"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Prácticas comunes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Lun Oct 08, 2012 12:34 am

No había tenido una charla decente con Milena, ni siquiera después de que se hubiera ido con ella de Hogsmeade después de la fatídica fiesta en la casa Cleverley, de hecho ni siquiera recordaba haberle agradecido su intervención de la consternación que se le había quedado. Por eso esperó a que ninguna de las dos tuviera clases para invitarla a pasar un rato en su casa, quedarse a dormir ahí y rememorar los viejos tiempos de Beauxbatons donde casi no había tipos que se partían la nariz. No extrañaba la tranquilidad, pero sentar cabeza dos minutos no le caía mal a nadie.

Había pasado bastante tiempo con Gianna y con Sofie, también con Aquila, pero creía que después de todo lo que había pasado y considerando que los chismes corrían rápido, lo que menos quería era perder o descuidar amistades que la nutrían en muchos sentidos. Aquila era una, Milena era otra y sinceramente, les faltaba mucho de lo que ponerse al día y no quería que la semiveela pensara que era una descuidada.

La esperó afuera de su salón de convivencia, y de ahí tomaron un traslador al Callejón Diagon, donde aprovecharon para hacer algunas compras de sus respectivas carreras. El último destino fue la casa de Pearlie, La propiedad era una recién adquirida en Holland Park, cerca de la casa de sus abuelos. De hecho Annapola y Demetrius se la habían regalado a Abner y a Saffron cuando habían regresado a Inglaterra, apenas recientemente. Milena no conocía esa casa todavía y era la primera que lo hacía.

-Creo que me gusta más esta que la que teníamos en París.

Le comentó de refilón, no era porque la de París fuera más pequeña, pues venía del sueldo de Abner, sino porque ahí había un ambiente más familiar. Todos iban a comer a casa de la abuela Pola, a veces se tomaba el té en casa de su padre o se organizaban cenas en casa del tío Gene. Ahora todos vivían cerca. Ese día no era el caso, mamá estaba en casa y saludó a Milena con mucho cariño, y además de los elfos, era la única que estaba ahí, pero tal vez más tarde llegaría toda la familia. Pearlie no quería socializar con ellos, la verdad fuera dicha, así que se excusó argumentando que tenían trabajo de una clase magistral, pero que ya bajarían si encontraban tiempo.

Le dio a Milena un tour rapidísimo hasta llegar a su habitación, tipo “aquí está el cuarto de mis papás, el baño, allá la cocina, allá esto y lo otro” por si acaso. Le enseñó un diván donde poner las compras de Diagon y luego se dejó caer sobre la cama.

-Las cosas han estado enloquecidas. Perdóname si no te di las gracias como era debido por lo de Hogsmeade. Y no hemos podido hablar bien siquiera. Se acabó la época de tener tu dormitorio cerca en Beauxbatons, ahora tengo que cruzar un montón de terreno para verte.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Lun Oct 08, 2012 1:09 pm

No estaba enojada con Pearlie ni mucho menos porque no le hubiera dado las gracias al ir tras ella y dejar la fiesta de los Cleverly. Se había disculpado con Regina cuando la vio el lunes siguiente en clases, que ella seguía sin saber que Pearlie no era su persona favorita en esos momentos y que si se había marchado de ahí había sido en buena parte por sus comentarios. Y si lo hubiera sabido, no habría cambiado mucho la situación, que igual se habría ido tras Burroughs. Ella era su amiga desde hacía años, a Regina la acababa de conocer, y Crawford era sin duda un salvaje por lo que demostraba. Hasta donde tenía entendido después de todo aquello Pearlie había decidido ya no volver a salir con él, pero podía equivocarse.

Lo que sí, tocaba admitirlo, es que se sentía algo celosa por el tiempo y la atención que le dedicaba a todas sus otras amigas en comparación a lo que hacía con ella. No tanto por Aquila, a quien también apreciaba muchísimo, sino por otra clase de chicas con las que le parecía no tener absolutamente nada en común. Así que la idea de pasar un rato a solas con ella era algo que le entusiasmaba bastante. Ponerse al día, reírse haciendo tonterías como antes, preguntarle exactamente qué le pasaba con el Cerridwen (o si sabía bien lo que Aquila tenía que últimamente iba algo extraña), y ver que podía decirle sobre Karim, con quien acababa de aceptar salir.

- ¿En serio? Bueno, tiene sentido. La tienes más cerca de todo. – De su familia, y sobre todo, que esa casa estaba en su tierra. No podía quejarse de nada de la Gran Bretaña hasta el momento, pero ella también se ponía nostálgica a veces y echaba de menos San Petesburgo, a sus abuelos y sus primos. Por eso cada vez que tenía oportunidad trataba de ir a visitarles.

Ya estando dentro de la casa pudo confirmar bien el por qué se sentía más a gusto ahí aunque fuera una casa más pequeña que esa que ella ya conocía bien. Era una atmósfera agradable, muy distinta a la de Paris. Como más cálida. Saludó a la Señora Saffron y a los elfos domésticos que también conocía ya. Se disculpó para subir a la habitación de Pearlie porque entendió lo de la inexistente tarea de la clase magistral como una excusa para librarse de posibles compromisos familiares y Milena no le iba a llevar la contraria. Memorizó lo que alcanzó del tour exprés aunque apenas lo necesario como para aprenderse donde estaba el baño y no entrar a cuartos donde no debía.

Dejó las bolsas en el diván y lo primero que hizo después fue descalzarse y dejarse caer sobre la cama también, del lado contrario a donde Pearlie estaba. Ese si era un buen colchón, no como los que tenían en los dormitorios comunales, pero ir por la vida quejándose de cosas como esa por Brigantia le iba a hacer de una reputación de odiosa insoportable y eso no entraba entre sus planes. De cualquier manera se arqueó como gato que se quita la pereza del cuerpo y suspiró. Le gustaba esa habitación.

- No te disculpes, no fue nada. – Le aseguró tras reír bajito. Le había molestado más el que todos en el pueblo parecían estar medio ciegos y le tuvieron andando en círculos como tonta que el hecho de ir a buscarla. Si hubiera estado ella en el lugar de Pearlie y el chico con el que salía montaba un escándalo similar, lo sabía, hubiera reaccionado de mucha peor manera.

- Ah no, sin excusas. Piensa que caminando tanto ejercitas pierna. Pero está bien, trataré de colarme en Cerridwen también de vez en cuando. Y si no se puede esto tampoco está nada mal. – Le dijo sonriendo y virando para quedarse recostada sobre un costado y poder verla de frente.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Lun Oct 08, 2012 5:09 pm

-Cuando llegaste el cabello se te esponjó increíble, te veías como un ave. No como un pajarraco enloquecido, no te asustes. Se veía bien.

