacta – la cosa es que no estoy muy acostumbrado a los estantes de la zona de leyes y demás y quizás tu, que si estás más al día con estos temas, puedas indicarme como lo puedo buscar sin revolver toda la biblioteca.

Dicho rápido y sin rodeos, ella no parecía con ganas de charlar demasiado tampoco, así que no la entretendría.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Miér Nov 14, 2012 2:13 pm

Un leve asentimiento siguió a la corrección de su apellido, agradecida por las consideraciones del muchacho. Entreabrió los labios para soltar un suspiro pero reprimió el gesto y solo giró la cabeza hacia la mesa, apartando con suavidad los libros para dejar algo de lugar por si Yesenes necesitaba ilustrar el mencionado “favor”. Observó por el rabillo del ojo como el chico tomaba asiento a su lado, Othilia se irguió y apartó un poco, necesitaba su espacio vital más cuando no conocía demasiado a las personas y aunque la reputación del joven era reconocida en el mundo de sus abuelos, la chica no regalaba su confianza.

La atención fue entera cuando Yesenes empezó a hablar sobre un libro de leyes. La chica giró un poco su rostro hacia él, tenía las manos en su falda y completamente erguida sobre el respaldo de la silla aunque rauda, apuntó el nombre y autor del volumen en un trozo de pergamino que dobló cuidadosamente en cuatro partes tras que la tinta se secara y guardó entre sus dedos – ¿Puedes aclararme un punto, Yesenes? – a su vez, mientras preguntaba, tiró la silla hacia atrás con cuidado de no hacer ruido e hizo una señal con dos de sus dedos para que la siguiera a través de los pasillos hacia la sección de Leyes Mágicas.

Esperó a que él custodiara su posición y guardando aún el papel entre sus manos, miró al muchacho de soslayo - ¿Qué ámbito burocrático? ¿Medimagia legal o código deontológico? – había una pequeña diferencia y no había sido muy explicito en cuanto a la duda que quería resolver, igual, tenía el libro, creía haberlo visto en medimagia legal, un apartado para aquellos licenciados en leyes que querían proteger a los magos sanadores de la ley, siempre había una laguna para el derecho – El segundo son los deberes y obligaciones morales que tiene el profesional con su carrera, supongo que no será – también trataban esa parte, había que tener todos los conocimientos para poder crear una defensa justa para el cliente.

Por suerte el pasillo de Leyes no estaba muy lejos de donde Othilia había elegido como lugar de estudio. Pronto estuvieron en una sección fría y casi parecida a como obraban los licenciados de Leyes. La chica miró el extremo, abrió otra vez el papel para cerciorarse del título y empezó a buscar por el apellido del autor - ¿Cuánto galeones te costó tu reincorporación a Brigantia, Yesenes? – ella también era conocida por ser directa.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Miér Nov 14, 2012 2:44 pm

Ver como la chica, bastante reacia (al parece) a permanecer del todo cerca de él, pero tampoco era como para estar seguro, simplemente se había reacomodado en la silla, guardando un poco más la compostura o algo así, no era como para pensar que no quería estar cerca de él, y en realidad poco le importaba, no la conocía, él tampoco estaba dispuesto a ir a darle el abrazo del siglo ni nada similar.

La vio ponerse en pie y después del gesto se levantó él también, en principio esperaba que ella simplemente le indicara donde buscar, pero al parecer no le parecería perder el tiempo el hecho de guiarle hasta donde estaba o incluso buscarlo por ella misma.

-Se trata de Medimagia legal, supongo, tampoco es que esté muy puesto en ninguno de esos asuntos, yo voy para la parte de pociones, pero claro… siempre viene bien complementar estudios en ciertas materias.

No es ella le hubiera preguntado eso, pero quería dejar bien claro que si tenía dudas sobre el tema del que trataba no era por ser un irresponsable si no porque no era su materia electa. Después de dejar claro que sí, que era ese el ámbito y no el código moral (pues poco tenía que ver en ese caso) notó como ella ya empezaba a aminorar el ritmo, ya habrían llegado a la zona de leyes. Vio como buscaba y él mismo comenzó a ojear los estantes más altos, por si ella lo pasaba inadvertido, ahora estaban prácticamente solos, entre estanterías enormes, ya no había nadie que pudiera oír de manera indiscreta, y supuso que ese sería el motivo por el cual la chica preguntó aquello.

-Digamos que me salió más barato de lo planeado – le hizo esbozar una sonrisa no muy cálida. Él ya no dependía económicamente de su padre, por suerte, y si hubiera sido como ella decía no habría llegado a poder pagarlo, seguramente – digamos que ni siquiera me dejó con buen sabor de boca la readmisión. La otra, Luttrell, creo que se llama –en su boca el nombre sonaba ácido, incluso pronunciarlo, por un momento, le asqueó, no por el apellido, que era de intachable cuna, sino por ella –también pudo volver a entrar, no tiene criterio, supongo.

Se encogió de hombros y dejó de mirar para quedarse observándola a ella.

