"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" es un foro RPG basado en el mundo de J.K. Rowling con temática, tramas y personajes 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro"

OGMIOS: 275 PUNTOS
CERRIDWEN: 150 PUNTOS
ARIANRHOD: 35 PUNTOS
SMERTIOS: 175 PUNTOS

Últimos temas
» Plagio de idea!
Lun Jul 15, 2013 1:57 pm por Gerhard Immëndorff

» PANGEA RPG - !UN FORO DIFERENTE! Ven y conócenos.
Sáb Abr 06, 2013 5:04 pm por Morten J. Harket

» Anybody home?
Sáb Abr 06, 2013 4:57 pm por Morten J. Harket

» Morsmorde Era Tom Riddle {Elite} No es cualquier rpg de Hp
Sáb Mar 30, 2013 11:41 am por Invitado

» Morrigan's Mental Asylum FORO NUEVO DE JULIA MCREARY
Lun Mar 25, 2013 2:28 am por Julia McCreary

» San Valentín
Sáb Mar 16, 2013 12:17 am por Aldrich Burroughs

» Necronomicon [Normal]
Vie Mar 08, 2013 1:37 pm por Invitado

» Inferio RPG ~ Afiliación Elite {Nuevos Botones y Nuevo Dominio}
Jue Mar 07, 2013 5:49 pm por Invitado

» Partis Temporus [elite]
Lun Mar 04, 2013 5:04 pm por Invitado

» Into the darkness {Afiliacion Normal}
Lun Feb 25, 2013 6:34 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Jul 19, 2017 4:26 am.

Titanic RPG Photobucket Los Vengadores Clash of Kingdoms Photobucket The Hunger Games RPG Image and video hosting by TinyPic Seven Kingdoms Photobucket The Hole Image and video hosting by TinyPic Guardianes Photobucket C.H.A.O.S. Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Party Is My Life Rol Pretty Little Liars BelovedHogwarts Dirty Passion http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo4_100.jpg 7th & Spring Wizards Army The Dark Tales Of Grimm The History of Camelot Prague Project Freedom University The Mundial War RPG Fateful
DISEÑO DE SKIN:Foroactivo.com GRÁFICOS:Julia McCreary
Este foro está creado enteramente para esparcimiento y diversión sin fines de lucro. La temática, tramas y personajes son 100% originales creados por el equipo administrativo y los usuarios de este mismo foro. Todo lo demás, pertenece a J.K.Rowling.

----------

"Universidad Brigantia de Estudios Mágicos" está protegida por una licencia creativa. Cualquier reproducción total o parcial del contenido del foro, así como el diseño, será considerado como plagio. Por favor, se original, no robes ni copies.

Mi propia bienvenida {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Micky Stewstench el Miér Nov 28, 2012 1:53 pm

Ya conocía a algunos en la facultad. Compañeros que había conocido fuera de la universidad, de años, de hace meses, personas que habían sido como de su familia y otros que no tanto, pero que al fin y al cabo ya había visto en alguna ocasión.
Pero siendo él como era, sentía la urgente necesidad de aún abrirse a más gente. Conoce a todo el mundo, quería poder ir a una fiesta y llegar saludando a todo el se cruzara, invitar a cerveza de modo masivo cuando su equipo ganara, y lo que era más importante, tener compañeros que estuvieran dispuestos a ir con él a darlo todo, pintarse las caras y comprarse las búfanas de su propio equipo de quidditch cuando tuvieran un partido y él no pudiera jugarlo porque estaba ahí, sancionado.

Llevaba un par de días en la facultad, ya se había instalado y había curioseado por allí lo suficiente como para saber donde podría ir a beber unos tragos, donde podía sentarse tranquilamente a tomar un café y donde ir a comer por cuenta de la factura del comedor que se pagaba junto a la matricula. En ese momento, por supuesto, se encontraba en la primera opción, no porque fuera a beber. Se suponía que debía comportarse bien, ser un buen alumno y dejar de lado cualquier vicio que le haga mal a un deportista; pero siempre se sentiría muchísimo más cómodo en una cantina que en una cafetería, y por pura curiosidad había ido a sentarse en una de las sillas altas de la barra del bar de la facultad.

