"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Cena formal.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Miér Nov 21, 2012 9:50 am

En su situación muchos otros estarían nerviosos, Adair, solo fumaba y mostraba la perenne sonrisa en sus labios. Iba a ver a su suegra, la mencionada Jessy Luttrell a Barcelona aprovechando la única libertad que la universidad, en un acto de condescendencia, había otorgado a sus malogrados alumnos. Puntual a la hora, esperó a Sofie. La besó cuando llegó solo para pasarle por osmosis algo de buen humor (parecía que iba a un funeral en cambio de casa de su madre) y tras soltar algún que otro chiste sobre a situación, tomaron el traslador hacia España.

Durante sus dos años de sabáticos, perdido por los confines del mundo, Adair visitó Barcelona. En concreto ocurrió durante el verano cuando había muchos extranjeros y ni necesario era saber la lengua nacional pero ahora, a las puertas de la Navidad y casi finales de otoño, la cosa cambiaba un poco más. Tras escuchar las indicaciones de Sofie sobre la dirección de su hogar, pasó por alto que podía coger un taxi y fue directamente a una parada de metro para empezar a buscar las líneas que las llevarían hasta la casa de la mujer. L1, L2 y L4 y llegaron hasta los apartamentos lujosos donde se suponía que vivía doña Luttrell.

- ¿Tengo que quitarme los zapatos para entrar? – la verdad, aunque dijo el comentario muy serio, la carcajada quitó veracidad a su actuación. Beso la comisura de los labios de Sofie antes tirar de ella hacia dentro, saludando al portero como si conociera al hombre de toda la vida de paso para ir directamente a uno de los ascensores. Tocó el botón de la planta que dijo su novia y durante el ascenso, caminó hasta ponerse tras ella a fin de brazar su cintura y apartar con la nariz el pelo rubio. Besó suavemente su cuello.

Prometo guardarme los comentarios jocosos para luego – susurró suavemente, posando otro beso en su cuello aunque no pudo contenerse, en verdad deseo pero fue inevitable soltar el comentario - ¿Nos quedaremos a dormir en el Taj Mahal? – la apretó más hacia él y río entre dientes – Me siento puto. Compras mi cariño con dinero… - quitó una mano de su cintura para coger el mentón de la rubia y girar un poco su rostro hacia él para besarla lentamente hasta que el “click” de la planta, provocó que abriera un ojo. Dejó de besar a Sofie, relamió con la punta de la lengua sus labios para eliminar todo posible rastro de brillo labial y tomó su mano para entrar a ver a Jessy.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Miér Nov 21, 2012 12:30 pm

Haber ido a ver los hipogrifos había salido muy mal… No por el espectáculo en sí, que estuvo muy bonito y Sofie siempre estaba encantada de que sus abuelos la invitaran a hacer cosas de brujos, haciéndola sentir por un ratito una igual a todos los demás primos; sino por el grito en el cielo LITERAL que le mando Jessy en forma de Holwer a la facultad a falta de celulares con alta voz que funcionasen. Primero se quejaba de que haya ido a ese tipo de eventos de “gente estúpida que no tiene nada mejor que hacer que cagarle la vida a los demás con sus idioteces recalcitrantes blabla insulto blabla insulto insulto blabla”. Segundo “y me tengo que enterar por la abuela quien es Adair!? A ELLA se lo presentas y a mí no?! Porque no? que te hice? Tengo que suplicarte acaso? Etc etc et” Tercero, cuarto y quinto: “como le haces esto a tu pobre madre que te da todo lo que tiene y así, así me pagas!??! ”

Entonces, Sofie y su santa paz y amor infinito a su madre se lo hubiera ganado o no, y a su novio también, le conviniese o no (porque vale decir que Adair quería conocer a Jessy ¬¬) respondió a su progenitora para acortar una cena en cuanto la próxima semana se hiciera presente y se les renovara el permiso de poder salir… Y no, la verdad es que no tenía ninguna gana, lo cual era mucho peor. De todos modos intentaba disimularlo, claro que si, se había puesto bonita había ido al encuentro de Adair sin retrasos y seguía la conversación casual en el metro y en la acera… aunque tampoco entendiera porque no podían tomar un taxi y ya.

Otro contexto y ella hubiera sido la primera en proponer pasear por Barcelona, pero en ese momento solo quería que la cita terminase, incluso antes de empezar. Capaz una de las cosas que de más mal humor la ponía es que Adair estuviera tan contento como de costumbre, y cosa de nunca: sus chistes se le hacían de lo más estúpidos. Y seguramente porque con él tenía una confianza que con nadie, es que su consiente le permitía tanto mal humor y a la vez dejarse abrazar y recargar la cabeza en su pecho mientras los pisos pasaban uno o uno, como si el confort extremo estuviera en esos gestos y no quisiera jamás poner un pie fuera del cubículo aquel.

- Huyamos… vayamos a un hotel – dijo luego de besarlo, poniéndose de espaldas a la puerta limitándole el paso. Pero el ascensor se abría automático y un metro mas allá estaba Jessy con una mano en el marco de la puerta del departamento sonriendo a sus invitados. Sofie no la veía pero lo supo por el perfume exquisito, y se permitió respirar profundo antes de darse la vuelta mentir una sonrisa gigante y jalar a Adair – Hola mamá…. Él es Adair… ella es Jessy… entramos?

Si, era menester decirlo, pues Jessy obstaculizaba la puerta en su pose de mujer fatal, y parecía que la cena iba a ser en el recibidor o algo. Pero no, dos segundos más y la rubia mayor con naturalidad, tomó a Sofie de la mejilla para darle un beso en la otra con todo amor de madre, y dio un paso al costado para dejarla entrar, y mientras Adair hacía lo propio lo saludó a él con otro beso. – Estoy tan contenta de que vinieran por fin… - por detrás de los chicos cerró la puerta y apoyando ambas manos en la espalda de Adair lo invitaba a que caminase por el largo pasillo, decorado con cuadros de autor y fotos de ambas… - te gustan los mariscos Adair?... pensé en pastas con marisco, pero no sabía si tenías alguna alergia rara, porque Sofie me ha contado nada de ti.

Mi casa feliz - completa
mamá descarada ¬¬
yo *-*


Última edición por Sofie Luttrell el Miér Nov 21, 2012 3:04 pm, editado 2 veces

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Miér Nov 21, 2012 1:01 pm

El malhumor de Sofie era palpable, Adair ya llevaba tiempo notándolo y tal vez por eso, su número de chistes había llenado la conversación intrascendental desde que tomaron el traslador en Brigantia. Podía traducirse como qué la mala leche de la española era directamente proporcional a las carcajadas de Adair y no por una cuestión de joder a su novia, no, es que el compensaba por los dos, era un modo como otro de afrentar la situación, bien podía ponerse de mala leche como ella y fastidiar la noche (terminando en discusión) o vivir, disfrutar y conocer la verdad en todo el asunto, el motivo por el cual su padre solía hablar bastante a menudo de Jessy Luttrell.

Levantó una ceja cuando ella volteó frenética obstaculizando su paso hacia la casa, torció los labios en una sonrisa y dio un paso hacia ella, casi dispuesto a aceptar la propuesta para irse a un hotel pero un perfume bastante intenso y la figura de una mujer en el umbral de la puerta, fueron el detonante. La cosa es que tenía rabo entre las piernas y aunque fuera un hombre entregado a su mujer no significaba que no tuviera ojos en la cara y bendita su suegra, llevaba un atuendo que debería estar prohibido más para señoras con su físico y edad. Por embobado, el jalón de Sofie hizo que tropezara con la entrada al ascensor y dejó que lo arrastrara hacia aquella casa, sin saber como estaban las cosas en aquel lugar.

- Señora Luttrell – decencia y educación. Obligó a su cabeza a apartar la mirada de los muslos descubiertos de la suegra y mirar el culo de su mujer, eso estaría mucho mejor – Gracias por la invitación – “a su reino de ostentación y placeres” pero mejor callarse, corresponder tan íntimo saludo del beso en la mejilla a penas colocando la mano en su cintura y empezar a seguir a Sofie hacia dentro, levantando las dos cejas cuando la señora puso las manos en sus hombros para guiarlo hacia el interior.

- ¿El marisco? – tomó una gran bocanada de aire para medirse y no soltar el comentario bárbaro que pasó por su cabeza, lascivo y poco apropiado. Decidido a comportarse solo por mejorar el humor de Sofie, miró uno de los cuadros donde salían madre e hija y agregó – Por supuesto – miró la espalda de Sofie y frunció el ceño sin entender el motivo por el cual no había explicado nada de él, cuando él, había explicado varias cosas a su familia, es más, ya la conocían y hasta por hija ya pasaba – ¿Cómo le voy a tener alergia? Me gusta mucho – la verdad es que no podía evitarse el comentario pero giró el rostro para verla a los ojos, demasiado azules – Lo curioso es que tampoco me contó nada de usted – hizo una pausa se movió un poco para quedar mirandola a los ojos y metiendo las manos en los bolsillos de su pantalón – Solo conozco las breves historias de mi padre – y con historias se refería a ese affaire de hacía años que habían tenido y que no había tardado en mencionar en voz alta, mientras comía.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Miér Nov 21, 2012 3:36 pm

Sofie avanzaba despacio no fuera cosa de que dejara solo a Adair con su madre, pero decidida pues no quería ni voltearse a ver con detenimiento lo que Jessy traía puesto o como eran sus modos con Adair, o peor aun las reacciones del chico. Pero con la frase de su novio de que nada había dicho sobre su madre se encontró volteando involuntariamente a punto de poner el grito en el cielo. Fue cruzarse con la mirada “simpática” de la rubia progenitora en vez de con Adair, que estaba de espaldas hablando muy confianzudo y muy bonito, lo que la hizo desistir de todo intento y largarse a la cocina.

- Ah! hablando de Darren, - como si hubiera recordado de repente -hace unas horas hablé con él, me dijo que si lograba coordinar con Amy, pasarían un rato… No molesta, no? – Obvio que no, y si molestaba ya estaba hecho. Jessy tomó a Adair del brazo y siguió avanzando hasta el living. No era muy afecta a hablar de sus fotos que estaban en el pasillo (idea de Sofie había sido) y también leía a su hija como un libro abierto de letras tamaño troll como para demorar más las cosas en la entrada… Pero antes de volver a la conversación general y buscar a su niña con la mirada aclaró para Adair – Dime Jessy… que yo no pienso decirte niño Brackminster .. – y dándole dos palmaditas a ese brazo taconeó hasta detrás de la barra de la cocina ella también.