Recordaba la imagen de su rubio cabello esponjado con una forma parecida a la de una concha de mar. Las semiveelas eran curiosas, no todas demostraban su enojo de la misma manera, a Aquila le brillaban los ojos de un modo particular, intimidante. Milena, lo había notado en Beauxbatons pero ahora lo confirmaba, se volvía intimidante también con una melena espectacular y salvaje. También se acomodó de costado para quedar de frente a ella y le regresó la sonrisa. Solo para acompañar sus palabras, alargó la mano para peinarle un mechón de cabello rebelde a Milena pasándoselo por detrás de la oreja.

No tenía idea, por cierto, de que estuviera saliendo con Malik. Fuera como fuera, el chico seguía perteneciendo a ese grupo de personas de las que Pearlie había resuelto alejarse por su bien moral y emocional, pero al menos estaba el punto de que Malik había demostrado ser genial en muchos sentidos, y que la había medio cuidado que había estado borracha y que era atento y tal. Pero a saber qué defectos tenía también, ella ya no confiaba en nadie.

De todos modos, Pearlie era el tipo de amiga que no desalentaba, sino que trataba de sacar lo bueno, para muestra estaba la manera en que había intentado defender a Adair cuando Sofie lo había sacado a colación en la pijamada. Hasta ahora, parecía que no se había equivocado en hacerlo, aunque ya que se había topado a Luke en la biblioteca, le parecía mucho más guapo. Pero para gustos, colores.

-¿Sabes qué? Me intimidaba mucho, Crawford. No solo por estar loco y ser un salvaje. Cuando se me acercaba, sentía como que olía mi inexperiencia, me daba miedo también en ese aspecto.

Se encogió de hombros y bajó ligeramente la mirada. No se sentía incómoda con su confesión porque se la estaba haciendo precisamente a Milena, no a otra persona.

-Quisiera estar lista, ya sabes…próxima vez que me enfrente a un chico parecer más segura, saber lo que estoy haciendo…

Soltó una risa y luego negó con la cabeza. Estaba diciendo tonterías, pero no hubo en su piel nada que delatara que sentía vergüenza por ello, ni un enrojecimiento, ni una mirada amilanada. Y eso nada más porque estaba ante alguien de absoluta confianza.

-¿Y tú? Cuéntame cosas, te siento muy lejana. Te juro que si visitas Cerridwen, yo haré ejercicios de pierna y visitaré Arianrhod igual de seguido.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Lun Oct 08, 2012 9:30 pm

Se rió un poco por la manera en que Pearlie le describía. Sabía que eso pasaba cuando se enojaba, porque su madre hacía lo mismo. Ese momento en el que se encontraba en el umbral entre mujer y arpía cuando sus ojos centelleaban y su cabello oscuro parecía cobrar vida propia. Era en esos momentos cuando se veía más hermosa, de una manera casi atemorizadora. Claro, hacerla enojar tan solo un poco más le quitaba toda la belleza y la dejaba en atemorizadora, a secas.

- No le vayas a decir a nadie, pero cuando era niña me daba miedo usar lechuzas para enviar mensajes porque creía que eran algo así como mis tías lejanas y me iban a acusar con mi mamá de cualquier cosa que escribiera ahí. – Ah, tonterías de la niñez, de esas que ya con unos años más encima te sentías hasta ridículo de contar, pero eran buenas historias. A ella le había sorprendido mucho enterarse que no todos los niños tenían mamás a las que le salían alas cuando los regañaban. Hasta a eso de los seis años, para ella aquello había sido de lo más normal. Y sabía bien que ella misma también era propensa a aquellos arranques de arpía. Con el cabello bonito y la piel lisa venía lo voluble y temperamental. En fin.

Se sonrió cuando Pearlie le pasaba los dedos por el cabello. A ella en lo personal si le gustaba que se lo tocaran, lo encontraba de lo más relajante. Se detuvo un instante mirándola a los ojos cuando comenzaba a hablarle sobre Joseph Crawford. Que Milena no creía que sentirse intimidada por alguien que te gusta fuera la mejor opción y no creía estar sola con esa opinión.

- ¿Entonces por qué salías con él? Quiero decir. Debe de tener algo bueno como para que lo hayas considerado, para empezar... - Pensaba que se refería únicamente a lo explosivo que había demostrado ser, pero no, iba mucho más allá de eso. Intimidada por no tener muy en claro qué hacer, bueno, con un chico.

- Pero no tienes que preocuparte de nada Pearlie. Eres muy bonita. Y además los chicos no son tan difíciles de manejar. - Aunque claro, quizá siendo semiveela su opinión al respecto no era muy imparcial y tampoco era que hubiera tenido decenas de novios como para volverse alguna clase de erudita en la materia. - Mamá siempre dice que es la bruja la que sostiene la varita por el mango. - Le entró una risilla boba. Interprétese como desee.

- Mira, es una promesa que no se vale que ninguna de las dos rompamos, ¿vale? Cruzaremos los terrenos de punta a punta y me disfrazaré de periodista si es necesario para quedarme allá alguna vez. Con unas gafas gruesas, y un moño desordenado, y una vuelapluma flotando a mi alrededor. Creo que sería convincente. - Si, claro, nada más de imaginarse haciendo el ridículo le entraban deseos de reír con más ganas.

- Pues yo... Karim Malik me invitó a salir el fin de semana y le dije que sí, ¿te lo crees? - Porque ella todavía no. El "si" se le había escapado de los labios sin siquiera procesarlo bien, pero no era algo de lo que se estuviera arrepintiendo. Todo lo contrario, estaba bastante emocionada. - Lo conocí en la fiesta del chico este del bar, ¿Finnerty? - La de la infamia del batazo y los terroristas socialités. - El caso es que hablaba con él de lo más normal sobre cualquier tontería sintiéndome demasiado incómoda. Y en eso llegó esta chica... de lo más vulgar a ofrecerle sexo sobre el sofá. Y prefirió quedarse conmigo en vez de seguirla. - Sí, lo admitía, aquello había sido lo primero que le había llamado la atención de él. - Quiero decir... no soy ingenua, sé lo que le pasa a algunos chicos cuando estoy cerca, pero nunca me había tocado que pasaran de, bueno, una oferta así de directa por quedarse hablando de cualquier cosa conmigo. Hemos seguido hablando desde entonces y... es distinto. Me gusta. - Completamente diferente a todo lo que conocía, desde el físico hasta su manera de comportarse y de vestir, de hablar también. Y eso a ella le intrigaba. - Veremos que sale de eso. - Se mantenía optimista, aunque claro, de más estaba decir que si sus padres se enteraban montaban un escándalo.

- ¿Y tú ya no vas a darle ninguna oportunidad a Crawford? - Preguntó acercándose un poco más, acariciándole la mano de manera suave. Milena era una persona muy física, lo que a veces le parecía muy chocante con lo reservados que algunos británicos eran en esos aspectos, pero con Pearlie era todo muy distinto.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Lun Oct 08, 2012 11:10 pm

Se rió bastante con lo de las lechuzas, pero sonaba a un miedo razonable si se veía desde la perspectiva de la niñez. Se encogió de hombros cuando le preguntó por qué salía con Crawford, aunque esta vez sí sintió un súbito enrojecimiento que se le notó seguro a mil kilómetros a la redonda.