-Una cerveza por aquí – dijo en cuanto vio a alguien acercarse a él. sentía que llevaba un cartel de “soy nuevo ¿no me ves?” pegado a la espalda, pero oye, igual así alguien se acercaba a él por pura curiosidad, o quizás simplemente se tomaría esa cerveza para probar el sitio y se largaría de vuelta al campo de entrenamiento para evitar perder la costumbre del entrenamiento diario.
avatar
Micky Stewstench

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 26/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Autumn Brackminster el Miér Nov 28, 2012 3:10 pm

La dificultad y la exigencia de sus clases no había cambiado ni un poco y Autumn iba tan cansada como antes, pero la pequeña perrita que Adair le había regalado le alegraban los días incluso cuando no encontraba nada que se los pudiera alegrar.
Era precisamente por ese regalo por el que estaba más permisiva con todo lo que su hermano le pedía, y no le había puesto una y mil pegas para la reunión fraternal que él le había propuesto esa tarde después de las clases.

La sorpresa desagradable había llegado al volver a su habitación para dejar las cosas que usaba en sus clases antes de dirigirse al bar. Resultaba que la pequeña beagle de cara angelical era en realidad un demonio que se había dedicado a triturar unos pergaminos que tenía pendientes para estudiar encima de la cama, le había tirado al suelo las mantas y había un par de zapatos que se había comprado hacía apenas una semana llenas de mordiscos y babas en el suelo. Y ella durmiendo tranquilamente en medio de ese caos. Iba a regañarla, pero la pequeña perra se levantó y la miró con esos ojos que le quitaron toda la voluntad, así que con un suspiro resignado la tomó, la metió en uno de sus bolsos más grandes y salió en dirección al Radagast.

Ni siquiera sabía si allí aceptaban animales, pero no iba a dejarla en la habitación para que siguiera destrozando todo lo que quedaba entero. Además, en el bolso nadie repararia en su presencia a no ser que se pusiera a ladrar, y aún así, tal vez funcionaria un hechizo insonrizante.
Ya estaba llegando cuando el patronus de Adair, la inconfundible tarántula se le apareció delante. Arrugó la nariz ante la visión, porque de todos los animales del mundo, las arañas seguramente eran de los que menos le gustaban, y de hecho había creído que su hermano había elegido ese patronus para fastidiarla. El caso es que el bicho plateado le traía el mensaje que se iba a retrasar.

Dudó unos instantes sobre si dar media vuelta, pero como la otra alternativa era ir a encerrarse a su habitación, arreglar el destrozo de su perra y ponerse a estudiar, sus pasos la llevaron definitivamente dentro del bar. No había casi nadie a esas horas, algunas clases todavía no habían terminado y todavía no era la hora politicamente correcta para beber.
Se acercó a la barra dispuesta a pedir una cerveza, quedándose por incercia al lado del único chico que estaba ahí sentado, porque a fin de cuentas beber solo era bastante deprimente.

Dejó con cuidado el bolso en el suelo, con la esperanza que la perra, a la que todavía tenia que buscarle un nombre, se hubiera dormido y no armara escándalo, con especial cuidado a dejar la cremallera algo abierta para que no se ahogara. Miró un momento al chico, al que no creía haber visto antes.

"Que guapo", pensó, sin embargo estaba intentando comportarse con los desconocidos para no coquetear de forma atroz con ellos y terminar apareciendo en la gaceta de la universidad como una fácil a la que no le costaba bajarse los pantalones, así que simplemente le sonrió a medias como saludo.
Fue entonces cuando el camarero le sirvió su cerveza que el bolso a sus pies empezó a convulsionar, talmente como si fuera un objeto hechizado. Se movía tan violentamente que no había forma que el chico a su lado no lo notara.

- ¿Si te prometo que no es nada de lo que debas preocuparte me guardas el secreto? No estoy segura de que sea algo que pueda estar aquí... - le dijo con una sonrisa avergonzada, y como seguramente aquella era la frase más extraña para decirle a un desconocido terminó por presentarse - Y para que no estés guardando secretos a desconocidos... Soy Autumn. ¿Eres nuevo? No te había visto antes por aquí.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha
¡Dixie!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Autumn Brackminster

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Micky Stewstench el Miér Nov 28, 2012 6:00 pm

Le pusieron la cerveza bastante rápido, seguramente había sido así porque era de los únicos clientes que había en ese momento dentro de la cantina, no iba a decir que aquello le hubiera molestado, pero pensaba que sería un poco más divertido estar en el bar de la universidad, siempre habían dicho que la mejor época de la vida de todo estudiante era la época universitaria, que en esa fecha se bebía hasta morir, se bebía hasta el agua de las macetas y ni que decir sobre la obligación moral de los estudiantes, se descontaba que no había que estar todo el día en clase y no era necesario asistir a todas las materias y mil cosas más que se solían oír por ahí.