Sofie sacaba de una alacena unas bolsas de aperitivos para ponerlos en potecitos e intentó una sonrisa a Adair, pero de inmediato volvió a los potes… Jessy tomaba el folleto de un restaurant que siempre tenía imantado en la heladera, pues obvio que no cocinaba y tomaba el teléfono ya para hacer el pedido. – Entonces pastas… perfecto – se volteó un segundo por confirmar y luego ya se entregó a lo suyo de hacer el pedido. Sofie potes en mano fue hasta Adiar a guiarlo hasta los sillones blancos mientras le decía – pues… esa es mi mamá y esta es mi casa… - nada, no tenía nada que decir, más que lo obvio de que ya había cumplido con el mandato y no se hacía responsable de nada más. Se quitó la chaqueta y la dejó a un lado, luego claro de poner los potes de vidrio en la mesilla y estaba por tomar las manos de Adair por decirle algo más cuando Jessy se asomó por la barra. – Toman cerveza, no?.. perfecto –

Bandeja en mano, con las botellitas, los tres vasos, los tres posa vasos, un cenicero y sus cigarrillos y mechero, como si fuera una camarera total llegó hasta ellos para sentarse en el sillón de enfrente y cruzar las piernas (que no había otra forma de sentarse con ese vestido) prendiendo ya un cigarrillo – Fumas, Adair? – fue Sofie claro, la que se encargó de servir cerveza en su vaso, en el de su madre y en el del chico también. - cuéntame de ti... estudias?... Quidditch, no? - Y sorprendemente Jessy no puso mala cara, todo lo contrario, se le notaba en el rostro que tenía una ganas increíbles de socializar.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Miér Nov 21, 2012 4:11 pm

Giró solo un segundo para ver a Sofie pero la encontró yéndose hacia otro lugar. Adair encogió los hombros y volteó otra vez hacía su suegra, había que traerla contenta para que todo fuera sobre ruedas o eso siempre decía su padre cuando hablaba de sus abuelos muggles. Mantuvo la sonrisa ladeada pese a las malas noticias sobre la unión de su padre y madre a esa pequeña comitiva, tragó sutilmente saliva y puso la mano libre encima de la palma de Jessy, avanzando con ella e intentando disipar esa molesta sensación que aquello ya parecía la reunión previa a la boda, solo faltaba que él sacara el anillo y arrodillara ante Sofie para pedirle la mano.

El ofrecimiento de Jessy para tutearla, devolvió a Adair a la realidad y automáticamente asintió – ¿Cómo me va a importar, Jessy? – habló con toda la confianza del mundo y recalcando el “Jessy” antes de guiñarle un ojo con complicidad. Frotó las manos contra su muslo cuando quedó solo, en medio de la enorme y lujosa sala de estar, la escudriñó en un segundo con los ojos antes de reparar en Sofie, poniendo aperitivos en potes de cristal. Le devolvió la sonrisa antes de ir a ayudarla para llevar los tarros hasta la mesa, solo quedando uno de cacahuetes y como si esa fuera su casa por años, tomó uno que lanzó a su boca, masticando y tras la chica más joven - ¿Y tu habitación? – preguntó con tono divertido y pícaro a su espalda, dejando el pote con cacahuetes encima la mesa para quitarse la chaqueta de lana que dejó justo donde Sofie la suya.

La iba a besar, incluso tenía la cabeza ya agachada, cuando Jessy hizo acto de presencia, otra vez y como ocurría desde que llegaron, ella llenaba sola la sala sin necesidad de invitados – Sí, una cerveza – volvió hacia Sofie con el tiempo justo para posar un corto beso en la comisura de sus labios. Tomó asiento a su lado en uno de los sillones, espatarrado, teniendo los codos sobre sus piernas mientras picaba de un lado y otro de los botes de cristal, alzó la vista ante la pregunta y asintió – No debería pero fumo – agradeció que no fuera las típicas suegras que mandaban a uno a fumar a la terraza por que no ensuciaran el ambiente. Miró a Sofie vertiendo la cerveza en el vaso y a poco estuvo de decir que no hacía falta, él solía beber a morro pero como la vió tan concentrada, tomó solo el vaso para darle un trago que venía muerto de sed desde Brigantia.

- Sí, Quidditch profesional – tomó una pausa para dejar el vaso encima la mesa de cristal, alargar la mano hacia el paquete de cigarros que había encima de la mesa - ¿Puedo? – preguntó más por compromiso que esperando la respuesta pues alzando una ceja, abrió la caja, tomó uno que llevo hasta sus labios y encendió con su propio mechero que llevaba en el bolsillo de su pantalón – Estoy en primer año y sigo la tradición familiar – otra pausa para tomar una calada y soltar el humo hacia arriba – Aunque ust… Jessy, ya debería saber de la gran afición Brackminster por el deporte rey – sonrisa de infame total y con doble intención, si, la noticia hasta gracia hacia – Soy bateador – encogió sus hombros – No tengo muchas más cosas que explicar – alargó la mano para tirar la colilla en el cenicero – a menos que quiera que cuente como esta de desestructurada mi familia o cualquier otra cosa… ¿no tiene preguntas para el novio de su hija?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Miér Nov 21, 2012 6:29 pm

Casi casi Sofie hace una sonrisa sincera con lo de la habitación, pero…. Ahí su madre y las cervezas. Tendría que alegrarse de que Jessy estuviera tan contenta, pues sucedía pocas veces no solo su sonrisa, sino ponerse en modo friendly, de querer sacar charla, de interesarse por los otros, pero no. No lograba alegrarse porque estaba más incómoda por sus propios prejuicios de que todo aquello saldría horrible, de que su madre la avergonzaría, de que se emborracharía o cualquier cosa, incluido que se levantara a su novio y quedara como una puta. Y mientras tomaba silenciosamente su cerveza, no se decidía a pensar si era acaso mejor que Adair le siguiera los modos a Jessy o si todo lo contrario.

- Obvio que lo se, si tu padre era EL jugador estrella de Gryffindor… - Jessy prendió su cigarrillo encantada de charlar con Adair aunque fuera de quidditch tema que detestaba. Darren era genial, pero bien podía tener un hijo pelmazo, y aunque confiaba en el buen ojo de su niña, nunca estaba de más hacerse a una impresión propia. Ni contar la cantidad de cosas que se había enterado por Darren, que a ella especialmente le venían importando poco, pero bueno, de tanto poner la oreja algo le quedaba. – Recuerdo perfectamente que todas estaban locas por él, y terminó embobado con la prefecta perfecta – y lo dijo con algo de maldad infantil, no por Marie especialmente que había sido una buena amiga, sino porque los prefectos nunca le habían caído bien, típicos problemas de una adolescente rebelde con la autoridad de turno.

Se inclinó para adelante, dejando en claro que no llevaba sostén aunque tampoco se viera nada inadecuado, y no lo hizo por esto, sino por descargar su cigarrillo. La familia de Adair le importaba poco, en especial porque ya la conocía. Y si bien tenía cosas que quería saber del chico, no era de las “suegras” que se hubieran preparado un test completo que aprobar con la gota de sudor cayendo por la frente. – Con observarte me basta – sonrió de lado como si la frase en verdad implicara un doble sentido. Y de inmediato miró a Sofie que posesiva como era ya tenía una mano en la rodilla de Adair, sin querer queriendo. – Adair fue capitán de gryffindor… y salió en el último ejemplar de Quidditch Illustrated – acotó Sofie sonriendo a su madre. A lo que Jessy no se tardó en arremeter – espero que sepa hacer algo más que batear pelotitas, porque si fuma y toma como el padre… - sofie no se tardó nada tampoco – No veo cual es el problema, Darren tiene un trabajo que le encanta y una familia amorosa… - y Jessy – No, si es un encanto Darren, no me lo vas a decir a mi. – y Sofie – no claro, me olvidaba que tu sabes el encanto de cada quien. – Jessy – exacto.

Y ambas mujeres que habían ido inclinándose hacia delante en pos de la conversación bilateral, terminaron por hacerse hacia atrás apoyando las espaldas en sendos respaldos, Sofie tomando su cerveza y Jessy llevándose el cigarrillo a los labios. – este año empezaste en la uni, entocnes es como Amy me dijo, que estuviste viajando por europa?... Habías venido a Barcelona? – y Sofie se sumó – cuéntanos de tus paseos, mientras llega la cena – y ya que estaba ella también se enteraba que a decir verdad sabía muy poco y retazos. Y ahora si, que se sintiera doblemente observado.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Miér Nov 21, 2012 7:04 pm

No sabía si Jessy había perdido el capitulo donde su padre era abandonado con dos crías de poco tiempo o simplemente quería reiterar en la materia para regocijarse con la mala elección de su padre porque la verdad, él no tuvo el gusto de conocer a la dicha Marie Gohile, la prefecta perfecta, pero no debía ser tan perfecta cuando jodió a su padre hasta ese punto además de dejar a sus hermanas mayores sin madre. No comentó nada, dejó que la conversación avanzara para no entrar en temas tan personales y por karma, encontró una insinuación por parte de Jessy tras la respuesta a su propia palabra. Tenía la mirada puesta en el pote de cristal con cacahuetes, incluso masticaba uno cuando alzó lentamente la mirada hasta poner los ojos miel esos clavados a su padre en la mujer y enarcó la ceja en su tic, intentando adivinar si aquello solo había sido de su fruto o en verdad había escuchado el doble significado.

La mano en su rodilla por parte de Sofie, aclaró su duda. Adair tomó tiempo, tragó el cacahuete, dio una calada a su cigarrillo y cuando fue a soltar el humo hacia arriba, no supo como pero ahí estaba, justo en mitad del campo de batalla. Tal como si fuera un partido de tennis, empezó a mover los ojos (no la cabeza que estaba parada en un punto estratégico) entre las dos mujeres, viniendo y yendo a través de los puñales verbales que cada una soltaba y esta vez, levantó las dos cejas, incrédulo que usaran a su padre como argumento en la discusión. Estuvo a punto de intervenir cuando Jessy cuestionó si sabía hacer algo más que batear pelotitas y soltar un “también se mover el bate sino dígaselo a su hija” pero decidió cerrar la boca automáticamente pues la primera regla cuando se encontraba uno en desventaja numérica (dos rubias contra un pobre diablo) era jamás inmiscuirse una discusión por mucho que terminaran comparándolo con su padre y cosa que odiaba pues aunque fumara y bebía, jamás llegaría a los extremos que Darren Brackminster llegó cuando era joven.