-¿Pensabas que por… bárbaro ya no iban a permitirme entrar así por las buenas? – la sonrisa amarga de antes se convirtió en una socarrona, había oído esos comentarios, no solo por parte de la plebe de la escuela, por supuesto, sabía que mucho de los suyos consideraron ese acto agresivo como una mancha, pero en ese momento tenía sus motivos, y le daba igual que pensara la rubia sobre ellos.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Miér Nov 14, 2012 3:15 pm

Othilia no apartó la mirada azul, gélida y fría como el hielo de los estantes mientras evaluaba y leía cada volumen con suma rapidez para acabar cuanto antes su cometido pero también tuvo el detalle de escuchar a Adnan explicar casi crípticamente como funcionó su readmisión, incluso haciendo omisión a la supuesta prima de Charles. Los Luttrell era una familia muy numerosa, Loreen solo era una pequeña parte igual que en su propia familia. En los Brackminster su tío había hecho un gran deshonor, defendiendo a los liberales, matando a su abuelo paterno y casándose con una sangre sucia, pasaba igual en la familia de su prometido.

- Hay una gran falta de criterio en Brigantia – halló el libro justo donde esperaba encontrarlo. Estaba en la estantería más alta y gracias a su gran autosuficiencia junto a que no quería rebajar su orgullo a pedir ayuda a Adnan, tomó la varita e invocó un accio para atraer el volumen hasta sus pequeñas manos. Entrecerró los labios para bufar sobre el lomo, leyó nuevamente el título, reviso que el autor fuera el correcto y avanzó hasta donde se encontraba el muchacho para entregar el libro que había ido a buscar a la biblioteca.

¿Eres mago? – parpadeó tranquilamente, tomando una pausa algo larga para coger aire pero sin esperar respuesta, era algo metafórico y evidente - Usa la magia y no métodos bárbaros para dañar a las personas que por un motivo u otro merecen ser reprendidos – estaba completamente de acuerdo con los puntos de Adnan. Todos y cada uno de los individuos de la radio merecían ser castigados por poner el grito del cielo cuando Milou solo expresaba su opinión, tal como ellos profesaban que querían ser escuchados, si bien Adnan en un gesto galán quiso ayudarla pero Othilia concedía que equivocó medios.

Dio un paso hacia atrás y volvió a las estanterías a buscar otro libro que pudiera completar el volumen que Yesenes tenía entre las manos. Paseo la punta de uno de sus dedos, cubiertos por la fina tela por los tomos solo como método de apoyo mientras leía y leía – No creía que por bárbaro fueran a impedirte tu entrada, más bien tenía la certeza que una expulsión era inapelable por la normativa de la institución pero queda demostrado todo lo contrario – encontró el tomo, esta vez un tanto más bajo y solo colocandose de puntillas, logró atraparlo. Volvió junto a Yesenes y también dejó ese ejemplar – Este te ayudará con la terminología.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Miér Nov 14, 2012 4:20 pm

La pregunta, por supuesto, supo que era totalmente retórica, nada que él debiera responder, sobre todo porque si dudase de eso, mínimamente, conociendo a su padre y su familia, dudaba que estuviera ahí con él, menos aún ayudándole en absoluto. Ella era chica de buena familia e incluso había llegado a saber hacía bien poco que poseía la marca en su cuerpo, no era como si no supiera absolutamente nada de ella, esos datos decían mucho, sobre todo lo último.

-Lo sé, ni falta hace que me lo recuerdes, de todas formas el resultado habría sido el mismo. La mitad de los estudiantes piensan que lo peor del acto en sí fue que golpeara a una chica. Como si fuerais de cristal… – le salió una carcajada irónica y solitaria. La metió en el saco, ella era una chica y realmente siempre le había parecido muy muñequita, pero seguro que a ella no le agradaba tampoco que la trataran de débil, a él no le gustaría – supongo que solo unos pocos podrán ver que si le di a ella fue por Milou, pero claro, esas cosas quedan en segundo plano - se encogió de hombros al ver como la chica le tendía el pesado volumen, lo cogió y leyó el título. No iba a darle más vueltas, era una tontería, al fin y al cabo la mierda ocurrida había pasado y suponía que ella tendría criterio como para juzgar, se lo acababa de demostrar, condenaba el acto por su forma de realización, no por el acto en sí.

Oyendo el resto de sus palabras no evitó la sonrisa, ahora sí, y se quedó mirándola mientras cogía el otro libro que había buscado sin que se lo pidiera, al menos parecía interesada en ayudarle en serio, se lo había tomado como un favor necesario o algo así.

-No fui yo quien pidió ser readmitido en ningún momento, no sé cómo funcionan aquí las expulsiones pero quien lo manejó fue la decana Orlowsky – lo dijo sin pensar que eso pudiera ser dato importante o algo, él no conocía de nada a esa mujer, por no saber, ni siquiera había pisado alguna vez la facultad de la cual ella era rectora, así que ni modo tenía de saber nada de ella, de su forma de pensar o si por algún motivo quizás ella pudiera haberle favorecido queriendo – debería agradecérselo algún día. Y gracias por el libro extra, realmente poco sé de leyes y mis conocimientos en medicina también son bajos, de modo que esta ayuda seguro que será de agradecer.

No estaba seguro de que más debería decirle, que hablar con ella, había parecido curiosa sobre su expulsión y su regreso pero no sabía si estaría interesada en algo más que tuviera que ver con él, a modo de devolverle el favor que acababa de hacerle.