-Nadie nunca me había mirado como él. Me hacía sentir bonita todo el tiempo, pero también me ponía nerviosa. Y creo que en cierta forma encontraba su insistencia halagadora. El día de la fiesta de los Cleverley estaba embobada, al menos hasta que le partió la nariz a Ben en N número de partes. Y besa bien.

Le sonrió por lo de que era bonita. Era halagador viniendo de una semiveela. Por supuesto, le respondió “no tan bonita como tú”, lo cuál era cierto. Y no le dijo nada, pero efectivamente, pensaba que su opinión era imparcial porque ella podía manejar a los chicos hasta cierto punto, no porque fuera una experta manipuladora, sino por un don natural que Pearlie, por supuesto, no tenía. Eso, aunado a su inexperiencia –dos novios en la lista no decían gran cosa- no le dejaba muy claras las cosas de cómo agarrar la varita por el mango. En todos los sentidos. Nunca había sido precisamente insegura, de hecho le gustaba juntarse con chicas bonitas, no se incomodaba ni se reducía, y lo prefería, pero también sabía que no era precisamente la más adecuada en terrenos amorosos.

-Eres una tonta

Le contestó pegándole muy quedito con dos dedos sobre su frente, más bien fue casi un toque sin más. En eso vino la historia de Malik, que escuchaba con toda la atención del mundo. Sonreía porque lo dicho, Malik era genial y además era guapo, aunque tuviera un look rarísimo y entrara en esa categoría del “no” en la vida.

-Pues es muy divertido el tipo y ese detalle de rechazar sexo fácil por quedarse a hablar contigo... Genial. Debe ser más que solo el efecto que tienes sobre los hombres en general, rechazar mujeres vulgares no es tan fácil hoy en día, por más semiveelez que se tenga. Tienes toda mi aprobación, pero me lo tienes que contar todo después.

Dijo sacándole la lengua. Estaba haciendo una clara alusión al asunto de sus padres. Bajó la vista hacia la mano de Milena y dibujó una ligera sonrisa. Entrelazó sus dedos con los de ella y también se acercó más. ¿Una oportunidad a Crawford? En ese momento no lo creía posible, ¡era un loco! Aunque fuera un loco que le gustaba demasiado.

-No lo sé, en todo caso si así fuera, querría regresar, ya sabes…sabiendo cosas, que no crea que se encuentra con la misma inexperta, así que debo empezar a practicar. No tener miedo de si me va a doler y esas cosas que me ponen de los nervios. Ya, en serio, deberías quitarme la virginidad, no se me ocurre mejor persona que tú.

De inmediato soltó una risa, una vez que se pasaba tanto tiempo en Beauxbatons ese tipo de bromas –o hechos, cual fuera el caso- no parecían en absoluto novedad ni escándalo. Como fuera al decirlo se pegó más a ella mientras se quitaba las zapatillas con ayuda de sus propios pies.

-Total, eres muy bonita.

Aquello también fue referencia a lo que Milena le había dicho antes, a modo de juego, tal cual la estuviera parafraseando.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Mar Oct 09, 2012 2:55 pm

- Si mamá Pearlie. – Le causó gracia aquello sobre darle su visto bueno pero con la condición de darle los detalles de lo que ocurriera. Y tenía que decirlo, que lo que tuviera que opinar sobre Karim a ella le tranquilizaba demasiado. No quería ponerse a pensar que seguramente algún defecto horrible debía de tener, como lo de que lo había conocido repartiendo hierbas alucinógenas en la fiesta – bueno, exageraba un poquito, pero es que nunca las había probado y la verdad le daban algo de miedo. Iba con la mejor actitud y disposición y si algo tenía que pasar, pasaría por muchos “peros” que hubiera. Esa era la manera en que Milena solía desenvolverse.

- ¿Prácticar? ¿Y cómo tienes pensado practicar? Ocurre que para esas cosas necesitas que alguien más te ayude. – No se volvió a reír porque ya comenzaba a notarla un poco más cohibida con ello y lo entendía. Se quedó acariciándole el dorso de la mano con el pulgar una vez sus dedos estuvieran entrelazados. – No duele tanto como te hacen creer. Yo había pensado que me iba a casi querer morir, pero no. Y tampoco me gustó demasiado la primera vez, fue todo incómodo, pero mucho tuvo que ver que también iba con los nervios de punta. – Ahí ya se rio bajito, seguro que Pearlie recordaba al chico, Sasha Yuryev, que la había acompañado al baile de graduación en Beauxbotons y ella fue al de él en Durmstrang. Había terminado esa noche pensando que si aquel era todo el misticismo del sexo con un varón entonces toda la situación de la lujuria desmedida y pasión desbordante era un vil engaño que no tenía nada de especial. Campanas de boda habían sonado en los oídos de la abuela Nikonov… pero no. Muy bonito al principio, al final terminaron no pudiendo soportarse. Caracteres demasiado incompatibles. De hecho también estaba en Brigantia formándose como ingeniero en pociones.

- ¿Qué te quite la virginidad? Ah, así que para eso me traes a tu casa y me encierras en tu habitación. Todo esto no ha sido más que un plan elaborado con el único propósito de hacerme forzarme a arrebatar tu inocencia. Pero qué cosas Burroughs, qué cosas. – Le respondió bromeando, siguiéndole el juego, tomando el comentario como lo más normal del mundo porque no era algo que le supusiera ninguna clase de complejo. Llevó su mano al costado de Pearlie, acariciándola con suavidad. No estaba tomándose en serio lo que le decía, pero a la vez sabía el por qué.

- Sabes, no creo que los chicos respondan mucho a los halagos dirigidos a una niña. – Riéndose se levantó un poco sobre el colchón, apenas lo necesario para ir a acomodarse sobre ella, como si estuviera acorralándola con un brazo a cada lado de su cabeza, sin llegar a ser para nada amenazadora tan solo por tratarse de ella. – Vamos a fingir que yo soy Crawford. Imagíname con el pelo oscuro y llena de tatuajes por todos lados y ya, Felicia. – Frunció el ceño como lo había visto hacer y también fingió su voz para que se escuchara más grave al acercar su rostro al de ella. Y por Morgana, que apenas y podía aguantar la risa.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Mar Oct 09, 2012 4:50 pm

La escuchó con atención cuando le decía que no dolía tanto como uno creía. Claro que recordaba a Sasha Yuryev. A ella en lo personal no le había caído tan bien nunca, pero eso jamás se lo había dicho a Milena porque no se le daba hablar mal abiertamente de los chicos de otras a menos que fueran casos extremos. De hecho el otro día había visto al tipo por los terrenos cercanos a Ogmios cuando había ido a buscar a Parker para ver si ahora sí le daba su libro, pero él había hecho como si no la hubiera visto y ella hizo un poco más de lo mismo como respuesta.