Una vez pasó la tormenta, intercaló una última mirada entre ambas, notando que se parecían más de lo que creían, sonrío de medio lado, negó divertido con la cabeza y continuó a la búsqueda de cacahuetes para saciar el hambre que empezaba a antojarse en su estómago – ¿Le dijo que estuve viajando? – la verdad es que su madre siempre protegía su hijo de más, esta vez sin merecérselo – No fue exactamente así – añadió y miró de reojo a Sofie pues ella ya sabía la historia tal cual, además, había presenciado una pelea entre padre e hijo – Mi relación con Darren nunca ha sido excelente. Cuando me gradué en Hogwarts, tuvimos una discusión y yo decidí independizarme para demostrarle varias cosas… - dejó apoyado el cigarro en el cenicero, tomó la cerveza y pegó un largo sorbo – que no demostré. Viví dos años en el mundo muggle sin pedirle ayuda pero cuando no tuve más remedio, volví a casa – y no, no estaba avergonzado, había llegado a un extremo que ni para comer tenía así que tras las súplicas de Clarisse y su madre, tuvo que regresar.

Bebió más cerveza y pasó un brazo por encima de los hombros de Sofie, atrayéndola suavemente hacia él – Sí, pasé el primer verano en Barcelona – besó su sién y continuó – Teníamos alquilado un apartamento en el barrio del Raval y trabajamos como camareros de un pub de Marina, ganábamos el dinero suficiente para subsistir pero fue interesante la experiencia – quitó el brazo de Sofie pero primero comprobó con la mano que tipo de cierre tenía aquel vestido y con la misma mano, buscó otra vez su cigarro – Sé hacer más cosas que golpear las pelotitas como usted dice – divertido pegó otra calada mientras miraba a Jessy.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Jue Nov 22, 2012 2:08 am

Jessy sonrió ante aquella sinceridad que Adair mostraba. Le gustó aquello también en él, que se hiciera cargo, que fuera directo, sin vergüenzas de por medio. Le parecía una actitud incluso demasiado adulta para un muchacho de ¿20?, quizá hasta estúpida, pero le gustaba, y siguió el escueto relato acabando su cerveza. También le convenció que haya presenciado semejante intercambio de palabras sin mayores problemas, pues ese tipo de cosas podían llegar a hacer cotidianas… Entonces era un chico, sincero y responsable pero despreocupado y bastante creído también, ni hablar de que estaba buenísimo.

Sofie también tomaba su cerveza pero no había vaciado ni la mitad del vaso, y eso que no tenía como ellos cigarrillo para entretenerse entre trago y trago. Lo que si como Adair comía las tonterías aquellas, no como Jessy que no había probado bocado, ni lo haría. Se dejó abrazar por Adair obviamente y se concentró en mirarlo a él, pues se le hizo como incómoda tanta demostración de afecto frente a su madre. Sus otros novios habían sido cosa infantil, donde un beso delante de adultos era una locura y eso. Serían pensamientos tontos pero le daba algo de vergüenza y en cuanto Adair volvía al cigarrillo, ella se cruzo y descruzó de piernas solo por hacer algo y no demostrar ningún escalofrío por los toqueteos de él. Que Sofie lo conocía bastante y lo del cierre del vestido no le pasó desapercibido para nada.

- Imagino que si… Si no Sofie ya se hubiera aburrido de ti – Dijo Jessy en lo que quiso ser un elogio, pero podía sonar de cualquier modo a oídos extranjeros a sus modos. – bueno, si has sido camarero te tocará descorchar el vino con esos brazos de golpeador… porque acá no usamos magia… - reglas de la casa, como toda madre las tenía, quizá no fueran las típica de “no puedes follar con tu novio bajo este techo!” pero ahí estaban. Varitas fuera, regla numero 1. Jessy fumó una vez más y se inclinó a apagar el cigarrillo antes de mirar su reloj pulsera y levantarse hacia la cocina a buscar claro, más cerveza.

Sofie aprovechó y musitó a Adiar – reglas: 1. No varitas. 2. No teve… o sea, películas si, pero canales no. 3. No le cuestiones cuanto toma o come o la edad… eso fundamental, no le discutas sobre la edad… - Y porque venía a decírselo ahora? Pues no se le había ocurrido antes, porque nunca había querido que esa situación se diera simplemente. Respiró profundo y lo beso cortito, como si le diera vergüenza que su madre pudiera aparecer en cualquier momento… - otra regla: no me toquetees descarado! – dijo más bajito aun. Esa era propia e improvisada... - Quieres ver fotos mientras llega la comida?...- cualquier cosa con tal de huir de Jessy... - en mi cuarto?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Jue Nov 22, 2012 7:09 am

El uso de la magia no era algo habitual en Adair, estaba acostumbrado a la escuela y usar la varita en todo momento pero también tenía abuelos muggles, gente sin magia, a los cuales la familia respetaba hasta el punto que cuando iba a visitarlos, todos dejaban la varita en la entrada así fueran sus padres, los nietos directos o las nietas adoptadas, todo en el clan respetaba a los Jackson. Tal vez por eso Adair encogió sus hombros ante la petición de abrir la botella de vino con sus manos, no tenía mucha dificultad y asintió, dejando claro que iba a seguir sus reglas aunque quebrantaría la ley si la señora salía con estupideces como prohibir el sexo en su casa aunque dudaba, el escote tan generoso apuntaba todo lo contrario.

Precisamente tenía sutilmente perdido los ojos miel en las fuentes de inspiración cuando la mujer se alzó. Necesitó un segundo para girar la cabeza hacia Sofie quien empezaba a enumerar las reglas – ¿Ni el canal porno? Ese no me lo creo – él no susurró, si Jessy escuchaba eso poco importaba debía irse haciendo una idea que las bromas con Adair eran el plato de cada segundo. La mención de la edad era factor importante, su madre también mutaba a un bicho demoniaco si alguien que no fuera su padre, mencionaba los años que tenía a su espalda - ¿Cuántos tiene? – la pregunta había sido formulada con toda la infamia del mundo, ya echaba un cálculo mental solo con saber la edad de su padre junto a que fueron contemporáneos en Hogwarts.

- ¿Qué no te toque? – si, había pasado a la rutina de responder con preguntas pero aunque intentó dotar de incredulidad la pregunta, emanó entre carcajadas como en toda la noche. No sabía porque pero aquella situación más que abrumarle o asustarle estaba agradándole, ¿no tenía por que seguir el clásico cliché y llevarse mal con la suegra, verdad? Apagó el cigarro en el cenicero, soltó el humo hacia un lado y tomó con su mano un puñado de cacahuetes que llevó hasta su boca para masticarlos. ¿Cuándo llegaba el repartidor? Empezaba a tener hambre - ¿Para qué quiero ver fotos? – musitó ahora sí, bajando algo el tono de voz más por simpatía que por necesidad. Giró un poco en el asiento, no mucho, seguía con las piernas abiertas pero ahora posó una mano justo en medio del muslo desnudo de Sofie – Vamos a tu habitación– acarició un poco la cara interna del muslo, desafiando la regla impuesta por Sofie antes de levantarse, ofreciendo su mano para ayudarla como todo un caballero inglés a que alzara su precioso trasero del sofá.

Siguió a Sofie hacia su habitación sin perder detalle del lugar. Era muy distinto a casa de los Brackminster, dónde reinaba el caos y la gente entraba, salía, volvía a entrar y salir sin orden ni respeto. No contaba con los numerosos animales y el oso que rompía todo a su paso. ¿Casa Luttrell? Eso era el puto paraíso. Silencio, minimalista, alcohol y cigarros, no entendía la preocupación de la rubia. En cuanto entraron en la mencionada habitación, Adair cerró la puerta, tomó a Sofie por la cintura y la acorraló contra la puerta – Bonita las fotografías – no había visto ninguna porque tenía la mirada en ella. Llevó su mano derecha hasta su cuello, acarició con el pulgar la zona bajo el mentón antes de deslizarla hacia atrás, apartando el pelo y buscando el cierre del vestido – Soy más de Helmut Newton –es decir, los desnudos artísticos en foto. Esta vez si la besó con intención aunque lentamente – Me gusta mi suegra.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Vie Nov 23, 2012 2:58 am

Jessy podía hacer caso o no a los dichos de Adair, pero la rubia que tenía enfrente era quien iba trasformando la cara a cada cosa. A lo del canal porno una expresión sacada de “como se te ocurre decir eso en VOZ ALTA!??!?!”, a lo de la edad directamente respiró profundo, cuando lo de que no la tocase volvió a abrir la boca sorprendida/ofendida de que se riera a sus anchas y finalmente el desprestigio de las fotos, que le tocara sugerente sus piernas desnudas, la hizo incorporarse de inmediato, con o sin Adair, pasando de tomar su mano o lo que fuera. Majadero ¬¬ se estaba pasando!

Desanduvo el pasillo andado, y no mencionó ni dos fotos, sino que la primera puerta que era el baño de invitados, y las dos más cercanas a la entrada la habitación de su madre a la izquierda, la suya propia a la derecha. Estaba intentado ponerse de buenas, sonreír a las tonterías de las fotos o dejarse tocar pero terminó por ladear el rostro de manera asquerosa ante la mención de la “suegra” – pues, está en la cocina – dijo con tono tajante, señalando el sentido como invitando a Adair a que la fuera a buscar, para luego quitarse al chico de delante a dos manos empujando su pecho, y se dejó caer en su cama grande de acolchado blanco, sin miramiento de faldas volátiles mal acomodadas o si Adair seguía allí o se había largado.

- Siempre que aparece nos peleamos, y ahora no es que yo me lo invente – se refería a la acampada – ahora está! Acá! Físicamente!… podrías tener un poco de consideración... – estaba siendo injusta? Seguramente, pero así le sucedía. Se volteó acostándose sobre un lado, dándole la espalda, pero tres segundos y volvió a girar para mirarlo intenso a los ojos – Y ahora vas a acusarme de un ataque de divés, no?... –

El mal humor! El mal humor del siglo, mezclado con unos ojos a punto de llorar. Si ella sabía que no podía con esa situación: ¿Por qué había arreglado aquella cena? ¿Por qué, en su ingenuidad, pensó que esta vez podría ser diferente? Se sentó en la cama y se acarició las rodillas, lo último que le faltaba es que a Adair se le ocurriera ponerse en novio comprensivo y quisiera ahondar en el tema. Señaló su escritorio y dijo – Pásame esas cartas, he aprendido un truco… mejor que los tuyos! – Respiró y sonrió… - Ya verás, si te animas… a que te supere!