Él jamás había pisado una universidad, no era tonto, ni de lejos, pero odiaba estudiar, era tiempo perdido de ejercicio, mucho rato sentado, sin hacer nada productivo. Él podía pasarse horas practicando un conjuro, pero había llegado a odiar las horas que se había tenido que pasar memorizando datos para aprobar asignaturas como historia de la magia o runas antiguas.

La cosa pareció cambiar cuando una chica se sentó a su lado, en un principio pensó él mismo en entablar conversación, decir cualquier cosa para no estar ahí bebiendo solo, que era triste y aburrido, pero no tuvo la necesidad de ello porque de pronto la bolsa que había dejado en el suelo comenzó a moverse como loca y él por poco no tira la cerveza el susto que se había llevado.

-¿Estás segura de que no es nada? Porque sonó como si fuera a salir de ahí algún tipo de bicho y a arrancarme una pierna – en su tono ni se llegaba a intuir el miedo o lo que fuera que debiera sentir si de verdad pensaba eso, si no que más bien lo dijo de manera jocosa, como si fuera una broma por la insistencia de la chica de que no dijera nada de aquello. Le dio curiosidad sobre qué tipo de cosa podría hacer tanto alboroto, estar prohibida en un bar y a ver ser totalmente seguro –yo me llamo Micky – esbozó una sonrisa de autosuficiencia, un poco engreído, después se dio cuenta de que no lo había reconocido y de que ahí no sería tan famosillo como lo era en Inglaterra, podría ser divertido, quizás, aunque le gustaba el poder que daba no tener que presentarse –llegue a la universidad hace un par de días, así que supongo que por eso no me habrás visto.

Lo mirases por donde lo mirases verías ese aura de autosuficiencia que rodeaba al muchacho, muchos decían que era engreído, pero claro, aquello solo era su capa superficial. Sin más.

-Por cierto, si me dices que tienes en ese bolso te pago la siguiente ronda. A veces la curiosidad me mata y creo que esta vez se puede solucionar fácilmente. Ya te prometo que no se lo diré al barman – le sonrió abiertamente, con aquella dentadura de anuncio de televisión muggle que tanto había ensayado, buscaba ser encantador, pero por si no funcionaba el truco de la cerveza tampoco estaba mal.
avatar
Micky Stewstench

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 26/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Autumn Brackminster el Jue Nov 29, 2012 9:08 am

- Bueno, no sé, seria una decepción que tus piernas resistieran menos los mordiscos del bicho dentro de la bolsa que las mías. Son como el doble. - bromeó antes de darse cuenta que lo estaba haciendo de nuevo. Coquetear con desconocidos. Evaluar con descaro sus piernas que parecían musculadas debajo de sus pantalones y todo lo demás. Tuvo que recordarse que se lo había prometido a si misma antes de sentarse un poco más erguida en el taburete y dar un trago a su cerveza.

Ladeó la cabeza al oír que había llegado hacía un par de días. ¿A mitad de semestre? ¿De verdad? Fue entonces cuando recordó aquel cotilleo que circulaba por el comedor hacía precisamente dos o tres días, y al que apenas había prestado atención. ¿Que habían dicho? ¿Un jugador de quidditch que había armado un escándalo en Alemania y lo habían obligado a matricularse?

- ¿Entonces eres tú el jugador de quidditch que montó un escándalo en la liga Alemana? Hace un par de días corrían los rumores sobre ti, pero no había podido ponerte cara hasta ahora. - dijo con una media sonrisa, esperando que no se molestara por haber andado de cotilla, pero vaya, que si quería dedicarse a eso del quidditch debía empezar a acostumbrarse que la gente anónima supiera detalles de su vida.

Se agachó un poco para recoger la bolsa del suelo y la abrió un poco más de lo que estaba, lo suficiente para que Micky pudiera ver a la cachorrita de beagle que estaba en su interior, que intentó salir de un salto, y lo hubiera conseguido de no ser porqué Autumn tuvo más reflejos y cerró de nuevo la cremallera, volviendo a dejar la bolsa en el suelo, que siguió contorsionandose como si estuviera viva. Se lo habría enseñado a pesar de que él no le hubiera prometido pagar la siguiente ronda, pero evidentemente eso era una motivación extra.