-Supongo que ahora estoy en deuda contigo, aunque sea académicamente hablando… si algún día necesitas algo sabes que puedes contar conmigo, y eso – aquello no tenía que ser una despedida ni nada así, en realidad esperaba que ella le pidiera algo, no le gustaba estar en deuda con la gente nunca sabías que día podrían pedirte qué.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 15, 2012 7:27 am

El apellido de la decana era conocido a nivel mundial. Othilia no iba más a incidir en el tema pero quitando los tejemanejes políticos o idealistas, las reglas estaban para cumplirse y aunque Yesenes fuera de su agrado, si había quebrantado la normativa brigante, ella que era alumna de leyes, confiaba en los códigos para el correcto funcionamiento de la sociedad estudiantil aunque… hecha le ley, hecha la trampa, no debía extrañarle ni impactarle las decisiones del decanato. Movió la cabeza con un leve asentimiento para quitar importancia a la información extra facilitada pero Othilia hacia las cosas bien y si el chico no era de Leyes, dudaba que entendiera a alguna de las complicadas terminologías.

- Cierto, ahora tengo tu favor de mi parte – pese a que uso ese tono frío y neutral, agudo pero pausado, pudo apreciarse en sus labios una leve sonrisa, muy muy pequeña pero ahí estaba. Sentir que ahora tenía el turno para pedir cualquier cosa aunque fuera académico la hacía sentir, bien, demasiado bien – Yesenes, esperaba contar contigo y tu hermano cuando sea preciso, no por dos libros – no era una declaración de amistad ni mucho menos de confianza pero la chica sabía que estaban en el mismo lado y jugaban con las mismas cartas aunque cada uno tuviera métodos propios para usarlas.

Claro que Othilia no recordaba aquel episodio que sucedió años atrás, concretamente tres, justo en el verano que sus abuelos la prometieron a Charles. Era un día extraño, su padre había bajado a encontrarse con un mortifago en el pueblo más cercano y cuando apareció de nuevo en la lujosa mansión de los van Lieshout llevaba consigo un despojo humano, mojado y apaleado. Othilia pasó por su lado, maldiciendo la santa manía de su papi por traer casos imposibles y tras sacudir el pelo cual señorita de sociedad, subió escaleras arriba sin prestar mayor atención a que ese muchacho era Adnan Yesenes.

Jev se comunicaba con pocas personas, casi ninguna, vivía totalmente exiliado e ilocalizable pero desde aquel día, tal vez porque observó potencial, tomó la costumbre de comunicarse con Adnan para aconsejarlo, fuera como fuera, el hombre tenía a Adnan bajo su protección y si necesitaba algún favor, no dudaría en mover sus influencias. El problema radicaba que aunque Othilia era el ojito derecho de su santo padre, conocía a ese hombre como la palma de la mano… Jev siempre iba a esconder cosas y esa, era una de ellas así que no había manera posible de que la holandesa fuera conocedora de aquel detalle aunque Jev había encargado de dejarle muy claro a su hija que tratara bien a los hermanos Yesenes.

- Tengo un poco de tiempo – miró el reloj de pulsera para comprobar que iba en hora y alzó la cabeza para parpadear lento, mirando al muchacho – Revisemos ese texto – era su forma de decirle que no creía que él solo pudiera entender aquello y ya que había prometido a su padre aquello, no quedaría de otra que solventar las dudas académicas del muchacho, Othilia jamás cuestionaría las decisiones de su padre.


_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Jue Nov 15, 2012 8:53 am

Aquello que dijo la chica y con esa expresión en su boca le puso un poco los pelos de punta. No le gustaba deber favores menos aún cuando se lo decían con esas formas, esa sonrisilla medio pícara (o lo que él suponía que era una sonrisa pícara en boca de una chica tan jodidamente seria y formal como era ella), pero lo dejó pasar, daba igual. No iba a darle más vueltas, siempre le había parecido una chica que merecía respeto pero poco más, no pensaba que ella fuera a hacer absolutamente nada que pudiera importunar su vida, menos aún la de su hermano, que por cierto, ese último comentario se le salía un poco de contexto, sobre todo teniendo en cuenta que ella no tenía relación alguna con el menor de los Yesenes.

-¿Tanto te aburres que… te apetece ponerte a revisar un texto sobre leyes aplicadas al ámbito sanitario? – ahora sonó burlesco, aquella chica parecía seria y con muy pocas ganas de perder el tiempo, si, pero a él realmente no le apetecía en absoluto ponerse a hacer ese tipo de cosas, es más… lo que había pensado, según se movía por allí con ella, fue en que podría conocerla un poco más, no le vendría mal, hace no demasiado tiempo, antes de su expulsión, a Adnan le había llegado una nota del señor Van Lieshout, el padre de ella. Le pedía encarecidamente que cuidara de su hija (de su ojito derecho, del sol que le iluminaba el día y demás mierdas, o eso al menos había pensado Adnan, pues sabía la actitud que tenía el hombre para con ella), esa petición fue hecha a raíz de todo lo que había comenzado a ocurrir ahí, de que ella, al parecer, había empezado a lucir la marca (aunque el egipcio poco sabía desde cuando la lucía ni nada), y de que la mitad de los planes de los actuales mortífagos se concentrarían en torno a esa facultad.
Adnan, que en cierto modo le debía la vida a ese hombre, le respondió con un escueto “lo haré”. No le hacía ni puta gracia el tener que hacer de niñero de una rubita engreída, pero veía en ese momento el ideal para conocerla un poco mejor, cogerle algo de asco o quizás, para su sorpresa, ver que era más agradable de lo esperado y quizás incluso asumir dicha misión con gusto y placer.

-A mi no me apetece hacer eso en absoluto, preferiría tomarme un café antes de ir a clases, para recuperar un poco de energía de la derrochada en la mañana. No sé si aceptarías acompañarme. Allí mismo podrías ilustrarme sobre que capítulos serían más interesantes para mi trabajo… o como prefieras.