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Vie Nov 23, 2012 7:17 am

La rivalidad entre madre e hija era palpable hasta en China, tal vez por eso, musitó aquellas palabras, buscando el enojo de Sofie porque para Adair estaba realmente encantadora cuando ladeaba la cabeza de aquella forma y un segundo después, entraba en ese estadio de niña malcriada que no tenía lógica ni razón. El empujón fue aceptable, no se ofendió, solo aprovechó la inercia del movimiento para girar y admirar las fotos no desnudas, solo giró un poco la cabeza con una ceja levantada cuando ella mencionó que la culpa de la pelea era su madre. Adair volteó la cabeza de nuevo a la foto, ocultando una sonrisa de infame porque para pelearse hacían falta dos y él, no estaba mucho por la labor.

La dejó hablar y acusar sin intención de abrir los labios, más bien, colocó las manos en el bolsillo de su pantalón, totalmente relajado evadiendo el juego en que se suponía tenía entrar. Ese donde él decía cualquier cosa y Sofie era poseída por su madre entrando en plena histeria pero para desgracia de la rubia, era maestro en el arte de ignorar a las mujeres gracias a las clases magistrales de cinco hermanas. Retuvo la carcajada con tanta fuerza que la sonrisa ladina tomó las formas de una mueca rara, aún de espaldas a Sofie, pero era cuestión de tiempo, dejaba fluir su malhumor y pronto la chica llamaría su atención.

Tampoco iba a ser un novio comprensivo en ese aspecto. La puñetera mala leche de Sofie venía desde Brigantia y ya había hecho suficiente por animarla así que si ella continuaba empeñada en los celos, él no tenía culpa de nada y si no era capaz de ver que se parecía más a su madre de lo que creía, tampoco iba a decir nada. Aunque cuando viró un segundo para ver qué hacía y observó los ojos llorosos estuvo a punto de decir cualquier barbarie que sacara una sonrisa pero guardó el comentario, mirando otra vez hacia delante, no había motivo para que dramatizara la situación hasta ese punto, ni que la mujer hubiera propuesto casarse con él.

Caminó hacia el escritorio para coger la baraja de cartas pero en cambio de llevárselas como si fuera su elfo doméstico, apoyo el trasero en la mesa y empezó a barajar las cartas con gran maestría además de lentitud – ¿Quieres enseñarme un juego de cartas? – si, continuaba picándola solo por el placer de hacerlo, no había motivo, aunque algo de razón tenía Adair.

Negó divertido con la cabeza y fue hasta la cama para tumbarse justo en un costado de Sofie, recargando la espalda en una almohada, la cabeza en el cabezal y con una pierna encima medio doblada y la otra colgando hasta el suelo. Tendió la baraja de cartas a la rubia con la mano que tenía el tatuaje. Estiró el cuello para susurrarle a la oreja – Intenta superarme, no creo que puedas –mientras con la mano apartaba delicadamente el cabello de la chica, hebra a hebra, dejando que jugaran en sus dedos y dejando la respiración en su nuca, sin hacer ningún otro movimiento, solo quería ver el supuesto gran truco.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Vie Nov 23, 2012 8:41 am

El cuarto de Sofie era amplio aunque no enorme. Siguiendo la tendencia de la casa, dos redondas y pesadas columnas de hormigón se separaban del cerramiento y dos paredes en ángulo era puro ventanal de cortinas blancas de piso a techo. La diferencia estaba en que por lejos era la estancia con más detalles y más color, aunque con prolijidad tenía una vibra propia, y se notaba que era como Sofie: llena de detalles armónicos pero notorios para entretenerse la vista.

La pared que daba al pasillo era puro espejo, pues estaban allí 5 puertas: la de entrada, las del guardarropas y la del baño privado. No se sabía cuál era cual hasta que se abrían, y estaban decoradas con pegatinas, stikers, muñequitos de colgar, fotos varias, muchas de aquellas en tiras típicas de las cabinas fotográficas, otras instantáneas a la vieja usanza ochentosa que como vintage volvían a la moda. A Sofie le encantaban las fotos, pues le fascinaban las historias y los recuerdos. Y todo objeto en ese dormitorio parecía acumulación de detalles casuales de 18 años vividos, cada cosita tenía su porque aunque fuera insignificante, no era que solo habían quedado allí las tonteras de brillitos de cuando las niñas tienen 7 años.

La pared que separaba del lavadero y más allá cocina, era una biblioteca también repleta de: libros, cajas estampadas, revistas mal acomodadas, trofeos de equitación, fotos en marcos, un portarretratos electrónico que pasaba y pasaba imágines de forma random, algunos cds, un apartado completo solo de esmaltes de uñas, blablabla. Estaban aun allí desde los libros infantiles que Jessy usaba para leerle historias en las noches, los manuales de gramática de la escuela básica y disimulados sus libros para los éxtasis mágicos también. Sofie guardaba todo, y llegado un momento hacía limpieza descartaba lo que no significaba y reordenaba lo útil práctica y sentimentalmente. Ahora en Brigantia tenía debajo de su cama un baúl de acumulación también, donde había por ejemplo: un atado de cigarrillos que Adair se acabó y botó en su presencia, o unas fotos mágicas de la fiesta de Aldrich que Aby le había dado, tonterías pero… suyas.

El escritorio de vidrio con su silla correspondiente, la laptop azul metálico, la lámpara personal, etc. Un sillón rojo y un puff para desparramarse a rayas tipo cebra al rededor de una mesita baja trasparente en azul, con más revistas y más tonterías. A sus pies una alfombra suave como algodón que invitaba a andar descalzo y hacia arriba, entre las luces empotradas en el cielorraso, unas tres bolas de espejos de diferentes tamaños, y hacia los bordes de la habitación, varios móviles figurillas metálicas que sonaban al agitarse.

La cama de plumón blanco, donde yacía acostada Sofie, de fondo tenía el ventanal separada lo preciso para el correr de las cortinas, pero con un respaldo que había sido gran solución para no perder bolígrafos y comidas “en el agujero negro detrás de la cama…”. En frente, el escritorio donde Adair se había apoyado, a los lados dos mesitas mínimas metálicas con veladores y una radio rosa… y papeles varios o algún esmalte, cosas que quedaban allí porque sí.

- - -


Imposibilitada de hacer otra cosa, (aunque lo hubiera mirado feo por desafiarla mientras él se acercaba a su cama) cuando lo tuvo al lado se giró hacia él pasándole un brazo por arriba del estómago para abrazarle y saberlo cerca y suyo, aunque no lo apretujara como fanática, ni lo acariciara como sexópata. Un segundo nomás de cerrar los ojos, con la frente apoyada en el brazo ajeno para eliminar los intentos de lágrimas, volver a la realidad y tomar las cartas sonriendo, despegándose…. Para volver a sentir cosquillas en el estómago cuando Adair le respiraba en el cuello. – Ya verás..- Le volvió a decir confiada y se incorporó para sentarse sobre él piernas a los lados, para mirarlo de frente y usarle el pecho como mesa ocasional.

Mescló las cartas una y otra vez, mirándolo a los ojos, frunciendo los labios de lado. – Elige una carta – y las abrió en abanico – Esa te gusta? Seguro?... puedes cambiarla si quieres… - Cerró el abanico y le entregó el mazo. – Recuerdas tu carta no?, la tienes? No vale mentir ni hacer trampas... nada de nada, solo piensa en tu carta… Estás pensando Adair? No mis tetas! La carta! – le bromeó sacándole la lengua – Bueno pon la carta en el mazo, y mezcla… seis veces… Aun recuerdas tu carta?... No se te vaya a olvidar eh!... – y puso palma arriba para que le diera el mazo ya mezclado.... ahora era momento de Sofie de adivinar.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Vie Nov 23, 2012 9:02 am

La mirada miel de Adair expresaba curiosidad mientras veía como mezclaba las cartas y mentalmente contaba las cartas para saber el tipo de truco que usaba, muchas veces los “magos” muggles solo se valían de cálculo sencillo o un efecto óptico así que vigilaba con ojo avizor por si cualquier cosa aunque fuera nimia, explicara todo el siguiente truco. No, no se creía que Sofie pudiera ser más bueno que él cuando llevaba desde que tenía uso de razón empleando trucos y jugando al póker, podía decirse que genética familiar, igual que su padre o su tío abuelo.

Ladeó la sonrisa cuando fue a coger una carta, entrecerró un poco los ojos y pensó en su fuero interno “venga, díme con los ojos el truco”. Cambió de opinión cinco veces antes de tomar una, la miró y recreó en su mente la imagen perfecta del cinco de rombos, volvió a meterla en el abanico de cartas antes de asentir – Estoy seguro – hasta el momento, no tenía ningún sentido la táctica de Sofie y no hacía alusión a ningún truco fácil de manos, además del palabrerio que parecía extraído de un mal programa de televisión – ¡Las tengo delante! – la verdad es que más que sus tetas ahora mismo estaba mirando y pensando en ese hueco creado por sus piernas abiertas, en lo fácil que sería meter la mano por ahí para devolverle el buen humor a su menudo cuerpo pero… la carta, la maldita carta.

Rodó los ojos, tomó el mazo de vuelta, metió la carta en medio de la columna y empezó a barajar mirándola a los ojos manteniendo la sonrisa ladeada y pensando que ahora si estaba preciosa y no la veela desatada que se convertía durante sus berrinchesTengo mala memoria pero aún recuerdo la carta – devolvió el mazo, colocándolo encima de su muslo derecho y aprovechando el movimiento para de vuelta acariciar un poco, solo con la yema de los dedos, la cara interna de su muslo antes de poner las dos manos en su nuca para esperar el “brillante” truco de Sofie Luttrell – Sorpréndeme.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Vie Nov 23, 2012 9:29 am

Sofie tomó el mazo, imposibilitada de no sonreír a sus anchas, no le podía decir el truco siquiera enseñárselo, y todo quedaría en el misterio… El problema de leer mentes ajenas era que terminabas viendo cosas que mejor no, pues la gente podía controlar lo que decía o lo que hacía pero lo que se pensaba era mucho más complicado; y además podías romper confianzas pues te enterabas de cuestiones que el otro no estaba compartiendo contigo a conciencia, ni hablar del hecho de no poder usar los pensamientos del otro a tu favor por no delatarse.