- Es mi perra. Mi hermano me la regaló hace apenas unos días y todavía no hace mucho caso. Me ha roto media habitación mientras estaba en clase y está ahí a modo de castigo. Quizás debería ser un poco más estricta, pero me he dado cuenta que tengo una voluntad muy débil. - negó ligeramente con la cabeza, consciente que encerrarla dentro de un bolso enorme y sacarla de la habitación no era el castigo más terrible ni severo del mundo - Y ese es el bicho terrible que habita en el bolso.

Dio otro trago a su cerveza mirando a Micky por el rabillo del ojo. Había otra pregunta que le quemaba en la punta de la lengua, pero no sabía si seria prudente por acabar de concerse. Al final decidió que no importaba, y que estaba cansada de romperse la cabeza sobre lo que era prudente y lo que no lo era.

- ¿Te replantearás lo de invitarme a la siguiente ronda si te pregunto a que se debió tu escándalo alemán? No eres el único curioso aquí. - terminó por decir, sonriendo ampliamente, contagiada de la sonrisa que también mostraba él.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha
¡Dixie!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Autumn Brackminster

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Micky Stewstench el Jue Nov 29, 2012 12:18 pm

Casi le costó no reírse (en parte porque le hizo gracia la forma de decirlo y en parte porque era una forma tan sutil de halago que casi la había pasado por alto) del comentario que hizo sobre sus piernas, negó con la cabeza, dando a entender, o al menos intentándolo, que si decía eso ya no temería lo que había en la bolsa, al fin y al cabo si ella soportaba sus mordiscos él también se veía capaz de hacerlo.

-Yo no diría tanto como escándalo, fue una tontería pero todo el mundo exagera esas cosas hasta límites poco agradables cuando se trata de personas dedicadas al deporte – dijo suspirando, no porque le molestase que ella supiera aquello, es más, sabía que la mitad de la escuela conocería ya el rumor, el problema era que aquella imagen no era la que un deportista debía mostrar como primera impresión. Por suerte su atención se distrajo y se centró por un ratito en la bolsa de la muchacha, que, una vez abierta, mostró una bonita perrita, la vio tan poco tiempo que tampoco podría jurar que fuera perro o qué, pero ahora su curiosidad se había visto satisfecha.

Soltó una carcajada sin poder evitarlo cuando dijo que había roto media habitación. El perro era tan pequeño que no se creía que pudiera hacer tal cosa, pero era cierto que lo normal entre las chicas era que no pudieran ser estrictas con cachorros, y esa muchacha en concreto parecía… bueno, parecía cariñosa a simple vista.

-De modo que tu mini perro destrozó tu habitación y como castigo te lo traes a echar unas copas en el bar – no evitó sonreír de nuevo, como si acabara de decir algo interesante aunque no era más que una tontería por no dejar que el silencio se interpusiera entre ellos, y entonces la chica fue la que habló, preguntándole más bien sobre lo que había pasado y tal. No tenía mayores inconvenientes por contarlo, la mala imagen ya estaba dada, no importaba demasiado si contaba un poco más –puedes que me replantee acompañarte en una segunda ronda más bien, pero la invitación sigue en pie – dicho aquello miró su jarra de cerveza y le dio un largo trago, como si necesitara humedecer su garganta antes de seguir hablando -resulta que me invitaron a una fiesta y supongo que sabes lo que hay en fiestas, alcohol, tabaco y cosas menos lícitas aún. No pensé que fuera a ir nadie que me conociera así que me di el lujo de beber, fumar y bueno, una amiga me invitó a un porro, ya sabes – se encogió de hombros, no había sido un porro, cuando le vieron lo que hacían era ponerse un par de rayas. No lo hacía nunca (casi nunca más bien) pero ese día así se le cruzó la oportunidad estando muy borracho y lo hizo, pero no había necesidad de tanto detalle – la cosa es que había un tipo que al que caigo mal y en cuanto me vio avisó a un periodista del mundo del deporte, me hicieron fotos, la noticia llegó a ser pública y ahora doy una primera mala impresión que da pena ¿no? [/b]

Soltó una triste carcajada, triste por ir solitaria, no porque sonara irónica ni nada así, solamente quería dar a entender que era algo que se tomaba medio bien aún.