Obviamente dijo lo último como forma de llamar un poco su atención, si se negaba tampoco es que fuera a pasar nada, pero aún tenía ganas de conocerla mejor, y una charla discernida en la cafetería siempre sería más adecuada que una en voz baja entre libros.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 15, 2012 12:43 pm

Miró con desprecio desmedido a Yesenes cuando mencionó que si tanto se aburría. ¿Era tan desagradecido? Tomó una larga pero sutil bocanada de aire para segundos después dejarla salir en forma de suspiro acompasando el movimiento relajado de su pecho con un parpadeo y volvió a poner los ojos azules en su rostro, mordiendo un poco su labio inferior a penas rozando sus dientes con el carmín – Me interesan las leyes – y punto. Ni una palabra más ni menos, Othilia no malgastaba su saliva en discusiones inútiles. Cruzó los brazos esperando la respuesta de Adnan y apeló a la sensatez que debía haber mostrado para obtener su marca porque si quería encontrarse con el carácter engreído de Othilia, podía hacerlo y a penas con esfuerzo.

Las expectativas de la rubia platino quedaron a la nada cuando él cambio repentinamente de tema para invitarla a tomar un café. Esperó paciente a que terminara de hablar sin mostrar ninguna reacción por su parte, era demasiado inexpresiva y fría cuando pretendía hacerse la señorita de sociedad ofendida por un comentario fuera de lugar. Analizó las opciones y tomó la más acertada, seguiría las indicaciones de su padre y si tenía que llevarse bien con Yesenes para mantenerlo contento, aceptaría su responsabilidad – Está bien. Un café – ya había dicho que tenía tiempo así que si el chico prefería hablar en un lugar comúnmente habitado por impuros y poner la mano en el altar del diablo, paseándose por el lugar donde exactamente había sido expulsado, Othilia accedería aunque no estaba de acuerdo, igual, ¿quién podía excluirlos de una reunión? Si ella optaba por alejarse de esos sitios era por su propia estabilidad mental.

Empezó a caminar de vuelta hacia el lugar donde tenías las cosas. Suerte a los Magos era respetuosa por sus otros compañeros y había silenciado el ruido de los tacones cuando pisaban el suelo. Usó la varita para ordenar todas sus cosas, meterlas en la cartera de cuero que tomó con una mano cubierta con guante y aguardó que Adnan estuviera preparado para abandonar el lugar aunque se tomó un minuto para tomar prestado uno de los libros que estaba leyendo y así poder continuar con la lectura a la noche, igual que Yesenes hizo con sus volúmenes de medimagia legal.

- ¿Llevas mucho tiempo en la universidad? – no supo en qué momento de su camino hacia la cafetería la pregunta surgió sola pero en verdad sentía curiosidad por saber como podía haber malgastado su tiempo invertido en la carrera por pegarle un puñetazo a Loreen – La carrera de Leyes es dedicada pero pensé invertir algo de mi tiempo acudiendo como oyente a Ingeniería de Pociones – también para ayudar a su familia, siempre había un motivo en Othilia y si podía ayudar a su abuelo Mathias con la empresa familiar, mejor que mejor, aunque estaba indecisa, no era buena alumna para las ciencias aunque en sus años de Beauxbatons se había esforzado por sacar las mejores notas en todo, incluidas pociones.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Jue Nov 15, 2012 1:05 pm

La respuesta por su parte fue estúpida y le parecía que el teatrillo que montaba lo era también. ¿Le interesaban las leyes? Menuda lumbreras había que ser para imaginar que alguien que estaba estudiando esa carrera se mostraba interesada en esos temas… pero evitó decir nada más, en realidad le costaba trabajo decir algo extra teniendo en cuenta que su expresión dejaba claro que no quería discutir sobre ello, y además, costaba no ver como se le había alzado el busto al suspirar, al fin y al cabo, él era hombre y ella no tenía nada más interesante que ofrecer que las vistas (muy recatadas) de su cuerpo.

Después de la respuesta a aquello le sorprendió que aceptara el café ¿iba en serio? Si se había mostrado como si le hubiera ofendido de por vida por llamarla aburrida (de la manera más directa posible, por supuesto). De todas formas había aceptado y ahora no había vuelta atrás, de pronto se sintió jodidamente incómodo ¿de qué hablaría él, con una niña que se había criado como una princesa que debía habitar lejos de los mundos terrenales? Él era hijo de Jeque (o algo similar, mejor dicho), poderoso y todo lo demás, pero aún así había vivido toda su infancia como don nadie crecido en la calle, y después había estudiado en un colegio donde sí, la influencia paterna venía bien, pero él, con tal de dejar de sentirse bajo la misma, siempre había hecho todo lo contrario a lo que Yesenes había deseado para su educación, eran como de mundos distintos, por decirlo de alguna manera.

Ya ambos parecían listos para salir de allí, el egipcio no había articulado palabra mientras estuvieron dentro de la biblioteca, no es que fuera la persona más respetuosa del mundo pero entre que ella le resultaba incómoda ratos y que había gente estudiando pensó que lo mejor sería esperar a salir, y al parecer Othilia pensó lo mismo.