Esa fue la pena mayor pues los pensamientos de Adair estaban a punto de hacerla estremecer y sin embargo no tenía por qué enterarse, aunque su cuerpo si y ya buscaba sutil acomodarse sobre él abriendo más las piernas. O se acomodó el cabello detrás de la oreja de forma coqueta y bajando la mirada cuando él pensaba que se veía bonita…

Pero bueno, ahora era puro juego por ponerse de humor, ella también buscaba sacarse la amargura, y entretener a Adair, compartir un momentito con él y su nueva habilidad, sin decírselo. Porque no se lo decía? Pues porque Sofie no terminaba de asumírselo para empezar… Todo eso había comenzado como un juego y ahora que podía controlarlo pues… llegaban los miedos, las responsabilidades. Cada tanto se sentía una freak total! Y su horror máximo era imaginar que la voz se esparcía, que la gente empezaría a huir de ella por desconfianza y que se quedaría sola, sola, sola.

Apoyó el mazo, figuras arriba, en el pectoral izquierdo de Adair y con la derecha fue arrastrándolo de un lado a otro de arriba abajo. –mmmm… - entrecerró los ojos observando como si en verdad estuviera pensándoselo, y comenzó a contar con mímica de labios, siempre hasta cinco no fuera cuestión de que se le olvidara el número, señalando a penas. Frunció los labios, - no era de trébol, no? … a ver espera… - Descarada total como si se hubiera perdido en su propio juego. – ay creo que… - quejita de que no le había salido.

Empezó a juntar las cartas mintiendo resignación, primero a una mano, luego a dos, (con cuidado disimulado que no tenía que perder la del chico) inclinándose sobre Adair, como si hubiera desistido de jugar a eso y mejor ya pasar a las caricias. – mmm… igual y arriesgo, eh… - Con la izquierda buscó su cuello y le dio un corto beso en los labios, la derecha estaba ocupada salvando el diamante del lio total de barajas entre sus torsos. Buscó su cuello y su oído -… si me equivoco no te rías de mi... – otro beso – 11 de bastos? – era un chiste total, que esas eran de póker no de la baraja española. Le mordió el lóbulo de la oreja y se despegó de él para caer de espaldas a su lado llevando su mano a su escote para dejar el cinco de diamantes allí, y todas las demás desperdigadas entre Adair, la cama y el suelo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Vie Nov 23, 2012 9:55 am

Intercalaba miradas entre las cartas y el rostro de Sofie, buscando aquel indicio de truco, una mirada o un gesto pero nada, era como si la chica no supiera que estaba haciendo o sinceramente, sabía tan bien lo que hacía que hasta tiempo de hacerse la desinteresada tenía. La baraja quedó hecha un lío encima de su cuerpo. Adair se olvidó de la maldita carta en cuanto ella inclinó su cuerpo para darle un beso en los labios que correspondió gustoso, acariciando suavemente sus muslos – Me voy a reír tanto que me van a escuchar hasta en Londres – y ya empezaba a llevar sus manos del muslo a su precioso culo lentamente por debajo de la falda amarillenta – Yo creo que es el rey de bastos – dejó que hiciera, ya olvidándose completamente del dichoso truco gracias a los engaños de Sofie, cuando ella cayó a la cama, poniendo como toda una bendita descarada la puta carta en su escote.

El entrecejo de Adair se frunció a todo lo que daba ante la sorpresa. Apretó los labios y el primer pensamiento que cruzó su mente fue: la suerte del principiante . La típica excusa barata usada cuando tu ego estaba machacado pues él se había pasado horas desde niño practicando todo tipo de trucos desde sencillos y muggles hasta complicados con cartas ya trucadas con algún hechizo mágico. Concedió esa victoria a Sofie solo porque estaba más interesado en ponerse sobre ella, tirando las cartas entre los dos cuerpos que en descubrir el truco de toda la tontería.

Dejó el peso de su cuerpo sobre su brazo izquierdo y usando la mano derecha, retiró la carta del escote y usó su filo para acariciarlo desde el inicio hasta el fin – No me siento sorprendido aún pero déjame ver tu lencería – tiró la carta por cualquier lugar para meter la mano debajo de la chica y buscar la cremallera. Tiró un poco del vestido hacia abajo, solo las mangas para que cayeran hasta medio brazo. Otra sonrisa ladina, él no sería legeremago pero sabía que debajo de ese vestido había ropa fina, cara y negra - ¿Sigue en pie la oferta del hotel? – empezó a besar su cuello, primero dejando cortos besos y luego algo más hambrientos sujetando la cara de la chica con la mano para guiarla hacia arriba a fin de tener vía libre para saborear su pie.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Vie Nov 23, 2012 10:50 am

Y así sin más ya estaba de buen humor, con la sonrisa en los labios, la mirada sugerente, esperando a que Adair viniera a quererla. Había cosas para las que no se necesitaba la legermancia, solo complicidad de entendimientos y conocerse un poco, y eso era mucho mejor que los truquitos freaks. Claro ejemplo su ropa interior tal cual el chico la pensaba, y que ella dejó desnudar, mientras le acariciaba a él la espalda por debajo de la camisa y lo invitaba a que la besara todo lo que quisiera, removiendo su cuerpo bajo el de él para ofrecerle el cuello, el escote, su sostén, lo que quisiera.

- Si –

Musitó apenas, cerrando los ojos un instante culpa de las caricias, de las ganas de entregarse al momento. La realidad era un no, pero ahora solo quería paz de cariñitos sugerentes… ya luego llegaría la comida y blablabla… Un poco de distención para al volver al comedor no ser la loca con carácter de pajarraco sino la chica que Adair pensaba preciosa. Ahí otro ejemplo, había visto eso en la mente de Adair y si no ahora, más tarde seguro caería en la tentación de pensar si acaso con sus berrinches hacía que Adair gustase menos de ella? O porqué la provocaba si en realidad le gustaba más cuando estaba de buena? Si acaso era una estrategia para dejarla en medio de un ataque histérico un día?... No había que leer mentes, definitivo!!!…. Lástima que la curiosidad siempre había podido con Sofie y sus determinaciones.

Estaba mesclado sus dedos suavemente con el cabello de Adair, y desarreglándole las ropas por tocarle los omóplatos, cuando el timbre sonó a ding dong de campanas, y una voz aunque electrónica pero conocida suavecito empezó a hacerse presente desde un intercomunicador – Sofie?... cariño… - Y Sofie no se aguantó el respirar profundo y no era de calentura. -… es la cena… busca dinero en mi cuarto y fíjate que no lo hayan traído frío… - Sofie buscó besar a Adair en donde fuera, pero ya estaba bajando una pierna de la cama para hacer lo que debía -… y que no se olvidaron el pan… - Jessy hablaba lindo como madre dedicada y todo, no es que estuviera exigiendo pues sabía que estaba interrumpiendo pero la cena había llegado. De todos modos, como no podía con su genio terminó por acotar – Y dile a Adair que se prenda los pantalones y venga a ayudarme con el vino-

Hasta Sofie se sonrió de eso, negando con el rostro de las tonterías de su madre que le ponían el rostro de colores, ya de pie en la puerta buscando subirse el cierre del vestido y acomodarse el cabello, para salir de su dormitorio cruzar al de su madre, encontrar el dinero y atender la puerta. Eso si, primero dio un minúsculo beso en los labios a Adair y lo empujó por los hombros para que saliera del cuarto y fuera a ayudar a Jessy, que estaba tras la barra vino y descorchador en mano esperándolo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Vie Nov 23, 2012 4:37 pm

El cariño profesado por su suegra mermó increíblemente rápido cuando escuchó que demandaba su atención usando la excusa de la comida. Igual que Sofie, suspiró contra su cuello, más que por ofensa por necesidad de descargar algo de las testosteronas, ¿ahora como iba a ocultarle la incipiente erección que llevaba debajo los pantalones? Solo faltaba eso para poner la guinda al pastel del coqueteo de doña Luttrell. Cayó hacia un lado de la cama, poniendo un brazo encima de su rostro y escuchando a Jessy de fondo hasta que el último comentario, tras la pausa, hizo que Adair estallara en carcajadas.

- A SUS ÓRDENES - gritó para que la mencionada suegra oyera donde quisiera que estuviera. También se puso en pie, acomodó el pantalón para hacer menos notorio el bulto de la entrepierna y respondió el beso de Sofie antes de deshacer el camino para ir hasta la barra (muy adecuada) donde se encontraba Jessy, aguardando su llegada con la botella de vino y el sacacorchos - ¿Qué usted no deja correr las cosas, verdad? – esta vez podía jurar que el comentario no iba con dobles intenciones aunque después de decirlo cayó en la cuenta.

Tomó la botella de vino, el sacacorchos, se subió encima de uno de los taburetes y girando un poco para no dar con el culo del envase sobre la barra, pinchó con la punta y empezó a enroscar, vuelta por gesto, vuelta por gesto hasta llegar más o menos a la altura y apoyar la parte metálica en la boca de la botella para de un “plaf” sacar el tapón. Llenó la copa de la suegra y luego empezó a desenroscar el tapón del sacacorchos solo para un segundo después empezar a jugar con él como si fuera infante, encima la barra.

La pregunta que pensó murió en sus labios cuando en la puerta escuchó una voz reconocida, tanto que llevaba diecinueve años con ella, no podía ser otro que su padre y ahora sí, miró a Jessy – Voy a fumar a la terraza – y aunque no era necesario no tenía ganas de ver a Darren en ese momento, ahí como si fuera el padre más dedicado de todos cuando solo iba por interés propio. En la puerta, Darren miró a Sofie con una enorme sonrisa de esas que a veces hacían pensar que padre e hijo eran iguales – Guarda el dinero muchacha que ya pagué el envió – y mostró las bolsas con toda la comida pedida por la madre de la muchacha – buenas noches Sofie, siento llegar tarde, espero que aún siga invitado.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Sáb Nov 24, 2012 3:46 pm

Qué más podía hacer Jessy que sonreír ante la pregunta en doble sentido de Adair? Y que le chico no se diera cuenta hasta un segundo después de sus dichos tenía más encanto aun. Deslizó su copa por la barra para dejarla cerca de Adair, que le sirviese en cuanto terminara la labor, y dio la vuelta a la misma para ir llevando la vajilla seleccionada de la barra a la mesa, de toda apilada a cada copa y plato frente a una silla.