-Realmente preferiría que hubieras dicho “oh, tu eres Micky el que marcó siete tantos en el último partido de la liga Alemana ¿no?”. Pero oye, al menos se me conoce, y dicen que mejor que hablen mal de ti a que no hablen… - y ni corto ni perezoso le guiñó un ojo, queriendo que entendiera que por él no estaba mal que le hubiera dicho ni preguntado – y bueno, ahora ya sabes eso de mí, ahora me toca saber de ti. Cuéntame… ¿Qué estudias? Soy malo para las entrevistas.
avatar
Micky Stewstench

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 26/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Autumn Brackminster el Jue Nov 29, 2012 2:39 pm

"De modo que tu mini perro destrozó tu habitación y como castigo te lo traes a echar unas copas en el bar". Vale, visto así sonaba completamente ridículo y le hacía replantearse las nociones de educación canina que había aprendido de su madre. Debía haber supuesto que Amy los malcriaba hasta la saciedad.

- Será la perra más consentida del mundo, ¿verdad? Que desastre. - dijo al final, rindiéndose a la evidencia y riendo por lo bajo. Sin embargo se encogió de hombros dando a entender que no creía que fuera algo que pudiera arreglar. Era comportamiento heredado directamente a través de la genética materna.

Escuchó la história de lo que tenía que ser el gran escándalo alemán, que al final acabó como algo típico. Una fiesta de excesos era, más bien, algo habitual en gente de su edad, sólo que evidentemente la cosa cambiaba si te dedicabas profesionalmente al quidditch. De todos modos no era el tipo de historia llena de detalles sórdidos que había esperado.

- Bueno, no es una primera impresión terrible. Al menos para mi. Quiero decir, no es como si no hubiera perdido la cabeza en alguna fiesta... Es más, a veces he perdido la cabeza sin haber bebido nada. Así que no soy quién para juzgarte. - bebió otro trago de cerveza pensando en la última fiesta que se le había escapado de las manos. Que si, que alguien había adulterado las bebidas... Pero aún así su comportamiento esa noche no era algo que le gustaba recordar - Así que ahora tienes que ser estudiante ejemplar? Si quieres alguna ayuda con tu profesor puedes preguntarle a mi hermano. Está en quidditch también. Se llama Adair, dile que vas de mi parte.

Evidentemente ella no tenía idea que Micky y Adair ya se conocían de las aventuras de su hermano en su temporada sabática en las ligas de quidditch profesionales. Y de hecho en otra época nunca jamás habría enviado a un chico a hablar con Adair, por sus celos patologicos de hermano mayor, aún cuando no había nada de lo que estar celoso. Ahora parecía que había cambiado, y por eso sus costumbres también lo hacían.

- Aunque tengo que advertirte. Aquí también hay una gaceta de cotilleos. No se sabe quién la escribe, pero sea quien sea lo sabe todo. Absolutamente. Hasta lo que jurarias que nadie puede haberse enterado. A pesar de todo, no van a juzgarte demasiado duramente si sales. En general son bastante tolerantes con casi cualquier escándalo.

Iba a añadir la advertencia que no cayera en la tentación de leer ediciones pasadas, evidentemente porque no quería que leyera sobre ella. Tampoco entró en detalles sobre porqué sabía cuan de permisivos eran los demás estudiantes con los cotilleos jugosos acerca la otra gente. La verdad es que cuando había visto que ventilaban su indiscreción en los vestuarios de quidditch había creído que empezarían las risitas y las miradas de los graciosos, que de hecho nunca habían llegado.

- ¿Anotaste siete tantos en un partido? Bueno, eso hace mejorar la primera impresión. - dijo medio en broma medio en serio - Entonces eres cazador, ¿no? En mi casa todos tienen sangre de golpeadores.

Vale, ella no era la mayor aficionada al quidditch del mundo, pero en casa de los Brackminster se respiraba el deporte mágico por todos los lados, a tal grado que en las reuniones familiares su padre siempre acababa organizando partidillos en el jardín. Así que podía mantener una conversación acerca de eso sin problemas. Sin embargo él cambió de tema preguntándole por lo que estudiaba.

- Estoy en Entrenamiento para Aurores. Así que si me ves a horas extrañas corriendo por el lago o algo así no me he vuelto loca. Tengo que mantenerme en forma para seguir el ritmo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha
¡Dixie!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Autumn Brackminster

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Micky Stewstench el Vie Nov 30, 2012 2:54 pm

Sonrió, por supuesto, por aquella tontería de que todo el mundo había perdido la cabeza alguna vez. Por supuesto no es que le hubiera contado cada detalle, que era la primera vez que se veían, y prefería que si corrían rumores no fueran tan concretos y expresos como lo que él estaba a punto de hacer en el momento en el que lo encontraron.