-Llevo aquí ocho semestres completos, aún me queda este y otro más para terminar la carrera – dijo pensando que se referiría al tiempo completo, no solo a cuanto llevaba ahí tras ser expulsado, esa pregunta sería un poco tonta teniendo en cuanta que si llevaran mucho ella habría terminado enterándose – tengo la esperanza de que con unos trabajos que le entregaré a Immëndorff durante esta semana compense el tiempo perdido por la expulsión – lo dijo solo por comentar, ni siquiera sabía si el decano aceptaría los trabajos o no, hasta esa tarde (en unas horas) no tendría su primera clase con él, había visto a otros profesores de su carrera pero él era el principal y al que debía convencer realmente –¿te interesa la carrera entonces? Puede llegar a ser apasionante… y bueno, si te decides por ir como oyente podría recomendarte las mejores clases, las más interesantes para que no vayas simplemente a perder el tiempo, dan demasiadas cosas que se puede aprender en libros – no lo dijo por hablar mal de ningún profesor, solo por intentar se agradable con ella, al fin y al cabo aquello consistía en intentar conocerla en buenos términos y vio que no había empezado bien – yo no tengo madera para Leyes, demasiados datos a memorizar, se me da mucho mejor la lógica y práctica de las carreras científicas.

Era, en cierto modo, una forma de alabar su buena memoria, o su inteligencia, o que lo pensara como quisiera el fin y al cabo.


_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Jue Nov 15, 2012 1:47 pm

La diferencia entre los dos era abismal. No solo de altura y apariencia, Adnan con su piel aceitunada y Othilia más blanca que la nieve, también era una cuestión de caracteres pero en especial de edad, haciendo cálculos, él debía tener aproximadamente la edad de Charles y a punto de graduarse, gracias a los Magos, aún tendría a Milou y Daphne para pasar los años siguientes, o acabaría loca con el ambiente negativo del lugar. Escuchó en silencio toda la información de Adnan, guardando la necesaria y desechando aquello que creía fuera de lugar como su ímpetu por explicarle como iba a recuperar el tiempo perdido, más que trabajos, debería estudiar y dejarse los codos en la mesa.

- ¿Así me devuelves el favor? – aunque pareciera mentira, Othilia estaba bromeando y disfrutaba con tener la situación por el mango aunque iba a ser condescendiente por esta vez, dejaría que Adnan pagara sus deudas porque necesitaba algo de información respecto a Pociones y la verdad que poner a día algunos meses de retraso de Leyes, iban a dejarla sin demasiado tiempo para acudir como oyente así que más valía conocer como ahorrar tiempo y esfuerzos en algo que solo hacía por complacer a su abuelo. Othilia asintió, pillando el halago sobre la dificultad de su carrera en cuanto a memorizar leyes y datos, era consciente, no había lógica que aplicar solo conceptos que desarrollar.

Mi familia… - corrigió – mis abuelos tienen una empresa de herbología – aunque solo apuntaba ese dato como información ya conocida, apunte – me gustaría colaborar aunque fuera con conocimientos básicos de pociones, quieren desarrollar a partir de sus productos algunas pociones – ni se le había pasado por la cabeza que quizás la nueva apuesta de mercado de Mathias, podía interesarle a Adnan como trabajo, ya casi recién licenciado buscaría seguro ofertas de trabajo además de dedicarse a la marca. Probablemente Jev, estaría mucho más puesto en eso que su hija que no había caído en el detalle - ¿Cuáles clases irían mejor? ¿Tienes un horario de las materias a mano? Podría comparar para ver si coinciden con alguna asignatura de Leyes antes de tomar la decisión.

Durante el breve intercambio educativo, habían llegado a la cafetería. No había mucha gente, quizás por que era plena hora lectiva pero Othilia agradeció algo de respiro y no el agobio de las masas. Consideró que sería una falta de educación no acompañar a Adnan hasta encargar sus bebidas así que siguió su alta figura y además estaba deseosa de conocer la respuesta.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Jue Nov 15, 2012 5:05 pm

Casi le supo a bien que ella dijera que intercambiaría el favor existente por el que él podría hacerle echándole una mano en pociones, de esa forma dejaría de estar en deuda con ella, vamos, no es que le importara “tantísimo” el hecho de deberle un favor, pero ahora que había mencionado a Yub le sonaba un tanto mal, no quería meterlo a él en devoluciones de favores que tan solo tenían que ver con él, vamos, que si por Adnan fuera le borraría la memoria a la chica, era muy posesivo y celoso con su hermano, además de protector, Ayyûb, si se metía en algo, debía ser por la causa que ambos perseguían, ni quería oír habla de que el chico estuviera en líos por la rubia. Ni de lejos.

- Si, supongo que es una buena forma de devolverte el favor.

Él seguía serio, en ella era difícil adivinar cuando bromeaba o qué y no le había parecido del todo como eso, además, no es que estuviera de excelente humor o algo así como para andar sonriendo, joder, podría ser que la chica estuviera intentando lo mismo que él y ser medianamente simpática, pero aún le quedaba un largo trecho como para ganarse su confianza y con ello poder ser él mismo en su presencia.

Habían llegado hasta la cafetería sin apenas mucho tiempo de que él le respondiera a sus cuestiones, se había mostrado interesado en el tema de que su familia buscaba ampliar negocio. Realmente era un dato que le agradaba oír, no la había interrumpido, porque no era su estilo, pero más tarde se podría interesar más en ello. Y en cuanto entraron en la cafetería se excusó, diciéndole que sí, tenía el horario a mano y en cuanto fuera a pedir el café le mostraría las clases más interesantes y ambos podrían comprobar a la vez si la chica tenía ocasión de a alguna de las materias o si por el contrario quedaba totalmente indispuesta a ello por cuestiones que escapaban de sus manos.