-Exacto, no quiero ir con los nervios de punta. O sea, sí, pero no con ese tipo de nervios, pensando en si voy a llorar como banshee…

Se volvió a reír porque dicho así, el escenario era más que ridículo. La risa no paró por la situación que Milena pintaba, como si Pearlie hubiera maquinado el plan más macabro para terminar diciéndole “la verdad es que quiero follar con un tipo, pero no quiero que sepa de mi virginidad, quítamela tú”. Miró al techo momentáneamente, negando con la cabeza mientras pasaba su mano libre por el brazo blanquísimo de Milena y luego otra vez por su cabello.

Aparentó ponerse muy seria para entrar en su papel. Entrecerró los ojos mirándola a la cara como si estuviera haciendo mucho esfuerzo por imaginarse a Crawford aunque le ganó la risa de nuevo por la manera en que Milena fruncía el ceño, imitándolo. Hizo todo el esfuerzo de volver a aparentar seriedad, apretando los labios.

Carraspeó como si se preparara para alguna representación teatral y se acomodó bajo ella. Mantuvo la sonrisa de estar jugando a lo más tonto del mundo mientras le acariciaba el rostro a Milena y volvía a pasar sus manos por su cabello. Acarició su cuello y luego estiró un poco el propio para besarla, apenas un par de besos con los labios cerrados, dejando su mano enredada en su cabello rubio, a la altura de su nuca.

-No, creo que así no, demasiada castidad.

Frunció los labios haciendo un mohín como si estuviera meditando la situación de nuevo, con cara de niña caprichosa, la misma que le ponía a Crawford, precisamente. “Mejor así”, le dijo antes de volver a estirarse lo suficiente, esta vez rodeándola por la cintura para acercarla a ella y darle un beso mejor, acariciando sus labios con más calma, explorando su boca con más cuidado, pero sin darle el mismo beso de niña de hacia un rato. Al separarse de ella de nuevo se esforzó por no reírse, aunque se le notaba la diversión en el gesto.

-¿Sí, mejor?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Mar Oct 09, 2012 5:50 pm

Estaba apretando los dientes porque la mueca de seriedad de Pearlie era algo que apenas y podía aguantar sin romper en carcajada. Dudaba bastante además que por mucho que frunciera el entrecejo y fingiera tener voz ronca varonil jamás iba a parecerse a Joseph Crawford con sus manos pequeñas, perfume floral y acento fuerte, pero por fingir un rato, reírse y que Pearlie se relajara dejando de pensar que perder la virginidad era algo por lo que estar tan nerviosa, porque lo dicho, cuando Milena la perdió había estado tan aprensiva a todo que no había disfrutado nada. Tampoco pretendía animarla a que corriera a acostarse con el primero que le pasara en frente con tal de que se le quitara el miedo, solamente estaba tonteando.

La dejó acomodarse mejor b ajo ella de la manera en que prefiriera, dejándose acariciar el rostro y sintiendo un ligero estremecimiento cuando le pasaba los dedos por el cabello de esa manera pero no titubeó ni un poco cuando acercaba el rostro para besarla.

- Eso estaría bien. Si tuvieras 14 años. – Le sacó la lengua por fastidiarla un poco cuando comentaba lo de la castidad del beso. No se sentía nerviosa ni tampoco le parecía extraño el besar a una amiga, su primer beso había ocurrido justo así, en un contexto no muy distinto, haciendo el tonto con su compañera de habitación y preocupadas por no hacer el ridículo cuando besaran a un chico por primera vez, ahora sí en serio.

Le miró atentamente mientras parecía decidirse a lo que quería hacer, esta vez rodeándola por la cintura de manera que el cuerpo de Milena descendió hacia el de ella. Por situarse mejor, no perder el equilibrio y caerle encima sofocándola y entonces sí acabar riendo como locas histéricas acomodó una rodilla entre las piernas de Pearlie y poder así apoyarse mejor. Cerró entonces los ojos para besarla y levó la palma de su mano a la cintura de su amiga, comenzando a recorrerle el costado con suavidad. Tenía que decir que siempre le había parecido que Pearlie tenía unos labios muy bonitos, pero encontraba sorprendente lo suaves que en realidad eran.

- Si, mejor. Ahora si te creo que sea un beso a alguien que te gusta. – La expresión de Pearlie, esa de llevar la risa a flor de piel era contagiosa. Y a ella le costaba mantenerse en su papel de macho dominante, muy salvaje e insistente, demandante y lleno de tatuajes extraños. La risa terminó por vencerla y apoyó la frente un momento en el hombro de Pearlie mientras el ataque de risa le pasaba, sin apartar de su costado la mano que no había dejado de acariciarla.

- Ay, que me salgo de mi rol, así no te enseño nada. – Negó con la cabeza para luego sacudirla un poco y hacer que todo su cabello le cayera por un costado. Miró a Pearlie a los ojos y luego se mordió los labios. – Igual no creo que eso baste para ponerte a la par de un tipo como él. ¿Segura segura que te gusta mucho? Eso de llevar cara de enojado todo el día cansa, ya me duele la frente, me voy a arrugar toda. A ver, ven, no te vayas a reír. – Claro que para eso tenía que dejar de reírse ella misma.

Así como estaba, medio encima de ella, medio apoyando su peso sobre el cuerpo de la Cerridwen le tomó el rostro y volvió a besarla, tratando de adentrarse lo más posible en su papel de “hombre” por la manera en que buscaba sus labios con insistencia, en que los acariciaba con los propios y los recorría con su lengua, tanteándola, buscando que entreabriera la boca para poder explorarla de una manera mucho más contundente, casi con hambre en vez de la suavidad con la que Pearlie se movía, llevando una mano a acariciarle el cuello mientras con la otra deslizaba apenas los dedos por debajo de su blusa, sintiendo el tacto cálido de la piel de su vientre

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Mar Oct 09, 2012 6:40 pm

Se rió con ella, no podía evitarlo. Siendo honestos, ni se le pasaba por la mente que de verdad hubiera forma de sentirse incómoda o que todo eso fuera una locura que no debía estar pasando, no porque fuera una práctica recurrente en su vida, sino porque era cierto que con Milena se sentía cómoda en muchos sentidos. No hacía falta preguntar nada, ni aclarar nada, ni pensar de más. Y eso, en gran medida, era parte de porque hasta cierto punto, sí que le estaba resultando útil. Y no, ella tampoco creía que algo así bastara para ponerse a la altura de Crawford.

-No sé, estoy muy decepcionada por lo del golpe y todo eso. Te digo que no estoy segura de si vaya a darle otra oportunidad, ni nada. Pero nunca está de más estar preparada.