-Si, algo así… – su sonrisa se ensanchó, no pudo evitar mirar ahora a los ojos de la chica, de manera un poco más intensa, no se había fijado tanto en su colega como para encontrarle parecido con la muchacha, pero se encogió de hombros un poquito después de, seguramente, parecer un poco loco mirándole de esa forma tan intensa. Se acababa de dar cuenta de los preciosos ojos que tenía – ¿Adair? ¿No serás Brackminster por apellido, verdad?

Su interlocutora tenía posibilidades de ser hermana de su amigo, al fin y al cabo no sabía cuántos Adair habría en esa carrera en ese momento, posiblemente uno. Dos a lo sumo. Oyó con interés todo aquello de los periódicos de la universidad o lo que fuera, no estaría mal ponerse a leer alguno para no ir por ahí sin saber nada de nadie, aunque sería casi mejor hacerlo con alguien que pudiera explicarle quien era cada cual, claro, él ni sospechaba que la chica había salido en ellos y por lo tanto le hizo la pregunta o proposición, como quieras llamarlo.

-Y… esas… ¿gacetas? Las llamaste así ¿verdad? ¿Están por ahí? ¿Se pueden buscar? Así no me sentiría como el único del que corren rumores en la universidad y podría conocer a más gente que ahora mismo siento que soy un completo extraño aquí.

Le dio un buen trago a la cerveza, sintiendo que estaba a punto de terminarla, pero sin darle importancia en absoluto, sobre todo ahora que sabía que esa chica podía ser la hermana de uno de sus pocos colegas ahí dentro, y que además parecía estar interesada en sus cosas, como que le estaba preguntando incluso por el quidditch, cosa de la que siempre gustaba de hablar. Pero intentó (con todas sus fuerzas) no ponerse a hablar de él otra vez, porque si no la chica acabaría pensando algo que no era, y es que no se trataba más que de un tipo egocéntrico (aunque en gran parte pudiera parecerlo), también gustaba a veces de hablar con otros, y ese era uno de esos momentos.

-Si sales a hacer ejercicio de madrugada nos podríamos encontrar alguna vez, siempre es más entretenido hacerlo entre dos ¿no? A mí me gusta entrenar muy temprano, creo que no hay mejor forma de empezar el día que moviéndose… por cierto, no soy solo cazador, también golpeador, entreno para ambos puestos desde que soy bastante crio – había un pequeño deje de orgullo en su voz y se dio cuenta de que había vuelto a dejarse llevar y hablaba solo de él –y… bueno, en la carrera, ¿entrenamiento para aurores, no? ¿Te exigen mucha forma física? Suena a que hay que estar muy buen en forma… o sea, para correr tras todos esos magos dementes que se dedican a hacer problemas por el mundo.

Otra sonrisa simpática y el último trago a su cerveza. Miró casi de reojo al vaso de la chica y se relamió un poquito.

-Oye… ¿te invito a la otra cerveza o prefieres dejar salir a la perrita de ahí? Parece un poco nerviosa ahí dentro, creo que quiere correr por el campus. Conste que no intento librarme de invitarte, pero podría hacerlo más tarde, me da pena el animal.

Era una forma de ofrecerse a ir con ella si quería sacarla. Pero solo de ver como movía el bolso la veía capaz de romperlo de un momento a otro y armar el escándalo del siglo en el bar.
avatar
Micky Stewstench

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 26/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Autumn Brackminster el Dom Dic 02, 2012 7:53 am

Alzó las cejas sorprendida cuando él adivinó su apellido, aunque probablemente eso se debía a que de hecho, ya conocía a su hermano, hecho que en realidad, no era extraño. Adair parecía conocer a todo el mundo en aquella universidad, y ahí tenía una nueva muestra, con Micky que apenas hacía dos días que estaba por ahí.

- Brackminster, si. ¿Así que ya conoces a Adair? Creo que todos en Brigantia lo hacen. Él se llevó todos los genes para la popularidad. – y aunque su tono era de broma una parte de ella hablaba de verdad. Ojalá ella hubiera sabido como llevarse bien con tanta gente como lo hacía su hermano. Dio el último trago a su cerveza, que sirvió para vaciarla del todo mientras veía como él la miraba fijamente – ¿Que? No nos parecemos, ¿verdad? – preguntó al final, girándose un poco de lado para quedar más encarada hacía él, imaginando que aquello era lo que estaba mirando.