Una vez en la barra pidió a la chica encargada del lugar, miró a Othilia y le ofreció la oportunidad de pedir algo si quería, él, por su parte, un café bien caliente y cargado, ella tenía libertad si quería, si no, pues nada. Y bebida en mano buscó una mesa apartada el resto, lejos de los más ruidosos y a la vez lejos de la barra para evitar ser molestados. Se sentó sin miramientos hacía ella. Si quería beber que se comprara lo que quisiera y si quería sentarse que se apartara la silla, él no era un caballero, ni mucho menos.

- Mira… – sacó con cuidado el horario de su mochila y lo plantó en la mesa, después le dio un trago al café – las que están de color azul son las más importantes, las que da el decano en persona – el horario se lo había hecho Rang, e incluso le había hecho uno con las clases a las que iba de oyente y las de pociones juntas, pero ese no le interesaba a la chica – puedes ir solo a estas, la del lunes es más bien teórica, después el resto se mezclan teoría y práctica según es necesario – le explicó de manera rápida y concisa todo lo que tenía que ver con las clases y de que iba cada unas más o menos, para que ella comparase, al terminar se reclinó atrás en la silla por si ella quería coger el horario que se sintiera libre para ello, y volvió a beber un poco más – por cierto, tendrías que contarme un poco más de la iniciativa de tu abuelo, realmente veo muy interesante que alguien con una empresa de herbolarios se meta en el negocio de las pociones…

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Vie Nov 16, 2012 7:23 am

La galantería del muchacho brillaba por su ausencia pero Othilia no necesitaba depender de un hombre para pedir una bebida. Demandó un café doble y sin azúcar, esperó a que la chica encargada trajera su vaso de cartón, Othilia tomó cinco servilletas del dispensador plateado antes de seguir a Adnan hacia una de las mesas, agradeciendo que eligiera la más apartada para poder seguir el tema de las clases de pociones con tranquilidad, debía comparar y reordenar horarios. Tomó asiento a su lado, pasando por alto la falta de cortesía por no ayudarla a sentarse, el chico era un poco bárbaro y Othilia ya tenía más o menos un esquema mental de cómo podía ser o dejar de ser su personalidad.

Parpadeó cuando sacó el elaborado horario de la mochila. Usó un dedo para girar el horario hacia ella a fin de poder ver mejor las franjas azules, asintió como gratitud a la explicación y sacó el suyo anotando en un pergamino. Los puso uno al lado del otro y empezó a compararlos, dejando el café a un lado para tomarlo después, requería de una rutina pausada y ahora estaba demasiado ensimismada en la tarea, debía encontrar tiempo para esas clases. Tan concentrada estaba, asilada del mundo, que tardó un par de segundos en darse cuenta que las indicaciones de Adnan sobre pociones habían cesado y había dado paso a preguntar algo más personal, esta vez, en referencia a la empresa de sus abuelos.

Levantó la cabeza lentamente sin sonrisa o mueca para volverla a bajar un segundo después, buscando tinta para anotar en un nuevo pergamino las horas y planear su vida mejor en la noche, sola en su habitación. Una vez anotó las cosas, guardó de nuevo, ofreció el horario con franjas azules de vuelta a su dueño con delicadeza, solo arrastrando el trozo de papel por encima de la mesa con un dedo, y tomó el vaso de vuelta, una de las servilletas blancas y empezó a frotar todo el borde, eliminando cualquier mugre.

Mis abuelos han dedicado la vida a la exportación e importación de productos herbolarios alrededor del mundo – empezó a relatar, echándose atrás en su silla, bien erguida y dando ahora si un pequeño sorbo a la bebida – pero mi abuelo cree que nunca es suficiente – y eso también había sido inculcado a Othilia. Ella no iba a conformarse con unas clases de Leyes, estudiaba y estudiaba cada día para aprender más, no estancarse o adaptarse a una rutina lenta y poco productiva – El problema de los beozar esta abriendo nuevos aspectos empresariales y mi abuelo cree necesario volver a las raíces, usar solo productos herbolarios y hacer pociones no solo para san Mungo sino para pequeños negocios – entonces cayó en la cuenta del interés personal de Adnan por la materia pero pasó por alto, si quería ser presentado a Mathias, debía pedírselo él, Othilia no iba a preguntar nada – Es algo arriesgado pero creo que puede funcionar – cerró los ojos, bufó sobre la superficie marrón y dio otro sorbo a su café.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Vie Nov 16, 2012 1:33 pm

Se le había escapado una expresión que era un tanto rara de vez, una sonrisa burlona, de medio lado. La chica estaba tan metida en su propia cabeza que ni siquiera se dio cuenta del cambio de tema, no de manera inmediata. Aquello le resultaba curioso, de modo que era del tipo de personas que se metían en sí mismos y se olvidaban del mundo que los rodeaba… bueno, a veces era algo positivo, suponía que la costumbre le venía de la biblioteca, era fácil encontrarla allí y para estudiar en un lugar como ese debías tener buena capacidad de abstracción o terminarían queriendo matar a media facultad, pues muchos iban allí solo para joder (o sea, para ponerse a hablar en cuchicheos poco educados y que sin duda podrían tener en cualquier otra parte del campus).