Claro que le gustaba mucho, y en parte se debía, precisamente, a ese gesto enojado que le salía tan bien y que Milena imitaba. Se volvió a reír pero trató con todas sus fuerzas de ponerse completamente seria y hasta asintió un poco como si de verdad esta vez se lo fuera a tomar como una lección que más le valía aprovechar, como si del jugueteo hubieran pasado a lo serio en un segundo. Respiró profundo otra vez.

Recibió su beso, la tomó por la nuca y con un movimiento que no pretendía ser demandante pero lo fue por naturaleza, la obligaba a estar más cerca de ella. Sentir su lengua la obligó a buscarla dejando a un lado, por un momento, la suavidad y la calma con la que ella había procedido primero.

Arqueó ligeramente la espalda cuando sentía su mano por debajo de su blusa. Sin dejar de besarla, afianzando el contacto, ella también metió las manos bajo la ropa de Milena, siguiendo con las puntas de los dedos la línea de su espalda, la curvatura de su cintura, el inicio de su sostén. Soltó un suspiro entrecortado y se separo de ella solo para respirar. La miró y volvió a sonreírle. Al final terminaba siendo tan instintiva como en cualquier acercamiento con un chico, sin estrategias, sin nada. Claro que había sentido el calor trepando por sus mejillas, tampoco era de piedra ni mucho menos, pero contrario a lo que se pusiera pensar, no era tan escandalizable.

Mantuvo la sonrisa, también los recorridos de sus dedos, que después se convirtieron en el recorrido de las palmas completas, sintiendo como su piel suave parecía adecuarse a la de ella misma. No había contrastes, pero eso no estaba mal tampoco. No se estaba riendo tanto, pero no estaba nerviosa, seguía sonriendo.

Ya que lo pensaba, tampoco era que su situación amorosa actual indicara ningún cambio grave a futuro inmediato; no estaba nada contenta con Crawford, había estado 6 años infantilmente enamorada de Alain pero ahora parecía no ser lo mismo, en cuanto al resto, todos parecían, invariablemente, haber tenido algo con alguna de sus amigas y eso la ponía insegura respecto al tema de las lealtades. Se mordió los labios porque de pronto parecía estar en un punto de la nada. Igual no era ningún quebradero de cabeza.

Contuvo el aliento, un suspiro. Una de sus manos dejó de acariciar a Milena solo para que su dedo índice se pudiera enredar en el cabello que le caía de un costado. La besó de nuevo, otra vez volviendo a la aparente calma, pero su lengua buscaba la de ella con más intención. Sintió que sus piernas se tensaban en automático, aquello le sirvió para darse cuenta de que le gustaba esa posición aparentemente vulnerable de estar debajo. Frunció el ceño de nuevo al interrumpir el contacto, como si buscara qué más hacer y solo tuviera el instinto para guiarle. Miró a Milena todavía frunciendo el ceño y tras besar su mejilla por alguna razón, descendió lentamente por su cuello, recorriendo con los labios poco a poco, como una caricia, pero parecía buscar algo en específico, arrancarle un suspiro tal vez, algo que le indicara que lo estaba haciendo correctamente.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Mar Oct 09, 2012 9:05 pm

No opuso resistencia cuando la jalaba más cerca de ella, esta vez sí, para buscar acomodarse entre sus piernas. Apartando la mano de su costado un segundo la ayudó a abrirlas un poco más para poder estarse más cómoda, provocando de paso que la falda de Pearlie se le subiera por los muslos y sintiendo así la suavidad de la piel de aquella zona. Tuvo la tentación de pasar sus dedos por ahí, recorrerle las piernas, porque tenía que decir que al sentirla arquearse bajo ella y deslizar los dedos bajo su ropa se notaba estremecer un poco y como su respiración se comenzaba a agitar. Aún y si Pearlie era su amiga desde hacía años y si prefería por mucho el tacto de manos varoniles recorriéndola, no era inmune a ese tipo de cercanía, no si ella reaccionaba de esa manera a la forma en que la besaba.

Le miró a los ojos cuando se separaban, ya los suyos dando indicios de aquel brillo intenso sobre el que no tenía ninguna clase de control cuando su sangre – o su piel – empezaba a hervir. Le pareció que su sonrojo debía ser lo más encantador que había visto y aunque le sonrió con algo de ternura mientras le acariciaba el cuello, y cerró los ojos por la sobrecogedora sensación que le provocaba el como recorría su cuerpo con las manos, ya sin ninguna clase de timidez.

- No decías que eras inexperta y todo eso. Ya no te voy a creer. - Le dijo un poco en tono de broma, aunque más bien lo que trataba era recuperar algo de control sobre la situación, porque sentirla tan cerca, su calor, su perfume y la manera en que la acariciaba, explorando pero a la vez sin aparentar dudar ni un poco comenzaba a afectarla y podía sentir con claridad una ola de calor que iba subiendo entre sus piernas. Porque aunque Pearlie le sonreía y le tocaba su cabello con suavidad la forma en que sus labios se fundían y se tensaba, en que su respiración se comenzaba a entrecortar no era algo fácil de ignorar.

- ¿Qué piensas? – Le preguntó en un susurro al verla fruncir el ceño, pensando que quizá había decidido que aquello del tonteo y de fingirse Joseph Crawford comenzaba a llegar muy lejos y ya no le parecía tan buena idea. Nada de eso, sino que se aventuraba a llevarle los labios al cuello, y ahí fue cuando ya no se sintió capaz de contener el suspiro que Pearlie había logrado arrebatarle.

- Si le haces eso a él o a quien sea lo tienes en la palma de tu mano. – Atinó a decir en voz baja, cerrando los ojos como si así la sensación fuera a perdurar un poco más, ladeando la cabeza para permitirle moverse a donde quisiera. – Mira… – Iba a mostrarle por qué. Fue esta vez ella quien se acercó para comenzar a besar su cuello. Primero con suavidad, roces sutiles y caricias con la punta de su nariz antes de permitirle a su lengua, en un movimiento mucho más osado, trazar un recorrido desde aquella delicada curvatura entre su hombro y su cuello hasta llegar al lóbulo de su oreja.

¿Lo ves? Resulta difícil decir que no después de eso. – Le dijo al oído con voz muy queda, volviendo a repetir las caricias en su cuello con más calma para dejarla que se recreara en lo que eso hacía sentir. Llevó una de sus manos entonces hacia el dobladillo de su blusa, acariciándole el vientre por encima de la tela antes de abrir los últimos dos botones. Acercó entonces su rostro al de ella en busca de su mirada. Necesitaba saber si como práctica tenía suficiente para una primera lección o sentía curiosidad por continuar, pero mientras hacía tiempo en busca de alguna señal deslizó su palma abierta por debajo de la blusa, ascendiendo lentamente hasta colocarse por encima de uno de los pechos de Pearlie y apretar con suavidad.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Mar Oct 09, 2012 10:58 pm

Era buen tip. Eso de los besos en el cuello solamente lo había aplicado con Lucian lo que le parecía mil años atrás, pero por aquél entonces Pearlie siempre terminaba deteniendo todo –no precisamente de mala forma- porque no se sentía lista de llegar más allá. Ahora era distinto, ya no era que tuviera miedo de estar con el chico equivocado y arruinar su vida y su reputación en todo caso, ahora consideraba que estar así con alguien era como dar un premio, y los premios había que ganárselos.