Pero entonces, cuando el tema volvió a las gacetas, casi deseó haberse quedado callada, porque ahora no sólo lo había alertado de que existía alguien que todo lo sabía, sino que él quería conseguirlas para leer. Sin embargo al final decidió que no importaba. Si ya todos se había enterado de su cotilleó, ¿que más importaba alguien más?

- Desde luego no están en la biblioteca para consultar, pero yo creo que tengo alguno en mi habitación. Te los pasaré y hasta puedo hacerte un resumen de los cotilleos más actuales y de quien es quien si prometes no prestar demasiada atención a lo que puedas leer de mi.

Claro que no iba a entrar en demasiados detalles de lo que podía llegar a leer, o si era cierto o era completamente inventado. Ese era el beneficio de la duda al que no pensaba renunciar. Pero el caso es que en lo de saber la vida de los demás si que le podía servir de algo.

Le sonrió cuando él se ofreció a que se encontraran de madrugada para hacer ejercicio. La verdad es que no lo esperaba, porque todos los que habían intentado acompañarla alguna vez habían durado apenas dos días hasta darse cuenta que a aquellas horas se estaba demasiado bien en la cama para seguirla hasta el lago o donde fuera que quisiera ir a correr. Por eso seguramente le sonrió con demasiado entusiasmo, incluso inclinándose un poco hacia él.

- ¡Claro que si! Estoy aburrida de ir sola, y sudar siempre es mejor si se hace en compañía. – dijo sin pensar en lo mal que podía sonar aquello, porque por una vez la frase no iba con segundas intenciones - ¿Sueles ir temprano? Podrías enseñarme algunos trucos de cazador. Siempre me colocan en esa posición cuando jugamos y tengo la sensación que se me da bastante mal. – hizo una pausa porque no quería terminar por agobiarle con toda su palabrería, porque era un hecho que cuando empezaba a hablar le costaba encontrar el momento para detenerse, pero él siguió preguntando por su carrera, que aunque era más dura de lo que había creído le apasionaba y también le costaba no pasarse de la raya perdiéndose en detalles – Exigen mucho, si. Y el profesor no se está para tonterias. Si no puedes seguir el ritmo, es tu problema, suspendes y ya. Así que por eso parezco loca entrenando por mi cuenta a todas horas. El lado bueno es que puedo volver a usar ropa que me quedó pequeña hace años.

Hubiera seguido hablando del tema, pero las convulsiones de la bolsa a sus pies eran ya demasiado violentos para seguir obviándolos, e incluso Micky le ofreció a salir de ahí antes de que la loca de su perra hiciera añicos la ropa que la rodeaba. Le miró con una sonrisa de disculpa.

- Creo que será mejor que nos vayamos fuera. Esta perra ha aprendido los modales del oso que tenemos en casa. Puedo ir a dejarlo en la habitación y te traigo alguna de esas gacetas si te pica la curiosidad.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha
¡Dixie!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Autumn Brackminster

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Micky Stewstench el Mar Dic 04, 2012 12:08 pm

-No os parecéis en nada – dijo asintiendo a su afirmación en cierto modo. La miró un poco más fijamente. Tenían algunos rasgos, quizás la forma de los ojos o el color, ni idea, ya había dicho que no se había fijado tantísimo en su colega como para saber si era parecido a su hermana, no es como si a él pudiera llegar a mirarlo del modo que estaba mirando ahora a la chica, eso sería bastante raro – pero a él ni siquiera lo conozco de aquí, de modo que no sé si eso de la popularidad sea cierto.

Aquello solo lo dijo por decir, el chico había resultado jodidamente social cuando lo conoció, incluso después de que su equipo perdiera tuvo la cara y valor de ir a hablar con él y pedirle consejos, pocos hombres serían capaces de algo así y le gustó tanto que terminaron amigándose.
Dejó un poco de lado el tema de las gacetillas, no era un cotilla, ni mucho menos. Si aquello llegaba a interesarle de alguna de las maneras quedaba claro que era para no empezar de cero, intentar reconocer a la gente que había conocido en persona y saber también sus errores, poder reír de los chistes, estar integrado, al fin y al cabo.