- Bona ni...t… ay Darren! – Sofie interrumpía su saludo en catalán pues no era el mandadero trajeado como pingüino del restaurant sino el padre de su novio – Tarde no, justo. – le recibió con sonrisa en los labios, saludándolo primero, luego extendiendo su mano para tomar una de las bolsas solo por ayudar, para ya invitarlo a pasar. – Amy no viene?

Jessy por su parte y en la cocina iba a preguntar alguna cosa a Adair por sacarle charla, cuando ambos de diferente manera reaccionaron a la voz conocida. Jessy no había pensado antes de eso que el muchacho tuviera algún problema con su padre, y en todo caso mucho no le importunaba pues, quien no tenía problemas con sus progenitores? Le asintió con el rostro a que se retiraran, y avanzó unos pasos al encuentro del invitado mayor, para cabecearle a Sofie que Adiar estaba en el balcón, tomando la bolsa que llevaba la chica e invitando a Darren que dejara el resto sobre la barra.

Ahora si, manos libres, las apoyó sobre los hombros de Darren y le dio sendos besos aunque no fuera necesario. – mira que pagar la cena… no tienes respeto. – y se dispuso a desembolsar y también a servir los diferentes manjares en cazuelas y salseras para la ocasión. Una cosa era que la comida fuera comprada, otra que comieran entre potes de plástico como universitarios en monoambiente. Jessy no cocinaba, pero un buen juego de vajilla de porcelana y hacer de cuenta que la comida era casera de familia, de abuela por las pintas, le gustaba. – entonces, tu mujer no logró venir? – preguntaba en buenos términos pero la miradita infame no faltó, antes de darse la vuelta y buscar otra copa, otro plato y otros cubiertos, pues los de Darren faltaban en la mesa. - Tu hijo es un encanto – le dijo casual aprovechando que los muchachitos estaban en la terraza. Y copa en mano le sirvió a Darren el vino, para luego mirarlo por detrás de su propia copa.

Por el otro lado Sofie había salido al balcón y abrazándose a la cintura de Adair. Le dio un beso en la mejilla, pues aunque no quería importunar su vicio sentía de, quizá hasta exagerar, estar de buenas. Ella era una loca con su madre, y el chico también tenía sus problemas con su padre. Estaban empatados, entonces? – Ahora sacas el anillo y anuncias nuestro compromiso… - y se le rió ampliamente, buscando darle otro beso en el cuello, otro en la mejilla.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Sáb Nov 24, 2012 4:32 pm

Darren vestía aún con algo de juventud pese a su edad, un pantalón de traje y una camisa blanca, sin corbata. La mano libre, esa que no empleaba para llevar las bolsas con la comida, tomó la mano de Sofie. La estrechó y besó con suavidad el reverso antes de entregarle la bolsa menos pesada, acostumbrado a malcriar a sus hijas aunque les ofendiera (como a Clarisse) que las tratara de débiles mujercitas – La meva dona encara te feina – murmuró en la lengua de la chica, el catalán y sonrío con esa falsa sabiduría de adulto cuyos conocimientos abarcaban hasta lenguas propias de naciones latinas y con falsa humildad, la siguió hasta donde estaba Jessy. Primero dejó las bolsas encima de la barra y una vez libre apoyó las manos en la esbelta cintura de la mujer para darle los dos besos correspondiente – Ni decencia – bromeó como solía hacer a diario con ella por teléfono desde que supieron de la unión de sus hijos.

Cuando Jessy puso a emplatar la comida preparada, Darren permitió un segundo para buscar con los ojos a su hijo, entrecerró los ojos cuando vío que estaba en la terraza y el desgraciado ni tenía la decencia de ir a saludarlo como haría cualquiera de sus otras cinco hijas. Rebufó y giró hacia la mujer para contestar a su pregunta – Tuvo un problema con el nacimiento de unos dragones – usando esa confianza ya curtida tras años de conocerse (aunque hubieran pasado tiempo separados), tomó asiento en un taburete de la barra, apoyó el codo en la barra y pasó una mano por su barba, meditando aún el gran problema con Adair, perdiéndose la mirada infame de su vieja amiga.

- ¿Encanto? Un irresponsable es lo que es. No tiene ni la decencia de mover su jodido trasero hasta aquí para saludar a su viejo padre – y el problema también venía por parte de Darren que parecía no tener la llave para encauzar la vida de su hijo así que había optado por la postura injusta de cuestionar cualquier movimiento que viniera del muchacho – Ya te he dicho mil veces que tu hija me parece demasiado buena para él. Adair, no tiene sentido común, vive desquiciado con el Quidditch y en largarse hasta la Patagonia para demostrar que puede hacer las mismas cosas que sus hermanas sin mi pero no, él no puede – agradeció con un gesto la copa y empezó a beber, mirando a los chicos en la terraza y molesto con su actitud irreverente del muchacho. Por eso era duro con él porque se parecía tanto a su versión joven que hasta miedo tenía que la cagara como hizo su persona con Marie.

En la terraza, Adair estaba apoyado en la barandilla, mirando las fantásticas vistas nocturnas del paseo marítimo y degustando tranquilamente el cigarrillo, consciente que unos metros más allá estaba su padre pero decidido a ignorarlo hasta que la situación ya fuera insostenible. Los brazos de Sofie se le antojaron cálidos envolviendo su cintura y no necesitó de buscarla con los ojos para saber que estaba ahí, continuó demasiado callado para su postura habitual, la misma que solía adoptar cuando estaba cerca Darren - Me has pillado – aunque ni hubo sorpresa en su tono de voz, sonó demasiado neutral y apagado. Incluso él mismo notó el cambio. Dejó que Sofie besara su cuello antes de girar hacia ella para quedar solo unos segundos de cara pues pronto tomó una de las manos para hacerla rodar sobre si misma y abrazarla ahora él de espaldas. Besó su cuello aún cubierto con el pelo rubio, apartó un poco las hebras con la nariz y llegó con sus labios a ese hueco bajo la oreja, el cual acarició con su boca lentamente. Aprovechando que tenía las manos encima de los brazos de Sofie como arropándola, tomó la mano derecha que llevó hasta su bolsillo y susurró – Puedes buscar bien adentro a ver si encuentras la caja… con el anillo – río contra su oído de forma baja y suave, buscando ahora con los dientes el lóbulo de su oreja sin importarle si alguno de los adultos los observaba.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Sáb Nov 24, 2012 5:50 pm

Sofie hubiera estado a nada de quedarse con Darren hablando en catalán, pero había dos razones de peso para no poder hacerlo, una Adair y sus abrazos en el balcón a la luz de la luna con el mar de fondo era más interesantes; dos, Jessy detestaba ese idioma. Sonrió todo lo que Adair no, a su chiste aunque él no pudiera verla por andar se espaldas y se enredó en sus brazos con gusto pues afuera hacía frío y a esa altura bastante viento para andar de vestidito gentil. Cerró los ojos, pues no había otra forma para recibir esos besos y esas propuestas que no fuera así, y aunque llevó su mano al bolsillo del chico, y sabía que no se encontraría con ningún anillo el estómago se le tensó un poco y no solo por el exhibicionismo que ni era tal pues los adultos ni debían estar fijándose mucho en ellos.

Tocándolo apenas se sumó a su chiste. – no hay anillo entonces?... qué pena!! Tendré que cancelar la reserva del salón y las pruebas con el modisto… - se rió bajito, y de todos modos más nerviosa se ponía, de solo pensar que alguien quien fuera pudiera creer que ellos iban a casarse. No, no, no. Se dio la vuelta para obligarse a dejar de tocarlo, que sino aquello terminaría en desastre y tomándole el rostro buscó darle un buen hermoso beso duradero y cachondo antes de su madre volviera a interrumpir invitándolos a entrar. Mejor invitar ella misma a Adair a entrar, claro en cuanto terminara su cigarrillo… - entramos?... o le tienes miedo a tu papá? – Le sacó la lengua y lo jaló dentro.

- - -

Mucho habían hablado por teléfono, pero verse las caras Jessy y Darren pues… Años!.. Desde que Jessy se había mudado a España a los 20, lo habría visto dos veces?... Ella había desaparecido totalmente, y harían ya 5 años sino más que lo había cruzado por última vez en un mundial de quidditch… Eso andaba pensando la rubia, deteniéndose en las facciones de su compañero, mientras él despotricaba contra su hijo, y ella apenas si podía reírse por dentro y por fuera. – uh claro, porque tú eras muy decente… - Si, se estaba burlando de Darren a sus anchas.

Jessy dejó su copa en manos de Darren y fue poniendo las pastas emplatadas en la mesa, mientras el hombre se entretenía mirando a los chicos, en vez de a ella que se le paseaba en frente. Le causaba una gracia tremenda, ellos habían sido un desastre, no eran quienes para juzgar nada. Jessy estaba convencida de que los jóvenes de los 80, es decir ellos, no tenían cara para decirles nada a sus hijos. Ella menos que nadie, Darren podía con el tiempo haberse convertido en un gran padre, Jessy no, dejaba muchísimo que desear y lo sabía.

Mesa servida volvió a Darren estorbándole la vista, tomando su copa de la mano de él y poniéndole una mano en la rodilla. – Sofie es demasiado buena para cualquier mortal… – por algo era su bebe adorada, tomó de su copa y sumó –… pero eso no tiene nada que ver. – Le dio dos palmaditas en la pierna para que levantase el culo del taburete y diera los dos pasos hasta la mesa. – Pues… en todo caso a mi me parece un irresponsable, indecente, en can ta dor.. – y volvió a reír mientras los chicos entraban.