Cuando fue Milena la que besó su cuello, dibujó una ligera sonrisa, también cerró los ojos sin pensarlo. No había detenido sus manos mientras lo hacía, porque no le veía mucho caso a quedarse quieta, de vez en cuando la volvía a atraer hacia ella sin más. No pudo evitar reír un poco otra vez, porque era cierto que resultaba difícil decir que no después de eso. Se le había quedado una sensación de cosquilleo intensa en la columna vertebral.

Cuando le buscó la mirada se sintió sobrecogida por el brillo intenso en los ojos de la semiveela. Eso en combinación con la manera en que sentía su mano sobre su piel, no ayudó nada a que decidiera terminar con eso de explorar para no sentirse tan insegura la próxima vez.

Le quedaba claro que no era lo mismo estar con un chico a estar con una chica, pero al fin y al cabo todo eso no era más que dar un paso a la vez. No la iba a detener, así de simple, ella tampoco iba a hacerlo. No era un acuerdo tácito tanto como seguir la corriente. ¿Qué sentido tenía ya ponerse en el papel de que había sido suficiente?. Si quería marcar la diferencia en sí misma no era momento de ponerse moños.

Su mirada fulgurante la estimuló, tal vez sin siquiera proponérselo. Tuvo que tomarla otra vez por el rostro y besarla, sentía un escalofrío extraño recorriendo sus piernas y se dio cuenta de que tenía la falda hasta los muslos al echar un rápido vistazo después de volver a interrumpir el beso.

-Te falta algo. Ese tipo siempre anda sin camisa.

Le sacó la lengua con un gesto infantil. Fue ella quien desabotonó la blusa de Milena, no con una locura extrema y apresurada, pero tampoco con infinita paciencia. Volvió a recorrer la curva de su cintura con las manos antes de acudir al broche de su sostén, del que no le costó nada de trabajo deshacerse por obvias razones. Fue ella quien acarició sus pechos, siguiendo la misma técnica de antes, primero solo con la yema de los dedos, con algo de timidez, luego siendo un poco más contundente en su tacto. Le buscó la mirada de nuevo. La imagen de Milena era bastante poderosa; tenía la piel perfecta, una figura muy bonita y el brillo sobre su cuerpo era llamativo, casi comestible.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Mar Oct 16, 2012 12:05 am

Si Pearlie se sentía cómoda con todo lo que pasaba, Milena no iba a ser quien comenzara a quebrarse la cabeza por ello. No pensaba estarse aprovechando de su amiga de ninguna manera. Era un juego, una cuestión de exploración y curiosidad, como cuando ella y Evangeline habían aprendido a besar. Claro que nunca se habría imaginado desnudando a Pearlie Burroughs en su propia habitación pero ahora que estaba ocurriendo sentía que los dedos le quemaban por poder adentrarse debajo de su falda y seguir recorriendo la piel de sus muslos. Era demasiado tentador como para resistirse.

Correspondió a a la manera en que la besaba, entreabriendo los labios mientras se aventuraba a explorar su boca, a veces con una calma que no por ello era menos excitante, a veces trayendo a relucir una vehemencia que parecía más propia del papel que había decido adoptar cuando todo aquello había comenzado, ese de chico experimentado y confiado que sabía bien cómo hacer para que cualquier chica flaqueara en sus convicciones y se viera tentada a dejarlo tocarla como le placiera hacer.

- ¿Mm? - Le confundió un poco lo que decía para poder hacer su interpretación de Joseph Crawford más convincente y terminó por reír cuando ella empezaba a desabotonarle la blusa. - No creo que en eso pudiera imitarlo bien. Yo no tengo tatuajes. - Le dejó hacer, apenas exhalando un leve suspiro cuando el sostén quedaba descartado y ella comenzaba a tocar su piel desnuda.

Enlazó sus ojos azules a los de ella tan sólo por un segundo antes de descender a su cuello, trazando con los labios un camino invisible hasta la clavícula de Pearlie para comenzar a abrir también los botones de su blusa. - Dicen que los chicos no son tan sensibles y que solo tienen como cuatro lugares donde les gusta que los toquen, incluyendo el obvio. Yo no me lo termino de creer. - Aunque por lo menos con Sasha si que se había dado cuenta que ella disfrutaba más de las caricias de lo que él hacía. Demasiado focalizado, demasiado insistente de una manera que terminaba cohibiéndola y matando el entusiasmo de Milena por descubrir cosas nuevas.

- De cualquier forma... - Iba alternando sus palabras con besos y el tacto de las palmas abiertas de sus manos que iban descubriéndole el torso. La tocó por encima del sostén, mucho más confiada en lo que hacía y el por qué. Le sonrió antes de bajar la copa de su sostén y poner la boca ahí, pasando primero la lengua con suavidad sobre su piel antes de cerrar los labios sobre el pezón. - La única manera de saber como te gusta que te toquen es probando. - Hizo lo mismo con la segunda copa, esta vez dando un mordisco, gentil pero distinto a la manera en que acababa de hacer con su otro pecho para después llevar una mano a su espalda, buscando desabrochar su sostén, si bien era más difícil en esa posición. Habiendo eliminado el obstáculo devolvió a llevar la boca a sus pechos, aguardando sus reacciones mientras terminaba por subirle la falda de una vez por todas y empezaba a acariciarla con suavidad por encima de la tela de su ropa interior. No demoró mucho en volverse más osada con la forma en que la acariciaba, llevada por lo que su propia excitación le suplicaba, o mejor dicho, le exigía hacer.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Miér Oct 17, 2012 10:26 pm

Llegó un momento en el que parecía imposible poner cabal atención a las palabras de Milena porque era mucho más interesante seguir los movimientos de sus manos, de sus labios, guiarse por su mirada y por nada más. Si acaso el sonido de su voz comenzaba a ser más una melodía que una lección y se preguntó si sería por algún efecto propio de su raza misteriosa. Su respiración cada vez más agitada, sobretodo cuando sentía sus labios sobre sus pechos y sintió un corrientazo de excitación fuerte como nunca antes por la sensación de la lengua de Milena sobre su piel.

Eran experiencias nuevas que de pronto se preguntaba por qué había tardado tanto en probar, aunque mucho había tenido que ver con su miedo anterior, uno que ya no quería tener, barreras con las que quería terminar. De pronto lo que sucedía era un acto casi egoísta, en el que solo importaba la sensación quemante entre sus piernas, el efecto psicológico contundente que estaba teniendo, la respiración de Milena y su piel contra la suya en una imagen inesperada.