-Daré por hecho que eso es una promesa, y esperaré que vayas a buscarme al campo de quidditch mañana temprano – le guiñó un ojo, juguetón. Él era un chico demasiado social y ella una muchacha con unos ojos hermosos y fácil conversación, no había porque fingir que no quería volver a verla después de aquel encuentro fortuito. Sonrió ante aquello del profesor y su delgadez (o insinuación de la misma que obviamente era bien visible) - pues como sigas yendo atrás en cuerpo por culpa del entrenamiento te veo con vestidos estúpidos comprados por tu madre – él no sabía nada de ella ni de su familia pero se aventuró a bromear con eso, fuera quien fuera, la madre de esa chica no podía ser tan diferente del resto, y todas vestían a las niñas, de pequeñas, de la misma forma ridícula – pero es en serio, yo te enseño trucos de cazador y tú me explicas que hacéis en tu carrera, seguro que es curioso y me viene bien para alguna cosa.

Por supuesto ella aceptó su oferta de sacar al animal de allí, parecía a punto de volverse loco encerrado y aunque la muchacha había interpretado que él quería quedarse allí o la dejaría ir solo, se puso en pie.

-Más que encerrarlo en tu habitación te aconsejaría que le dejaras correr un rato libremente, aquí hay mucho terreno y hace buen día – miró la hora – y aún no es hora de estar sentados en un bar tomando cervezas como si no hubiera mañana. Me gustan los animales, muchísimos… por cierto ¿Qué ha sido eso del oso? - dio por hecho que se refería a algún hombre muy bruto, algún hermano, un padre, por supuesto no un animal real – podría jugar un poco con ella quizás, o mirarla correr mientras concretamos mejor a que hora vamos a entrenar mañana, que aún no me adapto a los horarios de la universidad.
avatar
Micky Stewstench

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 26/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Autumn Brackminster el Mar Dic 04, 2012 5:58 pm

- Oh no, todo menos volver a los vestidos que me compraba mi madre. No conseguiría que nadie volviera a fijarse en mi. – si, le estaba coqueteando de nuevo. Era un coqueteo leve, nada demasiado descarado, pero le era inevitable ante un chico atractivo de sonrisa bonita.

No hizo ningún comentario más cuando él concretó que se verían la mañana siguiente, pero no porque quisiera olvidar el tema, sino porque más bien daba por hecho que iba a ser así. Había hablado en serio cuando había mencionado lo aburrido que era hacer ejercicio sola y, tenía que reconocerlo, tampoco es que pasar más tiempo con él fuera a ser un sacrificio muy grande.
Se levantó de la silla y poco a poco tomó la bolsa del suelo, intentando que nadie más que ellos notara que se estaba moviendo de un modo que no debía cuando se dio cuenta de que la oferta de irse incluía que él también vendría a hacer lo que fuera que iban a hacer. Sus labios se curvaron en una sonrisa.

- Ah, bueno.... Mi madre es zoóloga. Normalmente trabaja con dragones, pero le gustan todos y cada uno de los animales del mundo. Tiene un problema con todos los animales desamparados con los que se cruza. Los adopta y los lleva a casa. Teddy... Bueno, el oso, era una cría de apenas unos días cuando lo encontró débil, deshidratado y sin comer. En principio iba a quedarse solo unos días hasta que se recuperara, pero hace unos cuantos meses de eso y... bueno, creo que no se irá a ninguna parte. Normalmente es bastante simpático, el problema es que le gusta saltar encima para saludar y no mide su fuerza.

De algún modo sentía que aquella historia era cada vez más disparatada conforme iba contándola en voz alta. Evidentemente no iba a mencionar que Teddy era solo uno de los muchos inquilinos peludos que había en su casa, porque a pesar que a Micky parecían gustarle los animales, había extremos y luego estaba su casa.

No habían llegado muy lejos del bar cuando consideró que era prudente dejar salir por fin a su fiera de la bolsa. La perrita empezó a corretear como si no hubiera mañana, persiguiendo las hojas que habían caído de los árboles a causa del otoño y que ahora revoloteaban por la suave brisa. Definitivamente era hiperactiva.

Se agachó para recoger una rama lo suficientemente gruesa de árbol, que debía haber caído por las lluvias de los últimos días o quién sabia y se la tendió a Micky con una sonrisa.

- Bueno, veamos lo bueno que eres con el bate. A ver quién golpea más piedras para que Dixie las persiga. Podemos apostar para hacerlo más interesante. ¿Que dices? – si, tal vez tuviera que volver a sus quehaceres, tenía trabajos y montones de cosas. ¿Pero por ahora? Disfrutaría de aquel momento y se dejaría llevar por el juego que había iniciado. Y sin más le tiró la primera piedra, de tamaño adecuado para que no rompiera la rama que le había tendido.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Ficha
¡Dixie!:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Autumn Brackminster

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi propia bienvenida {Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.