Jessy se sentó en la cabecera, Darren a la izquierda, los chicos a la derecha. Los platos estaban servidos: espaguetis con salsa de mariscos, bichitos incluidos como decía Sofie, quien se ponía la servilleta en la falda por pura costumbre. El pan en la panera, más salsa en una salsera, más pasta en la fuente, más vino en la botella, y Jessy que a control remoto ponía música de fondo. – De que se supone que se habla en las cenas familiares? – Expuso Jessy buscando ideas en los que sí tenían familia (de esas amorosas y revoltosas dispuestas siempre a pasar rato juntos), o bien en su hija que se esmeraba tantísimo en los protocolos sociales. A ella lo social se le daba mal, lo familiar se le daba peor… Y si Adair no lo sabía, Sofie y Darren si.- les puedo contar de cuando nació Sofie… - y sonrió tomando más vino y sin probar bocado aun.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Dom Nov 25, 2012 6:59 am

- ¿No íbamos a casarnos por el rito budista? – costó pero logró formar la sonrisa simpática en sus labios, esa que tan solo abandonaba la fina línea que formaba sus labios para inclinarse un poco hacía la derecha. La dejó escapar de sus brazos solo para ayudarla a girar una vez más hacia él e inclinó la cabeza hacia abajo para darle el beso. Atrevido, dejó las manos en la zona trasera de sus muslos para ir ascendiendo paulatinamente en forma de caricia, colándose por debajo de la falda y alcanzando la textura sedosa de la fina lencería negra. Por desgracia, Adair debería guardar aquella sensación en una nota mental pues en cuanto terminó el beso, Sofie jaló su camiseta para llevarlo de nuevo hacia dentro y casi ni tiempo tuvo el muchacho de lanzar la colilla balcón abajo.

En la sala minutos antes, Darren ya se había bebido el vino casi de un trago y paladeaba aún el fuerte sabor como si fuera un autentico sommelier – Era la decencia en persona – contestó con un tono serio pero la burla brillaba en sus ojos pues sabía que no necesitaba hacer explicita la broma con una sonrisa, Jessy ya conocía perfectamente como había resultado su adolescencia, llena de drogas, alcohol, fiestas, Quidditch y mujeres a pesar que siempre estuvo enamorado de Marie. Mal fue que la mujer cediera la custodia de su copa a Darren, el hombre intercaló una breve mirada entre las dos copas y profundamente afectado porque la suya estuviera vacía, no tuvo reparos en beber el resto de la de Jessy, eso sí, llenó después la de ambos para evitar llevarse el gesto reprobatorio de la rubia.

La cena estuvo lista y servida en la mesa en menos de un parpadeo, Darren seguía vigilando como golden retriever a los dos jóvenes cuando notó una mano sobre su rodilla, la miró y luego alzó la mirada hacia Jessy – Eso porque conociste en tu juventud a la versión mejorada de ese encanto juvenil – permitió un segundo de filtreo barato y caminó tras Jessy para ir hasta la mesa donde los chicos ahora ya estaban tomando sus lugares. Lanzó una mirada envenenada a Adair, caminó raudo e interceptó a su hijo antes que pusiera su jodido trasero en la silla, agarrándolo con una mano en su nuca para retenerlo - ¿Tu qué? ¿Olvidas qué tienes un padre?

- Intento olvidarme pero te haces viejo e insoportable – la respuesta se llevó como premio una colleja bien sonora acompañada de un “respeto que aún te pago la manutención”. Un breve duelo de miradas dónde a ver quien cortaba antes el aire que se respiraba y demasiado cabezones para dar su brazo a torcer, tras unos largos segundos fue Darren quien desistió por respeto a la invitación y callado fue a sentarse a su lugar mientras su hijo tomaba lugar junto a Sofie, arrastrando la silla con fuerza para hacer notar a su padre el cabreo invocado con su presencia. La pregunta de Jessy atrapó a Adair ya vertiendo la pasta en su plato (estaba hambriento) y demasiado tentadora para dejarla escapar, aprovechó para devolverle la putada a su padre, sí, así se la pasaban aquellos dos – Luego me cuenta como se bañaba Sofie desnuda – mirada de soslayo a su novia y tomando su copa de vino que Darren acababa de llenar, dio un sorbo antes de pinchar el tenedor en los espaguetis – pero primero voy a darle un curso intensivo de familia numerosa.

Darren tensó la espalda en su lugar, arqueó una ceja y lanzó una mirada de advertencia a Adair, ya conocía el resultado de aquel tono irreverente – Primero empieza la cena con temas superfluos – enroscó un poco de pasta en el tenedor - ¿Qué tal el trabajo? ¿Cómo van los estudios? Preguntas sin contenido importante – metió la pasta en boca, masticó y tragó antes de continuar – Luego viene la parte divertida para mi pues el viejo que ya chochea – señaló con la cabeza a Darren – me usa como pretexto para desviar el tema general de la conversación. Usted se preguntará cual es, ¿verdad? – la verdad es que ni esperó la respuesta de Jessy. Ella preguntó Adair iba a explicar hasta el final – Resulta que sus hijas perfectas no son tan perfectas como piensa don Brackminster. La más mayor no le hace ni puto caso, la otra quedó embarazada a temprana edad del que será el marido de la hija de mi madre, la pequeña que quiere dejar el Quidditch porque esta hasta los mismos cojones del control parental en Hogwarts – si, Elizabeth había mandado una carta desesperada a su hermano diciendo que el Quidditch ya había dejado de tener gracia y que cada vez estaba más agobiada – y Autumn… - no dijo nada de ella porque además de hermana era su mejor amiga, no iba a joderla pero habló bastante con la sonrisa – así que para tapar todo esos agujeros que harían menos perfectas a sus "niñas", me usa a mi como excusa: el hijo que se largó porque no lo soportaba más – gesticuló con las manos para dar más énfasis como si fuera el título de una película de bajo presupuesto americana.

Darren inmediatamente fulminó a Adair con la mirada pero este ignoro y continuó comiendo, tranquilamente, tomándose una breve pausa – Respondida su pregunta – un gruñido por parte de su padre quien bebió vino y cguardó silencio porque en verdad, el muchacho tenía razón y no sabía como contrarrestar aquel maldito ataque directo. Adair alargó la mano, tomó la de Jessy y dibujando la mejor sonrisa, la más encantadora, añadió – Cuénteme como se baña Sofie desnuda, es un tema mucho más interesante que los habituales temas de conversación en familia

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Dom Nov 25, 2012 1:06 pm

Sofie que había estado sonriendo y que en general gustaba de reírse de las desgracias ajenas aunque fuera un poquito, como cuando en la fiesta de otoño, Joe y Benja se agarraron a las trompadas, empezó poco a poco a evadirse del relato y concentrarse en comer sus bichitos de mar entre espaguetis. Le daba pena por Darren, que a ella le caía muy bien, y empezaba a maquinar que tanto Adair como Jessy tenían la intención de arruinar la velada, cuando habían sido justamente esos dos los que más intención habían tenido de estar allí. Claro, quizá ella y Darren sobraban, no pudo evadirse de pensar mientras masticaba un camarón.

- …e inteligente – susurró Jessy al padre inclinándose sobre él, insistiendo en enumerar las virtudes del chico para molestar a Darren, antes de que en muchachito le tomase la mano, gesto que cuando Sofie vio la hizo levantar inmediato de la mesa para buscar agua, que no sabía su madre tantos años de tomar tinto que no servir una copa de agua era de mal gusto … Si si, cualquier escusa mental como si los otros pudieran leerle la mente. - … Los padres somos muy injustos con nuestros hijos… por eso ahora yo te contaré mil cosas vergonzosas para reírnos de Sofie. – y de lado sonrió casi sin querer hacerlo buscando con los labios su copa. Vino, si comida no.

Mientras Sofie, que de bronca pura estuvo a punto de soltar una barbaridad al estilo “no sé para qué quieres saber eso, si me has visto desnuda mil veces ¬¬” (y tuvo que morderse la lengua para ni mirarlo), volvió con la jarra y una copa para cada quien, que sirvió una a una dejándola a la izquierda de la del vino, como correspondía. Terminó de dar la vuelta a la mesa y a sentarse de nuevo en su sitio mientras su madre como nunca parecía tener todas las herramientas para llevar adelante una conversación… - Hablando de bañarse desnudo, arriba está la piscina del edificio… climatizada, en la terraza, a la luz de la luna, con… minibar… - dijo ostentando, pero bueno así era ella, comenzó diciendo a Adair pero terminó clavando la mirada en Darren, como si la propuesta le fuera dirigida. Claro, tenía esposa y tal bla bla bla… Solo chistecito, ahí nadie parecía tomarse esas cosas con seriedad, menos su niña.

Por otro lado, la incomodidad de Sofie iba in crescendo: era extrañísimo sentir que no tenía nada que decir, o que todo lo que se le ocurría era malvado y dañino. Una cosa era hacer escenitas delante de Adair, otra cosa era frente a Darren y más allá de eso, después de lo que había pasado minutos antes en su dormitorio, no solo por lo de la “suegra” sino porque le había leído la mente y no lo olvidaba… Tenía que controlarse, buscó por eso la rodilla de Adair bajo la mesa a ver si llamaba su atención (o es que ya estaba todo perdido)… - después de cenar quieres hacer algo?... ver una peli o salir a bailar.. o prefieres volver a Brigantia? – Pórtate bien Sofie, compórtate..

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Dom Nov 25, 2012 1:50 pm

Un gruñido fue toda la respuesta que Darren otorgó a Jessy ante la mención de la inteligencia de Adair, una virtud que su padre hubiera alabado si no la usara a su antojo y conveniencia, solo para fastidiar a su viejo padre. Adair tardó un par de segundos en darse cuenta del error en la velada cuando Sofie abruptamente despegó el trasero del asiento para ir a la cocina, sujetando aún la mano de Jessy la siguió con la mirada y entrecerró los ojos, pensando que la molestia (no necesitaba ser legeremante para leer la cara de su novia) venía por el pequeño espectáculo que había montado poniendo patas arriba su propia familia, fue cuando regresó la vista miel a su mano que recordó los celos de Sofie por su madre y usando un movimiento sutil, apartó su mano para centrarse en coger una rebanada de pan para mojar en la salsa que estaba bastante buena, todo había que decir.

Imparto mi justicia – explicó hacia Jessy el hombre que había empezado a degustar la comida del restaurante apartando la mirada de su hijo, evitando a consciencia un nuevo encontronazo porque esta vez no estaba tan seguro de poder evitar usar las manos para meterlo en cintura. Adair por su parte no estaba por la labor de volver a usar un tono tan sarcástico para evidenciar a los Brackminster, más bien, miraba a Sofie mientras comía, poner uno a uno los vasos del agua encima de la mesa – Oh, yo tengo una bañera de uno por uno donde para entrar un pie tienes que sacar el brazo pero gracias por pasarme por la cara, tu gran calidad de vida – mejor usar el humor para contrarrestar el aura negativa de Adair en todo el asunto y ese día, Jessy estaba tan participativa que Darren no podía evitar usar un coqueteo sano, claro, él quería a su mujer hasta la médula pero no había nada malo en devolver algo de vida a su olvidado ego masculino - ¿Ah si que desnuda? ¿Tanto minibar no te dejó dinero para ropa interior? – riendo continuó comiendo pero no olvidó fulminar otra vez a su hijo, debería tener unas palabras con él antes que volviera a Brigantia.