Observó, sin hacer nada –o sin poder hacerlo en realidad – como ignoraba su charla y se dedicaba a copiar el horario, pues bien, él mientras tanto se quedó mirando a ninguna parte concreta, viendo pasar a la gente con la taza de café en la mano, no era hombre que necesitaba de una charla alegre y discernida ni nada por el estilo.
Cuando al fin pareció decidida a responder volvió a estar atento a ella, aquel tema sí que le interesaba.

- Si, supongo que todo los problemas que el beozar está dando a los pocionistas les da un giro interesante a los dueños de los herbolarios, sobre todo con el Keatze – no iba a dar por hecho que ella sabría lo que era, pues resultaba una planta especialmente rara, en una clase del mes pasado fueron a buscarla aprovechando que estaba en flor para tener suficiente material para un tiempo, pero claro, él no iba a decirle a ella nada que pudiera herir su orgullo de heredera de herbologos, de modo que simplemente se encogió de hombros y habló dando datos suficientes de la planta como para que, si no sabía que era, al menos no estuviera del todo perdida y a la vez no se sintiera como si la llamara tonta – es difícil de cultivar y crece poco a menudo, pero imagino que una empresa tan grande como la de tu familia tendrá los medios como para criarlas y así poder crear pociones que llevarían beozar y sacar beneficio de ellos.

No sabía si aquel tema le interesaría en lo más mínimo a la chica, para él era algo que si resultaba curioso y digno de ser tratado en una charla de interés, pero por respeto a ella y con intención de no aburrirla decidió dejar un poco el tema, pensando que en algún momento se pondría en contacto con el señor Van Lieshout y le hablaría sobre el tema de su empresa familiar, si buscaban pocionistas él terminaría la carrera muy pronto y ya estaba más que cualificado para hacer la gran mayoría de las pociones existentes.

- A mi no me parece tan arriesgado, quizás el tema de las tiendas pequeñas sea más complicado pero en el hospital cada vez tienen menos stock de las pociones que necesitan ese ingrediente, los periódicos son un poco alarmistas, si, pero yo creo que podría irles bien. De todas formas, si te dicen que tienen algún problema para tratar el Keatze y usarlo o venderlo como sustituto de herbolario podrías ponerlos en contacto conmigo, ya tratamos ese tema en clase hace poco, supongo que nos intentan preparar para una buena opción de trabajo en estos tiempos.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Sáb Nov 17, 2012 9:29 am

Othilia tenía la buena virtud de saber escuchar a su interlocutor si la charla era suficientemente interesante. La carencia de beozar y los substitutivos que muchos magos estaban empleando para realizar las pociones sin necesidad de un elemento primordial, era un tema de carácter global pero aún más importante para la rubia cuya familia pensaba aprovecharse de las fluctuaciones del mercado para emprender un nuevo proyecto empresarial y hacerse así con más poder del que ya tenían por apellido y negocios. Era una apuesta arriesgada pero con gran beneficios si salía redondo. La mención del keatze, captó la atención plena de Othilia quien posó con delicadeza los ojos azules en Adnan para escuchar sin juzgar y en especial, viendo todas aquellas propuestas como apoyo a su querido abuelo Mathias.

La herbología nunca había sido la asignatura preferida de Othilia, es más, odiaba ensuciarse las manos con la tierra pero desde que tenía uso de razón había visto a su abuela cultivando todo tipo de plantas desde curativas a solo ornamentales en el enorme jardín que tenían en su mansión de Holanda. No había puesto mucho interés pero mientras leía libros de Leyes o Historia de la Magia bajo una sombrilla en el jardín, evaluaba de vez en cuando el trabajo de su abuela. Escuchó a Camilla (su abuela) hablar una vez a su madre, Winter, sobre las ese tipo de plantas. Othilia solo comprendió la mitad de las virtudes que la mujer exponía con gracia pero supuso que por la emoción que brillaba en los ojos de la anciana van Lieshout, podía tener mucho potencial para su empresa.

Bebió un poco de café atendiendo a las últimas palabras de Adnan. Relamió a penas con la punta de la lengua, los restos de bebida sobre sus labios y cambiando la pierna que estaba cruzada bajo su túnica malva, dejó el vaso sobre la mesa, encima de otra servilleta blanca que había cogido minutos antes del dispensador – ¿Crees que podrías ayudarlos a avanzar esas pociones? – sonrío con desdén era bastante petulante y altanero decir eso. Cuestionar la inteligencia de su abuelo Mathias que además de herbologo había tomado clases de pociones pero claro, nunca a un nivel profundo pero poner por delante los conocimientos de un muchacho casi licenciado. CASI. No había obtenido el título y además andaba siendo expulsado por andar de bárbaro que ni magia podía usar. La verdad es que el expediente de Adnan no sería el primero que su abuelo tomaría en cuenta para aceptarlo pero el chico tenía un punto a su favor, era alumno de Immëndorff y todo el mundo conocía las buenas referencias del decano.