Contuvo la respiración un momento en cuanto sintió a Milena acariciarla por encima de su ropa interior. De nuevo seguían las sensaciones nuevas, fuertes, adictivas. Se removió un poco sobre su propia cama y acarició la espalda de Milena para luego convertirlo todo en casi un abrazo y terminar besándola otra vez en un arrebato. Tomó su muñeca con delicadeza, como si de pronto la estuviera deteniendo y terminó el beso con un toque suave, un roce apenas de sus labios. Lo que quería era mirarla un momento, respirar profundo.

-Hazlo, por favor.

No suponía que tenía que ser cabalmente específica con lo que le estaba pidiendo con una convicción que no reconoció en ella misma. Sintió un escalofrío recorrer su espalda. Se inclinó para besarla otra vez como compañía de su petición, se estiró para recorrer parte de sus piernas, luego le fue soltando lentamente la muñeca como si cayera en repentina cuenta de que la había detenido a pesar de todo. Terminó acariciando su brazo, repasando su pecho con la boca como le marcaba la intuición; como distracción a la anticipación, a cualquier duda, pero también porque la piel de Milena, tan llamativa y tan suave, la llamaba a eso.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Dom Oct 21, 2012 1:45 pm

La manera en que la respiración de Pearlie se comenzaba a entrecortar era algo que encontraba demasiado incitante, casi hipnótico. Estudiaba cada una de sus reacciones, el como se estremecía y el aliento le faltaba así como el sabor tan característico que tenía su piel cuando la besaba. La manera en que la tocaba ya nada tenía que ver con el como había comenzado aquel juego, con ella tratando de imitar entre risas la brusquedad y fiereza que Pearlie encontraba tan atrayente en Joseph Crawford. Su toque era más gentil, más paciente, pero no por ello menos intenso. Se llevaba las cosas con calma porque así le nacía hacerlo. No había ninguna prisa ni tampoco eran presas de una urgencia desenfrenada.

Siguió besándola y tocándola, descendiendo con sus labios por el vientre de la chica sin dejar de acariciarla, notando como la tela poco a poco comenzaba a impregnarse de su humedad. No obstante se detuvo cuando Pearlie le sujetaba la muñeca y alzó entonces la vista hacia ella.

Terminó besándola de nuevo, correspondiendo de la misma forma arrebata a Pearlie hasta que el besó fue suavizándose poco a poco. La miró a los ojos cuando le pidió el no detenerse y entonces dibujó una sonrisa en los labios. - No pleaneaba detenerme - Le sacó un segundo la lengua en un último impulso quizá demasiado infantil para lo que hacían, cerrando los ojos la besaba una vez más, tocándola sin ninguna inhibición. Dejó escapar un gemido en el momento en que Pearlie le empezaba a recorrer los pechos con los labios, dejándose llevar por la excitación y ese irremediable cosquilleo que nacía entre sus piernas y comenzaba a extenderse por toda su piel. Era consciente de su propia humedad y de los deseos que su cuerpo manifestaban, pero estaba decidida a llevarse las cosas con calma. No podía perder de vista que era la primera vez que Pearlie hacía algo parecido, con nadie. Quería que fuera una buena experiencia para ella.

Le tomó el rostro entre las manos para besarla una última vez y luego empujarla con delicadeza por los hombros para que volviera a recostarse. Se incorporó un poco, apenas lo necesario para meter las manos por debajo de su falda de la Cerriden, sin perder la oportunidad de recorrerle los muslos con las palmas de las manos y comenzar a deslizarle la falda por las piernas. A esta le siguió la ropa interior de Pearlie. Detuvo su mirada en ella, recorriendo todo su cuerpo desnudo, y le sonrió. Ella misma terminó de desnudarse.

Comenzó por besar sus piernas muy suavemente, subiendo de esa manera hacia sus muslos para luego volver a hacerse de espacio entre ellos. Dejó una mano sobre el sexo de Pearlie, acariciándole primero de manera muy gentil, hasta que con los dedos separó un poco sus labios y comenzó a buscar aquel punto en concreto que iba a hacerla morderse los labios y alzar las caderas hacia ella. Con paciencia, con cuidado, impregándose los dedos con la humedad de su excitación.

- Dime cómo se siente mejor. - Le dijo al oído, besó su mejilla y luego sus labios de nuevo, antes de descender hacia su cuello. Su pecho contra el de ella, el calor de su piel, era demasiado, imposible el tratar de oponer algo de resistencia para no dejarse embriagar por ello.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Jue Oct 25, 2012 2:56 am

Poco a poco el juego fue quedando relegado, solo porque era imposible concentrarse en que todo había empezado como eso. De pronto toda ella se sentía demasiado ansiosa como para seguir pensando en lo mismo, aunque si hubo espacio para que se riera con el gesto de Milena cuando le sacaba la lengua.

Dejó que fuera Milena quien la guiara, al fin y al cabo, desde el principio había sido ella la que había llevado el control de la situación. Sentía como si sus manos estuvieran siendo atacadas por un cosquilleo imparable, que necesitaban tocar a la semiveela, recorrerla, buscarla. Creía que estaban respondiendo a un impulso natural imposible de ignorar teniéndola tan cerca. Experimentó un escalofrío agradable recorrerla por la manera en que su piel se encontraba con la de ella, sabiéndose desnuda y consciente de lo imponente que era la desnudez de Milena a la vez.

Los besos sobre sus piernas le provocaron una tensión inesperada. También que su sexo ardiera con una ansiedad que en otras circunstancias incluso pudo haberla intimidado, pero en ese momento solo hacía caso de las exigencias de sus deseos más básicos, que habían nacido y se habían desencadenado en gran medida por esa sensación de tenerla tan cerca, por la concientización del simple hecho, sin racionalizarlo demasiado pero sin ignorar por completo lo que estaba sucediendo.

Milena le arrancó un gemido, luego otro. Al sentir sus dedos acariciarla sabiendo exactamente qué puntos tocar, le fue imposible no volver a intentar tocarla, cualquier porción de su piel que estuviera a la mano. Cerró los ojos, arqueó ligeramente la espalda y culminó con un suspiro de satisfacción que ahogó en los labios de Milena, besándola de nuevo con delicadeza, luego buscando que su lengua encontrara la de ella en una caricia igual de lenta, tan cadenciosa como los movimientos de los dedos de la semiveela.

Le susurró que así estaba bien, porque era la verdad, sentía que se deshacía, que cada vez estaba más húmeda y más hambrienta, que en tanto ella la tocaba, no le quedaba más que exigir más. Que ese contacto se alargara, pedirle que también la dejara tocarla, seguirla besando. Todas esas cosas parecían infinitamente trascendentales. La respiración se le agitaba tanto que en algún momento frunció el ceño, como si estuviera molesta, un gesto de niña caprichosa que no se le quitaba ni siquiera en ese momento. Estaba grabando en su cabeza las sensaciones, su lengua parecía estarse grabando el cuerpo de Milena.