Adair dejó los cubiertos en cuanto notó la mano de Sofie en su rodilla y giró la cabeza para mirarla, lamiendo sus labios para quitar todo resto de comida antes de alargar su cuello para darle un beso en el cuello – ¿Perderme la oportunidad de dormir en el Taj Mahal? – limpió su mano derecha contra la servilleta blanca y apartó dos mechones que caían delante del rostro de Sofie, consciente que su anterior acción aunque natural no había sido la acertada – Podemos ir hasta el local donde trabajé aquel verano, darnos una vuelta y regresar a ver una de tus películas donde me quedaré dormido – besó de nuevo su cuello antes de volver a su comida, eso sí, metiendo una mano bajo la mesa para encontrar la mano de Sofie, primero acariciar el reverso con suavidad para luego entrarlazar los dedos y por último aunque tentado a dejarla caer sobre su entrepierna, subirla para dejarla encima de la mesa, las dos – aunque siempre me puedes distraer con tus juegos de carta – sonrisa ladeada, ella ya sabría de que hablaba y volvió a su cena que se enfriaba.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Sofie Luttrell el Dom Nov 25, 2012 4:26 pm

En tiempo de crisis hay que usar el dinero en cosas que lo valgan – argumentó Jessy, dejando el tenedor a un lado para alzar su copa en referencia a que más valía alcohol y fiesta que ropa interior, y volvió a beber acabándose el líquido, pidiéndole a Darren que contaba con la botella más cerca que se la alcanzase. Poniéndose más seria que no era cuestión de basar toda la conversación en coqueteos como si no tuviera dos neuronas, dio paso a charlar con Darren cosas de la vida, la familia y los amigos en común, mientras iba terminando la cena. – Lamento que Amy no pudiera venir, no la veo desde el secundario… Pero bueno, en otra oportunidad será, seguro para el casamiento de Jonathan… Ustedes irán, no? – Dijo bromeando, si el hijo de Glum se casaba con Lucy, ella lo sabía perfecto. Pero preguntas de ocasión para charlas de ocasión y chistes de ocasión – Gabriellita me tiene harta con lo del casamiento aquel, espero que les salga todo perfecto y que no se les arruine la fecha con un levantamiento mortífago. –

Y ahí los buenos deseos de Jessy cruzados con sus modos usuales y su pesimismo andante. Sofie que andaba tonteando con la mano de Adair bajo la mesa desvió la mirada un segundo hacia los adultos a la sola mención de aquella palabra de boca de su madre, que siempre se negaba tan tajante a hablar de políticas y conflictos mágicos. Pero que iba a saber la niña de que los padres de ambos habían coincidido en Hogwarts en el peor momento posible, cuando Darren terminó siendo profesor no por solo gusto al Quidditch… pero nada, no se metió, ni se detuvo en eso porque ahora le interesaba más en su liviandad besar a Adair de vuelta y terminar de hacer planes en susurros.

- Me llevarás a un bar de marineros? – preguntó con sonrisita. Pues no sabía cómo sería el lugar exactamente pero le sonaba a mala muerte y obvio infinita curiosidad. – vamos al bar un rato… y luego… nada de películas… - directo a lo importante. Y se dispuso a terminar su plato, para también no sonrojarse por andar haciendo ese tipo de planes aunque fuera en susurro en presencia de ambos padres.

Jessy había preguntado sobre Hogwarts a Darren pero antes de dejarle responder, le pidió disculpas poniéndole una mano en el antebrazo levantándose de su sitio con el plato a medio comer. – iré a preparar el postre que es casero… - puso cara de “lo admito” y agregó- bueno, no exactamente… - igual era todo un mismo ambiente estar en la cocina sacando helado de la heladera no implicaba no poder seguir la charla. Puso cuatro platos en la mesada, desenvolvió unos brawnies de panadería, y un cuadradito a cada plato, 15 segundos de microondas y ahora sí, buscar el helado de limón para poner una bocha bien redonda el cada uno… Chuparse los dedos sutilmente si se pegoteaba un poco y buscar una bandeja en la que llevar todo hasta la mesa.

- Ma!!... trae el chocolate y las chispas! – espetó Sofie, que habiendo esperado que todos terminaras estaba recogiendo los platos usados, para despejar un poco la mesa. Pero postres servidos, Sofie corrió hasta la heladera a buscar la crema en aerosol también y unas almendras picadas. – esto es así, - explicó volviendo usando su plato como ejemplo – cada quien le agrega lo que quiere… por ejemplo yo quiero… todo! – y tomó primero el chocolate líquido para ponerle al helado, luego las chispas, luego un pompón de crema y luego abriendo la boca se sirvió un poco en la lengua y aclaró – siempre hay que comprobar que no esté vencida… - riéndose. Es que le gustaba mucho lo dulce!!. - Abre la boca! - le obligó a Adair para hacerle lo mismo a él.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
- Keep Calm & Carry On-
avatar
Sofie Luttrell

Mensajes : 524
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Adair Brackminster el Lun Nov 26, 2012 9:36 am

Darren soltó una carcajada sonora y estridente en cuanto Jessy mencionó la crisis a su favor y negó divertido con la cabeza, como si la mujer supiera que era no llegar al final de mes para no comprarse bragas pero si un jacuzzi. El plato ya estaba casi vacío por culpa del hambre que cargaba desde el medio día cuando tuvo que suspender su tiempo libre para asesorar a uno de los capitanes de Hufflepuff sobre la precariedad de su equipo y mostrarle más de una alineación para mejorar el rendimiento de la plantilla de jugadores, total, dedicado a sus alumnos había perdido la oportunidad de comer junto a los otros profesores en la mesa presidencial del gran comedor.

Si no voy yo, la novia no llega al altar – dijo con orgullo casi a punto de hinchar el pecho como un pavo real y es que hablar de sus hijas (aunque técnicamente Lucy no fuera su hija biológica) si llenaba a Darren, no discutir por algo que ya no tenía solución como Adair – Me olvidé de invitar a la otra parte de la familia – y sabía que su hermano seguía en algún punto del mundo, perdido y tramando su vendetta contra él por haber matado “accidentalmente” a su padre casi en defensa propia pero no creía que escogiera ese día para hacer su aparición triunfal acompañado de sus amigos con toda la plantilla de aurores invitados al evento, era un plan casi suicida aunque Jev ya había estado muerto una vez, ¿qué más daba dos?

Justo en frente, Adair ya había terminado su pasta con mariscos y estaba bebiendo tranquilamente la copa de vino mientras escuchaba a su padre hablar sobre mortifagos (eso si era más entretenido) pero Sofie captó de nuevo su atención – Mejor nos olvidamos del bar y pasamos a las cosas importantes, ya tenemos todo el alcohol en la despensa de tu madre – hizo un gesto con los ojos para señalar las múltiples bebidas y es que creía que tenía hasta una botella de pacharán. Jessy habló de postre, padre e hijo se lanzaron una mirada y asintieron a la amabilidad de la anfitriona aunque otra vez volvieron a ese duelo de miradas mientras las otras dos se dedicaban a recoger o emplatar el postre. Nunca iban a solventar las diferencias y aunque tuvieron la oportunidad de solventar el conflicto de bienvenida durante esa tregua ambos se mantuvieron callados y conservando intacto su pesado orgullo sin dar ninguno el brazo a torcer.

Gracias a los Magos, las Luttrell parecían distender la tensión del momento con sus comentarios ocasionales y el servicio del postre. Darren sacó del bolsillo de su pantalón la famosa petaca metálica que había recuperado después del Samhain, estaba llena de coñac, alargó la mano para echarle un chorrito a Jessy en su plato sabiendo que ella no se negaría a su amabilidad y luego sirvió su propio plato – Es para darle algo de gusto – guiño un ojo a la rubia antes de empezar a comer. Adair por su parte tensó el labio en una mueca de desagrado en cuanto vislumbró el gesto a punto de saltar para golpearle la cara a su padre, era un coqueteo inocente era consciente pero tenía una mujer que curiosamente era su madre y mejor que la fuera respetando o terminaría rompiéndole la cabeza aunque fuera su jodido padre.

Una vez más, la espontaneidad de Sofie salvó el momento girando su rostro para inyectarle nata en boca. El chico obedeció, tragó el producto y relamió sus labios, sin poder evitar evocar pensamientos obscenos con esa nata, el cuerpo de Sofie y la cama blanca que había unos metros más allá justo para quitarse los otros pensamientos más sádicos con su padre. Respiró hondo y giró la cabeza hacia la mesa dispuesto a comer el trozo de Brownie pero el chocolate líquido se cruzó en su campo visual y eso solo dio más alas a sus fantasías más aún ver como Sofie ponía cara de placer a cada mordisco. Apoyó el codo en la mesa y tapó su cara con la mano, buscando relajarse pero en un acto impulsivo, quitó la mano con brusquedad y tiró el chocolate encima del vestido amarillo de Sofie, manchándolo desde el pecho hasta la cintura - ¡Pero que hice! – sonó completamente falso y antes de terminar la frase ya estaba en pie, tomando la mano de Sofie para tirar de ella hacia algún lugar solitario – Será mejor que la ayude – a desvestirse claro estaba y así se quitaba de encima la presencia de su padre, dos pájaros de un tiro. Tiró de ella por todo el pasillo, sin mirar hacia atrás y ni tuvo que pedir indicaciones. Una vez entró, cerró la puerta con el pie, la tomó por la cintura para cargarla y la llevó hacia el escritorio por proximidad. Barrió con un brazo los enseres que descansaban encima de la mesa y recargó el peso de la rubia con el otro brazo para empezar a besarla con urgencia, saltándose el protocolo de decirle que la quería y esas cosas que estaba pensando pero mejor no las dejaba en alto – Espera que te ayudo con la mancha – y descorrió sin permiso el cierre de su vestido.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
ANIMAGIA REGISTRADA. ÁGUILA IMPERIAL
Ficha||Cuenta||Relaciones
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Adair Brackminster

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Cena formal.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.