- Mi abuelo no escucharía tus propuestas – era la verdad y una explicación. Othilia sacó una hoja de pergamino, la pluma y el tintero, anotó una dirección justo en el centro de la hoja antes de devolverlo a Adnan – Tal vez con esto, te reciba – sabía que Mathias reconocería su letra e igual, no prometía nada, ni tan siquiera que recibiera a Yesenes en su despacho pero era mucho más que si el chico iba por cuenta propia – Intenta guardarte tus comentarios sobre tu excelente dominio del keatze – era un consejo, el veía si tomaba en cuenta las palabras de Othilia o prefería ignorarlas sin dejar un modesto lugar para la humildad (aunque de dicha cosa ambos carecían). Tomó de vuelta su café y dio un sorbo más – Puedo compaginar las clases, acudiré a pociones.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Adnan K. Yesenes el Sáb Nov 17, 2012 11:59 am

Sabía lo que significaba esa expresión en la cara de Othilia, no lo creía capaz de ayudar o aportar nada nuevo a su familia. Bueno, que pensara lo que quisiera. Dudaba mucho que un abuelo (por más van Liescomosiguiera que fuera) supiera más de pociones con ese ingrediente que él mismo, sobre todo porque en sus diez años de enseñanza mágica solamente se había centrado en eso, en las pociones. Y su tiempo libre (antes de conocer a Rang) se había invertido entero y completo en mejorar ese aspecto, sacar pociones nuevas, mejorar las existentes… y bueno, el Keatze no era un ingrediente usual, como el decano les había indicado solo crecía en una zona muy concreta del mundo y solo se ponía en flor dos veces al año (o algo así recordaba) no era un ingrediente común, fácil de encontrar y mucho menos común en la creación de pociones, según Immëndorff era algo que nadie usaba por todos esos motivos, así que dudaba (mucho) que el abuelo de la chica que ni siquiera era pocionista en sí, fuera a saber más que él.
Pero no iba a ponerse a exponerle todo eso a ella, no porque simplemente no le apetecía y porque lo que Othilia pensara de él le sudaba hasta el punto en que simplemente respondió a su pregunta con un escueto “ajá” y un asentimiento. Si ella era petulante y dudaba de él, el chico sería condescendiente, no tenía la necesidad de exponer conocimientos a la rubia. No cuando los menospreciaba tan abiertamente.

- Tal vez a tu abuelo le interesen algunas propuestas más que a ti – cogió la nota, la ojeó y dobló de nuevo, suponía que sería la dirección del lugar de trabajo del hombre, él no iba a ir, no aún. Si que le vendría muy bien un trabajo para cuando llegaran las vacaciones, pero no iba a rogar por él, y quizás por la actitud de ella ni tan siquiera lo intentara allí, él también era orgulloso y su “consejo” le supo a insulto más que a eso - supongo que en ese caso nos veremos por clases – como se puede notar ni de lejos hizo comentarios sobre lo anterior, tener que cuidar de una niñata malcriada como era ella le costaría media vida, peor aún si empezaba a discutir con ella esos temas. Y ya si ella no tenía nada más que decirle se largaría, pues eso fue lo que entendió con aquella última afirmación, de modo que guardó también el horario - espero que se te den bien esas clases y puedas hacer eso que quería, ya está bien avanzado el semestre.

Le dio otro trago a su café, mirando después la taza, apenas le quedaba un poco para terminarlo y entonces sería cuando se pondría en pie, no antes, no iba a dejar de beberlo por ella, joder, pero suponía que lela si que entendería que no tenía pensamiento de quedarse ahí, su actitud ya no daba pie a una conversación cordial, no después de sentirse insultado de una manera que buscaba ser discreta sin llegar a serlo.

_________________
Ficha ~ bóveda ~ relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Habilidad en Defensa Contra las Artes Oscuras. Nivel 1
(bonificador +2 en las tiradas de conjuración de protección y maldiciones)

avatar
Adnan K. Yesenes

Mensajes : 479
Fecha de inscripción : 08/09/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Othilia van Lieshout el Lun Nov 19, 2012 7:40 am

Othilia pudo ofenderse pero hizo como si no hubiera escuchado el comentario, bebiendo el café a pequeños sorbos y mirando hacia un punto fijo, perdida en sus pensamientos pero escuchando (de fondo) a Adnan hablar en un tono no muy agradable. Ella nunca fue agradable y no tenía muchas amistades, no buscaba compañía en Yesenes, más bien, él se había acercado hasta ella buscando ayuda y Othilia, la ofreció tanto en materia lectiva como profesional, dándole un papel que bien podía ayudarle a encontrar un trabajo decente. ¿Si importaba el tono que usaba? No.

Terminó de beberse el café, dejó el vaso vació encima la mesa y aseguró todas las cosas que estaban en su cartera. Primero el prolijo horario, luego las anotaciones sobre las pociones antes de cerciorarse que los libros prestados de la biblioteca estaban bien guardados y cerrando todo muy bien, usando incluso un hechizo para que ni un apunte cayera de dentro.

- [b]No pretendo más que aprender – añadió alisándose la túnica antes de echar su silla hacia atrás – [b]así que aunque el semestre este avanzado, probablemente pueda ponerme al día. Suerte con tu medimagia legal, nos vemos por pociones – aunque el tono que usó era más bien un: iba a ayudarte pero ahora te las apañas. Esta “bien avanzado, el semestre de leyes”. Puso su cuerpo en pie, tomó la cartera, el vaso de café vació y tras hacer una pequeña reverencia con la cabeza de despedida a Yesenes, junto a una diminuta pero existente sonrisa altanera, empezó a caminar hacia la salida, eso sí, tirando en el camino el vaso de cartón.

Por lo menos no habían terminado lanzándose hechizos pero ahora sabían que por culpa de Jev, cada uno estaba obligado a ocuparse del otro aunque nunca usaran exactamente esas palabras.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Othilia van Lieshout

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Nada de perder el tiempo.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.