Y no importaba lo demás en ese momento: saber que afuera estaba su familia, saber que eso no había sido un acto planeado pero sí que hasta cierto punto de pronto se había encontrado deseándolo más, no importaba que incluso se había olvidado de sus nervios, aunque en cualquier momento regresarían como un torrente, pero lo interesante también estaba en esa multiplicidad de sensaciones que no nada más eran físicas. No paraba de gemir, ni siquiera intentaba contenerse, el toque de Milena no se lo permitía.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Milena Nikonova el Mar Oct 30, 2012 6:11 pm

Sus gemidos eran el aliciente necesario para animarla a continuar y aventurarse a más. Se sonrió al escucharla, al verla arquear su espalda y entreabrir los labios, como su frente empezaba a perlarse de sudor y su rostro se sonrojaba. Para aquel punto, el cómo habían llegado a esa situación le era lo menos relevante, ella simplemente estaba disfrutándolo y se dedicaba por entero a hacer que Pearlie lo disfrutara igual.

Tenía los ojos clavados en su rostro, bebiendo cada una de sus expresiones. Se sonrió al escucharla decir que justo así le gustaba como se sentía y sin dudarlo se inclinó a besar su cuello, a seguir recorriendo sus pechos con la boca y que el calor de su aliento le rozara la piel. No había estado así con una chica demasiadas veces como para ser toda una experta en la manera de tocarla. Las veces que había ocurrido habían empezado así, por un juego, por curiosidad. Pero para ella, en su experiencia, el llegar a disfrutar por completo del sexo iba de la mano de ser osado y probar, no tener miedo a experimentar. Así que si bien la acariciaba de manera instintiva, tocándola de la misma manera en que ella lograban volverla loca con una roce, estaba atenta a lo que Pearlie le mostraba con su cuerpo era lo que a ella le gustaba más.

Y eran precisamente las señales de su cuerpo, lo agitado de su respiración y la humedad entre sus piernas lo que la llevaron a dar el siguiente paso. Ocultó el rostro en su cuello un instante, recorriéndolo suavemente con su lengua al tiempo que aventuraba un dedo en el interior de su amiga. Una caricia lenta, cadenciosa, que le hacía hasta sorprenderse un poco de lo fácil que resultaba moverse en su interior, aunque claro, sus manos fueran mucho más pequeñas y delicadas que las de un hombre.

- ¿Estás bien? – Susurró a su oído antes de besarla, sin detener el movimiento de su mano. Se inclinó entonces un poco y llevó uno de sus pechos a su boca, jugando con el pezón entre sus labios. Permanecía siempre atenta a sus reacciones, buscando leer en ellas si acaso quería que permaneciera de esa forma, que fuera menos delicada, que mantuviera la sensualidad de la calma o imprimiera más fuego a la manera en como la tocaba.

Lo que ya no podía negar era que ella misma comenzaba a deshacerse en ansiedad, en anhelo porque la besara de esa misma forma y volver a sentir esos labios carnosos en sus pechos. Besó sus labios y luego su mejilla antes de acercarse hasta su oído. Necesitaba sentirla, lo deseaba con demasiada urgencia, entregada por completo a eso que ocurría entre ellas.

- Tócame… – Mitad susurro y mitad orden, todo mientras colocaba la otra mano en sus caderas, guíandola para que quedara apoyada sobre un costado y frente a frente con ella. Se perdió mirando su rostro, su expresión de princesa caprichosa y la curvatura de su cuello, observando todo a través de sus ojos azules que brillaban con intensidad.

_________________

Magia del MundoArianrhod
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
МиленаRelacionesBóveda
avatar
Milena Nikonova

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Pearlie F. Burroughs el Jue Nov 08, 2012 3:11 am

Había perdido bastante ya la cabeza a ese punto. Su mente no hilaba de manera completamente racional lo que estaba sucediendo en su habitación y se había abandonado a los impulsos físicos de todo eso, a lo sensible, a lo que quemaba. No estaba pensando tal cuál que estaba dejándose tocar por una amiga a la que le seguiría viendo la cara durante mucho tiempo. Ni pensaba en consecuencias, repercusiones o nada. Lo único que seguía teniendo presente era que lo hacía por probar, por dejar de ser una niña. Era el único pensamiento en frío del que se acordaba.

Al sentirla en su interior primero frunció el ceño, no muy segura de estar disfrutando lo que sentía, aunque curiosamente notaba que su piel seguía ardiendo como al principio y que algún instinto extraño le pedía que se dejara hacer, que se relajara, que dejara de tensar las piernas. Soltó un suspiro, respiró profundo.

Cuando le preguntó si estaba bien, asintió con los ojos cerrados y el labio inferior apretado bajo sus dientes, luego, poco a poco, fue acostumbrándose a la sensación. Sabía que seguramente no iba a ser lo mismo cuando estuviera con un chico, así como no era lo mismo a cuando ella lo hacía sobre sí misma, pero eso era lo de menos en ese momento.

Su petición casi orden le sacó una sonrisa, que se combinaba con la abrumadora certeza de que cada vez disfrutaba más de esa exploración espontánea. La miró cuando tuvo una perspectiva suya más de frente. Sintió como si algo la empujara a más apenas cruzarse con sus relampagueantes ojos azules. No pudo evitar que su mirada luego fuera al resto de su cuerpo, no estudiándola, ni evaluándola, sino apreciando la redondez de sus pechos, la perfección de su vientre y de la curva de su cadera, el color de su piel, brillante y tersa. Era estimulante tenerla tan cerca.

Y todo lo que devoró su mirada lo hizo también su mano, apenas con las yemas de los dedos hasta tocarla entre las piernas; era fácil en el sentido de que se reconocía a ella misma, pero a la vez también buscaba entender sus expresiones para ser guiada, para saber más. Acariciaba lento, sintiendo un torrente inesperado de excitación al sentir sus dedos impregnados de la humedad de Milena.

Sin detenerse volvió a buscar su boca y su lengua, pedía sin hablar rozar su piel contra la de ella. Se sentía cada vez más hambrienta, más ansiosa, como si buscara algo sin saber exactamente qué pero con una desesperación palpable, totalmente física

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

PAZUZU y FAUSTA (Segismunda)
Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Animagia registrada Ƹ̴Ӂ̴Ʒ
avatar
Pearlie F. Burroughs

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 07/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Gerhard Immëndorff el Sáb Dic 01, 2012 6:11 pm

Pearlie gana 29 puntos de experiencia
Milena gana 24 puntos de experiencia

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Gerhard Immëndorff
Admin

Mensajes : 374
Fecha de inscripción : 02/09/2012

http://brigantia.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Prácticas comunes

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.